Archivo del Autor: Mycroft.d.c.

Mientras tanto en el mundo: Carmen la del pincho

Reproducimos aquí la noticia del periódico ABC edición Sevilla, en la que se presenta a Carmen la del pincho, una mujer digna de ser miembro de la Sociedad del Misterio por méritos propios.

Ante una escena de asesinato que le encomendaron despejar, en el parque María Luisa, de Sevilla, antes de contaminar o destruir el escenario, dada su gran afición a las series de investigación criminal, se dedicó a colectar pruebas que, más adelante, ayudaron a esclarecer el crimen.

Y ahí lo dejo… solo para que podáis disfrutar el artículo entero.

Carmen, limpiadora del parque de María Luisa de Sevilla cuya intervención fue clave en el caso
Carmen, limpiadora del parque de María Luisa de Sevilla cuya intervención fue clave en el caso – EFE/MANUEL RUS
1
EFEabcdesevillaSevilla – 24/04/2016 a las 21:02:11h. – Act. a las 21:04:52h.Guardado en:

El 24 de febrero fue encontrada en un parque de Sevilla una mujer muerta aparentemente por suicidio y se ordenó recoger la basura del entorno, perouna limpiadora con vocación de forense sospechó de un homicidio y recogió con minuciosidad la prueba que permitió detener al presunto asesino.

«Carmen la del pincho», como quiere que le llamen porque desde hace 28 años usa un palo con un pincho para recoger la basura del Parque de María Luisa, se puso una bolsa de plástico a modo de guante para recoger ocho pañuelos de papel y los «salva slip» con sangre que había detrás del banco en el que se encontró a la mujer, de 31 años.

Los restos que recogió los depositó en una bolsa de plástico independiente«para no contaminar las pruebas», y esa bolsa «con un nudo» la metió en otra mayor que es la que emplea habitualmente en su trabajo, según ha relatado a Efe.

La gran bolsa la dejó en la zona de Los Lotos del parque junto a la basura de otros trabajadores, desde donde se llevaron a un contenedor de basura amarillo.

Cuando la autopsia determinó que la mujer no murió por los fármacos que ingirió con intención de suicidarse, lo que no habría logrado porque la dosis no era mortal, sino por una violación brutal, la Policía Científica pidió recuperar todos los restos hallados junto al cadáver para analizarlos.

Entonces recibió una llamada de su capataz y ella le dijo, sin ningún género de duda, dónde estaban los restos que retiró junto al cadáver, en cuyo bolso la Policía encontró una nota de suicidio y por lo que en principio se pensó en esa posibilidad como causa de la muerte.

«Como soy muy aficionada al CSI, puse los restos en una bolsa aparte para no contaminar las pruebas, y me llamó la atención que la Policía no las recogiera antes, porque también había restos de sangre por el banco», según ha explicado la mujer en referencia a la serie de televisión que se emite desde el año 2000 sobre un grupo de científicos forenses.

Su actuación, finalmente, ha sido clave para poder detener, trece días después de localizar al cadáver, a F.M.S., un hombre de 46 años acusado por la Policía de homicidio y abusos sexuales.

Fuentes judiciales han destacado su minuciosidad porque en esos pañuelos con sangre se encontraron las únicas pruebas que vinculan al detenido con el homicidio, lo que le ha valido incluso la felicitación de la fiscal encargada del caso.

Si los hubiera puesto junto al resto de la basura, habría sido muy difícil establecer esa conexión, primero por la dificultad para encontrarlos y después por la posible contaminación.

En los pañuelos, tras los análisis científicos, se encontraron restos de la piel del acusado, que pudo ser localizado porque su ADN coincidió con las muestras que la Policía había obtenido cuando fue denunciado por malos tratos por su actual pareja, denuncia que luego retiró.

«Estoy orgullosa de lo que hice», enfatiza la mujer en el lugar en el que se encontró a la víctima, la glorieta Juanita Reina, donde días después de la muerte de la joven se le hizo un homenaje y donde el marido de la limpiadora, que considera «muy bonito» su trabajo, plantó en su honor tres «Justicia», una planta con flores blancas.

La víctima tenía 31 años y se llamaba Sara, el mismo nombre y casi la misma edad que una hija de la limpiadora, que está acostumbrada a ver numerosas relaciones homosexuales y de prostitución en el parque, hasta el punto de que algunos de los habituales de la zona le dijeron que el detenido es «un mirón de tarde», distinto a los que pululan durante su jornada laboral matinal.

El último susto que tuvo Carmen ocurrió durante la semana pasada, cuando se celebró la Feria de Abril. Una mañana, un hombre le avisó de que había una persona que no se movía y ella pensó: «igual que la pobre muchacha».

Cuando se acercó al hombre, le dio levemente con el palo en el pie, tras lo cual reaccionó y le dijo que estaba durmiendo. «Menos mal», dijo, y siguió recogiendo basura con su pincho, en muchas ocasiones condones junto a un parque infantil en la que se citan los homosexuales, en la zona conocida como Los Rosales porque hace años hubo allí numerosas rosas.”

Noticia original en: http://www.abc.es/espana/20150705/abci-crimen-historia-tres-ninas-201507041609.html

 

Anuncios

8 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

MIENTRAS TANTO EN EL MUNDO: Por un puñado de bytes.

Horas. a veces días, y hasta semanas, si no más. El mundo de los MMORPG, juegos de rol masivos multijugador en línea, da para mucho, mucho tiempo de entretenimiento. Claro que todo ese entretenimiento representa una inversión en ocio y esfuerzo, en inteligencia volcada para averiguar pistas y misterios (si no los buscas en una guía, claro; y aun así son un esfuerzo, a veces).

Se conoce a gente, se hacen grupos, se fundan pequeñas comunidades y sentimientos de pertenencia.
Además, cunado uno consigue algo legendario, un arma, una armadura, el subidón de autoestima es enorme y te puedes llegar a sentir realizado.

Hoy, en nuestra sección de Mientras Tanto en el Mundo, traemos un crimen originado en una de estas plataformas de juego. Concretamente en Legends of Mir 3.

Fue allá en 2005, cunado dos jugadores chinos tuvieron un altercado: uno de ellos, Qiu Chengwei prestó un arma legendaria a un amigo suyo de juego Zhu Caoyuan, el temido Sable Dragón. El amigo Zhu no tuvo otra que la feliz ocurrencia de vender dicha arma por algo menos de 500 dólares, para gran disgusto del primero, Qiu, que inmediatamente acudió a las autoridades.
Una autoridad en Derecho explicó a posteriori que “las armas y armaduras de videojuegos no están sujetas a las leyes, por lo que no hay delito en los hechos acontecidos”. Por lo tanto, Qiu Chengwei, de 41 años, acudió a ver a su amigo y lo apuñaló varias veces.

Espada Dragón LoM3?

Si al menos fuera bonita…

La policía, obviamente, detuvo al homicida que se declaró culpable, por lo que ahora cumple cadena perpetua según nuestras últimas noticias actualizadas (y eso que en China dispensan la pena de muerte  con bastante facilidad…). La noticia trascendió a los periódicos y llegó hasta nuestras oficinas en el China Daily.

Lo cierto es que cada vez ocurren crímenes con más asiduidad con raíces en algunos juegos de esta índole, derivado del uso y la interacción, por supuesto, no por los juegos en sí. A veces aprovechando huecos legales y otras fallos en los propios juegos como las violaciones en cadena en Second Life, que acabaron de rematar la popularidad del juego.

¿Conocéis algún caso parecido?

4 comentarios

Archivado bajo arma blanca, Mientras tanto en el mundo, venganza

MIENTRAS TANTO EN EL MUNDO: Especial Misterios sin resolver I

Era una mañana atemperada, algo fresca para la fecha. Las olas rompían no muy allá, a  unos metros, mientras las gaviotas lanzaban sus lastimeros quejidos volando bajo, cuando no dando vueltas por la arena dorada de Adelaida, Australia. Varias casas blancas e impertérritas se agolpaban más arriba, y los cangrejos ya correteaban poco a poco acercándose cada vez más al bulto que estaba allí tendido, al pie de una pasarela de madera.
Nunca se supo su nombre. El de ese varón, caucásico, vestido con corte inglés y varios enigmas en sí mismo, desde el contenido de su portafolios a las misteriosas letras escritas en un papel, transcritas del árabe, y ocultas en un bolsillo secreto. Además de tener un misterioso grupo de letras, puede que un código, puede que delirios de un condenado a muerte, y una causa de la muerte poco clara.
Quién era y por qué apareció allí muerto, es algo que sólo queda entre él y las arenas de la playa de Adelaida, Australia. Lo demás, es un misterio, uno de esos que dejan margen más que suficiente a la imaginación y a la especulación. Las pruebas… no fueron suficientes ni contundentes, y el examen forense tampoco dio resultados significativos, sino más bien confusos.

La mañana del 1 de Diciembre de 1948, apareció el cadáver de un hombre blanco, de apariencia “británica” según los testimonios de la época. El hombre nunca fue identificado. La causa de la muerte, confusa: tenía muestras de congestión en el cerebro, esófago, estómago y destrucción parcial de los lóbulos del hígado, mientras que su bazo mostraba tener el triple tamaño del normal.
No se encontraron mas que pistas falsas sobre su identidad en marcas de lavandería, en varios sitios de su ropa.

Lo más extraño, después del práctico desconocimiento de su identidad fue el “Taman Shud”, letras aparecidas en un papel dentro de un bolsillo secreto de su pantalón, y que son el cierre y final de la obra Rubaiyat del célebre Omar Khayyam, una obra que exhorta a apreciar y disfrutar la vida en toda su extensión. A esto hay que sumar también las misteriosas palabras encontradas en un papel manuscrito aparentemente sin significado. Pudiera ser un código, o quizás letras sin sentido, pero hasta ahora no ha podido desvelarse significado alguno.

El caso Taman Shud

Identificaciones falsas, más de 250, pistas que no conducían a ningún lado y el misterio envolviendo hechos tan extraños como que llevara cigarrillos de una marca cara dentro de un paquete de una marca barata. ¿Un mensaje? ¿La cercanía a un hogar para niños discapacitados a apenas unos metros tenía algo que ver? O la proximidad de un emplazamiento que más tarde se supo como secreto del gobierno Australiano relacionado con lo nuclear.

Sospechas de espionaje en plena Guerra Fría, diversas teoría a cual más enrevesada (de espía y robo de códigos de misiles a historias de amor en una playa de Australia.

Ya no lo sabremos, seguramente, pero, desde luego, da para especular y teorizar más allá de las pruebas y de las teorías extrañas.

¿Qué opináis… ?

Dejamos un enlace al completo artículo de Wikipedia.

Saludos a todos…

3 comentarios

Archivado bajo Homicidio, Mientras tanto en el mundo, Mycroft, pistas falsas, Rastro frío, suicidio

MIENTRAS TANTO EN EL MUNDO: los 15 criminales más idiotas

Haciéndonos eco de un vídeo creado por el Sr. Triline en su augusto canal de Youtube, consignamos aquí el vídeo que nos muestras a 15 perlas del crimen, ejemplos perfectos de que se no solo no existe el crimen perfecto sino que, además, también podemos encontrar el crimen y criminal más idiota a la vuelta de la esquina. Porque, reconozcámoslo: tontos nacen todos los días, y hay veces que algunos se llevan la palma.

 

En fin, que con casos como estos, la Socidedad del Msiterio no se haría un nombre: abriría una sucursal de caridad para criminales tontos.

Gracias al Sr. Triline por darnos permiso expreso para colgar el vídeo. Y justo sería hacerle algo de publicidad por el detalle, así que, pásense por su canal. Canal de Sr. Triline: Los Mejores Top.

Y: ¿Cuál les ha parecido, queridos investigadores, el crimen más tonodo de los expuestos? ¿Conocen alguno que rivalice con el número 1?

1 comentario

Archivado bajo Mientras tanto en el mundo

MIENTRAS TANTO EN EL MUNDO: Un asesinato de 1000 años al descubierto

Que el crimen no es algo nuevo es cosa conocida, y la Historia de la Humanidad es buen testigo de ello. Sin embargo el que os traemos hoy es uno de esos crímenes cometidos tiempo ha, y que de pronto saltan a la palestra, con poco más que unos huesos y una historia muda que apenas los forenses y antropólogos pueden relatar con base en esos despojos.

El presente caso nos remite a 160km de Dublín, donde una fuerte tormenta, un árbol fue arrancado de raíz. Cuál no sería la sorpresa de los vecinos cuando, al mirar en el socavón, se encontraron la escena de un crimen. Un cadáver, los huesos, apenas, que confirmaron los antropólogos que se trataba de un varón, joven, muerto a cuchilladas en el pecho.

Un crimen sin esclarecer (tampoco es que tengamos registros criminales de la época), pero que nos revelan un crimen a todas luces sin resolución, donde la víctima fue enterrada y olvidada. Alguien la echaría de menos. Y las puñaladas fueron muchas. Se defendió (hay huellas de ello en los huesos), y fue dejado en ese lugar, donde años después crecería un alto y fuerte árbol.

crimen del árbol

Podríamos decir que casos así se pueden contar por miles, pero en este caso, aunque ya no tengamos acceso a la posible resolución del caso, no deja de ser notorio que siempre resulta, al final, igual: un cadáver, un crimen, un escenario, y un intento de ocultarlo o disimularlo… Un crimen que no podremos resolver, más que haciendo elucubraciones en días nublados como este mientras tomamos café mirando la ciudad.

Dejamos aquí el artículo original. Cada cual saque sus conclusiones. ¿Alguna teoría? Abajo encontraréis el enlace.

Crimen de raíz

¡Un saludo a todos!

3 comentarios

Archivado bajo arma blanca, asesinato, Homicidio, Mientras tanto en el mundo, Mycroft

MIENTRAS TANTO, EN EL MUNDO: Quién roba a un ladrón…

Dice el viejo adagio, o el refrán, si se prefiere, que quien roba a un ladrón tiene cien años de perdón. En este caso nos encontramos en una situación en que se acumulan como unos doscientos. O puede que más.

Un señor ladrón, inducido a tal situación por la crisis, la mala situación social, etc, de Brasil, en este caso, de nombre Mauricio Ferro, atracó una farmacia. Hasta aquí, bien. La cuestión es que cuando este buen hombre, con toda la adrenalina en la sangre, corriendo y saliendo de la farmacia recién atracada, sigue su propio plan y acude al lugar donde esta… ba… el coche. Es decir, que sale con el dinero del atraco y… le han robado el vehículo… Bueno, estas cosas pasan. ¡Qué calamidad!

Pero no contento el retorcido Destino con eso, va y se ceban: otro atracador le reclama el dinero que llevara encima, producto de su propio atraco… o sea, que el ladrón original es robado DOS veces, el día que decide atracar una farmacia, según el, por necesidad.

Dejamos aquí el extracto de la noticia que tanto nos ha llamado la atención por esa mezcla entre justicia poética y escupitajo en un ojo de los Hados.

mauricio ferro

Enlace a la noticia original.

6 comentarios

Archivado bajo Mientras tanto en el mundo, Uncategorized

MIENTRAS TANTO EN EL MUNDO: El plátano mutilador

Que el mundo carcelario es duro, brutal y sangriento, cuando los guardias se despistan, no es ninguna novedad. Todos conocemos truculentas historias, alimentadas por el cine, las series y la prensa sensacionalista y, muy de vez en cuando, por testimonios ciertos de profesionales o exconvictos.

Es conocido que algunos presos de crímenes especialmente sensibles tienen un tratamiento especial “de seguridad”, como violadores, pedófilos y terroristas.

La cuestión es que, cuando las luces se atenúan, las luces se apagan o los guaridas acuden a otros puntos de la prisión, ocurren cosas, cosas terribles y sangrientas… y a veces el humor negro y retorcido aflora incluso en lugares tan oscuros como las prisiones. Es el caso de Dzhokhar Tsarnaev, criminal convicto por la justicia estadounidense, acusado y no arrepentido -hacen mucho hincapié en ese dato-, por el crimen de las bombas de Boston, donde murieron tres personas y hubo 264 heridos de diversa gravedad.

La cuestión es que este reo estaba en su celda un mal día, ya condenado a muerte, en Fort Devens Detention Center, Massachussets, cuando los guardias acudieron a una llamada en la que se decía que había sido herido.
El periódico Empire News se hace eco de las declaraciones del investigador jefe de la prisión, que declaró que el preso sufrió unos 16 o 17 golpes que implicaron la rotura de ambas piernas y trauma cerebral masivo. En el suelo ensangrentado de la celda encontraron, ejem, una piel de plátano.

El investigador en jefe Goldsmith descartó que hubiera sido el plátano y lo achacó a la Hermandad Aria, uno de los grupos más peligrosos de la prisión, y de reconocida reputación de violencia extrema… pero el plátano sigue ahí… y es inquietante.

Advertimos que la imagen a continuación puede resultar perturbadora.

6 comentarios

Archivado bajo Uncategorized