MARATÓN DEL MISTERIO – Etapa 1 – Caso nº 00027: EMPEZÓ CON UNA MENTIRA

Por fin, después de una semana de mañanas frías sin remedio, la caldera del edificio había sido reparada. Aunque para nuestra desgracia, aún no funcionaba como era debido y tardaría todavía un poco en caldear nuestras oficinas. Y lo peor: no había manera de saber cuánto.

Boniatus, Jack y yo éramos, como de costumbre, los primeros en llegar. Así que el buen profesor ocupó su puesto junto a la cafetera para preparar provisiones calientes para todos. Yo me calentaba ya las manos con mi taza, disfrutando con el relato del último viaje de Boniatus, cuando alguien empezó a aporrear la puerta.

—¿Quién será a estas horas? —preguntó Jack mirando el reloj. Aún eran las ocho y media, faltaba media hora para que abriéramos al público.

Intrigado acudió a la puerta. Poco le faltó para ser arrollado por nuestro visitante. Se trataba de un hombre, cerca de los sesenta, cabeza afeitada y una poblada barba, con gafas. Sus ojos, aunque hundidos en su rostro, centelleaban de excitación. Sudaba copiosamente, quizás por el abrigo largo que vestía y los gruesos guantes de piel. Se le veía presa del pánico. No dejaba de mirar a su alrededor, de consultar su reloj de bolsillo y de hacer lo imposible por mantenerse alejado de las ventanas.

—¡Tienen que ayudarme! —suplicó en un hilo de voz—. ¡Mi vida corre peligro!

Pese a que aún no nos encontrábamos en nuestro horario de atención al cliente, el estado azorado de nuestro visitante nos hizo acceder, por una vez, a una reunión de emergencia en el despacho de Jack. Cerramos las persianas y nos dispusimos a escuchar su relato.

El hombre tragó saliva. Se le veía terriblemente incómodo.

—Mi nombre es… Martínez. Eduardo Martínez. Y a día de hoy, soy un hombre a la fuga. Y todo por una mala decisión que tomé en un momento de dificultad.

—Continúe.

—Verá. Hace tres años, yo era un hombre respetado en mi trabajo. Nadie lo hacía mejor que yo.

—¿A qué se dedicaba? —preguntó Jack.

—Era escultor. Bueno, antes había hecho otros trabajos, ya sabe, incluso había dado clases. Pero mi vocación era la escultura. Escultura de alto nivel. Lo que yo hacía, la gente rica lo compraba para exhibirlo con orgullo.

—¿Y qué pasó?

Su rostro se ensombreció.

—Tuve un… escarceo con una de mis ayudantes. La cosa no salió demasiado bien, y todo mi prestigio acabó por los suelos. Perdí mi clientela, perdí mi negocio, lo perdí todo. Y entonces apareció un hombre que me dijo que podía devolvérmelo todo… si trabajaba para él.

—¿Hablamos de la mafia?

—¿La mafia? —dijo Martínez con una sonrisa desquiciada—. ¡La mafia no tendría nada que hacer con este tío! No, el hombre del que hablo sólo tiene un objetivo, y está dedicado por completo a conseguirlo. Con una precisión quirúrgica, se lo digo yo y sé de lo que hablo.

El calor de la caldera entró de golpe en nuestra oficina. Por un momento creo que todos deseamos poder abrir las ventanas, pero podríamos ver que, si lo hacíamos, el corazón de nuestro cliente podía explotar.

—Al principio no parecía nada peligroso, ¿sabe? Sólo un hombre con problemas dispuesto a ayudar a otro hombre con problemas. Pero pronto empezó a pedirme que hiciera… cosas que no iban conmigo para nada. Entonces decidí dejar de trabajar con él en cuanto pudiera…

—Disculpe, ¿cosas que no iban con usted? —preguntó Boniatus—. ¿Qué era, falsificación?

—¡Sí! Sí, en cierto modo sí. Verán, al principio sólo tenía que poner mi firma en algo que no era mío. No me sentía muy cómodo con eso, pero pagaba bien. Luego… Luego me pidió que…

Le costaba trabajo hablar. Se quitó el abrigo.

—Me pidió que… Que destruyese una obra.

—¿Suya?

—¿Qué…? ¡No! ¿Cómo va a…? No, no era obra mía. Era una advertencia, ¿saben? Quería que sus objetivos supieran de lo que era capaz.

—¿Por destruir una escultura? —pregunté.

—Es algo más complicado de lo que le puedo explicar. Pero lo peor fue que… bueno… ¡que se aseguró de que se supiera que había sido yo!

—¿Cómo?

—¡Sabía que le iba a traicionar! Así que salí huyendo. Me fui del país un tiempo. Pero luego me di cuenta… Me di cuenta de que había dejado cabos sueltos. No me entiendan mal, no conducían a mí, pero sí a mis allegados. Intenté ponerles sobre aviso, pero para cuando llegué ya estaban muertos.

—¿Muertos?

—Ya les he dicho que hablamos de un hombre peligroso. ¿Es que no me escuchan? Cuando supe de la muerte de mis allegados, comprendí que en España no estaba a salvo. ¡Corro un gran peligro volviendo aquí!

—¿Volviendo aquí? —pregunté yo.

—Sí, bueno, a España digo. Acabo de volver de las Canarias, llegué hace… —forcejeó un rato con su reloj de bolsillo, maldiciendo por lo bajo hasta que por fin consiguió abrirlo— una hora y media, a las ocho, y he venido directamente a sus oficinas para hablar con ustedes, porque me he dado cuenta de que ya no puedo seguir huyendo. ¡Ese hombre tiene que acabar entre rejas!

—Verá, señor Martínez —explicó Jack—, si lo que usted dice es cierto, ese hombre acabará cayendo por su propio peso. Quiero decir, ha cometido varios asesinatos, ¿no?

Martínez sonrió como un diablo.

—No es tan sencillo. Ese viejo cuervo es muy listo. Sabe cómo volverlo todo a su favor, cómo controlar la opinión del público y ponerla de su parte. Siempre tiene un as en la manga, siempre sabe cómo quedar como el héroe de la película. Y nunca se le puede relacionar con nada, jamás se mancha las manos si puede evitarlo. Tiene toda una red de espías, informadores, asesinos y ladrones trabajando a sus órdenes, sin contar a sus lugartenientes. Lleva años acumulando riquezas y dedicándolas a sus fines. Si fuera fácil reunir pruebas que sirviesen de algo contra él, ya lo habría conseguido yo en estos años.

Jack abrió la boca para responderle algo, Pero en ese momento decidí adelantarme:

—Bien, caballero, su caso es francamente interesante, pero me temo que ahora mismo andamos algo hasta arriba de trabajo… Sin embargo habremos cerrado uno o dos casos para el fin de semana. Si fuera tan amable de volver para entonces…

Pude ver que, a mi lado, Jack se había quedado perplejo y con la palabra en la boca, pero aún así asentía con una sonrisa cordial. A nuestro visitante se le vino el mundo a los pies, al mismo tiempo que nos clavaba una mirada de absoluto estupor.

—Acabo de decirles que mi vida corre un grave peligro —murmuró.

—Lo sé, pero por desgracia nos pilla hasta arriba. Si fuera tan amable de volver el fin de semana…

Se levantó hecho una fiera, se volvió a poner el abrigo y se marchó dando un portazo en el despacho y otro aún más fuerte en la puerta principal. Inmediatamente, Jack se giró hacia mi.

—Bueno, qué, ¿me lo cuentas o me espero a tu informe?

—Miente. Está claro.

—¡Pero si ni siquiera nos ha contado quién le persigue!

—Porque no le he dado tiempo. No quería que nos utilizara y nos pusiera a investigar a quien no es.

—Entonces crees que lo de que le persiguen…

—Oh, no, eso lo ha dicho en serio. No sé si es verdad pero al menos él cree que sí.

—¿Entonces?

—Los guantes.

—¿Qué?

—No se ha quitado los guantes. El abrigo sí, tenía calor, pero no los guantes. Ni siquiera para abrir el reloj, que mira que le ha costado trabajo. Y yo pregunto: ¿por qué alguien que está acalorado no se quita unos guantes tan gruesos?

—¿Para no dejar huellas? —aventuró Boniatus.

—No tiene sentido, ya nos ha dicho quién es —apuntó Jack.

—A menos que eso sea mentira. Si no deja huellas no podemos verificar su identidad. Nos ha mentido, jefe, y antes de que nos metamos en este caso quiero estar seguro de cuánto de lo que nos ha contado es verdad y cuánto no.

Jack meditó sobre mis palabras. Tanto tiempo, quizás, que me empecé a temer lo peor.

—Me he colado, ¿verdad? Lo sabía. Lo siento, jefe, a veces me emociono, ya lo sabes, pero es que juraría que… Mierda, si corro mucho a lo mejor todavía le alcanzo…

—¿Para qué? Sabemos que volverá a venir el fin de semana.

—¿Qué?

Me sonrió.

—Uno no llega a jefe de departamento a base de no tener ni idea de lo que hace. Me fío de tu criterio como me fío del de Boniatus. ¿Crees que miente? El caso es tuyo. Tienes hasta el fin de semana.

Anuncios

61 comentarios

Archivado bajo Maratón del Misterio, mentira

61 Respuestas a “MARATÓN DEL MISTERIO – Etapa 1 – Caso nº 00027: EMPEZÓ CON UNA MENTIRA

  1. Estoe s lo que tenemos, chicos.
    Estoy convencido de que miente, llamadlo intuición, pero se que miente. Tenemos que descobrir cómo y porqué, antes de que vuelva el fín de semana.
    Siempre he querido decir esto:

    ESTOS SON LOS DATOS; COMIENZA LA INVESTIGACIÓN.

  2. Saludos Zalaya, y al resto de la sociedad también. Aún no leo el caso, pero no pude evitar poner el primer comentario y agenciarme una condecoración. Lo leo, lo pienso y vuelo a escribir.

  3. Hay algo que no me cuadra: este hombre vacila antes de responder una pregunta, como si lo inventara sobre la marcha, pero si está inventando todo, es desperar que lo llevara mejor armado, ¿no? ¡Que somos La Sociedad del Misyerio no un puñado de amateurs!

    Si se mantuvo apartado de las ventanas, ¿Puede ser que no temiese ser visto, sino ser visto allí, en nuestras oficinas?

  4. Zemo y su madre presentes,

    Si viene de Las Canarias no cuadra la hora de llegada.

    Cuando dice “con una precisión quirúrgica, se lo digo yo y sé de lo que hablo” nos puede indicar que es cirujano y no escultor.

  5. Uriel, Zemo y su madre, es un placer teneros por aqui, como siempre.

    Uriel, yo también creo que hay cosas que inventa, pero debemos descubrir qué…

    Zemo y su madre, respecto a lo de la hora… pero, cómo no cuadra la hora de llegada, exáctamente?
    Precisión quirúrgica… podemos ver qué sacamos por ahí, si.

    Creo que podemos desenmascararlo rápido equipo

  6. Igual que Zemo y su madre, veo el tema dle horario sospechoso:
    Si este hombre llegó a las oficinas a las 8.30 hora española, y luego de hablar un rato su reloj (asumo que con la hora de canarias: 1 ora menos) marca las 9.30 (las 8.00 más una hora y media)o su reloj lleva un atraso mínimo de 30 minutos, o no tiene el horario de Canarias, pero pudo haberlo cambiado al llegar al aeropuerto, ¿no?

    Me parece aún más raro que hable de volver a España cuando él viene (teóricamente) de Canarias, que es territorio Español.

    Esto “podría” indicar que en realidad no ha venido de Canarias, sino de algún lugar con el cual no haya cambio horario, como Alemania, o Francia, entre otros.

  7. Me acabo de dar cuenta que en mi comentrio anterior me he liado con el tema de los horarios, porque en lugar de considerar que el relj de Martínez debía tener una hora menos, e considerado una hora más:

    Martinez llega a las 8.30 (7.30 Canarias), y luego de estar hablando con Jack y Zalaya, estimo yo que aproximadamente 30 minutos, su reloj marca las 9.30, no las 8.00 que debería marcar.

    Zalaya, ¿me puedes confirmar cuánto tiempo estuvieron hablando con Martínez, o qué hora era en horario español cuando él miró su reloj?

    En cualquier caso, RECTIFICO, su reloj está adelantado entre una hora y una hora y media con respecto al horario de Canarias,y hasta 30 minutos con respecto al horario Español, por lo que no me parece que haya venido de Canarias.

  8. A mí esto me suena que el señor Martínez, si ese es su nombre, desea que investiguemos alguien, pero por una razón diferente a las que nos ha dado.

    Cito:

    “Ese viejo cuervo es muy listo. Sabe cómo volverlo todo a su favor, cómo controlar la opinión del público y ponerla de su parte. Siempre tiene un as en la manga, siempre sabe cómo quedar como el héroe de la película.”

    Me suena extraña esta frase, si alguien comete un crímen es un criminal, ¿no? Da igual que le caigas bien público, no sé me suena raro.

  9. Teneis mucha razón con los horarios, cuando nos dijo lo de la hora apenas llevábamos 15 minutos hablando, quizá ni 10.
    Veamos: dice que acaba de llegar de las Canarias, pero a las ocho y media ligeramente pasadas nos cuenta que llegó del avión hace una hora y media… es decir a las ocho. Hace una hora y media eran las siete.
    Esa confusión sólo tiene sentido si no has cambiado el reloj… pero si vienes de Canarias, pensarías que habías llegado a las seis, no a las ocho.
    La solución más sencilla es que venga de la dirección contraria, no de Canarias.

    Eso, o que no viese el capítulo de BArrio sésamo sobre las horas.

  10. Zalaya, con lo que tu me dices, el reloj de martínez está adelantado casi una hora (45 – 50 minutos) con respecto al horario español.

    De acuerdo con el sitio web http://www.horlogeparlante.com/spanish/europa.php, dentro de Europa, los países con una hora más quee España son:

    Bélgica, Bielorrusia, Bulgaria, Chipre, Estonia, Finlandia, Grecia, Letonia, Lituania, Moldavia, Rumania, Turquía y Ucrania.

    No veo nada en estos países, pero a lo mejor alguien puede pensar en algo – guiño Zemo y madre de Zemo 😉

    Lo que me parece que hay que averiguar es porqué este “buen” hombre dice venir de Canarias cuando esto no es real, ¿Qué ganaría haciéndonos creer que viene de canarias? ¿A alguien se le ocurre algo?

  11. La madre de Zemo,

    Uriel, pensemos: Si él dice que hace hora y media que llegó y matiza “a las ocho” es porque en el reloj marcan las 9:30, cosa que asegura que no pudo venir de Canarias. Hay que pensar en un país con una hora de adelanto al nuestro (GMT +1).

    Deduzco que sus “objetivos” son personas, ¿Puede qué sea La Sociedad del Misterio?

    Además veo que cuando se refiere a sus allegados parece que no se refiera a familia directa como padres, hermanos, tíos, etc, si no más bien a su profesión, sea cuál sea ésta.

    En cuanto a su llegada, ¿Cómo podía sudar tanto si tenía la cabeza afeitada y afuera hacia frio? No se quito los guantes para no dejar huellas,pero al quitarse el abrigo, ¿No podéis recordar algo de su vestimenta que os recuerde a alguien? ¿Juan “Watson” Garzón? ¿A.K.? ¿Llevaba abrigo largo – si no recuerdo mal y perdonad mi memoria- en la cinta que teniamos de el?

    Escibí el comentario pero no lo mandé y ahora veo nuevas conclusiones. Perdonad.

  12. No hay problema , Madre de Zemo, ya me había dado cuenta de mi error de horarios, todos los países que he agregado son GMT + 2 (España = GMT + 1, y a eso hay que agregarle otra hora).

    También yo creo que sus “Objetivos” son personas, pero no creo que se refiriese a nosotros, sino a las víctimas de los ataques y a tros de profesión / ideas / posturas similares.

    Yo tampoco yo he entendido “allegados” como familia directa, pero tal vez sí gente que trabajara con o ayudara a Martínez en su trabajo.

    No veo nada más de momento…

  13. Buenas a todos!

    A este creo que llego a tiempo.

    Es fácil saber de donde proceden los vuelos que han aterrizado hoy a una hora concreta (www.aena.es) siempre y cuando se sepa dónde estamos. Tanto tiempo sin pasar por aquí y ya me he olvidado de en qué ciudad estamos…

    De Canarias seguro que no viene, el primer vuelo que aterriza en la península, procedente de alguna isla de las Canarias, lo hace a las 9:55 en Madrid.

  14. Pudo no quitarse los guantes para evitar dejar huellas, pero también pudo hacerlo para evitar que se viera algún tipo de deformidad o distintivo en las mismas.

    Mi madre matiza que quizás use reloj de bolsillo porque no pueda ponerse reloj de muñeca. ¿Notasteis movimientos en sus manos?

  15. De acuerdo, no tendré mucho tiempo para pasarme por este simpático problemilla esta semana (léase los siguientes “cuatro meses”), así que sólo dejaré algunas reflexiones al azar.

    1. ¡Ha vuelto el equipo Zemo! Honrado de conocerlos “personalmente”, honrado estoy de conocerlos.

    2. Si cuando miró su reloj el vió las nueve y media de la mañana, quiere decir que cuando llegó a España lo miró y marcaba las ocho de la mañana. Esto me hace recordar al caso de Ágata Castro… Si suponemos que la entrevista tuvo lugar pasadas las ocho y media, algo así como entre las ocho y treinta y cinco y las ocho y cuarenta (+ – dos minutos margen de error), entonces el reloj estaría adelantado, como bien dijo Uriel, unos cuarenta o cincuenta minutos… Pero ciertamente no contamos con la precisión milimétrica de cómo vió el escultor la hora en su reloj. Quiero decir, en ocasiones uno ve que son las ocho y veintisiete y, como sabe que esos tres minutos pasan volando, dice directamente que son las ocho y treinta y sigue preparándose para salir. Con todo, si él llegó a las siete al aeropuerto (o a la estación, que todo puede ser), ¿no hay relojes en los aeropuertos? Por estos lares sí los hay, pero puede que allí no.

    3. Si es un hombre muy conocido no creo que nos resulte difícil encontrar su nombre en alguna reseña o artículo de hace algunos años. Concuerdo con la idea de que no estoy enterado de los grandes escultores que pueblan mi querido país (principalmente porque no está en mi círculo de intereses), pero las personas que están interesadas en esa manifestación cultural, así como la prensa especializada, las revistas que versan sobre ese tema, etc, sí tienen que estar interiorizadas, si les gusta apreciar el trabajo de otros artistas, en el panorama de los escultores más sorprendentes de la hora actual (o la de hace algunos años). En resumen, si el hombre es tan conocido, no nos debería ser difícil conseguir info sobre él y su trabajo en los círculos y medios especializados (y quizás encontremos algún artículo sobre ese escarseo con su ayudante que no terminó bien, cosa que daría pie a verificar su versión de los hechos en ese punto). Necesitamos encontrar los puntos en los que está mintiendo y para qué.

    4. Y yo pregunto… ¿Para qué delatar a la persona que te hace el trabajito? Si tenías miedo de que te delatara, y si era capaz de cometer tantos asesinatos, ¿no habría sido mejor silenciarlo de una vez por todas en lugar de exponerlo, y por sobre todo, exponerse a recibir una acusación pública de “en realidad fuiste tú y si tengo que caer yo tú también vendrás conmigo”? Creo que ahí hay una incoherencia. Pudiendo acabarlo para que no hablara (o porque ya no era de gran utilidad), ¿por qué no silenciarlo en lugar de exponerse? Lo veo extraño.

    5. Podría hacer teorías sin fundamentos —el caso me recuerda en gran medida al del fabricante de colores retirado— con lo que este hombre podría ser culpable de esos crímenes y quiere que investiguemos a otra persona y él salir del foco de sospechas de la policía (suena tonto, pero si el fabricante de colores pensó que podía engañar a Sherlock Holmes, ¿por qué este chiflado no podría pensar que nos puede engañar?). Lo mismo, es una teoría. La descarto inmediatamente y me vuelvo a los libros. Si se me ocurre algo, investigaré un poco más a fondo.

    Au revoir, compañeros de batalla.

  16. Saludos Nicolás, en cuanto ví el largo del comentario me vino una sonrisa y pensé instintivamente: “Nicolás”.

    Me pliego a lo que has dicho:

    ¡Encantado de conocerles Equipo Zemo! Ultimamente estuve releyendo casos viejos, y he leído acerta de ustedes, tanto que hasta que nicolás lo marcó no se me hizo raro verlos “codo a codo” en un caso, que despistado soy a veces.

  17. Hola a todos.

    Aparte de lo dicho por la hora (muy bien visto), no es muy normal que recién llegado de Canarias lleves abrigo largo y guantes gruesos de piel, ¿no es así? Si que cuando vas a un sitio sueles ir preparado para lo que te puedes encontrar ahí, pero dudo que haya ido por Canarias y en el avión con eso puesto…

    Pero, sin embargo, la imagen de alguien con abrigo largo y guantes me recuerda a un mafioso. No sé que más decir, así que luego revisaré el texto de nuevo.

  18. Madre mía, no se os puede dar un caso!!!

    Termine de leerlo, y pense en lo de la hora, pero ya esta resuelto, voy a releer a ver que encuentro.
    (Buenos días a todos!!!)
    Profesor, con su permiso, voy a por una tacita de café.^^

  19. Vaya, vaya… ¡¡¡Zalaya vuelve a dirigir una investigación!!! Todavía recuerdo la primera que dirigiste… ¡¡¡mi primer y único caso cerrado!!! Pero me temo que ahora no podré ayudar demasiado. Mis compromisos profesionales apenas me dejan tiempo para respirar y mi neurona ha decidido declararse en huelga indefinidamente, así que me temo que mis conjeturas serían peores de lo que suelen ser habituales, pero quería dejar un saludo (y, como ha dicho alguien por arriba, agenciarme una condecoración…)
    Nunca creí que diría esto, pero… ¡¡¡¡ECHO DE MENOS EL TIEMPO DE MI “ARRESTO DOMICILIARIO”!!!! por lo menos tenía tiempo para dedicarme exhaustivamente a la investigación.

    Un saludo y besitos de jengibre para todos.

    ¡¡¡Buena caza!!!

  20. Hola a todos!!
    Aquí ya no hay forma de llegar a tiempo. Bueno pues por añadir algo y teniendo en cuenta lo de las horas y que lleva guantes y abrigo lo más lógico esque este personaje venga de Helsinky o Minsk, los demás paises con ese cambio horario, sino me equivoco tienen temperaturas más calidadas en esta época del año.

  21. Pues yo ahora no estoy en la compu, (estoy usando el wifi en el móvil) pero en el sitio de los horarios, que mencioné antes, aparecen los datos actuales del clima. Si nadie lo pone antes, cuando coja la pc me fijo. Igual aclaro que al menos en barcelona, a esa hora de la mañana hace bastante frío, el suficiente como para llevar guantes y abrigo largo, mientras debajo del abrigo no tenga más que una camisa, por ejemplo. Y eso sin sudar, en el exterior, al menos.

  22. La madre de Zemo,

    Quizás sea divagar, pero en el apéndice del caso nº26 “correspondencia oculta”, Arjona le da a Jack una fotocopia de una carta de A.K. que dice “Estimado Longshanks […]” y continua diciendo “en ese papel sudado y colmado de miedo…“. He pensado que, ¿No podría ser este Longshanks, nuestro Eduardo Martinez? Recordad que sudaba mucho y además el abrigo largo puede servir para ocultar sus largas piernas (Longshanks si lo traducimos significa “zancas largas”). Según la carta le pedía dinero a A.K. por su silencio.

  23. No había pensado que martinez fuera “longshanks”, que bien podría ser, se me había ocurrido que “el malo” fuera A.K., pero no lo puse porque pensé que a lo mejor estaba demasido obsesionado.

    En ese caso habría que ver porqué tenía Mendoza esa carta, o porqué aparecióen su casa a su muerte si él no era el destinatario de la carta

  24. Señores, se que todos tenemos ganas de agarrar a A.K. pero no caigamos en la paranoia. Desgraciadamente, hay mucho cabrón suelto, y es estadísticamente imposible que A.K. esté detras de absolútamente todos los actos delictivos que se cometen.
    Pensemos, sabemos que nos ha mentido en una cosa, estoy convencido de que nos ha mentido en algo más, pero hemos de demostrarlo… Qué podemos sacar de lo que nos dice de su profesión o de porqué huyo del país?

    Vamos muy bien, equipo, dejemos abierta la posilibidad de que A.K. esté metido (Quien sabe….) pero no nos cerremos a otras opciones, o acabaremos amoldando os datos a lo que queremos que demuestren, y eso es un grave error.

  25. Lo siento Zalaya, pero no se me ocurre nada para analizar de su profesión, de porqué huyó del país, me parece extraño que vuelva considerando que es un hombre que está a la fuga (de la justicia, entiendo) y que hubo algo raro con la muerte de todos sus allegados, especialmente si teme por sus vida.

    on respecto a de dónde viene, he analizado las temperaturas de los países con GMT + 2, de donde suponemos que viene Martínez, y he llgado a la conclusión que viene de Bélgica, Bielorrusia, Estonia, Finlandia, Letonia, Lituania o Turquía.

    Chipre, Grecia, Moldavia, Bulgaria, Rumanía y Ucrania tienen temperaturas demasiado elevadas como para estar tan abrigado.

    No sé si esto ayuda de algo…

    Saludos!

  26. Después de leerlo otra hay alguna cosa que igual sí que me parece extraña.

    Que cayera en desgracia por tener un escarceo con una de sus ayudantes.

    Vale que un escultor necesite de ayudantes, que no termino de verlo, pero que por liarse con una lo pierda todo??

    Dice que le hizo falsificar obras solo cuando Zalaya se lo pregunta. Más bien parece que se agarra a ello, no que fuera lo que realmente pasó.

    No será que lo de que es escultor es una forma de ver su trabajo y que no tiene nada que ver con lo que generalmente entenderíamos?? A día de hoy hay contables que bien podrían decir que son escritores de ciencia ficción y según se miré podría ser cierto.

    Además no se ha quitado los guantes. Tal vez para no dejar huellas. O tal vez para que no se le vean las manos. Un escultor no tendrá las mismas manos que, por ejemplo un peluquero, no??

    Divagando. Alguien que considera que su oficio es el de escultor, que sabe de lo que habla cuando dice “con precisión quirúrgica”, que necesita, no una, varias ayudantes y al que puede afectar (más que a un escultor) el tener un escarceo con una de ellas, bien podría ser un cirujano plástico, no?? Seguro que sus manos no son las mismas que las de un escultor en piedra, por decir.

  27. Es más, en este caso, el destrozar una “obra” de otro, seguramente sería mas grave que si realmente fuera escultor, cosa ya de por sí lo es.

  28. Perdona, pero no termino de entender cómo sería lo de firmar las obras, es que cuando a mí me operaron la nariz el medico quiso tallar su nombre en mi mejilla, pero finalmente lo disuadió el miedo, por el pedazo de denuncia que le iba a caer.

    No te tomes a mal el comentario 😉

  29. Sin problema por el comentario Uriel, pero confiesa, tu médico es de los de pelis gore, a que sí?? El resto suelen poner la firma debajo de donde dice: “Total factura”.

    En cualquier caso ya he dicho que estaba divagando y me lo he hecho venir todo como me ha parecido. Sin nada más a lo que agarrarse, lo que me queda es eso, divagar.

  30. Pues la verdad que ya había notado algo raro en mi médico antes, pero no había sido capaz de atar cabos.

    Por supuesto que tras el episodio de la firma deje de ir a su consultorio, ¡Pero es que encima, cuando me fui a quejar me dijo textualmente: “es que me ha quedado tan bien, me hacía mucha ilusión que todos supieran que yo soy el autor de esa escultura”! ¡Y con cara de conpungido y todo!

    Actalmente sale cada uno de la facultad de medicina…

    😉

  31. 🙂

    Aún suerte que viste algo raro. Si no, aún te podríamos haber visto en una vitrina de exposición y todo.

  32. Pues sí, es que justo ese día el anestecista se sentía mal, así que vino a reemplazarle un chaval que estaba de prácticas, y no me durmió del todo, así que cuando escuché que el médico comentaba la idea de la firma, empecé a amenazar y forcejear.

    El ayudante dijo – ¡Hostia, que está despierto, yo me piro! – Y claro, el medico no podía firmar sin su ayudante.

  33. Pero en qué quedamos?? No pudo o le dio miedo??

    Llevas la cabeza rapada y barba?? Quítate los guantes!!!

  34. Madre de Zemo,

    He estado revisando el historial de viejos casos de La Sociedad y me gustaría saber, ¿Se tienen fotografías para cotejar el aspecto del Doctor Noriega con el extraño visitante? Tuvo un escarceo con Verónica Salas, era cirujano plástico y firmaba las defunciones (como en el caso de la Señora Cifuentes).

  35. ¿Si no pudo o le dio miedo? Yo que sé, llevaba un pedo encima… creo que me perdí cuando el qirófano empezó a girar y apareció el dinosaurio azul ese…

    Pues llevo una perilla, pero no tengo la cabeza rapada… además, me han dicho que aparento más que mis 22 años, pero creo que no tanto como 63…

    Con perdon del jefe Zalaya, me voy a llorar un rato por allí, que me han confindido con un anciano, mi imagen no resiste este tipo de palizas… 😉

    PD: me parece que como sigamos usando las instalaciones de La Sociedad para tonterías nos van a echar una bronca… ¡Que yo no fui señor juez que la culpa es toda de Celdelnord!

  36. Bueno, pues la verdad es que lo del escarceo con una de sus ayudantes me ha recordado a Verónica Salas, y lo de la muerte de sus “allegados” a la de Carlos Duarte… Si lo sumo a que lo de “viejo cuervo” me ha recordado a Koev, el único nombre que obtuvimos en el caso 19, y a lo de la precisión quirúrgica, la verdad es que no pienso en A.K, sino más bien en nuestro viejo conocido… ¡¡¡el doctor Marcos Noriega!!! Además creo recordar que había huido de España…

    Vale… Zalaya, no es necesario que me mires con esa cara… ya se que estoy teorizando sin pruebas, pero ¿que sería de un caso sin mis absurdas e imaginativas conjeturas?

    Para lo de que no se quisiera quitar los guantes, lo normal sería que no quisiera dejarnos sus huellas. Algo comprensible si se trata de Noriega, ya que las tenemos en nuestra base de datos, cortesía de un maletín de médico del caso doble del crimen sin escena y la escena sin crimen (o algo así). Además, creo que no disponemos de su foto, pues fueron las que “alguien” se llevó de la consulta y del apartamento de Duarte…

    Y esto es todo lo que da de sí el huequito que he podido hacer en mi agitada agenda.

  37. Perdon Sra. Zemo, no había leído su comentario… Veo que vamos por la misma linea de investigación, lo que para mí es todo un honor, soy una gran admiradora suya, ¡¡¡una de las grandes investigadoras de la Sociedad!!! Es un placer saludarla.

  38. Hola, un novato por acá, he leído un par de casos y al fin me he animado a participar.

    He visto el comentario de celdelnord y aunque el dice que es pura suposición me gustaría apoyar su teoría. Me había llamado la atención esta frase: “Con una precisión quirúrgica, se lo digo yo y sé de lo que hablo”… Está dando a entender que o es un cirujano o el también tiene un objetivo al que está dedicado por completo (muy improbable por que se encuentra huyendo y no persiguiendo algo).

    Y sobre los guantes: mi opinión es que sus manos son tersas… sí, si en verdad fuera un escultor tendría las manos llenas de cayos o hasta pequeñas heridas debido a su trabajo, esta según yo es la razón por la que no se quita los guantes.

  39. Perdon por el triple comentario, pero en mi conjetura había una errata, donde pone Koev quería decir Korv.. cosas de intentar teclear rápido para aprovechar el poco tiempo. I'm so sorry…

    ¡¡¡Mierda… acabo de perder mi condecoración!!!!

  40. Algo más… tal vez ya sea un poco obvio que el no es un escultor pero por si hacía falta: ¿A quién se le ocurriría contratar a un escultor para destruir una obra? para eso en mi país contratarían a un albañil =P.

    Creo que el sospechoso podría ser un asesino muy parecido al del caso anterior.

  41. Di que sí Uriel, tu acusa a quien sea!!

    Menuda memoria Madre de Zemo y Jengibre!! La envídia me corroe, soy incapaz de recordar lo que hice hace una semana!

    Juanito, es verdad, es pura suposición. No tengo de donde agarrar nada, pero vamos, mirando mirando, es lo único que he visto.

  42. Pue yo sí le veo cabeza a lo de contratar a un escultor para destruir una escultura ajena, de esa manera, si lo agarran, o se le entrega, parecería que lo hizo por celos profesionales, y no se investigaría que lo hubieran contratado para ello, ¿Pero qué motivos tendría un albañil para destruir una escultura ajena si no es por encargo?

  43. Es muy valido lo que dices Uriel pero aún así me parece que ese no sería un delito por el cual huir del país (dependiendo de la obra tal vez), yo sigo apoyando la teoría de Celdelnord.

  44. Ahí he de reconocer que tienes razon Juanito, igual no termino de comprender si Martinez se ha marchado porque es buscado por la justicia o si se ha marchado solamente porque temía por su vida.

    Ojo, que yo no digo que no sea cirujano, simplemente no tengo pruebas en un sentido o en otro. En cualquier caso, me pare que la frase “con una precisión quirúrgica, se lo digo yo y sé de lo que hablo” puede simplemente estar usando una frase armada (lo de la precisión quirúrgica) y referirse a que él sabe cómo hace las cosas “el malo”, y no a que sabe qué es la precisión qirúrgica.

    Esa es mi lectura, la frase me suena mucho, y no me parece algo reservado solamente a cirujanos, pero una vez más, esto es sólo mi impresión, no tengo pruebas para respaldarla.

  45. He estado dándole vueltas a el porqué volvería a España justo ahora y nos pediría ayuda justo a nosotros… Y he recordado la muerte de Mendoza, que si no recuerdo mal era el investigador al cargo de las dos muertes que antes he citado (Verónica y Duarte); además, creo recordar que era otro de los “renegados” de AK. Quizás al enterarse de su muerte, le entró pánico. Pero no entiendo lo de recurrir a nosotros, desconocemos casi todo sobre AK (aunque nos duela admitirlo…)

    Y es todo lo que mi agotada neurona consigue procesar… me temo ha decidido dar por finalizados sus servicios mínimos y volver a declararse en huelga…

  46. Señores/as, hay un par de cosas que me llaman la atención de lo que dicen; quizá por sí solas no sean nada, pero si las unimos….
    El hecho de que no se quite los guantes puede deberse a, como se ha apuntado, que no tiene unas manos propias de alguien que trabaje con piedra.
    Además, como apunta Juanito Escarcha (Bienvenido, por cierto, sirvete un café) si eres escultor, creo que sabes que rompre una estatua apenas sería vandalismo, delitos contra la propiedad en todo caso. No es algo que deba darle tanto miedo.

    Sin embargo, estaba aterrado porque había tenido que “romper una escultura” y porque quien le controla se había asegurado de que se supiera que era él, y por ello dice que huyó del país.

    Creo que por aquí podemos tirar, muy buen trabajo, equipo.

  47. Pues a es esperar el finde, que vuelve Martínez. Bien equipo, que yo le he puesto ganas, pero no le he acertado en nada.

  48. El equipo Zemo está convencido de que Eduardo Martínez es el Doctor Noriega:

    – Por la descripción física que se da en el caso 19 y que coincide con la dada en este.

    – Porque A.K. se cercioró de que se le implicara en la muerte de Verónica Salas mandándonos a nosotros el caso.

    – Porque en el caso 19 nos indican también que era neurocirujano.

    Luego mandaremos más conclusiones, pero tenemos el presentimiento de que mañana el Doctor Noriega puede aparecer muerto.

    P.D. Nos alegran mucho los excelentes comentarios sobre nosotros. Un placer volver con asiduidad a la Sociedad y estando tan bien rodeados ;).

  49. La madre de Zemo,

    En el caso 19 tenemos archivada una foto de Marcos Noriega en la orla de la universidad de Navarra en la promoción del 99. Se puede comprobar si es Eduardo Martinez.

  50. La madre de Zemo,

    Eduardo Martinez (para nosotros Marcos Noriega):

    – No mintió en cuanto a su profesión: Fue profesor (Universidad de Navarra, promoción del 99)de Neurocirugia.

    – Es “escultor de cuerpos” no de estatuas.

    – Noriega conoció a Veronica Salas (con la que tuvo un escarceo) en la empresa Anima speculum SL., la cual quebró.

    -A.K. nos envía a nosotros el caso de Veronica Salas, con lo cual la afirmacion “se aseguró de que se supiera que había sido yo” concuerda.

    – En los casos de Veronica Salas y Carlos Duarte esta A.K.. Uno de ellos no se cerró y en el otro nuestro amigo Mendoza no nos dejó seguir el curso de la investigación.

    – Por cierto, tenemos el sexo y apellidos de A.K.: Varón y Korv, como reseñó Jenjibre.

    – Noriega se tuvo que marchar fuera.

    Lo dejo aquí, que si no mi familia hoy no come. Luego seguiremos.

  51. Admito que me ha asombrado el avance de las investigaciones. No lo negaré (¿para qué hacerlo?) me gusta la teoría de que Marcos Noriega sea Eduardo Martínez. De hecho, al anterior comentario de la madre de Zemo yo le puedo agregar lo siguiente. Creo que uno de los casos en los que tuvo que dejar su firma fue en el de la defunción de la señora Sifuentes, madre de David y Andrés Jiménez. Y creo que estos son los casos enn los que el gran capo (que por ahora estamos identificando con A.K.) hizo que Noriega destruyera otra escultura como advertencia… ¡El grabarle una J en el útero a la señora Sifuentes y el cortarle la mano a David Jiménez! Y aquí A. K. sí que se ocupó de que lo supiéramos… pues hallamos un montón de instrumental quirúrjico con sus huellas digitales.
    Y sobre lo que sabemos de a. K… Lo siento, pero aún no tenemos corroboración de que sea hombre (el hecho de que en los casos en los que estuvo detrás haya habido actuantes masculinos no es evidencia suficiente para señalar el género de la mente criminal y a lo sumo podría indicarnos complicidad con otros hombres), y el apellido de “Korv” no nos lleva a ningún lado. A. K. podría ser una ejecutiva, un banquero retirado, un vendedor de perritos calientes, el presidente de una cadena de helados, mi vecino que lava el auto todo el santo día, y, como bien dijo Zalaya, hay demasiado trhuán suelto como para atribuir todo crimen habido y por haber al ente conocido por A. K. (¡y sí… así he escrito “truhán”!). El apellido de Korv puede ser su apellido, pero hay tantas posibilidades de eso como de que “Korv” sea la marca de un jabón para el cabello que se dejó de fabricar en Unión Soviética cuando cayó el Muro de Berlín. En suma, no sabemos si ese es Fuera de eso, quiero resaltar el punto que hice notar en el ítem número cuatro de mi primer comentario (y que, a causa de problemas técnicos con el Blogger, tuve que publicar en Facebook). si tenía todos los medios para asesinar a sus conocidos y es un maestro de la discreción, nunca deja cabo suelto, tiene una red increíble de espía y toda la cosa, ¿no le habría convenido asesinarlo lisa y llanamente en lugar de dejarlo suelto? En efecto, el gran capo, ante cualquier acusación que le pudiera infrigir Eduardo Martínez, siempre habría podido escudarse y defenderse con esa maquinaria criminal que tiene montada… pero es demasiado arriesgado y demasiado estúpido. En el archivo nº 3 de Watson, el doctor se percató de que todo estaba montado porque no se puede llegar a un narcotraficante de los grandes dejando cabos sueltos que incriminen tan patéticamente. Lo mismo pero modificado. No llegás a ser un gran capo criminal dejando viva a las personas que pueden traicionarte de un momento a otro. Me reitero, en el caso de recibir una acusación pública de “fue él el cerebro detrás de todos estos crímenes y ahora me quiere inculpar a mí de este atentado”, de seguro habría podido recurrir a algunas artimañas para equilibrar la balanza a su favor… Pero sigue siendo una voz en contra que es mejor acallar antes de que estalle.

  52. Señores, se nos acaba el plazo. Ya hemos averiguado que nos ha mentido respecto a su profesión, el lugar de donde venía y sus motivos para huir. Pero no nos desviemos, el plazo acaba mañana, y estoy convencido de que nso ha mentido en más cosas. Centremonos en la conversación, en los datos objetivos y, una vez le hayamos descubierto mintiendo, ya iremos más allá, averiguando la verdad. De momento, destapemos sus mentiras.
    Nada de lo que nos hace creer que es noriega puede ser demostrado, así que centrémonos en lo que si podemos demostrar, esto es, los datos que él nos ha dado. Estoy seguro de que ha cometido algún otro error.

    Ánimo, Equipo, vamos muy bien y nuestro “cliente” vendrá pronto.

  53. Estimado Jefe Zalaya, haciendo caso de vuestra recomendación he releido todo, he encontrado algo, mmm, “sospechoso”:

    Martinez declara que su vida corre peligro, pero a la vez dice que es un hombre a la fuga (yo entiendo aquí que es perseguido por la policía, ¿entiendo mal?)

    Ahora bien, si yo sy su empleador, y he decidido matar a Martinez, ¿Porqué le incriminaría en un caso policial? No veo ninguna ventaja, ya que a pesar de ser sospechoso de un crimen, Martínez aún puede hablar y delatarme, pero es que adicionalmente, se me hace más difícil el hecho de matarle de una manera “discreta”, puesto que la policía ya tiene su ojos puestos en Martinez.

    También me suenan raras otras, cosas, relacioadas con la anterior:

    Martinez asegura que su vida corre peligro en España, pero no dice nada acerca del resto del musndo, y aún así vuelve a España.

    Y cuendo quiso poner sobre aviso a sus colaboradores, en lugar de llamarles, que ee lo que haría una persona que ha huido del país para salvar su vida, ¡Va a visitarles! (CITA: “Intenté ponerles sobre aviso, pero para cuando LLEGUÉ ya estaban muertos”).

    Según el relato de Martinez, su objetivo, con su retorno a España es lograr que “el malo” termine tras las rejas, pero si realmente es tan peligroso, peor que a mafia, ¿Cómo podría sentirse seguro habiéndole delatado, incluso si el hombre efectivamente termina en la cárcel?

    Yo creo que nadie le persigue para matarle, puede que sea todo una treta para endilgarle a otro la culpa por los crímenes que Martinez ha cometido, y su miedo podría venir, justamente, por su miedo a ser descubierto y llevado a la carcel.

    Uriel Lascano, Reporting in.

  54. Primero dice:” …y todo mi prestigio acabó por los suelos. Perdí mi clientela, perdí mi negocio, lo perdí todo.”

    Después dice: “…al principio sólo tenía que poner mi firma en algo que no era mío. No me sentía muy cómodo con eso, pero pagaba bien.”

    Si había perdido todo su prestigio, de qué servía (a quien le pagara bien) que pusiera su firma en ninguna obra??

  55. Celdelnord, si es que hablamos de esculturas, que no queda demasiado claro, podría servir para vender en el país esculturas ingresadas de manera ilegal, como si fueran obras realizads por Martínez, eso es lo que a mí se me ocurre, pero claro que si ha perdido todo su prestigio, nadie compraría esas obras.

    Buen punto.

  56. Señores, tienen razon en cuanto a falsificar obras. No tiene sentido ninguno: una falsificación se hace para poner la firma de un artista de renombre en un trabajo propio, no al revés. Si eso es lo que Martínez hacía para su jefe… ¿cuál demonios era el plan?

    Creo que estamos cer…. ¡Un momento!!!
    Uriel, has dicho que intentó ir a avisar a sus colaboradores….
    ¿No nos había dicho que se había ido del país?
    ¿Como es posible? ¿Qué hizo primero?

  57. A, ¡justo lo acababa de notar!, debí haberlo leído antes, creo que ahí está la mentira que no habíamos notado: El dice que está a la fuga y que acaba de llegar a España y fue directamente a las oficinas, sin embargo también dijo que el mismo fue a visitar a sus allegados antes de encontrarlos muertos. En resumen: o esta es la segunda vez que regresa o ha ido a visitar las casas justo antes de ir a pedir ayuda.

  58. ¡Coño! Mi conexión mala a internet me ha imposibilitado publicar antes, con lo cual Juanito se me ha adelantado

  59. La madre de Zemo,

    Martínez dice: “[…]Pero lo peor fue que… bueno… ¡que se aseguró de que se supiera que había sido yo!“.

    Y poco más tarde: “[…]Me di cuenta de que había dejado cabos sueltos. No me entiendan mal, no conducían a mí, pero sí a mis allegados. “.

    Si “el hombre peligroso” se aseguró de que se supiera que era Noriega el culpable, ¿Cómo es que que las pistas no conducían a él?

  60. Madre de Zemo, a mí al menos me faltan datos, pero yo interpreto que se habla de dos cosas diferentes, que el malo inculpó a Martinez ante la policía, pero que los cabos sueltos no los siguió la policía sino el malo, en su intento por dar con martínez.

    Esa es mi lectura, igual es sólo otro erro de las mentiras de Martinez, no lo sé.

  61. Pingback: Los Archivos de la Sociedad del MIsterio: Casos 00021 a 00030 | La Sociedad del Misterio

Plantea tu conjetura

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s