Los Archivos de la Sociedad del Misterio: Casos 00021 a 00030

Treinta casos.

Con o sin parón, lo cierto es que llevamos treinta casos resueltos. Que se dice pronto. Y algunos casos, además, bastante espectaculares, si me permitís la observación.

Puede que ya no lo recordéis, pero aquí tenemos esta pequeña costumbre… Cada diez casos que cerramos, hacemos un seguimiento de cómo han evolucionado las personas con las que nos hemos cruzado en ellos. Para saber si hemos marcado o no alguna diferencia. Así, por ejemplo, se publicaron en su momento estos pequeños “epílogos” de los casos uno al diez y once al veinte, respectivamente.

¿Tenéis curiosidad por saber qué ha pasado desde el veintiuno al treinta?

Caso nº 00021: El Tesoro del Exiliado

Gervasio Peláez, el Exiliado, nunca fue detenido. Técnicamente, no nos constaba que él fuese un ladrón, sólo un mentiroso manipulador y el hijo de un ladrón. Su memoria siguió deteriorándose con el paso del tiempo. Hace dos semanas me lo encontré en el parque al que suele ir a pasar la tarde. Estuve sentado un rato con él en un banco, hablando de cualquier cosa que se me ocurriera. No pareció reconocerme, pero disfruta mucho alimentando a los patos. Podríamos decir que la persona que era Gervasio Peláez murió con sus esperanzas de hacerse con el tesoro familiar del capitán Trujillo; la persona que quedó en libertad es un hombrecillo inofensivo.

Caso nº 00022: El Asesino Asesinado

Os alegrará saber que, gracias a nuestra intervención, el excomisario Regordán sigue gozando de una excelente salud (siempre y cuando tenga cuidado con su alergia). En cuanto al señor Cornejo, el intérprete del fiscal Cadwell y asesino encargado de asesinar a Regordán, sigue cumpliendo condena. Al principio estaba bastante aterrorizado, temiendo que en cualquier momento la misteriosa mano negra que le obligó a hacerlo fuese a por él, pero después de dos años ya se ha tranquilizado. O nunca existió esa mano negra, o para ellos Cornejo nunca ha sido una amenaza.

Caso nº 00023: Una Duda Desde el Pasado

Peter D. Gordon sigue vivo. William F. Carlyle, su nuevo abogado ha aprovechado al máximo los crímenes perpetrados por su antiguo defensor para sembrar la duda razonable, por lo que su ejecución ha sido postergada indefinidamente. Sigue condenado a muerte, pero por el momento no hay fecha. En cuanto a su antiguo abogado, el señor Matheson, su jugada de cometer el crimen en un país sin pena de muerte ha funcionado: aunque O’Halloran lo haya detenido en relación al caso Ruby, su extradición a España ya es efectiva y lo tenemos cumpliendo condena en nuestro terreno. Nuria Copano, exnovia de Gordon, supo de la existencia de la Fundación San Conrado y decidió apoyar su causa, aparcando por el momento la creación de su propia fundación pro-vida. En cuanto a Carlos Ashmoor, como ya sabéis, volvimos a cruzarnos con él… podéis saber más de él en el informe sobre la Maratón del Misterio.

Caso nº 00024: El Secreto de los Caparrós

Andrés Caparrós aún no ha confesado el secreto de su hermano a nadie salvo a mí. He vuelto a visitarlo con una cierta frecuencia. Normalmente no quiere hablar, pero de vez en cuando sacamos algún tema no comprometedor (cuando decide hablar de fútbol no tengo ni idea de dónde meterme). Se ve que le sientan bien estas conversaciones. Un día me dijo que estaba pensando confesar. Pero no ha vuelto a mencionarlo, y me consta que no lo ha hecho. No debe ser fácil hundir la memoria de su hermano a estas alturas… Pero creo que ya está algo más dispuesto a aceptar que todo fue un accidente.

Caso nº 00025: Un Equipaje Inesperado

Simón y Andrea Cañizares se han recuperado casi del todo del accidente. A Simón aún le cuesta algo caminar, pero por suerte su trabajo lo desempeñaba desde casa así que pueden hacer vida normal. A día de hoy, disfrutan de cada día que pasan juntos. Lucas Mendizábal, el anciano portero, aún conserva su trabajo. Sus vecinos nunca descubrieron su pequeño taller fotográfico. Sabiendo la suerte que había tenido, desmontó el tinglado y no lo ha vuelto a hacer. Yo le he enseñado a usar Internet, así que ya no necesita estas cosas. Jaime Salgado sigue triunfando en la vida, y Carmelo Esteso sigue en prisión por asesinato en segundo grado, conspiración para cometer asesinato, tenencia ilícita de armas y obstrucción a la justicia. Y sigue pensando que no es justo. En cuanto a mí, aún no me he recuperado de haber dicho la frase “Prueba que es usted un sospechoso probable. El resto podemos probarlo”.

Caso nº 00026: La Lengua del Muerto

Hay poco que decir sobre este caso. Arjona sigue siendo inocente, Mendoza sigue muerto y A. K. sigue detrás de toda esta historia, pero seguimos sin saber quiénes fueron los autores materiales del crimen. Cosa que a mí personalmente me desquicia.

Casos nº 00027, 00028 y 00029: La Maratón del Misterio

En su momento se compiló y publicó un informe con todos los hechos relevantes de nuestra Primera Maratón del Misterio… así como los sucesos que se dieron a continuación. Os remito a ese informe, que podéis encontrar en la Sala de Archivos, para saber no sólo lo ocurrido, sino todo lo que hay que saber sobre los viejos conocidos a los que nos encontramos en aquella investigación.

Caso nº 00030: El Cargamento Visto y No Visto

De este caso poco podemos añadir. La policía está investigando para intentar descubrir a quién se vendieron los iPods, pero a poco que lo hayan hecho bien no debería quedar ni rastro de la transacción. Balenciaga se ha negado a volver a hablar conmigo, sus únicas palabras al respecto fueron “Usted lo que quiere es que mi abogado me mande al carajo, ¿verdad?”. Los otros dos siguen como estaban: Gordillo sin levantar cabeza y Murrieta sin bajarla. En cuanto a Iván Ávila… su madre le ha comprado un iPod nuevecito, como recompensa porque, sin él, el caso nunca se habría cerrado. Él considera que se lo merecía porque, por intervención de su madre, se quedó sin el otro (no escarmienta, el chaval, ¿eh?).

Y ahí lo tenéis. La Sociedad del Misterio puede haber desaparecido durante dos años; pero su huella ha seguido ahí. Siempre ha estado ahí.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Archivos

Plantea tu conjetura

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s