MARATÓN DEL MISTERIO – Intermedio 1 –

Ya era tarde y el señor Martínez (si es que ese era su nombre) no se presentaba. Poco a poco, los investigadores de la Sociedad del Misterio dejaban que el cansancio pudiese con la curiosidad y se retiraban, instándome a avisarles si había alguna novedad en el caso. Al final, ya sólo quedábamos los jefes de departamento y yo.

A punto estábamos de darnos por vencidos cuando nuestro esperado visitante finalmente apareció. Se presentó con la misma mirada de desconfianza que la primera vez. Tomó asiento sin ser invitado y esperó un par de prudenciales segundos antes de preguntar.

—¿Cuándo pueden empezar con mi caso?

Zalaya carraspeó.

—Bueno, verá, señor Martínez… Esta es la situación. Somos una consultoría privada, lo que significa que nos reservamos el derecho a escoger a nuestros clientes. Y aunque su caso nos resulta francamente interesante, bueno… Existe una serie de impedimentos que deberían ser arreglados antes de…
—¿De qué está hablando? —inquirió Martínez con una mirada de desesperación.
—Iré directo al grano. Nos ha mentido. Sabemos por su reloj que su último destino no ha sido Canarias. Sabemos por su miedo que no es escultor. Sabemos por su historia que no huyó del país cuando nos dijo. Sabemos por su trabajo que no se dedicaba a la falsificación. Incluso sabemos por sus guantes que no es Eduardo Martínez. Estaremos encantados de ayudarle con su problema, pero primero usted tendrá que confiar en nosotros.
—¿Qué?
—Ya me ha oído. Si quiere que resolvamos su caso, tiene que ser sincero con nosotros. No podemos trabajar si no sabemos cuánta de la información que tenemos es veraz.

Martínez se levantó de la silla hecho un basilisco. Boniatus y yo nos tensamos en el acto, dispuestos a impedir cualquier tipo de agresión. Pero no hizo falta: nuestro visitante se contuvo en el último momento, como si hubiera decidido que eso no iba a servir de nada.

Como una exhalación, salió del despacho dando un nuevo portazo. Se habían convertido ya en su especialidad.

—¿Me he pasado? —preguntó Zalaya.
—¡Deja de preguntar eso! Le has puesto las cosas claras, simplemente. Si quiere nuestros servicios, que acepte nuestras condiciones.
—Si es que ya le vale, jefe… Yo en estos casos me pregunto qué pretende la gente. Engañarnos no, nos lo ha puesto muy fácil, así que ¿qué?
—¿No te has quedado con ganas de saber a quién quería que investigáramos? —pregunté.
—La verdad es que sí. Pero bueno, si se lo piensa ya volverá y nos contará la verdad para que podamos empezar a…
—Algo va mal —interrumpió Boniatus.
—¿Qué?
—Ha tardado más de lo normal en dar el segundo portazo.

Y sin decir más, salió corriendo del despacho. Zalaya y yo nos miramos y le seguimos a toda prisa. Pero antes de que diéramos con él…

—¡Agente caído!

Guiándonos por su voz, recorrimos la sala común, pasando entre las mesas de los investigadores, hasta llegar a la entrada del almacén de pruebas. Y allí estaba: el agente Rabbit, el guardián de nuestro almacén, tumbado en el suelo sin conocimiento.

—¿Cómo está?
—Saldrá de esta. Jack, ese tío ha cogido la llave del almacén.

Me fijé en la puerta de nuestro almacén de pruebas, a la espalda del Profesor Boniatus. La llave estaba aún en la cerradura, y la puerta abierta de par en par.

Relevé a Boniatus: si teníamos una escena del crimen, él era el mejor para investigarla. Mandé a Zalaya a perseguir a nuestro visitante, y verifiqué que el agente Rabbit no había sufrido daños irreparables. Después me uní a Boniatus en el almacén.

—¿Qué falta?
—Poca cosa, Jack. Martínez no parece haber tocado mucho. Tendría que echar un vistazo más a fondo, pero así a primera vista… diría que sólo falta esto.

Señaló hacia un estante donde yacía una caja vacía. Identifiqué inmediatamente el contenedor y, por tanto, el contenido desaparecido. Martínez había robado la revista que Carlos Ashmoor nos regaló tras el caso Ruby.

—Termina de revisar la escena. Yo voy a llamarlos a todos. De momento no vamos a aceptar más casos.
—¿Qué? ¿La Sociedad del Misterio cierra sus puertas?
—Sólo al público, profesor. Alguien nos ha mentido y robado en nuestras propias narices. Ahora mismo, nuestro cliente somos nosotros. Si vamos a darle caza al ladrón, será mejor que volquemos todos nuestros esfuerzos.
—¡Jack! —me llamó mientras me dirigía hacia el teléfono—. Oye, entiendo que el robo de una revista guarra en nuestras oficinas es motivo de indignación, pero ¿no crees que lo estás sacando un poco de quicio?

En ese momento no supe verlo con claridad. Pero cuando recuerdo la sonrisa que esbocé entonces, comprendo ahora que se trataba de la emoción de la caza.

—Esa caja estaba guardada al fondo del almacén. Si Martínez no ha tocado nada más es que ha ido a tiro hecho a por ella. ¿Sabía lo que buscaba? Esto se ha convertido en una Maratón del Misterio y el pistoletazo de salida ya ha sonado. ¿Cuánta ventaja más quieres dejar que nos lleve nuestro ladrón?

Anuncios

35 comentarios

Archivado bajo Maratón del Misterio, mentira, robo, una caja de porno

35 Respuestas a “MARATÓN DEL MISTERIO – Intermedio 1 –

  1. Muy bien, damas y caballeros… Así están las cosas. La mentira se ha convertido en robo. Ahora ya es PERSONAL.

    Para una mejor organización, trataremos cada etapa de esta investigación como un caso en sí mismo. Empezando por el anterior, y terminando cuando consigamos encontrar a nuestro apreciado “Señor Martínez”.

    Centrémonos en el próximo caso, equipo; pero no perdamos la perspectiva: no olvidemos cómo ha empezado todo esto, porque la solución de cualquiera de estos futuros casos puede estar en alguno de los anteriores.

    Vamos a cazar a un ladrón mentiroso. ¿Quién se apunta?

  2. Buena manera de despertarse un domingo, si señor… una taza del mejor café y un misterio por resolver.

    Voy a leerme el informe con calma, ahora que ya me he tomado el café, que me temo que soy como el Profesor, sin cafeína no funciono…

    ¡¡¡¡Neurona, a trabajar!!!!

  3. Bueno, es evidente que Martinez conocía nuestras oficinas, sabía que el agente rabbit es el guardián del almacén de pruebas y sabía donde estaba justamente lo que venía a buscar. No creo que le hubiera dado tiempo a conocer a fondo la oficina en su primera visita, por lo que seguramente ya se la conocía de antes.
    Y ya se que soy una paranoica con el tema AK… pero es que se ha colado tantas veces en nuestras oficinas, que seguro se las conoce al dedillo. Así que ese tipo bien puede haber trabajado para él… (o ser el mismo A.K) O eso, o estamos ante la persona que se llevo toda la información que Mendoza tenía sobre nosotros y que desapareció de la escena del crimen…

    Veo que nos esperan unas jornadas de duro trabajo, así que he dejado café hecho, he puesto la chocolatera de Nico en funcionamiento y he dejado una bandeja con donuts y churros… Ah, y se me olvidaba… jefe, te he dejado un termo del mejor té de jazmín…

  4. Uriel Lascano, Reporting in.

    Jenjibre, ahora mismo me preparo un coctail de café,chocolate, donuts, churros y té, que hay que estar al máximo, este vez somos nuestro cliente.

    Bien, la caja que nos está faltanco contenía un ejemplar de Enero de 2008 de una revista porno, única copia que tenía la sociedad de esa revista.

    Al principio pensé que podía tratarse de fotografías, del tipo de las que tomaba el conserje de la urbanización de Simón Cañizares, pero no.

    Considerando que se trata de una revista porno de serie, de hace unos 2 años y medio, no veo una razón para robarla, no me parece que tenga un gran valor realmente. ¿Se puede hablar con algún miembro de la sociedad que recurde bien esa revista Jack? Me gustaría saber si había algo fuera de lo común en ella, una nota escrita a mano, no sé, algo que le de un valor superior al de una simple revista.

    Asumo que “Martinez” ya se ha largado de la sociedad, y eso me hace pensar que conocía MUY bien nuestras intalaciones, como bien dice Jenjibre, y nuestro archivo, porque no solamente sabía donde buscar y tenía un objetivo elegido, sino porque tuvo tiempo de sacar del medio al pobre Jack Rabbit, barir el almacén, tomar una caja del fondo (no soy asíduo a nuestro almacén, Jack, pero asumo que hablams de un espacio bien grande, verdad, no un simple trasterito), y largarse de las oficionas, y para un hombre de 63 años, que no puede hacer todo eso a la carrera, es mucho logro.

    Jack, ¿podrías hacernos una descripción del etado físico de Martinez? por tu impresión, principalmente, no creo que tengamos más datos.

  5. Estimado Boniatus, ¡Saludos!

    Me gustaría que me dijeras si encuentras cualquier evidencia de que Martinez no se largó inmediatamente, es decir, que estuviera aún en las oficinas cuando descubrísteis el robo, o de que salió por algún lugar diferente de la puerta principal. Suelo colaborar desde casa, así que no estoy del todo familizarizado con las rutas alternativas de escape.

  6. Me gustaria conocer más o menos las salidas, rutas y demás de la oficina, ya que asi podriamos intentar averiguar la ruta que ha tomado el ladrón. Y como dicen ahi arriba, está claro que conocia el almacén y sabia donde busacar. Aunnque me extraña que solo se haya llevado una revista porno. ¿Tal vez tiene que ver con el caso en el que la conseguisteis?

  7. Vale, a trabajar!.
    2 cosas, una, teníamos aun las camaras enfuncionamiento jefe?, podemos seguirle la pista con ellas?, para ver si tocó algo más, o dejó algo en las oficinas?.
    otra, no es la primera vez que se nos cuela, esto me huele a chamusquina.
    Voy a repasar el caso anterior y el de la revista, a ver que tal.
    Uriel, puedo coger un chocolatito??, mmm, que bueno!!!!!

  8. Que idiotez por mi parte, perdon, …

    Cómo está rabbit??????

  9. Uriel… Ese café está elaborado con la mezcla especial de Boniatus… esa que se hace traer expresamente desde la montañas azules de Jamaica… esa mezcla a la que casi quiere más que a su vida… Así que te aconsejo que no te vea como lo mezclas con lo demás… te aseguro que es muy susceptible en cuanto a su café se refiere… ;P

    Ceres tiene razón… ¿no tenemos cámaras de vigilancia? o sólo funcionan cuando la oficina está cerrada? La verdad jefe… nuestro sistema de seguridad deja mucho que desear.

  10. Pues también ha sido una falta de tacto por mi parte no preguntar por Jack Rabbit… aquí le traigo una zanahoria y algo de lechuga, para ver si perdona mi olvido.

    Volviendo al caso, me gustaría entender los motivos de Martinez, y para ello trataré de sacar algo en limpio de sus acciones:

    1- Vino a la sociedad y nos soltó una sarta de mentiras. Es posible que quisiera hacernos investigar a alguien, tal vez para mantenernos ocupados, tal vez sólo fuera parte de su mentira.

    2- Parece un hombre de tendencias más violentas que nerviosas, debido a que se paró de manera amenazanta al ser descubierto, no se hundió en su asiento, pero en su primera visita realmente parecía presa de pánico y sudaba copiosamente. En cualquier caso es muy actor y conoce algunos buenos trucos de maquillaje (por lo del sudor digo).

    3- Conoce muy bien nuestras oficinas, en mi opinión, desde antes de sus 2 visitas, ya que no creo que su primera visita fuera suficiente para darle ese conocimiento con lo cual sus visitas tienen el fin de crear una distracción.

    4- Es una persona calculadora, planificadora, pero no del todo, ya que si hubiera eliminado los portazos en sus visitas, o al menos en su segunda visita, no nos habríamos dado cuenta tan pronto de que aún no se había retirado, con lo cual habría contado con más tiempo. Puede ser que simplemente esté confiado en que puede darnos el esquinazo.

    5- Conocía los archivos de nuestro almacén, y le asignaba un valor desconocido para nosotros a esa revista, o simplemente la conocía, pero la tomó a modo de afrenta, para demostrarnos de lo que era capaz.

    De momento no se me ocurre nada más, pero seguiré pensando. Por favor, cualquier acotaión es bienvenida y ayuda a poner en orden nuestras (especialmente “mis”) ideas.

    Saludos equipo.

  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  12. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  13. La primera maratón del misterio… y yo en medio de exámenes. En fin. Como de seguro que para marzo ya tenéis todo esto más que resuelto, me conformaré con vivir lo suficiente como para ver una segunda maratón del misterio. Y lástima, la cosa pinta demasiado bien…

    Segunda quincena del enero de dos mil ocho, con dos años y diez meses de antigüedad… qué gran presente. Y ahora un mentiroso nos lo ha robado. Si no lo hacemos por el misterio que envuelve a Marttínez en sí mismo, al menos hagámoslo porque nos ha robado el regalo de Carlos Ashnoor…

    Y mi primer contribución a esta primera maratón: “¿Por qué se llevó esa revista precisamente?”.
    ¿Tiene algún valor para él (es decir, la robó por la importancia que tenía esa revista en sí misma)? ¿Lo hizo para llamarnos la atención sobre algo? Y si fue para llamarnos la atención… El hecho de que supiera en dónde buscar esa revista, y el hecho añadido de que fuera hasta el fondo del almacén a buscarla, esponiéndose a ser pillado más prontamente si notábamos algo extraño, indica que Martínez de verdad quería esa revista (no sabemos porqué ni para qué, pero sabemos que al menos iba por ese ejemplar). En suma, si quería llamar nuestra atención, para lograrlo, era menester robar esa revista… ¿Por qué?

    Espero que el agente Rabbit se recupere pronto. Esto la verdad es que me ha caído como un valde de agua fría en otoño. Dos años gastando ese dinero que hay en el cajón de la Sociedad etiquetado como “restos del tesoro del exhiliado” en zanahorias y luego en bombones para que el conejo me dejara entrar al almacén de pruebas (tenía que revisar unas pruebas del caso dieciocho… para… este… bueno, para levar a cabo una investigación sobre… es un caso que me interesó a modo policial… hem… bueno, cuando tenga más avances les contaré), y recién ahora Martínez nos viene a mostrar que basta con noquearlo. Todo lo que hay por descubrir.

    P.S. Buena caza, investigadores.

  14. Y me sirvo una taza de chocolate. Total, si la leche de la mejor Holando-argentina la he traído especialmente para la Sociedad, qué más que beneficiarme… Y me sirvo un churro, que hace milenios que no pruebo uno.

    Una preguntita… ¿Seguía llevando los guantes?

  15. Me pregunto si el pobre de Jack Rabbit no estaría guardando las mismas revistas que salen en la viñeta del webcomic “¡Eh, tío!”. Si no es así, el Profesor Boniatus debiera preguntarse porqué anda siempre rodeado de material tan comprometido.

    Estaré pendiente del CIC. Como dice Ryder, esto es ahora algo Personal.

    RF.

  16. La madre de Zemo,

    Hola a todos:

    – Si no recuerdo mal, ya que llevo todo el dia revisando los archivos, esa revista que nos han robado nos la regaló Carlos Ashmoor (Epílogo del caso 23).

    – O´Halloran, de la Interpol, es el único, Jack, que te vio pedir al agente Rabbit la llave del almacen de pruebas (por cierto, espero que Rabbit esté mejor). Sabía cual era la caja de cartón donde estaba la revista que nos regaló Ashmoor.

    Eso me hace pensar que nos quedó algún cabo suelto en esos casos,
    ¿Se sabe algo de Peter D. Gordon?

    Luego prosigo.

  17. No puede ser! Se nota que nuestro intruso lo tenía todo bastante bien planeado. No sólo tenía ya un considerable conocimiento sobre nuestras oficinas, sino también del almacén de pruebas, que no está abierto al público. Aparte, esperó al último momento para llegar, justo cuando la mayoría de los agentes se habría retirado a su casa… muy bien planificado, la verdad.

    Comencemos por lo básico. ¿Se ha revisado el almacén a ver si Martínez ha dejado algo? Simplemente se me ha ocurrido que una buena forma de ocultar que ha colocado algún dispositivo de escucha era precisamente robando algo.

    También hay que considerar el tiempo que necesitó. Profesor, la revista sustraida se encontraba al fondo del almacén. Se sabe que camino siguió para llegar hasta ella? Era el más rápido, o hay algún indicio de que buscase un poco?

    Al agente Rabbit le he traido un poco de zanahoria rallada, ya que si le han golpeado en la cabeza quizás no le apetezca tener que roerla.

    Esperaré el informe del Profesor, y el resultado de las cámaras de video… si es que funcionaban.

  18. Esta vez soy yo, no mi madre :P.

    La mayoría de comentarios sobre la revista se basan en lo que podía contener la revista, pero, ¿Nadie se ha parado a pensar en QUIÉN habría tocado la revista? Quizás Marcos se la llevó para incriminar – o para evitar que incriminaran- a alguien que tuviera que ver con Carlos Ashmoor y/o los casos anteriores.

  19. El equipo Zemo vuelve al ataque,

    Hay demasiados neurocirujanos en los casos de La Sociedad del Misterio: Carlos Ashmoor, Marcos Noriega y Carlos Duarte (fallecido).

    ¿Se puede saber si son de la misma promoción o han trabajado en el mismo centro?

  20. La madre de Zemo,

    Parte 1:

    Jack dijo: “—¿No te has quedado con ganas de saber a quién quería que investigáramos?.”

    Quiere que investiguemos a Carlos Ashmoor.

    Caso 23: Para mí, Peter Gordon es inocente.

    Tenemos que seguir los consejos de nuestro amigo Watson. Según sus archivos, en el primero: “Repasé mis notas, analicé lo que había oído en el juicio, subí al estrado y me limité a detallar cómo había muerto el agente Bueno. No ahondé en la psique del criminal… No relacioné mis hallazgos con las pruebas físicas.. no dije más que lo que yo había podido observar con mis propios ojos …Ahora sabía que no sólo el asesino no era el hombre que estaba en el banquillo de los acusados, sino que alguien de la policía intentaba, en el mejor de los casos, encubrir al auténtico responsable…“.

  21. La madre de Zemo,

    Parte 2:

    Archivo segundo: ““Las dos autopsias eran concluyentes. Sin embargo, la autopsia de Varela indicaba que era diestro (se disparó a sí mismo con la mano derecha); Elvira Prat fue golpeada en la sien derecha por un asesino que se encontraba frente a frente con ella… lo que situaba la sien derecha de la víctima a la izquierda del asesino. Alguien zurdo mató a Elvira Prat y la policía decidió incriminar a Ramón Varela. Fermín Bueno fue asesinado; a Ramón Varela le arrebataron lo que más quería y le acusaron en falso. Creo que ya en ese punto empecé a ver un patrón“.

    Archivo tercero:

    – “Y de pronto le había preocupado estarse volcando en encerrar al hombre equivocado. Quería saber qué pensaba yo, de quién sospechaba, y si podía ayudarme en algo

    – “Consulté de nuevo los expedientes de ambas víctimas. Pero esta vez no buscaba nada sobre ellos… sino sobre sus entornos. Quería saber con quiénes habían trabajado“.

    Voy a repasar ese caso porque lo leí una vez y me quedé con muchas dudas. Volveré.

  22. La madre de Zemo oootra vez,

    ¿Se podrían comprobar los dos vídeos que tenemos de un hombre fornido y musculoso saliendo de correos en el caso Duarte y el vídeo que tenemos en nuestras oficinas del hombre que entró? ¿Podrían ser la misma persona?

    ¿Podríamos saber quién formaba parte del comité que hizo que Carlos Ashmoor dejara la cirugía? ¿Podrían estar el Doctor Noriega o el Doctor Duarte en dicho comité? ¿Mantienen Carlos Ashmoor y Verónica Salas una relación?

  23. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  24. Muy bien esto se va a poner complicado…

    Señores y Señoras hay un nuevo detective en esta ciudad..Y os va a hacer competencia Je!

    Que empiece el maraton!

    Veamos que puedes preparar que no sepa hacer yo CLUB D ELOS MISTERIOS

  25. La madre de Zemo,

    Justifico el visionado de los dos vídeos grabados sobre el tipo sospechoso, con los siguientes datos en el caso 19:

    – Un regalo en la oscuridad.
    – Esto lo tomó la cámara de seguridad de la oficina de Correos. No sabemos quién es, pero definitivamente no es Noriega… hombre grande, musculoso y con la cabeza afeitada.

    Así fue como, haciéndome pasar por periodista, logré seguir la pista del asesor forense y ciudadano americano Peter D. Gordon, a quien se había visto hablando con la última víctima en más de una ocasión“.

    Si la última víctima fue el padre de Carlos Ashmoor y este era policía, ¿Estarían hablando sobre los asesinatos o bien recavando información para nuestro amigo Juan Watson Garzón?

    Ashmoor, el único familiar vivo de la última víctima, ¿Muy buena coartada? Y además por la profesión del padre podría estar al día sobre las pesquisas policiales. Y no olvidemos que es neurocirujano y consultor externo con lo cual también podría
    conocer a Peter Douglas Gordon.

    En este caso, Watson había estado colaborando con un consultor externo, el doctor Peter Douglas Gordon, una eminencia venida de los Estados Unidos…”.

    Esto me escama más ya que nuestro amigo Watson no era tonto. Y si pidió ayuda a Peter es porque lo consideraba un buen profesional.

    Estas son las conclusiones a las que llega Ashmoor después de que Zalaya le comunique que hay dudas razonables:

    Y lo más importante… ¿De dónde? las dudas sólo pueden venir del ahora.
    O ha aparecido un testigo especialmente creíble
    ,(Puede ser nuestro Dr. Noriega) o un abogado brutalmente influyente,(William F. Carlyle) o… un cadáver… un cadáver peculiar… con la firma… con SU firma (Leyre Ubeda). Es usted un caballero de gran perspicacia, señor“.

    Nota del hijo: Mi madre ha dicho que le falta el móvil. Le he dado el mío :P.

  26. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  27. Segundas conclusiones:

    Ni siquiera a mí me lo cuenta. Lo único que me dice, cada vez que le saco el tema, es que está mejor dentro que fuera”.

    ¿Será porque sabe que fuera es hombre muerto?

    Una pregunta: ¿Había estado Mathesson en nuestras oficinas? ¿Porque si no a qué viene esto?

    No me lo puedo creer. ¿No tiene usted grabado en una placa de bronce en su oficina que las personas pueden mentir pero que las pruebas no? ¿Se va a fiar ahora de tres testimonios en lugar de las pruebas que le presento?

    Ashmoor, ¿Por qué no hace campaña contra Copano?

    Otra cosa: Se han llevado la revista porno de enero del 2008, pero la nota que venia con ella, ¿La conservamos aún? ¿La nota de gratitud está escrita a mano o a máquina. ¿Tiene alguna errata esa máquina? ¿Coinciden las letras con los post-its que hemos encontrado en diferentes casos?

  28. Hola a todos, espero que Rabit esté ya mejor.
    Este caso me parece muy difícil, ¿no será alguien de dentro el responsable?

    Ya sé que dudar de nosotros mismos está mal, pero saber tanto de nuestras oficinas me escama mucho.

  29. Me parece interesante lo que propone la Madre de Zemo, acerca deque el objetivo del robo fuera que reinvestigaramos todo lo relacionado con Ashmoor y el caso, pero me pierdo en cuanto al resto, no tengo tantos conocimientos de los casos anteriores.

  30. La madre de Zemo destripando el caso.

    Terceras conclusiones:

    Descripción del hombre que sube con Verónica en el ascensor.

    Según el portero, el hombre era alto, fornido, con
    perilla y la cabeza rapada, rondaba los cuarenta y vestía un traje caro
    ”.

    Mendoza no nos quiso decir si conocía a alguien con esa descripción, la cual tambien puede concordar con las dos anteriores del hombre que entra en nuestras oficinas y del que sale de correos.

    Su padre y el señor Peter D. Gordon se conocían?Sí, se conocieron.
    ¿Sabría decirme si existió algún tipo de roce entre ellos?

    Cuestiones profesionales. Mi padre hizo unos comentarios sobre el modo cuasi reverencial en que Gordon hablaba del asesino. Luego se vio que no hacía sino expresar su megalomanía. Hasta escribió un par de artículos sobre el asesino, o sea, sobre sí mismo…

    ¿Podemos conseguir los dos articulos que escribió Peter D. Gordon sobre el asesino?

    Debemos pedir a O’Halloran cualquier información posible sobre las investigaciones del padre de Ashmoor. Te lo recuerdo Zalaya.

  31. La madre de Zemo,

    Terceras conclusiones (2ª parte):

    Y otra cosa que no me cuadra es lo siguiente: Ashmoor estaba en España y no en Dinamarca el dia 16 y si no me remito al siguiente parrafo extraído de la web “Devolviendo el guante“:

    Acabo de recordar cierto artículo que tenía en mi ordenador portátil, escrito en la espera de un vuelo de Copenhague a Madrid, a mediados de mes.

    Sentado ante las puertas de embarque en la fría mañana danesa, veo un fantasma. Una persona que viene de mi pasado más remoto y doloroso, cruzar el pasillo en dirección al duty-free

    Toma ya. Vete a Dinamarca a dar una ponencia, y encuentra de pronto a dos mujeres en pleno aeropuerto que hablen de un producto tan conocido como ese, y que además sean españolas”.

    Si va a Dinamarca a dar una ponencia, es que esta en otro sitio y no esperando un vuelo de Copenhague a Madrid.

    P.D. Yo, Zemo, apuesto a que el caso 27 será “¿Por qué se cortó las venas Zalaya?“. Auguro mucha, mucha, MUCHA sangre.

  32. Yo no sé tanto de los anteriores casos, veo que me voy a tener que poner las pilas y leerme todo. No sé si tendré tiempo.

  33. La madre de Zemo,

    Observando la foto del aeropuerto de Copenhague (que está en el blog de “Devolviendo el guante“), me he fijado en que no hay asientos que den la espalda. Sin embargo, revisando imágenes del aeropuerto de Madrid, ahí sí.

  34. La madre de Zemo,

    Este maratón está más muerto que vivo… pero yo a lo mío.

    – ¿No será “la obra que tenia que destruir” nuestro Sr. Martinez precisamente una de Carlos Ashmoor? Por aquello del comité.

    – En cuanto a las descripciones del novio de Verónica Salas y la de Ashmoor, sabemos que vestían trajes caros. ¿Quién puede darnos una descripción de Carlos Ashmoor?

    – Preguntadle a la secretaria de Carlos Ashmoor si conocía a Verónica Salas.

  35. Equipo, no os preocupéis. Toda esta semana de silencio se ha debido a una intensa preparación. Si vamos a salir al campo de batalla, vamos a hacerlo con nuestras armas bien afiladas. Mañana salimos a la carga. Estad atentos, porque aunque ahora mismo no tengamos información suficiente para poder trabajar en condiciones, no vamos a parar hasta que la consigamos.

Plantea tu conjetura

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s