ESPECIAL HALLOWEEN – Un breve relato de terror

Una ráfaga de viento frío se enroscó lentamente en la alta cruz que culminaba del pináculo, un oscuro exponente del gótico flamígero encerchada en un negro breoso. Los remanentes de la lluvia se deslizaban lentamente hacia las gárgolas en las que pendían jirones de niebla como legañas etéreas. Un rayo blanqueó el cielo por un instante, y la ráfaga de viento llevó noticias de un cielo nublado que ocultaba los oscuros deseos palpitantes de un dios malévolo.

La misma ráfaga de viento descendió por la granítica fachada, acariciando levemente la vidriera del viejo rosetón. Bajó como una sierpe etérea y se paseó por los recovecos de un recoleto cementerio de lápidas torcidas y recuerdos tristes, enredaderas secas como huesos limpios y añosos emergidos de la profundidad telúrica.

Fluctuó el jirón de aire hasta estrellarse en una escalinata que en un lateral tenía una vieja rendija que había visto tiempos mejores, cuando los embellecedores y hasta las rejillas eran de dorado bronce. Ahora solo restaba una pátina vieja de oscuridad y banal olvido que daba acceso a las turbinas de aire. Serpenteó lentamente, perdiendo fuerza por el conducto. Subió y descendió golpeando tuberías antiguas de soldadura de estaño hasta llegar al distribuidor, bajo los múltiples cadáveres que atesoraban en las viejas salas. Salió reconvertida y con más grados, cambiando el aroma de lluvia por el del aire calefactado. Fue al descender por una rejilla a varios metros del suelo cuando se posó lentamente alrededor de unos ojos vaciados de sus cuencas, que aun retenían en lo profundo de la retina la imagen terrible de unos dedos acercándose a ellos, impresos por los gritos de agonía mientras las uñas se clavaban y el brusco tirón precedía a la oscuridad. Los restos del aire que empezó en las nubes lluviosas cayó hasta el rostro surcado por arañazos y la pestilencia de un cuerpo que se enfriaba, rodeado de glifos extraños grabados con la sangre de los mordiscos infligidos a un antebrazo tumefacto. Símbolos que no había visto el hombre salvo en los recovecos de las esquinas del saber, perdidos hace siglos en las ciudades europeas donde el saber era premiado con la tortura y la muerte.

Ahora el lugar yacía en silencio, con guardando los secretos en sus cajas y en el silencio vigilante de estatuas mudas que guardan en su interior los horrores de hombres y demonios, amenazando con hablar a aquel que sepa interpretar sus rostros hieráticos, arrancarle esos arcanos que enmudecen en mármol bronce y granito, oro y lapislázuli, rubíes brillantes que son ojos fulgurantes y el abrazo frío de la roca.

Es en ese silencio que se estrella contra los sigilos aun sin solucionar cuando truenan las antiguas palabras que presiden una de las estelas de piedra en caracteres olvidados de la entrada del lugar: “Pues no hay Misterio sin Solución… y a veces la Vida es el precio”

Anuncios

5 comentarios

Archivado bajo Especial, Halloween, Relato

5 Respuestas a “ESPECIAL HALLOWEEN – Un breve relato de terror

  1. Sorpresa.

    Con motivo de la festividad de Halloween (que técnicamente es esta noche), nuestro buen amigo Mycroft ha querido obsequiarnos con un breve relato de terror. Mycroft no forma parte de la Junta Directiva de la Sociedad del Misterio, claro está, por lo que no puede publicar sus propias entradas… así que he pensado “Qué diablos, él nos hace el favor, bien se lo puedo devolver”.

    Disfrutad del relato… y estad atentos. En una noche en la que es tradición salir a la calle disfrazado, nada es lo que parece ser.

  2. Profesor Boniatus

    Como ahora se pose un cuervo en mi ventana y empiece a graznar !!NEVERMORE!! me cago de miedo…

  3. Damas, caballeros, he recibido un correo. Estad atentos, creo que tenemos un caso en camino.

    Sólo espero que no se trate de una broma. Porque no le pillo la gracia.

  4. Mauser Still

    Ese cuervo se caga por la patabajo como venga a mi ventana y se tope con la versión femenina de JJ Jameson reclamándome los guiones del invitado.
    ¡Mauser! ¡Quiero a Spiderman! ¡Spiderman!

  5. Lilly Christie

    ¡Uff! Algo me decía que habría caso pronto… Sólo espero que no tenga que ver nada con niños disfrazados muertos…
    Gran relato del señor Mycroft.
    Estaré a la espera…

Plantea tu conjetura

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s