CASO RELÁMPAGO – Caso nº 00033: EL SÉPTIMO INVITADO (CERRADO)

El Séptimo Invitado - Caso Relámpago

El inspector Arjona cerró la puerta de mi despacho tras de sí. Sus ojos delataban no menos de dos noches sin dormir. Se llevaba con frecuencia la mano al pecho, como comprobando que algo siguiera en el bolsillo de su camisa.

—Estás hecho polvo, Víctor, ¿estás bien? —le pregunté.

—No, no estoy bien —respondió—. Estaba intentando no acudir a vosotros, Jack, pero se nos echa el tiempo encima y necesito una respuesta…

—Una contrarreloj, entiendo.

—No, no, olvídate de tus contrarreloj. Esto es un caso relámpago, Jack, tenemos veinticuatro horas.

Esas palabras captaron mi interés. Me incorporé en mi butaca y entrelacé los dedos frente a mis labios.

—Se puede hacer, mi equipo ya lo ha demostrado más de una vez. ¿Qué tienes?

—Te aviso que este caso quita el sueño…

—Ya traigo insomnio de casa, cuéntame.

—Está bien. Hace un par de días, unos jóvenes habían ido al campo de excursión. Aún no habían terminado de montar el campamento, cuando se encontraron con un par de manos amputadas a medio enterrar.

»No había rastro del resto del cuerpo, pero Irene pudo hacer algo con las manos. Por las huellas determinó la identidad, el Doctor Baltasar Caballero Montenegro, y tras un completo análisis determinó que la amputación había sido post-mortem.

»Su familia llevaba ya dos días sin saber nada del doctor Caballero. Pero estaba registrado en Latitude, así que pudimos determinar la última ubicación en la que se había conectado: la vieja mansión de su familia materna, en la colina. A una hora de camino de donde se encontraron las manos. Una casona abandonada desde hace cuatro décadas.

»Naturalmente nos presentamos en esa casa de inmediato. La encontramos vacía, pero en la entrada había una cesta sobre un pedestal. En la cesta, siete móviles, uno de ellos el del doctor Caballero. En el comedor, una mesa puesta con siete platos vacíos, con sus correspondientes cubiertos y copas. Todo apuntaba a que allí se había celebrado una fiesta. En la chimenea del despacho encontramos lo que faltaba del cuerpo del doctor Caballero, descuartizado y parcialmente quemado. Aún no se ha podido dictaminar la causa exacta de la muerte.

—¿Los demás móviles?

—Veo que me sigues. Los móviles estaban descargados, pero mediante las tarjetas SIM pudimos identificar a sus propietarios. Y ahora es cuando empieza lo escalofriante.

»Los seis propietarios estaban todos en el mismo sitio: el ala psiquiátrica del Hospital Nuestra Señora de la Candelaria. Los habían encontrado deambulando por el bosque, desorientados, desnudos, con claras lagunas de memoria. Recuerdan vagamente haber estado en aquella fiesta, y recuerdan haber conocido al Doctor. Pero lo demás lo tienen todo borroso. Les han diagnosticado a todos estrés post-traumático: han presenciado algo demasiado perturbador y sus mentes, como mecanismo de defensa, han bloqueado esos recuerdos. En otras palabras: recuerdan retazos del resto de la velada, pero han bloqueado el asesinato.

—Y creéis que uno de ellos es el asesino.

—Estamos convencidos. No se han encontrado indicios de la presencia de nadie más en la casa.

—Entendido. ¿Has hablado ya con ellos?

—Sí, ha costado horrores sacarles algo en claro, te he traído las transcripciones.

—¿Habéis averiguado al menos dónde lo mataron?

—Creemos que en la propia casa, pero no hemos conseguido encontrar nada concluyente. Hay rastros de sangre de la víctima por todas las habitaciones. Como las víctimas iban desnudas, no sabemos si había sangre en la ropa de alguna de ellas.

—¿Indicios de drogas en las copas o los platos?

—Cóctel de alucinógenos en cada copa.

—¿En los sospechosos?

—Todos lo ingirieron.

—Bien. ¿Y por qué tenemos sólo veinticuatro horas?

Arjona suspiró.

—Burocracia, Jack. Ninguno de ellos presenta ningún problema físico, y en el hospital no pueden seguir cediéndoles la cama más tiempo. A medianoche los soltarán.

—Lo que significa que un asesino saldrá en libertad.

—Y nadie sabrá quién es.

—Has hecho bien en traerme este caso. Llamo ahora mismo a los Jefes de Departamento…

—No hay tiempo, Jack —me interrumpió—. No podemos investigar a todos los sospechosos, volver a hablar con ellos, ni siquiera examinar el escenario y lo que haya en él. Se nos echa el caso encima.

—Entiendo. Entonces dame esas transcripciones, y me interesarían los planos de la casa para contrastar. Probablemente la gente estará de vacaciones con sus familias, pero a ver qué podemos hacer.

Anuncios

83 comentarios

Archivado bajo amputación, asesinato, Caso Relámpago

83 Respuestas a “CASO RELÁMPAGO – Caso nº 00033: EL SÉPTIMO INVITADO (CERRADO)

  1. Bien, equipo, no sé cuántos quedaréis por aquí, pero… ya habéis oído al inspector Arjona: tenemos 24 horas para cerrar este caso (nuevo tipo de caso, no sé vosotros pero yo lo pillo con ganas). En breve os colgaré las declaraciones de los sospechosos; de momento, en la Sala de Archivos tenéis los planos de la casa, a ver si nos sirven de algo. De momento no hay opening, lo siento, youtube me va lento y todavía se está subiendo, pero en breve lo tendremos.

    Estos son los hechos, comienza la investigación.

  2. Lilly Christie

    ¡Presente! Veré que puedo adelantar por ahora, que me está costando encontrar un cyber que abra hasta tarde…

  3. Mr. Zalaya

    Vamos pues a ello, Lider!

  4. Lilly, Zalaya, bienvenidos a bordo. En breve os paso los testimonios para que les echéis un vistazo (no seáis muy duros con este informe… se nota que no estaba nuestro departamento detrás).

    De momento os diré que hay algo en este caso que me tiene un poco escamado, pero no quiero compartirlo por aquí porque quizás me equivoque y no me gustaría que os pusierais a seguir mis desvaríos y acabásemos todos buscando en la dirección contraria. Esta vez tenemos que ponernos las pilas más que nunca (aunque no será el primer caso que resolvéis en menos de veinticuatro horas).

  5. Hetty Callahan

    Aquí estoy a la espera de los testimonios. Yo también traigo el insomnio de fábrica así que al menos estaré entretenida

  6. Hetty, bienvenida a la investigación. Acabo de terminar de pasaros a limpio las declaraciones y testimonios, enseguida las cuelgo. Aunque el vídeo del opening sigue sin terminar de subirse, y tengo miedo de que cerréis el caso antes de que eso ocurra… Pero aquí no estamos para ver vídeos en youtube, estamos para resolver crímenes, así que lo dicho, en breve cuelgo los testimonios aquí y en la Sala de Archivos.

  7. Esta vez no tenemos tanto como otras veces, equipo. Pensad que estos interrogatorios no dependían de nosotros, que los entrevistados padecen estrés post-traumático y que, según dice Arjona, costó una barbaridad sacarles nada en claro. Nos han pasado sólo lo relevante, a ver qué somos capaces de encontrar en toda esta historia.

    MARCIAL RUBIANES (cincuenta y dos años, exmilitar): Recuerdo la biblioteca… Estaba allí solo, creo, mirando un libro. No… No recuerdo si fue antes o después de cenar. Había algo… La lámpara del salón, sí, recuerdo que la vimos peligrosa y cogí una herramienta para intentar arreglarla, pero no… no recuerdo si la conseguí arreglar o no. Sé que en esa fiesta había más gente, ¿entiende?, pero no recuerdo nada más ahora mismo.

    FELIPE MORILLO (treinta y dos años, psicólogo): Yo estuve con Enrique Campos… No toda la noche, a ver, o al menos no recuerdo haber estado allí toda la noche. Pero recuerdo que me estaba contando que tenía un arma… un revolver, creo. ¿O estaba en el invernadero? Campos llevaba un traje verde, y ahora no recuerdo bien si estaba con él o en el invernadero…

    ENRIQUE CAMPOS (cuarenta y siete años, profesor de religión): ¡No me presione! ¿Tiene idea de lo muchísimo que me frustra no recordar apenas nada de esa noche? ¡Recuerdo que estuve exhibiendo mis dotes de jugador de billar, y que tenía a Amelia y a Celestina pendientes de mí! Pero no recuerdo nada más. ¿Me entiende? ¡Dos mujeres de los pies a la cabeza rondándome toda la noche, y no recuerdo nada! Es frustrante, de verdad.

    AMELIA TINTO (veintisiete años, cantante): Recuerdo cuando llegué a la casa, que tuve que dejar el móvil en el vestíbulo… Todos teníamos que dejar el móvil en el vestíbulo, claro… Y recuerdo… Dios, ¿pero qué hicimos aquella noche? Alguien sacó una cuerda y todos nos reímos, me acuerdo de eso… Dígame que no fue una orgía, por el amor de Dios, podría llenar cajas y cajas con lo que he hecho en fiestas cuando me emborracho pero creo que aún no he llegado hasta ahí… ¡Dios! Había un puñal, me acuerdo claramente, por el amor de Dios dígame que no fue una orgía…

    CELESTINA CARRATALÁ (cuarenta y un años, escritora): Estuve hablando con esta señora, cómo se llamaba… Nieves, creo, me parece que es chacha en una casa, no sé qué hacía allí. Quiero decir, no recuerdo nada, pero por el tipo de casa que era la fiesta parecía de postín. Lo recuerdo porque el comedor estaba de punta en blanco. Y recuerdo haber visto una porra encima de una mesa… ay señor, dígame que no había ningún stripper vestido de policía.

    NIEVES CASTILLEJO (sesenta y un años, empleada del hogar): Yo… maldita sea… La cocina, recuerdo la cocina, ahora mismo no sé si cociné yo o qué… Si es que ni siquiera sé qué hacía yo allí. Había un tipo, Morillo creo que se llamaba, que no paraba de intentar ligar conmigo. No, pero eso no fue en la cocina, eso fue… ¿en el despacho, podría ser? Ay, no me acuerdo de nada, de verdad, qué desastre llegar a esta edad.

    Y esto es todo cuanto tenemos. ¿Qué pensáis? ¿Podremos encontrar una incoherencia, como hasta ahora… o tendremos que cambiar de táctica?

  8. Tenemos opening, gente. Y plano de la casa. Y testimonios. Yyyyy no creo que vayamos a tener nada más, estas son nuestras cartas y con esto tenemos que resolver el misterio.

    Eso sí, cada vez estoy más convencido de que aquí hay algo que no me cuadra. Si alguien más encuentra algo fuera de lo normal… os voy a pedir que, antes de hacerlo público, me lo comentéis en mi despacho. Por si acaso nos estamos equivocando, como he dicho hoy no podemos perder el tiempo. Quedan veintitres horas y quince minutos.

    Qué coño, voy a poner un temporizador, que sepamos cómo vamos de tiempo.

  9. Doyle

    Hola, me uno a la investigación espero ser os de ayuda.

    Es difícil sacar algo en claro de los testimonios, que ninguno de ellos concuerde puede ser debido a que se refieran a diferentes momentos de la noche o que alguno de ellos este mintiendo.Si es posible seria producente hacerles hablar más y averiguar de que clase de fiestas se trataba como para reunir a personas que en un principio no parecen tener nada en común.

  10. Doyle, bienvenido a la investigación (no hay nada que lo revele en tu redacción, así que si me lo permites, ¿bienvenido o bienvenida?)

    Hacerles hablar más parece que no es una opción, ya has oído a Arjona. No sólo no parecían tener clara su propia memoria, sino que tampoco tenemos tiempo para más. Pero has tocado un tema interesante: ¿qué podía unir a estos seis (siete, de hecho) personajes tan variopintos para que todos fueran invitados a la misma fiesta? ¿Alguna idea al respecto?

    Por lo demás, sí, coincido con que el hecho de que las versiones no coincidan no nos dice nada claro. Por lo general, aquí trabajamos buscando una incoherencia entre testimonios, escenarios, pruebas y documentación, pero esta vez no tenemos gran cosa, así que… ¿qué podemos hacer con lo que hay?

  11. Hetty Callahan

    De todos los testimonios, dentro de lo poco esclarecedores que son he visto aún más extraño el del señor Marcial Rubianes. Dice que estaba solo en la biblioteca leyendo un libro, pero luego dice que en el salón “vieron” que la lámpara parecía peligrosa. Ninguno de los otros invitados estuvo en el salón ni dicen recordarlo, así que solo nos queda que le acompañase el único invitado que no ha podido prestar declaración, el fallecido señor Caballero.

  12. Hetty Callahan

    Así que creo que el fue el asesino, pues nadie más estuvo ni con él ni con el fallecido.

  13. KilFer - Fernando Belaza

    Hola, Jefe. Me voy a la cama que ha sido un dia largo, pero antes quiero dejar por aqui mis impresiones:

    – Morillo dice de haber estado con Campos o en el Invernadero.
    – Campos asegura que el estuvo en la Sala de billar, impresionando a Amelia y a Celestina.
    – Nieves dice que Morillo intentó ligar con ella, aunque no se acuerda de donde.

    Pero Nieves, si estaba en la sala… Se me hace raro que Campos se acuerde de que Amelia y Celestina estuvieran pendiente de él… y no se acordara de Nieves.

    Por ello, descarto provisionalmente que Morillo estuviera en la Sala de Billar, sino que estuviera en el Invernadero. Asi Nieves podría sufrir los incordios de Morillo, sin que nadie mienta. Pero entonces, ¿Cómo habló con Campos, y éste le dijo que tenía un revólver?

    ¿Cómo puedes hablar con uno en una habitación y a la vez estar ligando con una chica en otra habitación?

    O hay saltos temporales (lo cual sería lógico, pero dificultaría mucho la búsqueda de pruebas)… o Murillo, Campos o Nieves miente.

    Presupongamos que hay saltos temporales. Ninguno de los tres mienten: los tres dicen la verdad.

    Celestina dice que habló con Nieves, en el Comedor. Nieves asegura que Murillo lo acosaba. Murillo, que estuvo con Campos. Y Campos, que Celestina y Amelia lo acosaban. Se queda fuera de este ciclo Marcial…

    Marcial estuvo reparando la lámpara, o leyendo un libro. En ambos casos, solo. Nadie le vió en toda la fiesta, según sus declaraciones. Pero en una fiesta, a la que vas tu de expreso, no sueles recogerte, sino estar con los demás invitados…

    Nadie vigilaba a Marcial. Es Ex-militar, podría tener conocimientos para trastornar física y psicológicamente a la gente. Podría mentir, y aguantar la mentira. Faltaría el móvil… Pero ya estoy demasiado dormido para eso.

    Tengo la sospecha de que, o inculpan a Marcial por algo… o es el más probable. Dejo el hilo abierto para los amigos que tengan insomnio.

    Buenas noches, Jefe. Mañana cojo el sombrero y trabajo en el caso con toda celeridad.

    ¡Maldito Cluedo!

  14. KilFer - Fernando Belaza

    Hetty, te has adelantado solo porque he releido sus testimonios cinco veces y he ido desglosando uno por uno para escribir ese tochaco. Y he tardado 20 minutos. Que si no… 😛

  15. Interesante. Tenemos el tema de las lagunas, por desgracia, que podría invalidar esta idea; a ver si me explico: en circunstancias normales, en las que todos los sospechosos recuerdan aunque sólo sea en lineas generales todo lo ocurrido, lo que dices incriminaría directamente a Rubianes; pero en estas circunstancias, puede significar tanto que Rubianes miente como que no tiene claro lo que dice o como que no recuerda todo lo ocurrido.

    Creo que no vamos mal encaminados, ojo. Pero necesitamos algo más. Él dice que estaba solo, tú dices que por su testimonio sólo pudo estar con la víctima, y yo digo: ¿hay algo que nos diga si es cierto que no estaba con nadie más?

    Aprovecho para intentar aclarar un tema que me parece que he dejado un poco turbio. Os he pedido que os paséis por mi despacho si encontráis algo fuera de lo común… pero sólo me refiero a ese particular. Si tenéis conjeturas sobre el caso, exponedlas sin miedo, tenemos veintidos horas y media para resolver esto y necesitamos todas las ideas que tengáis; pero si encontráis algo que no os encaje, no en los testimonios ni en el plano, no en los hechos, sino en general en toda esta historia, me gustaría que me lo comentarais a mí primero, por si acaso.

    Vale, hemos encontrado algo que no cuadra en las declaraciones. Estamos un poco más cerca de la solución. ¡Seguid así!

  16. KilFer, bienvenido a la investigación. Permitidme entonar el himno de la Sociedad del Misterio: “Escribís muy rápido, cabrones” 😛

    Dicho eso… Un análisis bastante exhaustivo, a decir verdad. Vamos a ver… Aquí tenemos algo más. Ambos habéis llegado a la conclusión de que Marcial estaba solo, pero cada uno por una dirección: Hetty basándose en las propias palabras de Marcial, KilFer descartándolo por las observaciones de los demás. Parece que se refuerza (aunque con el tema de los alucinógenos sigue sin estar claro) la teoría de que Marcial Rubianes estaba solo, y si estaba solo pero dice “Vimos”… podría haber estado con la víctima.

    Esto empieza a cobrar forma. Pero si en las próximas veintidos horas y veinte minutos no conseguimos esclarecer todo lo ocurrido, y no sólo quién tiene papeletas para ser el asesino, los seis invitados supervivientes saldrán a la calle. Tenemos que resolver esto como sea.

  17. Mr. Zalaya

    Si Amelia tinto podría llenar cajas con lo que ha hecho en fiestas….. Propongo que las busquemos, como logro opcional.
    Respecto a la búsqueda principal,, se hace muy difícil establecer una cronología sin saber cuantas horas estuvieron allí, si podían deambular a sus anchas por la casa…. Voy a poner a descansar mis pequeñas células grises, a ver si mañana…

  18. KilFer - Fernando Belaza

    Me levanto de la cama expresamente para decir esto; porque me carcome la cabeza. No se si tiene mucho sentido, creo que no tiene ninguno. Y menos con los alucinogenos.

    ¿Que hacia todo el cuerpo troceado en la casa, y medio quemado, y las manos medio enterradas en otro lugar mas alejado? ¿El asesino se las llevó de trofeo? ¿Los cuervos se las llevaron de regalo?

    Nunca mais.

    Creo que estoy alucinando yo. Buenas noches.

  19. Hetty Callahan

    Serán los tres tés que me he tomado que me tienen acelerada :).

    Cuando he visto que hay personas que dicen que estuvieron con varias en distintas habitaciones lo he tomado como en distintas zonas de tiempo. Marcial dice que no recuerda si estuvo en la biblioteca antes o después de cenar, es decir, que puede que al principio (antes de tomar los alucinógenos), estuvieran cada uno en un lugar y que después de la cena se dispersaran por la casa de modo distinto y esta parte ya estaría algo más ambigua por las drogas. Lo que me ha llamado la atención es que en ambos casos Marcial siempre está solo, tiene oportunidad y además tiene una herramienta y una lampara con pinta de peligrosa (esto me hace pensar en una lámpara espada o algo así, pero tampoco quiero desvariar). Lo único que faltaría sería un motivo para un ensañamiento semejante, aunque con las drogas que tomaron puede ser cualquier cosa, incluso que creyera que era un unicornio rosa con purpurina que quería comérselo.

    El resto de las personas siempre estuvo acompañada, salvando el caso de Nieves en la cocina, pero que no parece haber estado demasiado tiempo. Amelia por otro lado, dice que cuando estuvieron en el vestíbulo alguien sacó una cuerda y todos rieron. No especifica con quien estaba ni nadie más recuerda ese detalle pero después el testimonio de Enrique la sitúa en la sala de billar, así que no tuvo mucho tiempo para cometer el crimen, además si hubiera estado descuartizando a alguien habría aparecido en la sala de billar cubierta de sangre y de eso es posible que se acordaran (o no por las drogas, también cabe la posibilidad). Así que me sigue quedando Marcial sin nada para defenderse. Solo comenta que recuerda que había más gente, pero esto es normal, se sentó a la mesa con ellos, pero no es capaz de decir nada sobre ellos, ni el más mínimo detalle, y un señor con un traje verde puede ser para recordarlo. Sé que las drogas pueden hacer que alguien sin fuerzas sea capaz de grandes proezas pero creo que un hombre de 52 años, con entrenamiento militar, es perfectamente capaz de reducir al doctor Caballero, sobre todo si este está pendiente de una peligrosa lámpara.

    Lo que no veo lógico, dice Arjona que hay rastros de sangre por todas las habitaciones de la casa, pero ninguno de los invitados recorrió tantos lugares como para ir dejando un rastro tan amplio. Sinceramente, por más vueltas que le doy, la única explicación a esto que encuentro, es que cuando estuvieron todos en el punto álgido del subidón de las drogas, bien pudieron llevarse las manos y pasearlas por la casa (eso explicaría que no estuvieran en la chimenea churruscándose con el resto del cuerpo).

    Y creo que todo esto es lo que da mi cerebro por ahora, pero seguiré estrujándome los sesos, por si en estas líneas no está la respuesta, para intentar encontrarla. Sea quien sea el asesino, y cualquiera la razón, no quedará impune.

  20. Parmacenda

    Acabo de llegar a casa de una fiesta con otras cinco personas (y la séptima estaba ausente…) de forma que lo primero de todo daré mi coartada:
    Estuve en un supermercado comprando comida, así que las cámaras de seguridad me tienen que haber grabado. Y no estaba en el monte… al menos no demasiado, eran las afueras. 😛

    Y ahora voy a releerme los testimonios, que tengo que ver qué es lo que pasa aquí. Que yo también veo algo muy mosqueante en este caso, algo raro que no acaba de encajar… aparte del asesinato.

  21. Papyrus

    ¡Hola!, justo estoy a punto de marcharme al extranjero pero no pude evitar quedarme a comentar, aunque sea para ganarme el Cucú… Creo que KillFer es el que está mejor encaminado.

  22. Papyrus, bienvenido, me alegra ver que alguien intenta deliberadamente llevarse el Cucu 😛

    Hetty, sobre lo de la sangre, tengo una teoría. Piensa en lo que nos ha dicho Arjona, en el diagnóstico de los médicos: los sospechosos presentan claras lagunas de memoria, sí, pero específicamente han bloqueado sus recuerdos del momento del asesinato. Recuerda además que, aunque nadie ha mencionado nada de esto, todos aparecieron desnudos vagando desorientados por el bosque, así que no creo que sea descabellado pensar que han pasado cosas bastante destacables que no recuerdan.

    En fin, me voy a dormir, tenemos que estar frescos para resolver este caso. Quedan diecinueve horas cincuenta y tres minutos, este caso tiene que estar cerrado antes de la próxima medianoche.

    Confío en vosotros, equipo. Podemos hacer esto.

  23. Parmacenda

    Coincido con Hetty y Kilfer que la falta de coartada de Rubianes es sospechosa. No solo nos dice él mismo que estaba sólo, sino que ninguno de los demás asistentes recuerda haberle visto… Puesto que los médicos creen que han bloqueado el recuerdo del asesinato, podría ser que hubiesen bloqueado también el recuerdo de Rubianes, al ser este el asesino.

    Lamentablemente, las drogas y las lagunas mentales hacen que eso sea algo bastante débil como para detener a alguien. Sobre todo porque creo más lógico que la mente dejase escapar algún retazo de lo sucedido, uniéndolo con algo violento, aunque el paciente no lo relacionase con el asesinato. Por ejemplo, es llamativo que se recuerde a Campos enseñando un revólver. Es muy raro llevarse un revolver a una fiesta a la que has sido invitado, y aun más enseñarlo. Eso podría ser el recuerdo reprimido intentando salir a la luz. Pero tampoco es definitivo, lo dicho, las drogas que tienen todos hace muy dificil sacar conclusiones claras de todo esto.

    Hay un par de detalles que creo que podemos ir asegurando. Por ejemplo, que el comedor no fue la escena del crimen. Arjona nos dice que la mesa estaba puesta, con todas las copas correspondientes… pero el mínimo forcejeo del asesinato y descuartizamiento del cadaver habría sido suficiente para que alguna copa se rompiera (son por naturaleza delicadas). No se si eso ayuda a exculpar a algún sospechoso.

    Otro punto es que Morillo tuvo que hablar con alguien para obtener la información del revolver, así que su testimonio puede ser el más fiable. Por eso, como bien sugiere Kilfer, lo más probable es que Campos tuviese el revolver, y se lo enseñase a Morillo.

    Lo cual me hace pensar… por qué llevaría alguien un revolver a una fiesta? No es que se algo que se lleve habitualmente encima (mucho menos si efectivamente lo llevó el profesor de religión). Una teoría (sin pruebas) es que alguien pidió que se llevase el revolver… quizás el mismo Morillo, y por eso se lo enseñó Campos. Y la señora Castillejo recuerda haber visto a Morillo en el despacho, donde se encontró el cuerpo… creo que es la única referencia que tenemos a un sospechoso cerca del cuerpo.

    Yo considero el testimonio de Nieves Castillejo relativamente fiable. Quiero decir, se situa a ella misma en el despacho, lo cual es problemático. Si es la asesina, su único motivo es para tratar de inculpar a Morillo, pero la presencia de las drogas le complica mucho el trabajo. Quiero decir, debido a las drogas los testimonios son muy entrecortados, poco fiables… así que no sirven para intentar inculpar a alguien. Más lógico tratar de evitar situarse con el cuerpo si se es culpable. Por tanto, diría que Nieves es inocente, y que efectivamente vió a Morillo en el despacho.

    Aunque también afirma estar en la cocina, lo que le da amplia ocasión para añadir las drogas a la bebida (y quizás alimentos) antes de que llegasen al comedor…

    Y también estaba Campos, que (aparentemente) llevó el revolver, y afirma recordar que Amelia y Celestina estuvieron rondándole toda la noche, para luego decir que no recuerda la noche…

    Vale, creo que se ma hecho tarde y empiezo a desvariar. Porque cuando he empezado esta conjetura tenía unas ideas bastante claras (estoy seguro que había logrado descartar a un sospechoso), pero ahora mismo vuelvo a ver oportunidades para todos.

    Me voy a la cama. Espero que lo que he dicho os pueda ayudar a alguno a resolver el caso… porque yo ahora mismo ya no sé a que hora me despertaré.

    Un saludo, y buenas noches!

  24. Papyrus

    Pues no me fui, decidí quedarme a resolver el caso… eso y el hecho de que ya no había boletos…

    Creo que, viendo el estado mental en que se encuentran los sospechosos debemos tratar todo lo que vieron como cierto, ¿por qué? Porque como dice el diagnóstico de los médicos -ya lo mencionó Jack-“han presenciado algo demasiado perturbador y sus mentes, como mecanismo de defensa, han bloqueado esos recuerdos. En otras palabras: recuerdan retazos del resto de la velada, pero han bloqueado el asesinato.”

    Entonces ¿qué tenemos?

    Testigos:
    Marcial Rubianes vio: biblioteca, herramienta, lámparadel salón (¿salón?)
    Felipe Morillo vio: Enrique Campos, Invernadero, Revólver.
    Enrique Campos vio: Sala de billar, Amelia tinto, Celestina Carratalá.
    Amelia Tinto vio: Vestíbulo, cuerda, puñal.
    Celestina Carratalá vio: Nieves Castillejo, Comedor, Porra.
    Nieves Castillejo vio: Cocina, Despacho, Felipe Morillo.

    Lo que no hayan visto entre todos (excluyéndose a sí mismos, porque no dejan de ser sospechosos) serán la víctima, el asesino, el lugar del asesinato y el arma homicida.

    Con este razonamiento Hetty, KilFer y Parmacenda y mencionaron que el sospechoso es el c… errr… Marcial Rubiales puesto que nadie lo vio. Nadie menciona el Salón ni tampoco la Sala de Baile; por otro lado, el mismo Rubiales dice que vió “la lámpara del salón” por lo que implica que si recuerda el salón, así que queda la sala de baile y por último Rubiales menciona una herramienta que usó para tratar de arreglar la lámpara antes mencionada pero no dice qué tipo de herramienta es (¿acaso no lo recuerda?); si él es el asesino, entonces esa herramienta es el arma homicida.

  25. maureen1978

    Me incorporo a la investigación… voy a analizar las declaraciones, pero de momento un detalle: el caso recuerda sí o sí al juego del Cluedo. Más o menos las mismas habitaciones, las mismas armas…
    Y en cuanto a los sospechosos, todos ellos excepto la tal Carratalá, tienen un nombre o apellido relacionado con un color, incluido el muerto:
    – Rubianes – Amarillo
    – Morillo – Morado
    – Campos – Verde
    – Tinto – Granate (o como se defiina el color del vino tinto)
    – Nieves – Blanco
    – El fallecido Baltasar Caballero Montenegro – Negro (tanto por el nombre de rey mago negro como por el segundo apellido)
    ¿Tiene sentido esto que digo? Y si es un Cluedo, ha tenido que haber movimientos a tutiplén, habrá que intentar organizar estos para ver quién, dónde y cómo.

  26. maureen1978

    Completo lo de Papyrus, según lo entiendo yo:
    Testigos:
    Marcial Rubianes vio: biblioteca (solo), herramienta, lámpara del salón, salón (estuvo con alguien, habla en plural).
    Felipe Morillo vio: Enrique Campos o Invernadero, Revólver, Nieves
    Enrique Campos vio: Sala de billar (con Amelia y Celestina), ¿revólver?.
    Amelia Tinto vio: Vestíbulo, cuerda, puñal, salón de billar (con Campos y Celestina).
    Celestina Carratalá vio: salón de billar (con Campos y Amelia), Nieves Castillejo, Comedor, Porra.
    Nieves Castillejo vio: Cocina, ¿Despacho?, Felipe Morillo.

    Me surgen la siguientes dudas:
    – ¿Con quién estuvo Rubianes en el salón?
    – Si Morillo estuvo con Campos, ¿dónde estuvieron?
    – Si Morillo estuvo con Campos, no hay problema con el revólver, pero… si estuvo en el invernadero y no vio a Campos, ¿qué hay del revólver, dónde lo vio?
    – ¿Dónde vieron la cuerda?
    – ¿Dónde vieron el puñal?
    – ¿Dónde vieron la porra?
    – ¿Dónde hablaron Celestina y Nieves?
    – ¿Dónde estuvieron ligando Nieves y Morillo? ¿Damos por bueno el despacho?

    A ver si lo han matado entre todos. Jack, ¿el fallecido era Doctor en Medicina? ¿Dónde trabajaba, sabemos algo?

  27. Veo que ya lo tenéis prácticamente cocinado (buenos días, por cierto). Me quedé dormido mientras hacía guardia y no pude darle mi regalo de Navidad al bueno y viejo de Arjona. Creo que estáis yendo por el buen camino, pero debemos esperar el pronunciamiento del jefe.

    Con todo, bienvenidos otra vez, investigadores. Da gusto ver que, fiestas mediante, seguís atentos a la Sociedad del Misterio.

    Le daré una leída a las declaraciones. Pero mi sugerencia mañanera es que veáis el plano y tachéis las habitaciones que los sospechosos sí han mencionado. Quizás avancemos un poco por ahí. Repito que no lo sé. Últimamente estoy notando que me duele un poco la cabeza…

    Se me acelera el pulso. El espejo devuelve una imagen lánguida y pálida. Comienzo a temblar.

    Oh, no, ¡no la maldición de Niggur!

    ¡Santa Claus con cabezas decapitadas!

  28. Datos que sí conocemos:

    Rubianes: Biblioteca; lámpara, herramienta.

    Morillo: Campos; arma, invernadero.

    Campos: taco de villar; Amelia Tinto, Celestina Carratalá.

    Tinto: vestíbulo; cuerda, puñal.

    Carratalá: Nieves Castillejo; salón comedor, porra.

    Castillejo: cocina; Morillo, despacho.

  29. Bien, gente… quedan menos de doce horas. Pero creo que ya nos hemos dado todos cuenta de lo que no encajaba, ¿verdad?

    Me da igual. Tanto los casos de verdad como las partidas de Cluedo tienen algo en común: ambos tienen una solución, y vamos a encontrarla. Si Arjona está intentando reírse de nosotros, le vamos a demostrar que somos capaces de resolver incluso los casos que no existen.

    Maureen, Nicolás, bienvenidos a la investigación. Entonces ponedme en antecedentes: ¿qué tenemos ya en claro?

  30. Mauser Still

    No puedo menos que estár de acuerdo con algo que puede ser importante: Pistola, porra, puñal, cuerda. Hombre en traje verde, Empleada del hogar (Sra. Blanco), Exmilitar (coronel Mustard)r, un psicólogo (doctor) un profe de religión (reverendo Green) Una cantante (Srta Amapola) , la distribución del caserón…. quien sea el asesino, montó un CLUEDO EN VIVO con esa gente.
    Y el Doctor Montenegro hace las veces de Dr. Lemon o, como se le llama en Castellano: el Doctor Caballero. Baltasar Caballero Montenegro.

    Dejadme darle dos vueltas

  31. Mauser Still

    Tenemos las piezas y la víctima: Falta el MAyordomo

  32. Tenemos que nadie dice haber visto al coronel Mostaza. Eso dice que el fue el asesino (todos bloquearon su recuerdo).

    Se ha visto un puñal, una cuerda, una porra, una lámpara, una herramienta… pero se ha hablado del salón de villar y no de un taco de villar. ¿Muy rebuscado?

    Y bueno, no conozco todos los escenarios de la casa, pero sabemos que no fue ni en el vestíbulo, ni en el comedor, ni en la cocina ni en el despacho, ni en la sala de villar, ni en el salón, ni en la biblioteca, ni en el invernadero (hasta donde recuerdo).

  33. Fue Rubianes, con el palo de villar, en la habitación que no he mencionado porque no la conozco 😛

  34. Un momento. ¿La casa tiene invernadero y toda la cosa y le falta un baño? ¿No es sospechoso? ¿La habitación que falta puede ser el baño? (es un palo de ciego).

  35. Mauser Still

    Por favor: el Billar. BI-LLAR con B. ^-^u

  36. Mauser Still

    tendrá un excusado fuera ¿no?

  37. Fe de erratas.

    Se ha visto un puñal, una cuerda, una porra, una herramienta, una lámpara y un arma. Ignorad el taco de villar, que ha sido un gravísimo desliz.

  38. maureen1978

    No puedo ver el mapa de la casa, pero la habitación que falta es la “Sala de Música”, si en esta casa también había y se llama así.
    Así que fue Rubianes con la herramienta en la sala de música.
    Bueno, en serio:
    – Campos dice que estuvo todo el tiempo con Amelia y Celestina detrás, así que él siempre estuvo acompañado. Igual Amelia y Celestina, claro.
    – Nieves estuvo sola en la cocina, pero estuvo un rato con Morillo, ¿en el Despacho?
    – Morillo estuvo un rato solo en el invernadero, pero estuvo un rato con Nieves, ¿en el Despacho?
    – Rubianes estuvo solo en la Biblioteca, pero acompañado por alguien en el Salón.

  39. Lo siento, Mauser, lo siento de veras. Ahora lo enmiendo. Billar. Billar con b.

  40. Mauser Still

    A ver una cosa: Si el asesino es uno de los sospechosos, entonces está usando el Stress Post-traumático como cohartada. De hecho el coctel alucinógeno es la herramienta que DEMUESTRA que ese era su plan desde el principio.
    Entre todas las profesiones presentes ¿No creeis que el único con los conocimientos para preparar dicho cóctel y orquestar este circo, es Morillo?
    Además: Por los testimonios, se movió entre tres localizaciones clave: La Cocina y el invernadero (Donde podían obtenerle las herramientas precisas para descuertizar el cuerpo) y el despacho (Donde se encontró el resto del cuerpo)

    Tras cometer el asesinato, con sus invitados drogados, solo tuvo que descuartizar el cuerpo e ingerir su propia copa.

  41. maureen1978

    ¿Estuvo Morillo en la cocina? No lo sabemos, solamente sabemos que estuvo con Nieves, pero él no lo dice y ella no recuerda dónde; cree que en el Despacho.

  42. Mauser Still

    En otro orden de cosas, y haciendo caso a la recomendación de Nicolás, la única sala que no se menciona en las declaraciones es la de Baile

  43. Mauser Still

    Que además sería la correspondiente a la Sala de Música

  44. Mauser Still

    UN MOMENTO

  45. Veamos una cosa.

    Según el diagnóstico, han borrado de su memoria los hechos del asesinato. Luego lo que no recuerdan tiene que ser lo que ocurrió.

    Entre las declaraciones de todos vemos que se mencionan sólo a cinco (al doctor Morillo, al profesor Campos, a la escritora Carratalá, a la cantante Tinto y a la cocinera Nieves). Luego el que no se menciona debe ser el asesino.

    Entre todos recuerdan seis instrumentos que pudieron haber sido usados para cometer el crimen (revólver, cachiporra, lámpara, cuerda, puñal y herramienta). Me mosquea el hecho de que recuerden seis. Si esto es un Cluedo, nos debería faltar un instrumento con el que pudiera haberse cometido el crimen. Salvo que la alusión del ex militar Rubianes a “una herramienta” sea lo suficientemente indeterminada como para presuponer que podemos darla por desaparecida (en el sentido de tenerla oculta a nuestros sentidos). Pero de no ser así, nos estaría faltando un séptimo instrumento y nos estaría sobrando un escenario, ¿no?

    Y ahora mi pregunta. ¿Cuándo el coronel Mostaza dice que andaba mal la lámpara del salón debemos presuponer que eso indica que recuerda el salón o que sólo recuerda la lámpara? Si recuerda la lámpara entonces sabemos que esa no se usó como arma homicida. Si recuerda el salón, entonces en el salón no se cometió el crimen. Pero si sólo recuerda la lámpara, entonces el crimen pudo haberse cometido en el salón. Y cobra peso la hipótesis de que existe una séptima arma homicida no contemplada.

    ¿Demasiado descabellado?

  46. Mauser Still


    Jack: ¿donde dices que está el caserón este?

    Porque el royo del cluedo, la coincidencia de los apellidos INCLUIDA LA VÍCTIMA, así como en las profesiones….

    Jack: Creo que Arjona nos está gastando una inocentada O-O

  47. Doyle

    Soy un chico jack
    Esta mañana he sido víctima de una broma, entonces he caído que y si todo este caso no se trata más que de una broma por parte del inspector Arjona.
    Tan solo es una teoria,puede que este completamente equivocado pero pensadlo.Hoy es el día de los santos inocentes y casualmente nos ha dado de plazo para resolver el crimen a lo largo del día de hoy, y ninguno de nostros hemos podido tener contacto directo con el lugar de los echos ni con el cadaver de la víctima ni con los sospechosos y todo este parecido al juego de mesa cluedo es muy extraño por lo que deduzco que todo es ficticio y que se trata de una broma del inspector Arjona

  48. Si esto es un cluedo, debe haber nueve habitaciones. Con la sala de baile (gracias, Mauser y Maureen), se cumple el número.

    El problema es que el coronel Mostaza ha mencionado cuatro elementos (difícilmente se pueda usar un libro para asesinar a alguien, aunque no queda descartada una estantería llena de cajas… de libros, claro :P): la biblioteca, la lámpara, el salón y una herramienta. Si no dice el nombre de la herramienta, es que no la recuerda. Luego eso tuvo que usarse para cometer el asesinato (como apuntó Maureen).

  49. Mauser Still

    Al fin y al cabo no podemos hablar con los sospechosos, no podemos ver el escenario, y, francamente ¿Qué importa que los vayan a soltar del hospital? ¿No podríamos interrogarlos más tarde y llevar a cabo una investigación como Dios manda, si tenemos sus nombres, móviles y lugares de trabajo?

  50. Bien, ya está, esto era lo que me escamaba a mí pero no quería decirlo por si me equivocaba. Pero no puede ser casualidad que todos lo estemos viendo.

    Sea como sea, esto nos lleva a dos opciones posibles: que todo esto sea una inocentada de Arjona y que nos haya colado un Cluedo en lugar de un caso de verdad, o que el asesino haya montado realmente un Cluedo en todo esto. Y dado el plazo y el día… creo que va a ser la primera opción.

    En todo caso… vamos a resolverlo, gente. Si es un caso de verdad tenemos que pillar a un asesino, y si nuestro querido amigo Arjona pretende reírse de nosotros en nuestra cara vamos a demostrarle que podemos resolver incluso un caso que no existe.

    Tenemos a Rubianes como principal sospechoso, ya que nadie le recuerda (a efectos del Cluedo, nadie tiene su carta). Tenemos la Sala de Baile como escenario, ya que nadie recuerda haber estado allí. Pero veo que tenemos una discrepancia porque Rubianes parece haber nombrado cuatro elementos en lugar de tres (y, con seis jugadores, inevitablemente cada uno tiene tres cartas y las tres que faltan están en el Sobre del Enigma). ¿Qué es lo que no encaja?

  51. Mauser Still

    De hecho, lo habitual es el candelabro: estamos dando por sentado que la lámpara es el candelabro, pero dado que la “Herramienta” normalmente es una llave de tuercas, yo diría que nuestra arma perdida es el candelabro, nuestra sala, la Sala de Baile, y nuestro hombre….pues por esta regla de tres, si: solo puede Ser Marcial

  52. Si Arjona nos está gastando una inocentada, debemos suponer que no ha sido tan bestia como para coger dos cartas de escena del crimen, ¿verdad?

    Luego Arjona tiene que tener tres cartas: la del culpable (el coronel Mostaza), la de la escena del crimen (la sala de baile), y la del arma homicida.

    Es como si le hubieran añadido una carta más al juego, pero entonces se va todo al garete.

    Si el coronel recordase biblioteca, lámpara y salón, el arma homicida debe ser la herramienta. Pero si recuerda biblioteca, lámpara y herramienta, tenemos que sobra una escena del crimen y falta un arma homicida (a menos que lo haya asesinado con el salón en la sala de baile).

    Pero si el coronel sabe que estuvo en la biblioteca, recuerda la lámpara peligrosa y el salón…

    … quizás recuerde que la lámpara estaba al caer, y por eso presuponga que tomó alguna herramienta (no sabe cuál, porque no está viendo la carta) e intentó repararla. Pero me parece algo rebuscado.

    Sigo pensando.

  53. Que la lámpara estaba al caer… Vale, gente, una cosa, creo que ya tenemos el “caso” resuelto, pero hasta que llegue Arjona, vamos a ver si lo dejamos todo bien atado: eso de que la lámpara estuviera peligrosa a mí me suena de algo. Como digo, creo que ya tenemos suficiente para dar el caso por cerrado, así que esto ya es para nota: ¿alguien sabe de dónde se ha podido sacar Arjona lo de que la lámpara estaba peligrosa?

  54. Mauser Still

    Otro juego de mesa “La herencia de tía Agatha”: la lámpara de Araña era una de las trampas para matar a la competencia por el testamento

  55. La cita correcta era que “la veían peligrosa”, en plan “¡Oh qué miedo va a atacarnos! ¡Tiene dientes muy agudos!”. Pero la única forma en que una lámpara sea peligrosa (si cuelga desde el techo) es que se esté por caer.

    Mauser, no había contemplado el bendito candelabro.

  56. Parmacenda

    Bueno, veo que ya está todo casi resuelto… por no decir totalmente, a excepción del detalle del arma homicida.

    En ese punto yo coincido con Mauser. El arma habitual es el candelabro, porque se puede coger para golpear a alguien. Con el término “lámpara” yo entendí una lampara de techo, que incluso imaginé de araña, así que no lo consideré como un arma homicida.

    En cuanto al origen de ese detalle para que lo utilizase Arjona… entre las múltiples ediciones del juego, la película, los videojuegos, la serie de libros, las series de televisión (así como los concursos basados en ella), la obra de teatro y el musical (en serio, hay un musical del Cluedo?), Arjona ha tenido material de sobra para elegir.

    Sólo depende de su nivel de fanatismo con el juego 🙂

  57. maureen1978

    De acuerdo con Mauser Still: el arma que nadie vio debe de ser el candelabro, y la lámpara no cuenta como arma. Salvo que la lámpara sea el candelabro (con los alucinógenos todo es posible, ¿no?) y el Rubianes la mencionara por error (a fin de cuentas estaba colocado).

  58. Eran judíos, estaban celebrando Janucá 😛

  59. Mauser Still

    Si un candelabro es un arma homicida, uno de esos de ocho brazos ¿Qué es? ¿Un arma de homicidación Masiva?

  60. Mauser Still

    Ya puestos: ha confesado: la caja de porno estaría en este caso en casa de Amelia Tinto ^-^

  61. Proporcionalmente, sí, es el sueño de todo asesino masivo 😉

  62. Mr. Zalaya

    Señores, no puedo uno remolonear ni aún estando enfermo, o se arriesga a llegar a la oficina y encontrarse ya el caso prácticamente resuelto.
    Que duro es ir leyendo conjeturas, pensar en algo y que alguien lo diga en la siguiente pista…..

  63. Mauser Still

    Así es como se siente uno la mayor parte del tiempo: Yo me he incorporado cuando el caso ya llevaba 12 horas colgado: lo daba por resuelto cuando lo he visto ^-^U

  64. Mauser Still

    Vale: si queréis decirle una frase de efecto a Arjona ahí va una: “El Coronel, la cantante, el cura… solo nos faltaba el Mayordomo. El hombre que guarda las tres cartas. Y ese eras tu, Comisario”

  65. UrielEugenio

    Hola gente!
    Propongo otra frase, Mauser: “Yo acuso a Marcial Rubianes, en la Sala de Baile, con el Candelabro (creo que eso estaría claro, si nos basamos en el Cluedo). ¿Me permites ahora ver tus 3 cartas, Arjona?”

    Aunque recién me incorporo, les leía ya desde las 13.00, pero decidí ir a mi propio ritmo, tratando de ver todo tranquilo, de conjeturar yo mismo, y me alegra poder decir que había llegado a la misma conclusión del asesino y el lugar, aunque el arma se me escapaba totalmente. La comparación con el Cluedo y la nota sobre el día de los inocentes realmente me tomaron por sorpresa, no se me hubiera ocurrido, y por eso no veía el arma.
    En cualquier caso, reconozco que la lógica para llegar a la conclusión del asesino y el lugar la vi a partir de otras conjeturas, de Parmacenda (creo), y de Papyrus. ¡¡Y pensar que Papyrus aspiraba sólo al premio Cucú!!

  66. —Dime que tienes algo, Jack, por lo que más quieras…
    Invité a Arjona a tomar asiento y le serví un té. Faltaba menos de un cuarto del tiempo de que disponíamos. Si no teníamos una solución de inmediato, el asesino quedaría libre.
    Suspiré.
    —Reconozco que se trata de un caso particularmente extraño, Víctor. Y no es sólo por las lagunas de memoria… sino por el escenario del crimen.
    —¿Ya has descubierto dónde fue?
    —Teníamos nuestras dudas. Había varias posibilidades, en principio, hasta que cotejando con el plano de la casa nos dimos cuenta de lo que había de raro en esta historia.
    —¿Perdón?
    —Hay varias habitaciones que los sospechosos no han mencionado. Si su memoria está bloqueada con respecto al asesinato, cabe suponer que dichas habitaciones serían posibles escenarios del crimen. Sin embargo, al comprobar el plano, nos dimos cuenta de que esta casa no tiene dormitorios ni cuartos de baño.
    —¿A ver? —exclamó Arjona quitándome el plano de las manos—. Coño, pues es verdad. Qué raro.
    —Demasiado raro. Pero sea como sea, también nos reducía la lista de posibles escenarios a uno. Aparte de eso, nos ha llamado la atención que casi todos los sospechosos fueron vistos en uno u otro momento por otros sospechosos. Casi todos tenían a otro de ellos como coartada. Hay uno incluso que tenía a dos. Resultaba raro, eso sí, que la coartada de su coartada no fuesen ellos mismos, pero dadas las lagunas mentales, era posible. Con todo, sigue habiendo un sospechoso al que nadie recuerda haber visto en toda la velada.
    —¿Y crees que fue él?
    —Aún nos faltaría el arma del crimen. Se nos han mencionado varios objetos que podrían haber sido utilizados para cometer un asesinato. Todos ellos posibles, dado que desconocemos la forma de la herida mortal y, por tanto, no podemos descartar ninguno. Pero creo que, en el fondo, teníamos la pista delante de nuestras narices.
    —¿Cuál?
    —El nombre del hospital, Víctor.
    Creo que con esto pillé a mi amigo con la guardia baja. Trató de recuperar la compostura lo antes posible.
    —Jack, se nos acaba el tiempo. No creo que sea el momento para las adivinanzas.
    —No te estoy planteando una adivinanza. Sencillamente creo que la mente que ha orquestado todo esto no ha podido evitar esconder una última pista. Aunque sacando todo lo demás, ya podíamos deducir el arma nosotros solitos.
    —Bueno, ya está bien. ¿Tienes la solución o no?
    —Tengo la solución.
    —Pues dámela, rápido.
    —El Coronel Rubio, en la Sala de Baile, con el Candelabro.
    Y en ese momento, Arjona se llevó la mano nuevamente al pecho y se sacó del bolsillo de la camisa un pequeño sobre de papel. Extrajo tres cartas de su interior, las comprobó y las tiró frustrado sobre mi mesa.
    —Contigo no hay manera, tío —protestó—. Es que ya ni inventándome la historia para darle lógica al juego.
    —No pensarías que no íbamos a reconocer un tablero de Cluedo solo porque hayas cambiado las habitaciones de sitio, ¿no?.
    —Te lo llevas viendo venir desde entonces, ¿verdad?
    —Desde algo antes, de hecho. ¿Veinticuatro horas? ¿El día de los Inocentes? Veinticuatro horas de plazo porque, pasado ese tiempo, la broma no tenía gracia, condenado. ¿Por qué crees que te pedí el plano?
    —Pero la historia estaba currada. Irene y yo llevamos un mes devanándonos los sesos con esta inocentada.
    —Todo un detalle, a decir verdad. Sabes que me encanta el juego pero que, a nivel argumental, no tiene lógica ninguna que el asesino no sepa quién es y que nadie identifique la forma de la herida.
    —Ya, bueno, tenía que… ¡Ajá! ¡Espera, te he pillado en algo! ¡Hay un detalle que no…!
    —La lámpara que peligraba. Seguimos con el Cluedo, pero esta referencia no es al juego sino a la película. Una mas dos mas dos mas una.
    —¡Joder, Jack! —protestó Arjona
    —No te pongas así, tío. Os lo habéis currado.
    —¿Y al final para qué? Si es que no se os puede pillar.
    —Eso es lo de menos, amigo mío. Olvidas que, aunque os hayamos pillado, nos habéis tenido entretenidos durante el día de los Santos Inocentes, en plena ausencia de casos. Y entretenidos como a nosotros nos gusta: con un juego y un misterio. Así que sí, os hemos cogido, pero aún así… —hice una teatral reverencia—, ha sido un buen juego, amigo mío, y te lo agradezco.

    CASO CERRADO

  67. UrielEugenio

    Jajajaja, ¡qué bueno!
    ¡Un gran aplauso para Víctor e Irene, acompañada de mi más sincero agradecimiento!

  68. Parmacenda

    Por mi parte, un aplauso también para Arjona e Irene, que se lo tienen merecido! Me ha mantenido entretenido el caso durante el día de los inocentes, así que muchas gracias!

  69. KilFer - Fernando Belaza

    El mejor caso en tiempo, sin duda. Yo ya decía que se parecía mucho al cluedo como desde el principio, pero… XDDD Un gran trabajo por parte de nuestros compañeros policías.

    ¡Tendremos que devolverles la inocentada, ¿o que?!

  70. Mauser Still

    “¿Tienes ya los correos de los oyentes?” preguntó Jota.
    Mauser sonrió mientras se levantaba con el taco de folios en la mano. Le daba pena el pobre Arjona: para una vez que realmente no importaba si lo resolvían o no, y la sociedad liquidaba el caso en casi la mitad de tiempo del estipulado.
    “Si, aqui tienes. Ve tu que tengo que escribir un correo”
    “Por poco no llegamos” respondió Jota

    Que no llegamos decía Jota. Sabrá este lo que es llegar y no llegar. Señor Caballero… vaya unos recuerdos de la película de Tim Curry. Y hacía taaaaanto tiempo que no jugaba al cluedo…
    Los jefes empezaron a salir de la oficina: en cuanto acabara el programa los únicos seres vivos en la emisora serían un técnico y un ficus. Mauser pinchó la emisión para oirla mientras veia por la webcam la reunión de Jack con el buen Comisario. Ya le estaba viendo el año que viene inventándose un caso entero, con testigos y todo a ver si picában.

    Quien lo iba a decir: al final el culpable de todo era el hombre que guardaba las tres cartas. En todo aquel lío solo faltaba el mayordomo… y el mayordomo era Arjona.
    El Cluedo tendría más gracia, imaginaba Mauser, si un jugador que sospechara ser el asesino, tuviera la obligación por reglas de liar al resto de jugadores y emborronar la investigación.
    Por otra parte una partida de Cluedo con Jack, Boniatus y Parmaceda se le antojaba un entretenimiento terriblemente corto.

    “Les dejamos con los servicios informativos” recitó la locutora como un latigazo, cerrando el programa. Tocaba ir apagando. La verdad es que Arjona había sido hasta un poco malo: meter lo de las manos cortadas parecía ir adrede para llamar la atención de la sociedad. Al menos a Mauser se la había llamado. Y para qué vamos a omitirlo: había convencido a Jack con mucha clase. Le daba al Comisario una candidatura al Goya a la mejor actuación al menos. Y probablemente merecería una mención en el apartado de guionistas. ¿Estaría pensando Arjona en escribir un libro con sus casos más truculentos, como hacían algunos veteranos policías? Estaría bien tenerle en el programa.

    Con un suspiro, Mauser apagó la webcam, resuelto a darse una vuelta por las oficinas de la sociedad antes de volver a casa.

    Se lo habían estado creyendo incluso un poco después de ver el mapa de la casa.

    Que inocentes habían sido

  71. Profesor Boniatus

    Un aplauso a todo el mundo!!! A los creadores y a los investigadores que lo habeis resuelto!!!

    Mis obligaciones me han obligado a estar ausente un tiempo… pero en una semana vuelvo a la sociedad con fuerzas renovadas!!

  72. Agradecimientos al inspector Arjona y a Irene, de verdad. Ha sido una muy buena idea.

    ¡Joder! L’Höpital!

    Feliz día de los Santos Inocentes, investigadores.

  73. Lilly Christie

    Pues si:

    Que me llevo el “Primer Golpe” y el “Cucú” XD

    Pero realmente les ha quedado genial el caso n.n y Felicidades a todos por dar con las soluciones tan rápido 😛

    Y Arjona ha resultado mejor actor de lo que se pensaba. ¿Se habría puesto a correr de un lado a otro para tener apariencia de desesperación? No dudo en que verdad llevara dos dias sin pegar ojo, pero probablemente la Navidad tuviera más que ver.

    De nuevo, felicidades y saludos 😛 y a ver si me da chance de hacer algo la próxima vez XD

  74. Lilly Christie

    Esto… creo que alguien debería detener el reloj, ¿no? n.nU

  75. maureen1978

    Estupendo caso; muy entretenido. Ya había ganillas, aunque haya sido de mentira 🙂

    Y cambiando de tema: que paséis unos buenos días y ¡Feliz Año Nuevo!

  76. celdelnord

    ¡¡Qué rápidos sois!!

    Felicidades a todos los que habéis participado.

  77. Lilly Christie

    Bueno, faltando pocas horas para que acabe el año, estemos en el lugar que estemos, quiero desearles a todos y a todas un Feliz Año Nuevo, y que este 2013 nos traiga alegría, diversión, amor, y sobretodo nos mantenga unidos.

    Los quiero mucho. Felicidad n.n

  78. Mauser Still

    ¿Hacemos una porra? Yo digo que el año que viene será un caso de corrupción urbanística basado en el “Monopoly” XDXDXDXD

    Feliz año a todos

  79. Buenas tardes, equipo.

    Ante todo perdonad por el retraso (esto no lo había dicho nunca antes, ¿verdad?). En mi defensa diré que llevo desde finales del año pasado sin parar quieto, y la mayor parte del tiempo de hospitales (si os tranquiliza, os diré que no era para mí; la primera persona para la que fue salió de peligro hace ya un mes, y no creo que a la segunda le falte mucho para que le den el alta). ¿He tenido tiempo para pasarme por aquí? Sí, realmente sí, pero ¿he tenido cabeza para ello? Ese ya es otro cantar, me temo.

    Con todo, La Sociedad del Misterio ha seguido teniendo un hueco en mi agenda, aunque menos de lo que me gustaría. Desde aquí agradezco a Mycroft el haber dispuesto un entretenimiento en nuestro Facebook para estos días y a la Junta Directiva el apoyo y la comprensión que me han dado en esta situación, y por supuesto, os agradezco a todos los que seguís aquí la paciencia que tenéis con este investigador jefe tan ausente que os ofrezco.

    Pero ya basta de excusas y agradecimientos, era lo pertinente pero todos sabemos que no es lo que estáis esperando, así pues…

    … esta misma tarde tendréis las condecoraciones de este caso. Después de eso, pasaré los informes a la sección de Casos Cerrados de la Sala de Archivos. Y después de eso, y aunque no tenga toda la disponibilidad que me gustaría, la Sociedad del Misterio volverá a colgar el cartel de “Abierto” en su puerta y avisaré a Arjona de que estamos disponibles para lo que le haga falta.

    ¡Volvemos a las armas, damas y caballeros! El juego aún no ha terminado.

  80. Bien, ya he tardado demasiado (mes y medio para un caso de veinticuatro horas es pasarse, ¿no?), así que vamos al grano: las condecoraciones, damas y caballeros. ¿Listos?

    INVESTIGADORA LILLY CHRISTIE: Primer Golpe. Siempre recompensamos la puntualidad en un caso, pero tanto más cuando disponemos de tan poco tiempo para resolverlo. Aquí Lilly estuvo atenta y fue la primera en intervenir. Que no le diera tiempo a hacer mucho más es otra cuestión.
    JEFE DE DEPARTAMENTO PARMACENDA E INVESTIGADORES HETTY CALLAHAN, PAPYRUS, MR.ZETA, MAUREEN1978 Y XUCK: Pista Clave. Aquí he decidido premiar a quienes se dieron cuenta de que todo esto no era sino un Cluedo, y recompenso tanto a los que (como pedí) se pasaron por mi despacho para informarme como a quienes primero lo anunciaron en las conjeturas. Definitivamente, había que darse cuenta de que esto era un Cluedo para saber con qué reglas jugábamos esta vez y, por tanto, para descubrir quién lo hizo, dónde y con qué. Mención especial merece Xuck, a quien no hemos visto por las conjeturas pero que decidió pasarse por mi despacho a contármelo; llegó algunos días tarde, pero se le reconoce la visita, esperamos verte por aquí más a menudo.
    INVESTIGADOR DOYLE: Rookie del Caso. Este premio, de reciente cuño, es nuestra forma de dar la bienvenida a los nuevos investigadores. Doyle se ha incorporado en este caso, así que se lleva premio sólo por presentarse. Xuck podría haberse llevado este premio también, de haberse incorporado durante el caso. Así que, si nos estás leyendo… si entras en el próximo el premio es tuyo.
    INVESTIGADOR MAUSER STILL: CASO CERRADO. Sabiendo cuáles eran las reglas, teníamos que saber quién lo hizo, dónde y con qué. El quién lo sacó Hetty muy rápido, pero teníamos que encontrar las tres cosas, y al parecer la “lámpara” planteó una complicación inesperada al confundirse con el candelabro. Mauser fue quien primero presentó la solución completa, así que el Caso Cerrado va para él.

    A continuación, las condecoraciones especiales.

    JEFE DE DEPARTAMENTO MR. ZALAYA E INVESTIGADOR MAUSER STILL: ¿Dónde está Wally? Cajas y cajas con lo que la señorita Tinto había hecho en tantas fiestas cuando se emborracha… Por el amor de Dios que no fuese una orgía… Menos mal que teníamos a estos dos investigadores atentos, un poco más y se nos escapa la caja de porno. Pero ¿acaso Irene y Arjona nos habrían intentado fabricar un caso SIN caja de porno? ¿Qué clase de amigos serían entonces?
    INVESTIGADORES LILLY CHRISTIE Y URIELEUGENIO: ¡CUCU! Lo siento, Papyrus, ya sé que aspirabas a llevártelo esta vez, pero te picaste con el caso, participaste más de una vez y claro… Lilly fue la primera en llegar, pero esto se resolvió tan rápido que no le dio tiempo a hacer nada más. UrielEugenio se incorporó justo antes de la Escena del Salón. Como ya sabéis, toda entrada después de la Escena del Salón no se cuenta para este premio que, para los nuevos voy a explicarlo, se concede a todo investigador que entra, saluda y no vuelve a ser visto mientras el caso está abierto. Que no se diga que no se reconoce el saludo 😉

    A los premiados, ¡enhorabuena! A los demás, ¡buen trabajo! Como comprenderéis, dado que este caso ha sido una inocentada, esta vez nuestro contador de reputación se queda donde está (sólo faltaría que los medios se hubieran hecho eco de esto). Pero esto ha sido en este caso y por ser lo que era… Para el próximo, volvemos a poner en juego la reputación que tenemos. ¡Estad preparados!

  81. Condecoraciones publicadas, sala de archivos puesta al día con fondos de pantalla y todo. Podemos dar este caso por finiquitado, así que en cuanto Arjona nos traiga algo, ¡volvemos a la acción!

  82. Papyrus

    ¿Que hay qué en Facebook?, ¡rayos!, lo que se pierde uno. Gracias por la condecoración y aprovecho para hacer una petición: ¿Es posible que se ponga un reloj con el horario de España?, es que para los que vivimos en otras latitudes (o al menos para mi) es algo problemático al momento de saber el tiempo que queda cuando se trata de trabajar contra reloj.

  83. No te preocupes por eso, Papyrus. Cuando tengamos una contrarreloj, la idea es poner una cuenta atrás bien visible en el blog con el tiempo que queda disponible.

Plantea tu conjetura

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s