SEXTO ANIVERSARIO – Unas palabras del autor

Damas y caballeros.

Permitidme que hoy os hable como Javier Martínez, como el autor de todo esto, y no como Jack Ryder.

Hoy hace seis años que emprendí un proyecto en el que tenía mucha ilusión… pero no mucha esperanza. A fin de cuentas, pensaba, puede que al público le guste la temática de misterio, pero… ¿qué diablos es esto, en realidad? ¿Es literatura? ¿Es rol? ¿Son Historias Negras? La primera vez que le hablasteis a alguien de la Sociedad del Misterio… ¿cómo se lo explicasteis? Además, empecé directamente con un caso antes de saber si tendría jugadores… No sabía lo que iba a salir de aquí.

A nivel narrativo, he intentado transmitir esa misma sensación a Jack, mi alter ego. Es decir, la Sociedad del Misterio no es una agencia de detectives al uso, es más bien el eslabón perdido entre la colaboración ciudadana y el crimen organizado. ¿Cómo podía confiar en que tendría investigadores, o siquiera en que alguien quisiera contratar sus servicios?

No estoy tan alejado de la realidad como para mezclarla con la ficción. Sé dónde empieza el autor y dónde acaba el personaje. Pero creo que puedo afirmar que ninguno de los dos esperábamos lo que ocurrió a continuación.

Seis años ya, y la Sociedad del Misterio no ha dejado de crecer. Nuevos investigadores, mentes brillantes de todos los rincones del mundo. Los Departamentos, una justa recompensa a los investigadores más eficientes que a su vez permite desarrollar aún más cada misterio. Casos más elaborados, desde el pequeño y doméstico crimen de nuestro primer caso hasta nuestro reciente pacto con la Mafia. Nuevas herramientas de trabajo: la Sala de Archivos, nuestra Reputación y, por supuesto, Dyogenes Consulting. Más y más aliados: el inspector Arjona, la doctora Irene Watson, el doctor Carlos Ashmoor, el inspector O’Halloran de la INTERPOL, nuestro buen Mycroft, ahora Giancarlo Rosano. Adversarios formidables: el incansable Padre Piña, el arrogante Agente Smith, y naturalmente nuestra némesis, el enigmático A. K. Nuevos tipos de misterio: los casos Contrarreloj, los casos Relámpago, la Maratón, casos encadenados, casos simultáneos, y cómo olvidar nuestro primer Especial de Halloween. Una nueva dimensión en nuestra narrativa, al incorporar banda sonora y un opening para cada caso. Apariciones mediáticas, desde el apasionante mundo del webcómic hasta nuestras recientes incursiones en la radio.

Ha habido errores, por supuesto. Casos que no funcionaban, misterios mal construidos en los que no había forma de descubrir al culpable. Ideas demasiado ambiciosas a las que le fallaban los cimientos. Mecánicas de juego que no dieron el resultado que debían dar. Todo eso nos ha servido para aprender y mejorar, y para eso mismo nos servirán todos los fallos que aún están por llegar. Porque si la Sociedad del Misterio ha ido mejorando, aún tenemos la intención de que esto crezca todavía más.

No voy a mentiros: jamás en la vida habría esperado que esto llegase hasta donde ha llegado. Pero no tengo intención de atribuirme ni la mitad del mérito. Yo tuve una idea, sí; pero esa idea habría muerto antes de nacer de no haber sido por vosotros.

Así que quiero aprovechar este sexto aniversario para daros las gracias. Gracias a los que lleváis aquí desde nuestros comienzos, a los que nos habéis visto nacer y os habéis quedado para ver si el niño crecía feo o no. Gracias a los que os habéis ido incorporando, a los que habéis llegado con esto empezado y habéis decidido que valía la pena leer todos los casos atrasados antes de pillaros una mesa. Gracias a los que aún estáis por venir, porque la Sociedad del Misterio sólo puede seguir creciendo si lo hacen sus filas. Gracias a los que habéis ascendido a Jefes de Departamento, que hacéis de la Sociedad del Misterio una experiencia cada vez más disfrutable. Gracias a los que nos habéis regalado momentos inolvidables. Gracias a los que resolvéis en veinte horas un caso de dos semanas. Gracias a todos los que habéis estado ahí durante todos y cada uno de los errores que he cometido, gracias por quedaros a pesar de todo. Gracias a los que habéis sabido perdonar cada parón, cada pausa, cada silencio sin justificar. Gracias a los que hacéis de la Sociedad del Misterio lo que realmente es, lo que siempre debió ser: una comunidad. No un público que disfruta de un relato de misterio, sino una gran familia que comenta el capítulo en voz alta y se retan a descubrir al asesino antes que los demás.

Gracias, porque sin vosotros la Sociedad del Misterio no tendría sentido. Gracias, porque cuando perdí las esperanzas de que esto pudiera funcionar seguíais ahí. Gracias por darme un motivo para seguir.

Dicho esto… No penséis que os pienso dejar sólo con unas bonitas palabras de gratitud y escaquearme. La Sociedad del Misterio sigue teniendo sus puertas abiertas, y esto aún consiste en resolver casos, no lo he olvidado. Por desgracia, y como siempre digo, la Vida Real tiene preferencia por encima del juego, y diversos proyectos y situaciones personales me han dejado con poco tiempo para preparar el especial de este año (y mira que la idea estaba ya apuntada, pero… qué va, no ha dado tiempo).

Así pues, y si me permitís abusar un poco más de vuestra paciencia… el caso se abrirá mañana. Y va a ser un Caso Relámpago, lo que significa dos cosas: que sólo tendréis veinticuatro horas para resolverlo, y que los Jefes de Departamento también juegan.

Estad atentos… ¡y feliz aniversario!

Anuncios

15 comentarios

Archivado bajo Aniversario

15 Respuestas a “SEXTO ANIVERSARIO – Unas palabras del autor

  1. Primer golpe! O, mejor dicho, primera felicitación: felicidades Sociedad del Misterio!

  2. Y ahora… me gustaría proponer algo. Siempre que nos llega alguien nuevo me pregunto cómo nos ha descubierto, y después de seis años de interrogar sospechosos… me acabo de dar cuenta de que no os lo he preguntado nunca. Así que, si os parece, y mientras hacemos tiempo hasta el próximo caso, quiero conocer vuestra historia: ¿Cómo llegasteis aquí? ¿Cómo descubristeis la Sociedad del Misterio, y qué os hizo quedaros?

  3. (diablos, hasta cuando no hay condecoración se me adelantan :P)

  4. Contestando a tu pregunta, Javi, las veces que hablé de “La Sociedad”, como me gusta llamarla cariñosamente, la he descrito como una página (y juego) de misterio, como una serie de historias de Sherlock Holmes, en las que yo mismo me calzaba gabardina y lupa, para cumplir con el papel de Holmes.

    Javi, me gustaría agregar mi pequeño granito de arena a tu listado de agradecimientos: gracias por esta formidable idea y opción de entretenimiento intelectual, que destaca enormente entre el montón de ofertas de “entretenimiento estupidizante”. Miles de veces pensé en el enorme trabajo que tiene que ser llevar esto adelante, y por eso te lo agradezco todavía más.

    Estoy encantado de que haya nuevo caso (y de dar la bienvenida a los Jefes de Departamento como investigadores de a pie). Y me alegro de verte por aquí, más que echarte en cara ninguna ausencia.

  5. Y respondo a esta nueva pregunta: llegué aquí por la tira que hiciste para ¡Eh, tio! (no recuerdo ya si la primera o la segunda), y me hizo quedarme el hecho de poder sentirme como si estuviese en los zapatos de Holmes, que siempre fue uno de mis personajes de ficción favoritos, así como el espíritu de compañerismo y sana competencia en La sociedad.

  6. Parmacenda

    Lo primero:
    Felicidades, Jack, por el sexto aniversario de La Sociedad del Misterio! Uriel no lo podía haber dicho mejor, muchas gracias por haber creado un juego tan estupendo, capaz de sumergirnos en las investigaciones de una forma tan entretenida.

    Lo segundo:
    Felicidades a todos los investigadores por el sexto aniversario de La Sociedad del Misterio! Me lo paso estupendamente con todos vosotros, ya sea durante el caso o en nuestras míticas fiestas, y creo que esto no sería lo mismo sin vosotros.

    Y ahora ya me pongo con las preguntas. 🙂

    Yo debí de llegar a La Sociedad con la primera tira de ¡Eh, tío!… pero la verdad es que ya no lo recuerdo. Lo que sí recuerdo es el primer caso en el que participé (el caso nº 7, creo que la primera contrarreloj), y eso fue lo que me hizo quedarme. Me asombró la narrativa del caso, sentir que contribuía a la resolución del mismo, y a todos los investigadores que conocí por primera vez. Lo recuerdo con especial cariño, y aunque no recuerde exactamente cómo llegué aquí, siempre he tenido muy claro que fue esa experiencia la que me hizo coger una mesa y quedarme para siempre.

    En cuanto a cómo explico qué es la Sociedad… suelo mezclar la explicación de los hechos (es un blog, se publican entradas y la gente participa en los comentarios, etc.) con la perspectiva del personaje (los Jefes de Departamento investigan y entregan sus informes, examinamos las conjeturas de los Investigadores y las pruebas que tenemos, etc.). Por ahora nadie me ha mandado callar cuando hablo de la Sociedad, y algunas amistades se interesan por el progreso del caso cuando me encuentro rumiando un caso particularmente intrigante.

  7. Gracias a ti por estos grandes casos, como dices, la vida no nos deja a veces respiro para centrarnos en ciertas cosas interesantes y aunque he leído todos los casos y conjeturas siempre acabo llegando tarde.
    Yo llegue aquí por la Sra. De vórtice y a ellos también he de agradecer los ratos ( a veces horas) que he pasado leyendo vuestras palabras.
    Gracias a todos y nos vemos en el siguiente rompecabezas.

  8. Mauser Still

    Llegué a las oficinas de la sociedad empapado en sudor. Había visto tarde el mensaje en el Smartphone y, tomándolo por un caso, sin ni siquiera leer el título, me lo tomé como un “Ven inmediatamente, AK está atacando las oficinas con gerbos ninja”.
    Allí estaba yo, de pie en la puerta con un pincel aún goteante de pintura Vallejo Grey Green en la mano y cara de tonto, mientras Parmacenda me ponía un gorrito de fiesta.

    ¿Qué como había conocido yo la sociedad? No recordaba que me lo hubieran preguntado en su día. Claro, que para ser periodista, uno tenía muy mala memoria. Me sentí obligado a responder, solo por si acaso:

    “A decir verdad, si no hubiera sido por las tiras en Eh tio, nunca me habría enterado. Además, eran tremendamente graciosas, con lo que, pese a que no leí la descripción, e ignoraba que no se trataba de trabajo de Morán, volvía a releerlas una y otra vez, riéndome de los chistes sobre el brutal envenenamiento del Doctor Limónez, o la razón por la que le odiaba tanto el profesor Asensio Villánez”

    Hice una pausa para beber un sorbo de café, pero tuve que escupir: le había caído pintura

    “Por no hablar de como Jack y el contorno de Tiza habían intentado tres veces resolver el mismo asesinato en tres pisos distintos: a día de hoy sigo dando por sentado que el agente inmobiliario continúa en la lista de sospechosos… o más bien ES la lista”

    Hubo un asentimiento general: la sociedad del misterio no era la clase de agencia donde se señalaba al mayordomo así por las buenas. Pero los agentes inmobiliarios…. ESOS ya eran otra cuestión.

    “Personalmente” -continué- “Le cuento a la gente lo siguiente, porque no hay como sintetizar: que se trata de un Blog en el que se plantean periodicamente casos a los participantes, para que los resuelvan entre todos… y llegado este punto, suelo ponerme a contar datos que despierten el interés de mi interlocutor: particularmente, el hecho de que cada criminal guarda una caja de porno en algún sitio, y que hay un premio por recuperarla” 😀

    Estornudé. Llevaba dos semanas dirigiendo, presentando y produciendo el programa yo solito: dos horas y media cinco días a la semana. Pero esta vez la fatalidad no me iba a pillar: sabiendo que esto podía pasar, había dejado la mayor parte del trabajo adelantado. El caso podría durar 24 horas: pero este no se me escapaba vivo.

    Y también noté que la pintura le daba un regusto preocupantemente interesante al café de la oficina. Cuando te acostumbrabas.

  9. maureen1978

    Pues muchas felicidades a ti también; está claro que siempre es agradable que un proyecto tuyo, al que dedicas tiempo y esfuerzos, tenga esta aceptación.

    Yo conocí La Sociedad del Misterio por el blog Microsiervos. ¿Misterios sin resolver? ¿Sherlock Holmes? ¿Pistas para resolver los enigmas? Pues… ¿cómo no iba a entrar y engancharme a esta página? 🙂

    En cuanto a cómo se lo he explicado a los demás, como un blog en el que se plantean casos policíacos ficticios, y mediante preguntas (las conjeturas de los comentarios) se van resolviendo entre todos.

    Estaré pendiente para el caso de mañana. ¡Qué ganillas! 🙂

  10. Mr. Zalaya

    Un año más, me uno a las felicitaciones a mis compañeros, como no podía ser menos.
    Estoy más que contento de formar parte de esta Comunidad, en la que casi pienso como una familia, Y parece mentira que ya haga más de cinco años… pues yo aterricé aquí… en el tercer caso?

    Jack me encontró en la puerta, medio muerto de risa, tras leer la primera tira de ¡Eh, Tio!, me dio una manta, un café y una lupa… y el resto es historia.
    Gracias a esta Sociedad he vivido aventuras, he suspendido exámenes, he despertado después de noches locas en sitios increíbles, y he visto más porno del que pensaba que existía.

    ¿Cómo no voy a estar aquí los próximos seis años?

  11. ¡QUÉ GANAS DEL NUEVO CASO! xD
    Y ya poniéndome seria, gracias a ti por todo el curro que le echas a esto y por tu genial idea de crear un blog de misterios, porque mola tela y a algunos nos hace un poquito más felices 😛

    En cuanto a tus preguntas, supongo que ya sabes mis respuestas: yo lo conocí por Damián, que me recomendó el blog. Y me quedé porque me encantó, aunque sea un poco lila resolviendo los casos y siempre me cree historias paralelas en mi mente xD Como investigadora del CSI no sería muy eficaz, pero me lo pasaría pipa.
    Un besote!

  12. En primer lugar ¡¡¡¡¡¡FELICIDADES QUERIDA SOCIEDAD DEL MISTERIO!!!!
    Gracias Javi/Jack por haber creado este fantástico sitio en el que podemos, no sólo resolver casos sino también hacer amigos y pasarlo bien. Para mi es un honor ser investigadora de esta Sociedad, aunque últimamente no pueda participar demasiado, mi corazón siempre estará en estas oficinas…

    En segundo lugar:
    Me temo que a partir de ahora me vais a llamar la “enchufada” pero me arriesgo a que sea así… La verdad es que yo llegué aquí de la mano del Profesor Boniatus (excelente investigador y mejor amigo) que sabiendo mi amor por las novelas de misterio me dio la dirección de las oficinas. Me incorporé en la segunda parte del caso La Escalera al cielo y para mí fue una experiencia increíble en un momento muy duro y difícil en mi vida. Aquí conocí a un montón de gente maravillosa, amigos que aunque no conozca personalmente han pasado a ser parte de mi vida.
    También conocí a Javi y a Sandra, buena gente, grandes amigos, amigos para siempre.
    Y la verdad, no hay mejores motivos ni razones para quedarse aquí por toda la eternidad… mientras haya un caso que resolver la investigadora Jengibre estará al pie del cañón, ya sea poniendo sus “pequeñas células grises” al servicio del bien y la justicia o ya sea buscando el teléfono de los bomberos y supervisando la logísitica de la fiesta posterior…

    Larga vida a La Sociedad del Misterio!!!!

  13. Jack, una pequeña duda que tengo. ¿a Carlos Ashmoor lo contamos en el bando de los aliados???
    Yo sigo sin fiarme de él, ya lo sabes… creo que no es trigo limpio…

  14. Mauser Still

    El agente inmobiliario: falta el agente inmobiliario en la lista de rivales…

  15. Llegando tarde, lo sé, lo sé. Pero sin más excusas. Felicidades a ti, Javier. Y gracias por todo. Creaste algo importante y te aseguro que lo es para mí. La Sociedad del Misterio me ha marcado y mucho. Me he divertido, he dejjado horas de mi vida, he conocido a gente friki y genial, he jugado a ser un detective (Uriel, nunca mejor dicho). Y ya en general, gracias a todos los investigadores; gracias y felicitaciones. Vamos, me he puesto emotivo, que al final os he terminado cogiendo cariño 😛

    Creo que alguna vez te dije cómo llegué aquí. Estaba buscando material extracanónico sobre las esposas de Watson (de John Watson). Llegué a un archivo Watson y lo leí. Y luego, una noche de diciembre de 2008 (muy cercana a Navidad, no me arriesgo a decir que fue el mismísimo 24 de diciembre), me puse a leer los casos de Escalero al Cielo. Creo que estuve seis horas en el ordenador y creía que seguían siendo las cuatro de la tarde XD Tardé como tres meses en pillar que lo que se hacía aquí era jugar a resolver misterios. Después de eso, creo que volví a entrar por febrero y me topé con el caso de Un regalo en la oscuridad a medias. Tardé más tiempo en poder comentar. Pero esa es otra historia. Y decidí quedarme porque me divertía mucho. Y me sigo quedando por eso, la verdad.

    Hablo de este lugar con mucho cariño. Digo que es un juego literario e interactivo. Se publican casos en la entrada de un blog con una situación inicial. Los jugadores, a través de los comentarios, dejan conjeturas, elaboran deducciones e intentan dar con el culpable usando las pruebas que aportan los informes de los departamentos. Doy mucho la vara, lo sé, pero oye, hay que hacer publicidad, ¿no? 😉

    De nuevo, gracias y muchas felicidades, Sociedad del Misterio. ¡A por un año más!

Plantea tu conjetura

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s