Caso nº 00025: UN EQUIPAJE INESPERADO (CERRADO)

La habitación de paredes blancas se encontraba en un silencio sólo interrumpido por los rítmicos pitidos de un electrocardiógrafo. Ni nuestro nuevo cliente ni yo nos atrevíamos a articular palabra alguna. La pequeña niña de cinco años que descansaba en aquella cama llevaba ya más de una semana sin despertar.

Rodolfo Dantés, el abogado de la familia de la niña, me pidió que saliéramos al pasillo para hablar. Pude apreciar que estaba verdaderamente afectado por la tragedia.

—No debió pasar. Simón… mi cliente… se desvive por la pequeña Andrea. Estoy seguro de que él conducía con todo el cuidado del mundo.
—Los accidentes ocurren, señor Dantés. ¿Cómo fue?
—Simón metió a la niña en el coche cuando ya estaba dormida. Quería darle una sorpresa, la llevaba a Port Aventura. La niña duerme como un tronco, así que se habría despertado ya allí.
—Bonito detalle. ¿Qué ocurrió entonces?
—Un camión se salió de su carril. Simón intentó esquivarlo, perdió el control del coche y volcaron.
—Entiendo. Pero los accidentes no entran en nuestra jurisdicción, señor Dantés… usted nos ha llamado por otra cosa, ¿no es así?

El letrado suspiró y sacó una fotografía de su maletín. Se aseguró de que no hubiese gente cerca antes de mostrármela.

—La ambulancia llegó relativamente pronto, recogió a mi cliente y a su hija y los llevó al hospital, donde fueron debidamente atendidos. El problema vino cuando la grúa recogió el coche… y encontraron esto en el maletero.

Cogí la foto de su mano y se me heló la sangre en las venas. En toda esta historia, sinceramente, no me encajaba esa pieza… pero ahí estaba: un hombre joven, de unos treinta y pocos años, muerto por una herida de bala en la cabeza.

—Imposible que esto ocurriera durante el accidente.
—En cuanto Simón despertó, la policía le comunicó que estaba detenido como principal sospechoso del asesinato. Y no puedo culparlos, es comprensible que sospechen del propietario de la escena del crimen… pero mi cliente no pudo hacerlo, estoy seguro.
—Usted es un abogado competente —dije, demostrando que me había documentado sobre él antes de acceder a verlo—. Seguro que podrá demostrar su inocencia…
—No lo entiende. Simón es hijo único, huérfano y viudo. Andrea sólo le tiene a él. Cuando despierte del coma necesita tener a su padre cerca… y sólo Dios sabe cuánto podría alargarse el juicio antes de que pueda exonerarlo. Necesito ayuda externa, señor Ryder.

—¿Opinión? —pregunté.

Estaba de vuelta en la oficina, acompañado por nuestro cliente y por Zalaya. El abogado sostenía entre sus manos nerviosas una taza de mi mejor té de cacao, coco y vainilla.

—Habría que llamar a Boniatus —comentó Zalaya—. No querrá perderse esto…
—El profesor se ha ganado unas vacaciones, y se merece disfrutar de ellas sin interrupción. Además, dentro de lo malo, en este caso en concreto su departamento quizás iba a tener muy poco trabajo.
—Hm, cierto, es una ECM, no lo había pensado.
—¿ECM? —preguntó el abogado.
—Escena del Crimen Móvil —explicó Zalaya.
—Exacto. Sabemos dónde se encontró el cadáver, pero no dónde lo mataron. En estas fotos no se aprecia que haya apenas sangre en el maletero, y las heridas de bala en la cabeza tienen la mala costumbre de sangrar.
—¿Y entonces? ¿No tienen con qué trabajar?
—Yo no he dicho eso, pero necesitaría saber dónde buscar. Podemos empezar por el coche, pero ayudaría tener alguna idea aproximada de dónde más ha estado y de quién ha tenido acceso a él.
—Si me disculpan, voy a llamar a mi pasante para que me consiga esa lista —terció el abogado.
—Por supuesto. ¿Tú cómo lo ves, Zalaya?
—Coincido, necesitamos saber quién ha usado o tenido a mano ese coche. Pero no creo que debamos descartar que realmente el señor… ¿Cómo ha dicho que se llama su cliente?
—Simón Cañizares— replicó Dantés cubriendo el teléfono, y volvió a su llamada.
—Simón Cañizares. Que el señor Simón Cañizares estuviese deliberadamente trasladando un cadáver en su maletero hacia Port Aventura.
—A estas alturas yo ya no descarto nada —apunté—, pero ¿quién lleva un muerto al parque de atracciones con su hija de cinco años en el coche?
—Yo no, desde luego. Pero no digo que sea lógico, sino que no deja de ser posible. Acuérdate del Exiliado y de lo inocente que parecía.
—Hay una complicación añadida… he hablado con Irene, ha conseguido echarle un ojo al informe de la autopsia. Y hay algo que no termina de encajar… El cuerpo se ha empezado a descomponer a lo bestia durante el traslado. A día de hoy es imposible determinar exactamente cuándo se cometió el crimen.
—¿Cómo ha ocurrido eso? —inquirió Zalaya.
—Lo está investigando para nosotros, pero lo que sí que es cierto es que nos echa por tierra cualquier intento de cronología. Sabemos que ese cadáver se introdujo en ese maletero antes del accidente, pero no sabemos cuándo ni en qué momento lo mataron.
—¿Lo que quiere decir?
—Que aunque sepamos quién accedió cuándo al coche, no podremos relacionar eso con la fecha de la muerte. Necesitaremos algo más para descubrir quién lo hizo.

Anuncios

299 comentarios

Archivado bajo abogado, arma de fuego, asesinato, cliente particular, coche, congelación, descomposición, sabotaje, una caja de porno

299 Respuestas a “Caso nº 00025: UN EQUIPAJE INESPERADO (CERRADO)

  1. Estos son los hechos, COMIENZA LA INVESTIGACIÓN. Mientras el Profesor está de vacaciones, yo me encargaré de sustituirle… así que, mientras Zalaya habla con las personas que tuvieron acceso al coche, yo visitaré los lugares en los que estuvo el mismo.

    ¡A trabajar, que estamos de vuelta!

  2. Hola Jack, cuanto tiempo sin verte. Espero que estés bien.

    Una pregunta, ¿qué quiere decir que se empezó a descomponer a lo bestia? ¿como de “a lo bestia” estamos hablando?

  3. Bueno, y ya de paso, ¿quién era el muerto? Digo yo que la policía tendrá algo al respecto, ¿no? A ver que podemos averiguar sobre él.

    P.D. ¿no había porno en ese maletero? Habrá que registrar la casa, debajo de alguna cama, en algún armario, trastero…

  4. Bueno, señores, tal como dije según parámetros del Investigador Jefe, aquí está el nuevo caso.
    Cualquier necesidad logística o comunicativa me la traen, pero como les adelanto, yo no participo directamente en el caso.

    Atte,

    Mycroft. PhD.

  5. Así me gusta, puntuales.

    Sr. Marrón… el cuerpo se encontró aceptablemente bien, sólo un poco descompuesto (como de un día o así); pero al ser trasladado a la morgue, le ocurrió algo extraño. Llegó a la mesa de autopsias en un estado de descomposición demasiado avanzado como para poder identificarlo con facilidad. Así que la policía aún no sabe nada sobre su identidad. En cuanto al porno… me temo que preguntar indiscriminadamente por él no califica para el “¿Dónde está Wally?”, no a menos que lo encuentres 😉

    Mycroft, como siempre un placer. Si alguien en Facebook tiene alguna sugerencia para la investigación, no dudes en remitírnoslo.

  6. Bueno, no tengo demasiada idea sobre medicina forense, pero diría que el grado de descomposición de un cadáver en condiciones normales después de un día muerto debería ser casi inexistente.

    Los factores que aceleran la descomposición de un cadáver incluyen, entre otros, la temperatura, la disponibilidad de oxigeno, causa de la muerte, insectos o humedad.

    Creo que, habiendo sido tratado por profesionales, deberíamos descartar los insectos y la humedad. El oxigeno podría haber influido, ya que en un maletero supongo que no hay demasiado, pero yo me decanto más por la temperatura.

    Creo que podría haber estado congelado antes de que lo metiesen en ese maletero, el proceso de descongelación habría acelerado la descomposición del cadáver. Y lo habrían metido en el maletero pocas horas antes de salir el señor… Cañizares con el coche. De otra forma, un muerto en un maletero de un coche, en verano, en España, se habría descompuesto realmente rápido por el calor y el pestazo habría sido más que notorio.

    ¿Pudieron forzar el maletero? ¿Donde estuvo ese coche en las horas previas al viaje?

  7. El investigador Nicolás se presenta a la investigación.

    Jack, es un placer retornar a la actividad; creo que ya me he olvidado de cómo resolver casos, pero citando a Holmes, creo que en este debemos guiarnos por la luz de la razón y la lógica pura. No tengo ningún indicio en el caso preliminar que me dé una orientación.

    Sí diré que me resulta extraño la acelerada descomposición del cuerpo, aunque no es del todo un misterio. No estoy muy seguro, pero creo que existen sustancias que pueden acelerar la descomposición de la materia cadavérica. Como no estamos hablando de un fósil dudo mucho que la prueba del Carbono 14 sirva para algo, ya que los niveles de Carbono 12 y Carbono 14 en el cuerpo del hombre han de ser casi los mismos. Se podría investigar el cuerpo con Irene en busca de moscas o larvas, que podrían indicarnos si el cuerpo ha estado mucho tiempo muerto, aunque no se explican algunos pequeños detalles… También, en el proceso acelerado de descomposición, podrían intervenir factores externos que estuvieran en la ambulancia que trasladó el cadáver a la morgue. Estoy tirando muchas cosas al aire para proponer alguna hipótesis de trabajo, pero cada cosa que sugiero no me termina de cerrar. Antes también había pensado en que podían haber guardado el cuerpo en una cámara refrigerante, pero en teoría la cámara refrigerante cumple la función de preservar en buenas condiciones la materia cadavérica, y cuando se la saca de la cámara la materia cadavérica comienza un proceso de descomposición similar al de cualquier otro cadáver (con la salvedad de que este proceso se ha visto retardado por el periodo en la cámara refrigerante). Esto sí que mde resulta curioso… Me hace recordar, por lo enigmático, al caso en el que se encontró un hombre medio loco y mirando fijamente una caja de cerillas en la que había un gusano desconocido para la ciencia. Que Irene busque cualquier sustancia sospechosa en el cuerpo del hombre (fármacos, drogas, elevadas cantidades de grasas, o cualquier cosa que se salga de los parámetros convenciones en un cuerpo de un hombre adulto sano y vivo, por upuesto), y que nos lo diga para investigar qué efectos colaterales durante la descomposición del cadáver pueden acarrear la presencia de esas sustancias extrañas…

    ¿Simón tenía algún revólver? Si ese es el caso, deberíamos confirmar con la forense de balística si la herida del cadáver corresponde con esa supuesta arma que puede tener Simón supuestamente hablando…

    El oficio te enseña a desconfiar de todo lo que se salga fuera de lo común, a no aceptar nada como probable o cierto hasta haberlo verificado… ¿La historia de la niña dormida hacia el parque de diversiones… es verosímil?

    Una última pregunta: ¿Qué zapatos tenía el cadáver?

  8. Saludos Jack, Sr. Marrón, Mycroft, Nicolás.

    Eosty de acuerdo con el Sr. Marrón en cuanto a la influencia del calor del maletero en la aceleración de la descomposiciòn del cuerpo, aunque no descarto la utilizaciòn de algún otro elemento adicional, dado que el cadáver estaba en buenas condiciones al retirarlo.

    Tal vez el maletero, con alta temperatura pero escaso oxígeno no permitió la proliferación de microorganismos pero propició su aparición una vez retirado el cuerpo del auto.

    De qué marca y modelo es el auto? Tal vez Sedán o Coupé, por ejemplo, con maletero bastante separado del habitáculo, de manera que no se oliese al muerto y el aire acondicionado no le llegara a éste? Es de color oscuro, que se calienta más? Presenta alguna marca de que se intentó abrir en las puertas (a veces se puede acceder al maletero por las puertas) o en el maletero? Què tan fácil es realmente acceder al maletero desde el habitáculo?

    Las manchas de sangre en el maletero permiten identificar cuánto tiempo lleva allí el cadáver? Cuánto tarda un cadáver así en dejar de sangrar?

    Quisiera ver el parte de la revisión médica de la niña al ingresar al hospital, para estar seguro de que no hubiera ninguna sustancia sedante en su organismo, que puediera ser adinistrada por el padre u otra persona.

    Quisiera tener acceso a la declaración del conductor del camión, escuchar su versión de los hechos.

    Cuánto tiempo de viaje llevaban al momento del accidente? Viajaban de noche o de día? Salieron de su casa? El auto se guarda en garage o en la calle? El garage es cerrado? Si Simón Cañizares quisiera meter al muerto en el maletero del auto, lo vería alguien?

  9. Hola a todo el mundo!!!!!

    Ya es oficial ¡¡¡¡hemos vuelto a la carga!!!!

    A mí, para lo de la descomposición tan rápida del cuerpo sólo se me ocurre una cosa… que el cadáver hubiera estado congelado cuando lo metieron en el maletero.
    Creo que lo primero sería averiguar quien más tenía acceso al coche, si el Sr. Cañizares tenía enemigos y sobretodo enterarnos de quien era el fiambre.

    Un caso interesante, pero muy triste. Espero que esa pobre niña se recupere. Pero no podemos descartar que su padre sea el asesino sólo porque iba con la niña.

  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  11. Señores, es un placer estar de vuelta, y velros pulular por las oficinas.

    En breves tendrán aqui mi informe del primer… llamemosle sospechoso, Lucas Mendizabal, conserje de la Urbanización de nuestro cliente.

    Por asuntos de índole profesional, estaré el resto del día incapacitado para contestar a vuestras Preguntas, pero Jack tiene una copia de mis notas, por lo que, para lo que podaís necesitarme… Mañana en todo caso, volveré a estar 100% a vuestra disposición.

    Un saludo

  12. “¡Tenemos la lista!”, había dicho Jack. Traté de quitarme de la cabeza la idea de que eso era en realidad lo único que teníamos. Ni una cronología, ni una escena del crimen. Sólo el lugar donde se encontró el cadáver… y ese lugar había estado en movimiento.
    Pero por algo había que empezar. Ahora sabíamos dónde había estado el coche y quién había tenido acceso a él. Y eso significaba que tendríamos que trabajar rápido y con astucia. Así pues, los sospechosos acudirían a la oficina a hablar conmigo… dejando así los lugares en los que estuvieron despejados para que el jefe pudiera investigar. Espero que hacer trabajo de campo le siente bien, pues tanto tiempo en la oficina sin nada que hacer… Creo que Jack no responde bien a la inactividad, últimamente está de un raro… Más raro de lo normal, que ya es decir.
    La lista era corta. El coche había pasado sólo por dos manos, sin contar las de su dueño: las de
    Jaime Salgado, su mejor amigo y el más rico agente de viajes de la ciudad; y las de Carmelo Esteso, el mecánico que le hizo la puesta a punto. Sin embargo había un tercer implicado en toda la historia. Y era el hombrecillo tímido y mayor que tenías sentado frente a mi.
    Lucas Mendizábal, sesenta y tres años. El conserje de la urbanización en la que vivía el
    propietario del coche. El hombre que más a menudo tenía acceso al garaje.
    —¿Cómo está el señor Cañizares? —preguntó tímidamente.
    —Recuperado —dije, y atendí a su reacción.
    —¿Y la pequeña? ¿Andrea está bien?
    No era la reacción que esperaba, desde luego. Pero no iba a dejar que él lo notara.
    —La niña sigue en coma. Ha sido un accidente muy delicado.
    —No sé cómo ha podido pasar. Al señor Cañizares siempre se le ha visto muy responsable…
    no creo que se haya despistado en carretera.
    —Los accidentes ocurren, señor Mendizábal.
    —Desde luego el coche lo tenía bien cuidado.
    —¿Ah, sí? —pregunté mientras pensaba “por aquí puedo atacar”.
    —Oh, sí, desde luego. Siempre que yo entraba en su garaje, luego tenía que dejarlo todo tal y como lo hubiera encontrado.
    —¿Y entra muy a menudo?
    —De vez en cuando. El señor Cañizares tiene poco tiempo para ocuparse de él, así que me lo deja a mí, ¿sabe? A cambio, me suele prestar sus herramientas para la caldera.
    —La caldera —anoté—. Creo que es a lo que dedica sus días, ¿no?
    El hombrecillo tragó saliva.
    —Desde que mi Ernestina… desde que mi mujer me dejó, tengo demasiado tiempo libre, ¿sabe? Ayudo a los vecinos que tienen problemas, y bueno… el resto del día lo ocupo en la caldera. Una caldera en buen funcionamiento es una comunidad de vecinos contenta.
    —Es decir, que no podríamos encontrar nada en sus costumbres que se salga de esa pauta, ¿verdad?
    Y ahí se puso nervioso.
    —¿Qué han encontrado?
    —Nada de momento, pero…
    —Pues no encontrarán nada —dijo de pronto poniéndose en pie—. Soy un buen hombre. Y un buen conserje. Pregunte a cualquiera.
    —Lo haremos, pero le creo. No necesita ponerse a la defensiva con…
    —¡Pregúntelo! —chilló, y salió de mi despacho dando un portazo.
    Me quedé un momento pensativo. ¿Exactamente, qué acababa de pasar? ¿Eso había sido una confesión? Al principio sólo pensaba que sería interesante cubrir todos los frentes, saber si el conserje había visto algo raro; ahora, ardía en deseos de saber lo que Jack encontraba en la urbanización.

  13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  14. También deberíamos averiguar si el coches estaba aparcado en la calle habitualmente o por el contrario, se dejaba en un parking, y se éste era privado (en el mismo edificio donde vivía el dueño) o público. Y si el coche disponía de alarma antirobo.
    Si el asesino no es el padre y alguien le ha querido “cargar el muerto” (literalmente, la verdad) me inclino a pensar que debe ser alguien cercano al sr. Cañizares, que tenga fácil accceso al vehículo.

    coincido con Uriel en lo de comprobar que la niña no hubiera sido sedada antes de subirla en el coche. Nadie sospecharía de un padre que lleva a su pequeña de 5 años a un parque de atracciones.

    Y creo que deberíamos revisar el hogar de los Cañizares, por si fuera la escena principal del crimen.

    Y es todo de momento.

  15. Vaya, vaya con el conserje. Me da que tiene algo que ocultar… Además el lo tendría fácil para meter el cadáver en el maletero. Tenía acceso y a nadie le extrañaría verlo poniendo algo en el maletero del coche, pues era habitual que cuidara del coche.
    Y me resulta muy sospechoso que se ponga a la defensiva…

  16. Antes pregunté por el tiempo de viaje de Simón y su hija, ahora quisiera también saber cuánto tardó la grúa en llegar al lugar del accidente, porque se dice que la ambulancia llegó rÁpido, pero no se dice cuántO tardo la grúa.

    Abrieron el maletero al enganchar el auto a la grúa, o lo abrieron más tarde? Digo, me parece algo raro que el conductor de la grua se le diera por revisar el maletero del auto. Qué pasó una vez escubierto el cuerpo? Vino una ambulancia? Cómo se realizó el traslado a la morgue y cuándo? Algún policía acompañaba al cnductor de la grúa? Había testigos o el pudo ser quien colocara allí el cuerpo?

    Y por curiosidad: cuánto tardo en despertar Simón? Lamó el al abogado? Lo llamó en seguida

    Se dice que Andrea sólo le tiene a Simón pero, Simón tiene a alguien más? Una pareja o amante?

    Alguna chance de comprobar si el cuerpo fue congelado? Entiendo que eso se nota en un cadáver, pero tal vez a descomposición no permita verificarlo.

    No había identificaciones en el muerto? Hay algun hombre jóven que haya sido declarado desaparecido? Me gustaría saber quién es, pero si la policía no sabe nada… El cuerpo está en descomposición y entiendo que no se puede sacar mucho en claro de él. Se puede analizar la sagre presente en el maletero? Entiendo que había poca, pero había. Nos podría decir algo: el grupo y factor sanguíneo, tal vez enfermedades o drogas presentes en la sangre, no sé.

    Por curiosidad, en qué consistió la puesta a punto realizada en el auto por el señor Carmelo Esteso (mecánico)? Se puede constatar a partir del auto? Digo, si dice que le cambiò las pastillas de freno, por ejemplo, ver que realmente sean nuevas.

    El carage, entonces, es cerrado?

    EL conserje, Lucas Mendizabal, Tenía acceso al auto? Al interior quiero decir, al garage ya vemos que sí tenía acceso. El conserge, el amigo y el mecánico, saben del cuerpo encontrado en el auto? QUiero decir, esa informaciòn es pública?

  17. Jo, que largos me quedan las conjeturas, pero es que hay tanto para revisar…

    Saludos Jengibre y Zalaya (qué modales, esto tenía que ir antes, en fin).

    Uriel Eugenio, Standing By

  18. Muchísimas gracias por el informe, Zalaya, y tranquilo, que con esto tenemos material para investigar y teorizar un buen rato. Adhiero a la pregunte de Uriel: ¿El que el cadáver fuera encontrado en el maletero es de conocimiento público? A mí la declaración me parece curiosa, pero no es del todo concluyente, aunque sí un poco incriminante. Si el hombre no sabe nada del cadáver, por ejemplo, puede sentirse culpable… ¿No sé? Tal vez el conserge anduvo toqueteando el auto en lugares que no debía, tal vez golpeó algo, derramó sin querer el líquido de frenos o agredió el auto de forma accidental, no dijo nada a nadie, y luego se enteró de que el señor Cañisares había tenido un accidente en ruta con Andreíta. Sé que no todos los seres humanos tenemos las mismas reacciones, pero si yo, al menos, hubiera dañado el auto y no hubiera dicho nada, y luego me entero de que el auto sufrió un accidente, de que una persona casi muere y de que una niña está en coma, tendería a pensar que quizás, en una probable situación, mi negligencia al cuidar el auto o al abusar de la confianza del señor Cañisares pudiera haber sido el factor que determinara el accidente en la autopista; en otras palabras, me sentiría como una piltrafa por no haber hablado a pesar de correr sriesgo y no haber evitado un accidente de esa magnitud.

    La puesta en defensa del conserge es sugerente y curiosa, pero a mí no me parece concluyente ni es del todo unidireccional. Como he demostrado antes, esos nervios pueden atenerse al hecho de verse incriminado como el asesino que introdujo el cadáver en el maletero o al hecho de ser el responsable indirecto del accidente en la autopista (y así puede que existan miles de posibilidades).

    Hago aquí dos preguntas más:
    a) ¿Qué ropa llevaba el cadáver cuando fue sacado del maletero? ¿En qué estado estaba la ropa (caso nº 3)?
    b) Y aunque con esta en realidad sean tres… ¿Si suponemos que alguien que no sea Simón Cañisares a asesinó al cadáver que estaba enn el maletero (cuando el cadáver estaba vivo, sería muy difícil que lo asesinara después), por qué demonios lo metería en un maletero, y por qué diantres lo metería en ese maletero, y por qué diantres lo haría justo antes de que el Simón llevara a su hija a un parque de atracciones?
    c) ¿Por qué diantres hago tantas preguntas y no hay ni una sola respuesta de luz en medio de tanta oscuridad? ¡Sherlock, te conjuro a que traigas la luz!

  19. Como dijo el Señor Marrón, tal vez el cadaver estuvo congelado. En ese caso deberia haber al menos restos de que estuviera mojado, ya de que el asesino tal vez olvidó secarle algún rincón (Si es que fue congelado, claro está). Y sobre la ambulancia, creo que necesitariamos información sobre llamadas a emergencias, ya que me extraña que llegara tan rapida si no llamó nadie (Al menos que hayamos encontrado nosotros).

  20. Bueno la que me ha caído… Esta tarde prometo contestar todas las preguntas que pueda. Pero primero… mi informe de la urbanización de nuestro cliente. Que podía haber salido un poquito mejor.

    Estad atentos. En breve, el informe del primer escenario.

  21. Por un momento sentí una punzada de envidia. El barrio de nuestro sospechoso era bastante elegante y bonito. Casas grandes de dos plantas, todas blancas y con amplios jardines, cada una con su garaje al lado. Muchas de ellas con piscina. Estaban en la zona más alta de la ciudad, así que las vistas eran impresionantes. Dado que la urbanización era privada, el acceso en coche estaba controlado, por lo que los niños podían jugar en la calle.

    Un sitio bonito, desde luego. Casi me gustaría haber venido en otras circunstancias. Por otra parte, que supiera, aquí no iba a encontrar ningún cadáver.

    No teníamos escena del crimen. O al menos, no teníamos una escena clara. Sabíamos dónde se había encontrado el cuerpo, pero… no cabía la menor duda de que éste había sido trasladado. Necesitábamos saber dónde había ocurrido, y para ello teníamos que saber dónde había estado el coche en el que lo trasladaron.

    Ahora teníamos un listado de ubicaciones. Y la primera era, por supuesto, la vivienda del propietario del coche.

    La llave que nos entregó el abogado me dio acceso a la vivienda. El lugar estaba bastante ordenado. Un amplio salón con una enorme pantalla plana, blu-ray y home cinema, buenos muebles pero escasa decoración. Un estudio acogedor, con una mesa de dibujo, una pizarra, un caballete y varias estanterías llenas de carpetas: el entorno ideal de un diseñador. La cocina estaba tan limpia que era bastante improbable que se usase muy a menudo. La nevera tenía un congelador enorme… lo que explicaba cómo se alimentaba esa familia.

    En la planta de arriba, un cuarto de baño grande con una enorme bañera redonda y los dos dormitorios. El dormitorio principal estaba algo desangelado: un lado de la cama estaba levemente más hundido que el otro, por el cual las sábanas seguían remetidas. Una de las dos mesitas de noche estaba un poco más desordenada que la otra, en la cual la fotografía enmarcada de la boda y el pequeño florero parecían haber sido colocados con regla y escuadra. Encajaba con lo que sabíamos: el propietario de la casa era viudo. El otro dormitorio, el de la niña, ya estaba algo más desordenado. La cama de la pequeña estaba sin hacer, y había un par de peluches en el suelo (un león y un… ¿popple, se llamaban esos bichos?) que parecían haber caído de la misma.

    (SIGUE…)

  22. Nada en la casa me hacía sospechar que el asesinato se hubiera cometido allí. Pero aún me faltaban tres lugares por mirar: el garaje, el cuarto del conserje y la caldera. Decidí empezar por este último, pensando que quizás el calor de la caldera había afectado a la descomposición del cuerpo. El lugar estaba sucio, como cabía esperar; pero aún así, impecablemente ordenado. Se notaba que alguien se preocupaba por mantenerlo en orden. Al fondo había una puerta, y desde el otro lado procedía un olor intenso y extraño, como a embutidos pero algo más metálico. Traté de abrirla, pero estaba cerrada con llave.

    Visité el garaje. El vehículo salió de aquí por última vez antes de que se encontrara el cadáver. Encendí la luz del garaje, y me llamó la atención que junto al interruptor había un gancho en la pared para colgar llaves. Las llaves en cuestión no estaban… ¿las del coche, quizás? No aprecié restos de sangre en el suelo, así que parecía poco probable que éste hubiera sido el escenario. Al fondo había una estantería de metal, y sobre una de sus baldas descansaba plegada la lona con la que habitualmente se cubría el coche.

    Eso me llamó la atención. Miré hacia arriba: el techo parecía en buen estado. Si el coche siempre dormía en el garaje, y si ese techo no tenía goteras… ¿para qué cubrirlo con una lona?

    La otra única cosa extraña que encontré fue un vacío en otra de las baldas. Por el polvo acumulado (que tampoco era mucho), sabía que ahí había habido algo. Un objeto rectangular, de unos cuarenta por veinte. El metal de la estantería estaba un poco combado por esa zona, así que fuera lo que fuese debía pesar. ¿Qué era lo que faltaba aquí?

    Ya sólo me quedaba el cuarto del conserje. Dado que él disponía de llaves de todas las casas y garajes, tenía acceso al vehículo. Eso nos proporcionaba un nuevo sospechoso en la lista.

    La pequeña habitación que la Comunidad le había habilitado era… bueno, se las apañaba para resultar acogedora. Una silla cómoda junto al tablero de llaves, una televisión y una radio, una foto del conserje y su señora, un florerito, todo impecablemente ordenado. El lugar era pequeño como para que una mancha de sangre no se viera, pero por si acaso decidí examinar el suelo a conciencia.

    Fue entonces cuando encontré las tres marcas. No eran especialmente grande, apenas medirían dos centímetros cada una, pero formaban los vértices de un perfecto triángulo equilátero de desgaste en el suelo.

    A punto estaba ya de salir de allí, cuando reparé en que una de las llaves del tablero era distinta a las demás. Más pequeña, más vieja, más gastada. Y se me ocurrió que quizás…

    … la llave encajó en la cerradura de la puerta del fondo de la sala de calderas. Giré lentamente el pomo, dispuesto a comprobar qué había tras la puerta número uno, cuando…

    —¿Qué está haciendo usted?

    Sobresaltado por la voz, me giré para ver a un hombrecillo mayor, que daba la impresión de enfadarse pocas veces. Ésta, sin embargo, era una de ellas. Me identifiqué como Investigador Jefe de la Sociedad del Misterio y explicaste por qué estabas allí, pero al hombrecillo no le hizo ninguna gracia.

    —¡Ese cuarto es privado! ¡No tiene derecho! ¡Lárguese de aquí!
    —Señor, si fuera necesario podríamos conseguir una orden…
    —¡Fuera! ¡Dejen de molestarme! ¡Fuera!

    Tuve que aceptar la situación. Al parecer, la treta de que Zalaya distrajera al sospechoso mientras yo revisaba la escena se había quedado corta esta vez, el sospechoso había vuelto al escenario antes de tiempo. Y siendo legales, sabía que efectivamente no debería estar haciendo eso, no al menos sin la aprobación de la policía y mucho menos sin una orden. Aquella habitación tendría que esperar.

  23. Muchas gracias por el informe de esta primera escena, jefe, y no se angustie, estoy seguro de que el buen Boniatus (espero que de verdad esté descansando y reponiendo energías) le habría dado un gran VB e incluso podría haberlo elogiado en algunos puntos. Lo he leído sólo dos veces, con lo que el escanéo no ha sido demasiado meticuloso…

    Sólo tengo una sugerencia para hacer: ¿Puede que esa marca en el polvo de la estantería metálica que usted señaló, la de cuarenta centímetros por veinte centímetros, y que había dejado un poco convada la estantería en ese punto, fuese el Faisán de oro? Ahora hablando en serio, me inclinaría a pensar que en realidad allí estaba la caja de herramientas para la caldera que el buen conserge (que después de esto ya no es santo de mi devoción) solía tomar prestada en retribución por cuidarle el coche a Simón Casañares… Es lo único que se me ocurre en este momento. Tiene el peso adecuado (por causa de contener herramientas) para convar el metal, y las cajas de herramientas generalmente son de esa medida rectangular en la base.

    Sobre la lona, las habitaciones, la cocina y los demás elementos no tengo ninguna cosa que decir. Es un error teorizar sin pruebas, pero, y tan sólo quiero proponer esto como una posibilidad, ¿qué probabilidad hay de que un cuerpo retorcido y comprimido quepa en el congelador de la nevera?

    Y bueno, me ha dejado con la intriga la habitación con olor a embutido… pero algo más metálico. No encuentro nada que se corresponda con esas características. Para estar seguro, ¿está usando el término “embutido” en cuanto a pieza de fiambrería hecha en base a la grasa o la sangre de algún animal de ganado, generalmente vacuno o porcino, metidos en una tripa del mismo animal y dejada secar en una recámara sin humedad y a bajas temperaturas?

    Es todo por ahora. Esperamos respuestas a las conjeturas.

  24. P.S. Con todo, el Faisán de oro tenía el tamaño (en la base) de una hoja, con lo que el sarcasmo se evidencia más.

    P.P.S. Aunque esté hablando por hablar, puede que esa marca en el polvo sea la caja de porno; aunque hay algunos puntos que juegan en contra de esta teoría. En general, las cajas suelen tener una forma más cuadrada que rectangular, y si son rectángulos… bueno, no se nota tanto la diferencia de longiud entre dos lados.

  25. Aparte, Nicolás, de que si tienes una hija pequeña no dejas el porno tan a la vista 😛

  26. Wenas!!, como mis compis ya han dicho bastante, me ciño a las escenas, me da la impresion de que el padre salio con un poco de prisa, si te vas unos dias de vacaciones, sueles dejar las camas hechas, la de la niña esta abierta, y con los muñecos en el suelo.
    Era de noche cuando salieron??, vale, que quieras dar una sorpresa, pero me parece un poco precipitado el viaje. El rectángulo de 40 x 20, podría ser una lata de aceite o gasolina?liquido de frenos??, me suena a las tipicas latas que guardamos en los garages con líquidos para el coche.
    me gustaria saber si últimamente, algún vecino se ha quejado por algo al conserje, o de él. Es decir, vale que seas bueno, pero parece muy entusiasmado en demostrar lo bueno que es, parece que oculta algo, y aunque creo que no va a ser muy bueno, almenos nos podría servir para eliminarlo como sospechoso.
    Su mujer murió, está enterrada?, (por que como detras de la puerta tenga guardada a la mujer tipo Walt Disney me da algo).
    con lo de la descomposición del cuerpo, ¿despues de llevarse la ambulancia al padre y la hija, el coche se quedó sólo?, quedaría abierto, por que no creo que los paramedicos se entretuvieran en cerrar el coche, y sacar las llaves, no?
    sigo pensando, luego vuelvo, (Hola a todos!!!:D)

  27. Una cosa más, dejas la cama de la niña desastrada, los muñecos en el suelo, y la mesilla de tu cuarto revuelta, junto con la cama mal hecha (bordes padentro y punto), pero quitas y doblas con cuidado la lona del coche???

  28. Del comentario anterior de Ceres y de la relectura del informe me surge una pregunta… Siempre que los niños se van de vacaciones, al menos los que yo conozco, llevan un peluche consigo. ¿Por qué el padre los dejó ahí tirados y ni siquiera alzó una para que Andrea se entretuviera durante los días que salían?

    En esto caigo sólo porque se mencionó más arriba que iban de vacaciones, hasta el momento yo creía que sólo iban a un parque de diversiónes por cosa de un día.

  29. culpa mia lo de las vacaciones, de todas formas, mi prima lleva un muñeco para ir a cualquier parte, aunque solo sea al cuarto de baño…

  30. Hola a tod@s!!
    La verdad es que ya habeis hecho un estudio en profundidad de todo o eso me parece, sólo me queda apuntar que como dijo Ceres lo de las camas es un dato importante, pero dado que no debe ser muy buen amo de casa, lo de dejar las camas sin hacer igual hasta cuadra, sobre lo de la marca en el suelo me inclinó más bien por algo que pudiera dañar el coche para provocar el accidente, quizás el que colocó el muerto ahí quería que se descubriera en el coche del sospechoso para que se le culpará a él.
    De momento no doy para más

  31. Una cosa más si realmente el accidente se debio a un fallo del coche provocado por alguien esa persona debio ser el conserje que era el que más acceso tenía al coche. Se podría averiguar la causa del accidente? Problema de frenos?

  32. A mi me escama, el hecho de que no parece mal amo de casa, me da la impresión de que es alguien muy controlador y meticuloso, si os fijais en el detalle que el jefe dice, de que la mesilla de noche de la difunta esposa parece hecha con escuadra y cartabón, la cocina es posoble que no la usara mucho por que no sepa cocinar, pero en lo concerniente a lo demás da la impresion de ser meticuloso. También el conserje comenta que cuando le cogía algo, debía dejarlo exactamente en el mismo sitio donde lo encontró.

  33. Pd.: Me cuadraría lo de la funda para el coche dentro del garaje, si no le gusta limpiar, pero le gusta que todo este donde debe. En el garaje hay pintura, latas con tóxicos, y demás, además del polvo que se acumula. Si no quieres que se te manche el coche, le pones una lona por encima que sea facil de quitar. Se podría revisar la lona? (También es un buen instrumento para transportar muertos sin dejar rastro.XD)

  34. En cuanto al accidente esta aclarado con una lectura más cuidadosa, demasiados datos acumulados :$ pero que casualidad lo del camión.
    En cuanto a mi idea de que no es buen amo de csa es lo del congelador teniendo una niña tan peqeuña sería razonable que cocinará él y además con ese pedazo de casa seguro que disponía de alguien que le hiciera la cosas de la casa.

  35. una pregunta porque esta tan seguro el abogado del señor Simón (creo que se llama Dantes) de que su cliente no pudo ser? Y segundo apunte todos habeís supuestos que el cuerpo se descompuso por estar dentro edl maletero, no sería justamente lo contrario que al estar dentro se hizo que su descomposición fuera más lenta para que no oliera aunque estuviera tiempo o para dar a entender que era algo reciente y que al pasar en contacto con el aire se descompuso a lo bestia, ya que dicen que fue en el translado del cuerpo.

  36. Vamos a intentar ponernos al día. No contestaré a todas las preguntas de todo el mundo, porque algunas de ellas ya han sido respondidas en informes o incluso en las preguntas de los compañeros. ¿Listos?

    Sr. Marrón, no sabemos aún a qué se pudo deber esa avanzada descomposición, pero sí, tu explicación es bastante plausible. Irene me ha dicho que una causa probable para semejante descomposición sería un golpe de calor considerable, pero un cuerpo así de descompuesto habría apestado. Congelar el cuerpo podría haber mitigado este efecto hasta que, al descongelarse, la descomposición volviera a su cauce. No hay indicios de que el maletero fuese forzado.

    Nicolás, Simón no tenía ningún revolver registrado a su nombre, y tampoco he encontrado ninguno en su vivienda. La historia de la niña dormida… yo me lo creo, a mí de pequeño me lo han hecho alguna vez. Interesante pregunta la de los zapatos, el cadáver llevaba un par de zapatos caros de piel, ¿por qué lo preguntas? No se ha hecho público el hallazgo del cadáver aún. La ropa del cadáver estaba bastante deteriorada, pero en su día debió ser cara. Yo también sospecho de la caja de herramientas, pero aún no la he encontrado para comparar. El cuerpo podría haber entrado en ese congelador, sí.

    Uriel E., el coche es un Chrysler 300C. Maletero grande, coche espacioso, pero el maletero no está separado del habitáculo, así que… No se han encontrado manchas de sangre en el maletero. La niña no había sido sedada, pero buena pregunta. Hicieron el viaje de noche, en cuanto la niña se quedó dormida, y llevaban como una hora de camino antes del accidente. Averiguaré lo de la grúa. A Simón no se le conocen parejas.

    Jengibre, no se le conocen enemigos a Cañizares.

    Reebok, un coche que circulaba por la misma vía y que tuvo que esquivar el accidente llamó a Emergencias. Averiguaré si el maletero estaba mojado.

    Ceres, yo no veo tan raro lo de la cama de la niña. Si la sacó en brazos mientras dormía y la llevó al coche intentando no despertarla, no se entretendría luego en volver para hacer la cama. No tenemos noticias de que los vecinos se hayan quejado del conserje. Cuando preguntas por la mujer enterrada, ¿a cuál te refieres, a la de Cañizares o a la de Mendizábal?

    Pilar, ¿a qué marca en el suelo te refieres? Porque me temo que me he perdido en ese punto. Creo que el señor Cañizares era ordenado, organizado, pero no por ello buen amo de casa. Es viudo, quizás carece de experiencia a la hora de llevar una casa (e insisto, quizás). Bien explicado lo de la lona, permitid que aporte una idea: si planeas sacar a tu hija de casa en plena noche mientras duerme para darle la sorpresa… ¿no dejarías la lona ya quitada de antemano, para no tener que hacerlo después?

    No vamos mal, gente. En cuanto Zalaya consiga una cita con el segundo sospechoso, me planto en el siguiente escenario a ver qué descubrimos. De momento, permitid que os deje con una pregunta: ¿cómo hacemos que el conserje nos permita ver lo que hay tras la puerta número uno?

  37. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  38. Si te digo porqué pregunté lo de los zapatos te vas a reír a carcajada limpia por media hora. En sí, como no tenemos ningún dato todavía de la víctima, la índole de sus zapatos, el estado de sus ropas, así como hacía el viejo Sherlock, podrían sernos de utilidad para saber en qué contexto fue asesinado el hombre (aunque con la respuesta que todavía no he pensado y digerido no se me termina de formar una idea clara). Pero si soy sincero, se me ocurrió pensando en Forrest Gump y la película, cuando dice eso de “mirando los zapatos de las personas se puede saber de dónde vienen, hacia dónde van, qué han hecho o qué harán”. Así como Holmes veía todo a través de la vestimenta (el caso de los pelirrojos) o de las uñas (el caso de identidad) o incluso de las zapatillas (el caso de la ciclista solitaria).

    Según Irene un golpe de calor… ¿Un golpe de calor producido, tal vez, por una caldera en excelente estado?

    Cuando dices que las prendas del hombre estaban deterioradas te refieres a que están gastadas por el uso o porque hubo un factor externo que las desmejoró considerablemente.

    Al más puro estilo “Vórtice”, podríamos decirle que ya sabemos qué es lo que esconde y que es mejor que nos deje entrar o se atenga a las consecuencias; pero apelando a un razonamiento más con los pies en el suelo… creo que sólo podríamos apelar al recurso de decirle que es por orden del señor Cañisares. No se me ocurre nada más.

  39. Un nuevo investigador se presenta a la accion.

    Por ahora lo único que se me ocurren son hipótesis sin fundamento, así que van un par de preguntas ¿Que objetos llevaba el cadáver consigo? ¿El examen de autopsia encontró algún veneno en el cuerpo capaz de acelerar la descomposición?.

  40. No sé muy bien como encajar esto, pero las marcas del suelo donde esta el conserje que forman un equilátero perfecto y con unos 2 cm podrían ser de un caballete que además había en la casa de Simón. Podríamos a través de ahí intentar implicarle en el caso para que nos deje investigar en el cuarto?

  41. Nicolás, la idea no ha sido mala. Si sacas alguna conclusión sobre los zapatos, házmelo saber. Por desgracia tus formas de hacer que el conserje nos abra la puerta no me terminan de convencer… la primera sería directamente mentira y por tanto demasiado arriesgada, y la segunda… bueno, ahora mismo también es mentira, de hecho. No, si nos pillan mintiendo perderemos toda credibilidad y tendremos que ceder terreno.

    Santiago, bienvenido a bordo. En los bolsillos de la víctima no se ha encontrado nada en absoluto. La autopsia no revela indicios de ningún veneno.

    Pilar, ahora te he entendido. Era de hecho la marca que yo pensaba, pero no sabía cómo pretendías involucrar a nuestro cliente con una marca en el suelo del cuarto del conserje. Personalmente dudo que sea de su caballete, era bastante grande y el cuartillo del conserje era, bueno, un cuartillo. ¿Alguna otra idea?

  42. Ante el hecho de que esa información (el cadáver en el maletero) no se ha hecho pública, se me presentan dos posibilidades:

    a) Como señalé más arriba, que el conserge se sintiera culpable sólo del accidente, quizás por haber tocado algo que no debía tocar, haber cometido un desperfecto en el auto sin querer y no haberlo dicho en su momento… En suma, un cargo de conciencia fundamentado en haber metido la pata y no haberlo reconocido. Es que tiendo a pensar bien de las personas XD

    b) Y la segunda posibilidad que se me abre es que el sospechoso pueda hacer este diálogo:
    -¿Usted conoce a Tom McCofee?
    -Sí. ¡Pero yo no lo maté!
    -¿Y cómo sabes que lo mataron?

    ¿Cuál ha sido una buena idea, la del golpe de calor producto de la caldera o la de los zapatos y las prendas?

    Vale, sin mentir ni meternos en líos. Lo único que se me ocurre es que Zalaya le dé un té con miel y algo de ginebra para calmar al hombre, le expliquemos cordialmente que si sigue en esa postura podría llegar a ser sospechoso y que es necesario, pongámosle, por el bien del señor Cañisares o de Andreíta, para que la niña no quede sola en medio del cruel mundo (vamos, que yo mismo me he hecho llorar), y por lo tanto necesitamos que coopere con nosotros y nos deje entrar al cuarto nº 1. Es en parte una amenaza agradable (a la que yo prefiero decirle “amistosa advertencia”), en parte un chantajeo emocional (creo recordar que se mostró profundamente conmovido y/o preocupado por el estado de Andrea y del señor Cañisares).

  43. Bien otro intento a ciegas, si el objeto había dejado huellas en el suelo es porque pesaba y el objeto que faltaba en las baldas de la estanteria era pesado porque estaba combada, asíq ue si era el mismo objeto es algo que recogido es de 40×20 y rectangular pero que se puede poner como un tripode.

  44. De los zapatos y las prendas infiero lo siguiente (que no es mucho ni es demostración de un tour de force):

    a) Dado a la índole costosa de las prendas y los zapatos (y sumados al hecho de que no cualquiera tiene un par de zapatos de piel) se deduce que el hombre asesinado se movía en círculos sociales altos, o al menos en el que manejaba una considerable suma de dinero, la suficiente como para permitirse esos lujos. Si no entiendo mal, el mejor amigo de Simón Cañisares se mueve en un círculo social bastante parecido al que he descripto.
    En suma y para abreviar, podemos decir que el fiambre, durante su vida, tenía un buen pasar económico.

    b) Del hecho de que las prendas aparezcan deterioradas puedo tomar dos bifurcaciones… Todo depende del tipo de desgaste al que estés haciendo alusión, con lo que tenemos las siguientes posibilidades:

    a de b) Desgaste temporal. Al igual que el caso del carbunclo azul, y aún desconociendo el año en que fueron confeccionadas las prendas del hombre, puede deducrise que el hombre tuvo un buen pasar económico, que le permitió comprarse ese traje y ese par de zapatos hace unos años, pero que en los últimos tiempos no pasó una época de prosperidad económica (este periodo estaría determinado desde la época en que compró esas prendas y esos zapatos hasta el día en que murió), y por eso tenía que seguir usando un traje de buena calidad y costoso pero viejo. Esto, claro está, siempre y cuando el deterioro que mencionas sea por el sencillo uso.

    b de b) Un deterioro producido por un factor externo que alterara el traje. Se me ocurre pensar que esto podría reforzar la teoría de Irene sobre el golpe de calor. Es decir, que el muerto hubiera recibido ese golpe increíblemente elevado de calor con el traje puesto, lo cual podría haber influenciado en que encontráramos el traje en un estado deteriorado… Por otro lado, si luego el cuerpo fue frizado para evitar la descomposición, es obvio que el traje terminaría arruinándose más de lo que ya habría quedado. Esta hipótesis referida siempre y cuando el deterioro de las prendas sea causado por un agente externo que no tiene nada que ver con el uso.

    Uso hipotéticodeductivo. Una deducción de ver las prnedas y los zapatos de elevado precio. Dos hipótesis a partir del deterioro del traje. Es todo lo que se me ocurre.

    P.S. Si el deterioro del traje es causado por un agente externo, no debería limitar mi hipótesis a un golpe de calor, puesto que también podría deberse a exposición a la interperie, golpes, rasguños, entre muchas otras variables que pudieron atentar contra la integridad del señor traje caro del muerto. Si he puesto la de un golpe de calor y luego la exposición al frío de un congelador ha sido sólo porque ya veníamos trabajando sobre eso y esta prueba, vista desde este ángulo, puede encajar.

    P.P.S. ¿El traje era como para una fiesta o algún evento importante?

  45. Pues a mí, la verdad, el hecho de que saliera en plena noche, con la niña dormida, y sin ni siquiera llevarle un peluche me suena más a una huida que a otra cosa. Quiero decir, los niños suelen dormir abrazados a sus peluches. Sobretodo cuando ha pasado algo traumático en sus vidas (como un divorcio o peor aún, la muerte de uno de los progenitores). Y si no los tienen se suelen poner muy insoportables. No creo que el padre saliera de casa sin el peluche favorito de su niña.
    Y se me ocurre una pregunta que seguro no tiene que ver con el caso, pero me ha picado la curiosidad… ¿sabemos cuando y como murió la madre de Andrea? quiero decir, si fue tras una enfermedad o de accidente, cosas así.
    Es todo lo que se me ocurre de momento. Tengo una idea descabellada, pero como siempre me regañan por “teorizar sin pruebas” esperaré a los siguientes informes…

  46. Otra cosita.

    El conserje menciona que su esposa “le dejó”, pero ¿se sabe si murió, se divorciaron o si sencillamente le abandonó? Y si es así cuando fue y que edad tenía la esposa del conserje? ¿sabemos si el conserje tenía permiso de armas o algún arma registrada?
    ¿es el único que tiene acceso al cuarto de calderas? En ese lugar podría esconder cualquier cosa, desde un cadáver hasta su colección personal de porno…
    Y una última pregunta ¿es de dominio público que se encontró el cadáver en el maletero del coche de Simón Cañizares?

  47. Al fin llegué de la sierra.

    … ¿Y si la fuente de calor que descongeló al cuerpo no era externa, sino interna? ¿Se ha analizado ya el cuerpo, por existencia de toxinas, bacterias u hongos?

    Releeré todo de todas formas. Hay algo que no me cuadra para nada, pero no reconozco el qué es lo que me falla.

  48. Jack, perdón por mi insistencia, pero no me queda claro si el garage es cerrado, es decir, si tiene un porton o cortina o si por la parte delantera el coche es plenamente visible desde la calle. Como alguien mencionó ya, la lona se podría utiliza para proteger al coche del polvo. Igual me sorprendería que se tome el tiempo de poner y sacar la lona si el conserje dice que está tan ocupado. Estaba sucia la lona? Alguna mancha especial? Es una típica lona de auto o un paño de lona sin costuras, que pudiera usarse con otros fines?

    El vacío de las baldas podría ser una caja de herramientas, de esas que el conserge tomaba prestadas. Si utiliza las herramientas para arreglar también las calderas de las demás casas sería plausible que se las hubiera llevado y no las hubiera devuelto aún.

    No sé mucho de embutidos, y encuentro muy ilustrativa la descripción de Nicolás, pero me surge una duda: se conservan a bajas temperaturas? Me parece que eson no cuadra con la cercanía de la habitaciòn a la caldera.

    Se encontró equipaje en el auto? Quiero decir iban a pasar algun tiempo o simplemente a pasar el día? Había algo que demostrara una verdadera planificacion de la salida? No sé, que hubiera cosas que la niña o el padre necesitarían, no termino de creer la historia del viaje sorpresa.

    Hay alguien que ayude en el mantenimiento y la limpieza de la casa? No lo veo a este señor con toda su plata fregando el piso. La limpieza la hace el conserge o se nos está escapando alguien? Si alguien se encarga de la limpieza y las llaves del auto se encuentran al lado de la puerta del garage, entonces ese alguien tiene acceso al auto.

    Igual no creo que una persona que se dedica a la limpieza de casas se relacione demasiado con una persona de clase social acomodada, como parece haber sido el muerto.

    Me gusta la sugerencia de Pilar de que el maletero retardara la descomposición en lugar de acelerarla. si sólo 2 personas usan el auto a la vez (el padre y la niña) podrían poner el maletín, por ejemplo, en el asiento trasero y no en el maletero, yo lo hago. En ese caso tardarían en encontrar al cadaver. Pero para la compra del mercado, me parece más probable usar el maletero.

    A qué se dedica Simón? Creo que no se dijo, no lo encontré. El muerto parece pertenecer a su mismo estato social, tal vez un competidor? Hay alguna mancha en los zapatos del muerto? Fíjate particularmente en la suela.

    Que tal una colaboración de la policia dándonos a conocer los reportes de gente desaparecida en las últimas semanas?

    El mal estado de la ropa me hace pensar en algun agente químico, que el asesino utilizara para acelerar la descomposicón del cuerpo y afectara también a su vestimenta. se puede realizar un análisis de la vestimenta en busca de trazas que prueben la utilización de alguna sustancia que acelere la descomposición?

    PD: Tal vez se podría alejar al conserje de la puerta misteriosa si el abogado le pidiera que visite a la niña para ver cómo se encuentra, ya que él está muy ocupado y el padre está detenido. Lástima que en ese caso habría que dar a conocer que el padre está detenido, que creo que no es de dominio público.

    Buenas noches Sociedad del Misterio.

  49. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  50. ¡¡¡¡¡Claro, como no se me había ocurrido antes!!!!
    Sale de viaje con su hija de 5 años y no lleva equipaje???? Eso si que no me cuadra. Con los niños, aunque sea ir al parque ¡¡¡vas cargado de cosas!!!
    Tengo cada vez más el convencimiento de que Simón Cañizares huía de algo o de alguien…

    Y Jack, ¿se sabe algo del estado de la pequeña Andrea?

  51. A ver. Hablaré con la policía y conseguiré más datos, pero… sólo para estar seguros, ¿de dónde os habéis sacado vosotros que los Cañizares no llevaban absolutamente nada de equipaje?

    Esto es lo que argumentáis para sostener que Cañizares huía de algo, contrapuesto a lo que de verdad sabemos:

    1- Que dejó la cama de su hija sin hacer/que su plan era meter a la niña en el coche mientras dormía y no despertarla.
    2- Que no se llevó el peluche preferido de la niña/que se dejó tirados dos peluches en el suelo, aunque no sabemos si eran o no sus favoritos.
    3- Que no se llevó equipaje alguno/que no sabemos si había algo de equipaje en el coche.

    ¿Os dais cuenta del fallo, verdad? Estáis asumiendo cosas que no sabemos, y (más peligroso aún) sacando conclusiones basándoos en esas cosas. Tened cuidado, es un error muy común que nos puede conducir en la dirección equivocada con demasiada facilidad.

  52. Uppps… Sí Jack, es un error que suelo cometer demasiado a menudo. Me puede mi imaginación.
    No, no disponemos de datos que digan si llevaban o no equipaje. Y seguramente sólo es un padre que quiere dar una sorpresa a la niña. LO de no recoger la habitación… se trata de un hombre adinerado, seguro tiene alguien que se ocupa de la limpieza de la casa. Ya lo haría al dia siguiente. Pero he supuesto que no llevaban equipaje, porque lo normal es ponerlo en el maletero y en este caso es obvio que no lo hizo. Pero claro, eso no significa que no lo llevara sino que no lo puso en el maletero. Has dicho que el coche era grande, si se trataba de una maleta pequeña, de esas del tipo cabina de avión, quizás sólo la puso en los asientos. Pero es curioso ese dato, porque podría indicar que sí sabía lo que había en el maletero.

    Pero me ha surgido una duda. El abogado nos ha dicho que Simón es hijo único, huérfano y viudo y que es todo lo que tiene Andrea. Y yo me pregunto, su madre también era hija única y huérfana? Porque vale que él no tenga familia, pero ¿no es demasiada coincidencia que la esposa tampoco la tuviera? ¿No tiene la niña abuelos o tios? ¿Sabemos como era la relación del Sr. Cañizares con su familia política?

    Olor a embutidos pero más metálico…” Yo apuntaría a que ese olor es la sangre de la escena del crimen. La sangre tiene un olor muy peculiar y metálico por culpa del hierro de la hemoglobina. ¿el congelador de los Cañizares era del tipo arcón? ¿podría haberse ocultado un cuerpo? ¿lo inspeccionaste en busca de pruebas?

    Y es todo mientras no tengamos la identificación del cadáver.

  53. Sigo pensando que es normal que no abriera el maletero en días, lo de la compra me podría valer pero está visto que se alimentan de congelados y que el frigorífico es grande, así que no creo que hiciera la compra muy amenudo, además yo casí nunca uso el maletero cuando la compra sino que la dejo siempre en el asiento trasero o en el del copiloto. Me parece que el proceso de descomposición se debió a que estaba dentro del maletero sin oxígeno y al ser trasladado y entrar en contacto con el oxígeno se aceleró el proceso.

    Jengibre lo que dices sobre el olor de embutidos y metálico, pues puede ser la sangre seca y coagulada, al menos el olor metálico a embutido no sé si huele pero si yo matará a alguien desde luego que dejaría limpio de sangre todo, sobre todo después de tanto tiempo.

    Lo de que no hiciera las camas me parece normal, si sales con tu hija dormida y la dejas en el coche no la dejas sola para subir a hacer las camas.

    Jack dices “…y sobre una de sus baldas descansaba plegada la lona con la que habitualmente se cubría el coche.” quieres decir con las que habitualmente o das por hecho que él cubría su coche?

    Buenos dias a todos :p

  54. Por cierto, la pregunta de la lona viene porque si lo cubria es porque no lo usaba mucho y eso lo podría saber el conserje con lo cual sabía que esconder ahí el cadaver era una buena idea ya que tardaría en descubrirse.

    Por cierto esto me hace pensar, nadie echo de menos al muerto?

  55. He estado pensando…
    … hasta el momento tenemos los datos del primer lugar en que estuvo el auto y de uno de los tres sospechosos. Así en general, yo veo dos factores que podrían indicarnos que esta fue la escena del crimen: la caldera y el congelador. Me explico mejor. Según Irene y según el Sr. Marrón, el muerto tuvo que haber sufrido un golpe de calor y luego haber sido congelado para que al sacarlo del maletero y trasladarlo presentara esas características de putrefacción.

    Si la teoría de Irene y del Sr. Marrón sigue en pie (Irene también nos dijo que eso era una teoría, y, al menos que yo recuerde, Jack dijo que aún no estábamos cien por ciento seguros de qué había ocurrido), podríamos establecer lo siguiente. El hombre muere de un disparo en la cabeza. Luego de un día de descomposición, se le dá el golpe de calor que acelera este proceso y luego se lo mete en una cámara refrigerante. Al descongelarse y al entrar luego en contacto con el oxígeno, continúa el proceso de putrefacción que fue detenido con el congelamiento… Es así cómo se explica que los forenses vieran el cuerpo como de un día de descomposición (allí fue cuando le dieron el golpe de calor y lo congelaron antes de que se descompusiera a lo bestia), y por eso la acelerada descomposición.

    Ahora bien. Mi teoría es que en la casa de los Cañisares hay tan buenas probabilidades de que ocurriera esto como en los otros dos lugares en donde estuvo el coche. Me explico. Tenemos una caldera con la que podemos dar un golpe de calor, tenemos un congelador en el que, en palabras de Jack, “el cuerpo cabe”, y tenemos un cuarto misterioso que el conserge se empeña en no mostrarnos.

    A pesar de no haber hallado sangre en toda la casa, se puede pensar que ese lugar tenías los elementos necesarios para generar la putrefacción acelerada del cuerpo… Pero no podemos descartar que los otros lugares en donde haya estado el coche también tengan estos factores, con lo que la investigación alcanzaría un nuevo grado de complejidad en venideros días de arduo trabajo mental.

    Propongo los siguiente interrogantes: ¿Si el muerto estuvo muerto durante un día antes de que le dieran el golpe de calor, en dónde lo habían dejado? ¿Si al muerto le dieron el golpe de calor en la caldera, es el conserge el principal sospechoso? Y ahora la que más me ha gustado. Jack dijo que en el congelador cabe el cadáver, pero eso no es lo mismo que decir que allí estuvo el cadáver… Supongamos por un momento que hubiese sido guardado y congelado allí para preservarlo. ¿Cuánto tiempo debería haber estado allí para que Cañisares no lo viera? Si la familia se abastecía de alimentos congelados, era normal que se abriera con regularidad el congelador (más allá que es verano), con lo que, si el fiambre hubiera sido puesto allí, no sé, la tarde de la noche del accidente, ¿no creéis que al sacar la cena del congelador esa noche el señor Cañisares hubiera visto el cadáver? Claro, siempre existen pequeños vacíoas que pueden hacer que Cañisares no hubiera visto el cadáver…
    a) Que llevara a Andrea a comer fuera, en cuyo caso no habría necesitado del congelador ni de los congelados.
    b) Que hubiera sacado de antemano el congelado y que no tuviera que haber abierto el congelador.
    c) Que él ya supiera que el cadáver estaba allí.
    No digo que el cadáver hubiese estado en el congelador de los Cañisares, digo que podía haber cabido, y digo que podía haber estado, y que en ese hipotético “podía”, estas son algunas de las posibilidades que se nos pueden presentar para explicar que el señor Cañisares no hubiera reparado en la presencia del cuerpo.

  56. Esto es lo que se me ocurre a grandes rasgos, a grosso modo. Todas mis hipótesis se fundamentan en el razonamiento de Irene, que, hasta el momento, es el que se ha propuesto como válido para explicar el fenómeno de la descomposición.
    Uriel, es ilustrativa porque la recordé de una visita guiada a Colonia Caroya, lugar en donde se hacen los mejores embutidos… ¡del país! XDDD Pero el embutido en sí se hace con ese estado climático (el proceso de secado dura entre un año y un año y medio), y luego ya se puede guardar en un refrigerador para el consumo. Eso sí, si tú quieres ponerlo al lado de una caldera… bueno, no esperes que esté en buenas condiciones para tomarlo con zumo de naranja, pero bueno… puedes ponerlo.

    Amigos, creo que debemos encontrar la forma de que el conserge nos abra la puerta nº 1 de una bendita vez, tenemos que terminar de tener todos los datos de esta escena para hacernos una idea de esta porción del tablero de ajedrez, así sabremos analizar bien todas las jugadas y las posiciones de las piezas. A lo mejor es que el hombre tiene allí una colección de estampillas invaluables y el mes entrante hay un concurso y el hombre sabe que hay espías rondando… quiere defender sus estampillas, y al final nosotros estamos pensando que oculta la sangre del cadáver… ¿Hay alguna idea para entrar a esa dichosa puerta? ¡Ideas, os conjuro a que vengan a la Sociedad del Misterio!

  57. Jack, no pretendía teorizar sin pruebas, es sólo que no me fío de nada, y quería constatar, no estoy haciendo conjeturas. Aún así, como dice Jenjibre, si llevaba equipaje es raro que no lo llevara en el maletero.

    Me parece más importante chequear si tenía alguien para la limpieza, porque ese alguien tendrpia acceso al coche.

    Que tal mi idea de llevar al conserje a ver a Andreíta oara revisar el cuarto? (comentario anterior)

  58. Saludos a todos.
    Para que el conserje nos abra la puerta nº1 sugiero pedirle la caja de herramientas de Cañizares. Si no está en su sitio lo más lógico es que la haya cogido él (como ya nos ha dicho que suele hacer)y que la tenga en el cuarto de la caldera.

    En cuanto a las 3 marcas que hay en el suelo de su cuarto, me da la impresión de que son de un taburete de 3 patas que el conserje ha utilizado durante bastante tiempo (desgaste en el suelo), y que ha sido recientemente sustituido por la “silla cómoda”. Podríamos preguntarle también por él a ver por dónde sale.

  59. Buenos días a todos.

    No he dicho nada en las últimas horas porque no tenía mucho que decir, lo de la caja de herramientas en el estante me parece lo más lógico, aunque poco sospechoso si el conserje la cogía prestada. ¿se la podemos pedir para verla? posiblemente no nos la de, pero igual es una forma de acceder al cuarto misterioso.

    Sobre las marcas en el suelo del cuartucho del conserje. ¿Qué tamaño tenía todo? Cuarto, lugar en que estaban las marcas y separación entre ellas. Sería útil para intentar elucubrar lo que había allí.

    Para terminar, creo que el golpe de calor no tuvo por qué ser dado antes de la congelación, el proceso de descongelación, dadas las condiciones atmosféricas de nuestro país, también implica un cambio de temperatura bastante brusco que podría implicar el llamado golpe de calor.

    Si esto no es posible, la otra opción sería que lo descongelasen ante un lugar caliente, como la caldera, antes de meterlo. Pero me parece bastante tonto para un asesino que se intenta cubrir bien las espaldas y que no sabía cuando iban a encontrar el cuerpo.

    ¿por qué iba a hacer esto? Bien, pongamos… Tengo un cuerpo del que deshacerme, lo tengo congelado en un congelador industrial (lo de tenerlo en casa me parece ridículo, no imposible, pero por favor, ese hombre ni siquiera tiene el porno tan a la vista como estaría ese cadáver). Me quiero librar del muerto y encuentro un coche en el que esconderlo.

    “Oh, un coche, aparcado del que tengo las llaves, aquí lo meto, pero… está congelado, si lo meto así, no se descongela durante la noche y lo encuentra mañana por la mañana, este tipo llama a la policía y el hecho de que esté congelado los podría llevar hasta mi”. En ese momento hablo con el conserje, le pido las llaves de la caldera, descongelo un rato el cuerpo y lo meto en el maletero con una pinta más pasable.

    Creo que en algún momento el conserje entró y vio el percal, quizás se le pueda atacar por ahí.

    Es una serie de acontecimientos plausible dadas las conductas y los datos que tenemos, pero sigue siendo una teoría.

    Pero no tengamos prisa, nos quedan al menos dos sospechosos por entrevistar y dos escenarios que visitar.

  60. Wenas, he leido varias cosas sobre el equipaje, pero al final no sabemos si llevaban o no, seria un buen dato. En cuanto al conserje, podríamos preguntarle acerca de la caja de herramientas, ya que nos ha dicho que suele usarla.A ver si la tiene él. E intentar amablemente, que nos enseñe el cuarto de calderas del que tan bien nos ha hablado, lo malo es que debería ir alguien a quien no haya visto aún, tipo.., me han hablado muy bien de esta urbanización, y de usted especialmente. Nose, aunque me suena un poco debil. De momento, preguntarle por las herramientas, y si puede decirnos si esa lona solia cubrir el coche, o no.

    Jack, me refería a la mujer del conserje.

    Qué pasó con el hombre del camión??que está olvidaillo el pobre.

    Y una pregunta para el señor de la grúa, por qué abrió el maletero, había algo que le hiciera sospechar algo raro? caia agua, o estaba dañado o algo?.
    Normalmente, cuando viene la grúa, por las cadenas al coche, lo sube y punto, no se paran a mirar qué hay dentro.

    Habia alguien delante, cuando se abrió el maletero(alguien más).

  61. Como ya han dicho por ahi arriba, el congelador podria tener el tamaño ideal para meter el cuerpo. Pero creo que tecnicamente no valdria para congelarlo por que el congelador tecnicamente llegaria aproximadamente hasta los 18 bajo cero, y para congelar un cuerpo en un solo dia creo que se necesitaria mucho más que eso (Al menos eso creo, por que no encuentro datos sobre la temperatura para congelar un cuerpo). Y tambien me gustaria saber por que el de la grua abrió el maletero. Como ya ha dicho Ceres, no creo que quisiera abrir el maletero si no era por un buen motivo que le hiciera pensar que habia algo raro (No creo que el tipo se imaginara viendo el maletero que tenia el cadaver dentro).

  62. Reebok, en cuanto a lo que indicas del congelamiento no sé exactamente la respuesta pero no olvides que el cuerpo ya estaba muerto y que no genera calor así que supongo que congelarlo es más fácil. De todas formas se me hace duro pensar que hubiera estado ahí y no lo notará el señor Cañizares, si usaba congelados estos van siempre al microondas y se sacan en el momento del consumo y si realmente es él el culpable para que pasearse con el muerto hasta Port Aventura?, para deshacerse del cuerpo con su hija de 5 años delante? o es que tenía que llevar el muerto a algun sitio de Tarragona?

  63. hola compis, por motivos de trabajo no puedo estar con vosotros en este caso…(como en la mayoría) pero ya que el jefe me ha comentado el caso por encima sé de qué va, y me ha llamado la atención lo del cuarto con olores a embutido metalizado, tengo que decir que aquí juego con ventaja, pero ese olor me es muy conocido, cualquier fotógrafo os lo podrá decir, a mí me huele a químicos de revelado, el revelador de papel suele tener un olor a metalizado y con el sudor de la gente el laboratorio suele oler a embutido, o sea ser embutido metalizado, aunque me puedo equivocar, estoy teorizando sin pruebas, pero ya os digo, yo que estudio fotografía me huele a laboratorio XD

    un saludo a todos la mujer del jefe.

  64. Lo del cuarto de fotografía suena bien y las marcas en el suelo podrían ser de un trípode de fotos? Quizás interesándonos por la fotografía conseguimos que nos enseñe su cuarto.

  65. Muy interesante lo que acaba de decir la “primera dama de la sociedad”. Podría ser que el buen conserje se hubiera montado un cuarto de revelado en el cuarto de la caldera. Su interés en que no entremos en ese cuarto podría no tener que ver nada con el asesinato. Quizás sólo esté haciendo fotografías comprometidas que no quiera que encontremos. ¿Estará el buen hombre haciéndose su propia colección de porno?

    Y que conste que no estoy teorizando, sólo intento explicar otro motivo por el cual el conserje se puso tan nervioso cuando se dudo de su ¿profesionalidad? y quisimos entrar en su cuarto de la caldera.

    Y me gusta la idea de Ceres de que vaya otra persona a ver el cuarto de la caldera. Creo que si fuera una investigadora el conserje no sería tan tajante… ¡¡¡¡Lástima que Sata esté ocupada!!!

    POr cierto, olvidé mis modales, algo imperdonable.
    Buenos días a todos y Sata, me alegro de verte por aquí.

  66. Jack, una pregunta. ¿a parte de la foto de boda había en la casa alguna foto más de la difunta Sra. de Cañizares? Lo digo porque por la edad de la niña debía tratarse de una mujer joven. Una muerte así es una tragedia difícil de superar. Se me ocurre que tendría que haber fotos de familia y cosas por el estilo. ¿sabemos cuanto hace que falleció la esposa?

    No se, hay algo que no me cuadra en todo esto, pero se me escapa el qué…

    Y sobre el cadaver… No sabemos cuanto llevaba muerto cuando fue encontrado. Podría ser más de un día. Y ¿nadie comunicó su desaparición? Seguramente tuviera familia que notara su ausencia… porque la verdad otro huerfanito hijo único ya sería excesivo… ¡¡¡Tentada estoy de llamar a un medium e interrogar al cadaver, al mas puro estilo la Madre de Zemo!!!!

  67. Señores, acabo de volver de visitar a nuestros egundo Interesado, don Jaime Salgado, Hombre adinerado (Siempre he tenido alma de poeta).

    En breves segundos, os transcribo mi informe.

  68. El segundo sospechoso de la lista era el mejor amigo de Simón Cañizares. Jaime Salgado, de Vacaciones Salgado. Treinta y siete años, soltero. Se trataba del empresario más rico de la ciudad. Eso, tratándose de un agente de viajes en un periodo de crisis económica mundial, lo convertía claramente en un hombre muy inteligente.
    Sabía lo que eso significaba: que debía estar muy atento a lo que dijera… y a cómo lo dijera.
    —El negocio me va bien —admitió con una sonrisa—. Y no es nada del otro mundo, en realidad. Sólo es un sistema de puntos. Por cada viaje contratado con Vacaciones Salgado se acumulan puntos, y luego esos puntos se canjean por descuentos… Una vez al mes, se pueden canjear directamente por viajes gratis. A la gente le atrae la idea de poder seguir cogiendo
    vacaciones en estos tiempos sin gastarse un céntimo.
    —¿De qué conoce al señor Cañizares?
    —¿Simón? Somos amigos del colegio. Cuando se metió a diseñador gráfico quise meterlo en plantilla en mi empresa. Como no quiso, simplemente contrataba todas mis campañas con su agencia para que igualmente el trabajo me lo hiciera él.
    —¿Y cómo es que no quiso?
    —Porque no quería que ninguno de los dos fuese el jefe del otro. ¿Y sabe qué? Tenía razón. Él me contrata a mí los viajes y yo a él las campañas. Nadie trabaja para el otro, pero ambos nos beneficiamos de trabajar juntos.
    —Tengo entendido que el señor Cañizares ya no trabaja en ninguna agencia.
    Se le ensombreció la mirada por un momento.
    —Cuando Clara murió… su mujer, digo. Simón dejó la agencia. Se hizo freelance. Así podía trabajar desde casa y cuidar de la peque, Andrea.
    —¿Cómo murió?
    —Cáncer, hará un par de años. Simón se quedó destrozado. Pero, como le digo, se volcó en Andrea y encontró una nueva razón para vivir.
    —Hábleme del viaje a Port Aventura. Creo que usted tuvo algo que ver.
    —Ah, sí. Mucho estaba tardando en salir el tema… El viaje se lo regalé yo. Les hacía falta. Simón no quería aceptarlo, así que, bueno…
    —Usted le propuso un intercambio de favores.
    —Eso es. Yo le regalaba el viaje, y él a cambio me prestaba el coche.
    —¿Para qué lo quería? Usted ya tiene un coche.
    —Usted no lo ha visto, ¿verdad? Mi coche no vale dos duros. Me lleva y me trae, pero sinceramente, nunca me ha gustado considerar un coche como un artículo de lujo. Simón sí, tiene un buen coche. Y cuando tengo una cita, normalmente me pone pegas para prestármelo,
    así que me dije “esta es la mía”.
    —¿Y qué hizo con ese coche?
    Aquí sonrió como un auténtico playboy.
    —Sé que es usted detective, pero necesitará una orden para que le proporcione el número de la chica con la que estuve. Sí que le diré, sin embargo, y porque me gusta presumir, que la llevé a cenar, a dar un romántico paseo por una playa que poca gente conoce y que,
    finalmente, acabamos en una casita que tengo en las afueras para stos menesteres.
    —¿En serio? —dije, recordando que el abogado nos había conseguido la dirección de dicha casita y guardándomelo para mi.
    —Así es.
    —Hábleme del coche, si no le importa.

    (SIGUE…)

  69. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  70. —Ah, sí, el coche. La dirección no le iba muy fina. Se me fue un poco cuando llevaba a la chica a su casa, y tuvimos un reventón.
    —¿Y qué hizo usted?
    —Bueno, lo primero cambiarle la rueda por la de repuesto, eso está claro. Pero no pensaba dejar que mi amigo se llevase a su hija hasta Port Aventura en un coche con la dirección mal.
    Así que le dije que yo le pagaba el arreglo, pero que el coche tenía que pasar por un taller antes de salir. Es más, dejé yo mismo el coche en el taller.
    —¿Era su taller de confianza?
    —Me ha hecho falta pocas veces, la verdad, pero sí, siempre me han dejado el coche bien.
    —Muy bien, señor Salgado, muchas gracias. Nos ha ayudado mucho. Sólo voy a necesitar tres datos más.
    —Adelante.
    —El restaurante al que fueron a cenar…
    —Sin problema.
    —… la playa por la que pasearon…
    —Pero no lo difunda, estoy consiguiendo mantenerla oculta a mis clientes. Es mi pequeño tesoro.
    —… y por supuesto, la identidad y el teléfono de su acompañante.
    Salgado me dedicó una sonrisa de dientes blancos sobre su piel bronceada.
    —Pida esa orden y volveremos a hablar —respondió con un guiño, y se fue.

  71. Gracias Zalaya por el informe!!
    Lo que concluyó por él es que si el señor Cañizares esta tan cuidadoso con su coche era raro que tuviera la dirección mal y no lo hubiera notado, mi hipótesis es que alguien truco el coche para que tuviera el accidente y se encontrará el muerto en su coche y al tener el imprevisto de fuera al taller, lo apañó con el camión. Como ya han pegruntado algo, se sabe algo del personaje del camión?

  72. Muchísimas gracias, querido Zalaya.

    Chicos, creo que deberíamos trabajar siguiendo la línea de la verdad. Me explico. Si tenemos un caso tenemos un misterio. Un misterio es algo que no terminamos de ver claro. Y para poder resolver, en teoría, debemos partir de fundamentos sólidos que logremos verificar de un modo empírico y tomar como la verdad fundamental o verdad de partida. Si nos vamos de esa primera verdad, es muy probable que nos despistemos, investiguemos por caminos sinuosos y terminamos encontrando que erramos. Creo, y esto es sólo una modesta opinión, que el detalle de que el señor de la grúa hubiese abierto el maletero es sugerente, como mucho curioso, pero… ¿cuántos podemos llegar a pensar que se puede planificar un accidente? Por lo que sabemos, el cuerpo fue introducido antes del accidente. Y por lo que sabemos… no sé, como que resulta dificultoso lograr que un camión estrelle contra un auto en plena autopista (aquí se incluyen muchas variables que se relacionan con el tráfico, la hora, la visibilidad, el grado de certeza que tendrá una embestida, el grado de presición para generar un accidente e incluso hay que poner en la balanza el cierto grado de verosimilitud que tendría que tener un accidente ficticio). En mi opinión, es mucho más probable que se produzca un accidente por causa del azar más que por intervención de un X que planifica… Conozco casos policiales en donde ha habido accidentes ficticios para despistar a la policía y hacer creer que una muerte fue accidental y lograr encubrir un asesinato. Pero en los casos que conozco, no intervienen más de un solo vehículo… Aquí estamos hablando en el choque de un camión contra un auto, cosa que es mucho más difícil y compleja de planificar.

    Por el momento no tenemos nada que nos indique que haya sido un accidente planificado de antemano, por lo que creo innecesario añadir ese factor en la balanza hasta que las pruebas y evidencias digan lo contrario. Tenemos que trabajar con lo que de verdad sabemos, y teorizar exponiendo posibilidades en base a pruebas concretas…

    Por el momento, como decía, y que nosotros sepamos, quien puso allí el cadáver no contaba con el accidente en la autopista; es decir, el accidente fue un accidente sin premeditación. En tal caso, habría que suponer que, si quien puso el cuerpo en el maletero sabía del viaje que iba a hacer Cañisares a Portaventura (y a todo esto, ¿qué es Portaventura, un parque de diversiones temáticos en donde predomina el agua o un complejo con hoteles, restaurantes y demás con el parque de diversiones anexado?), el cadáver fue puesto con la intención de que llegara a Portaventura. El accidente, por el momento, y como dicen en las series de los yankis, es un accidente hasta que se demuestre lo contrario.

    Vuelvo a leer el informe y trato de sacar algo en claro.

  73. Pero en ningun momento se nos ha dicho que el cadaver estuviese alli antes del accidente, pudieron haberlo puesto después. O si se ha dicho lo contrario?¿

  74. He sacado algo en claro: Jaime Salgado es una de las personas más desagradables que he tenido el placer de conocer.

    Esto me hace recordar al análisis de la función exponencial aplicada al caso de la fisión nuclear. Por cada choque de un neutrón sobre un átomo de Uranio se liberan otros tres neutrones que colisionarán cada uno con un átomo más de uranio… Con la indagación del señor Salgado tenemos tres escenarios posibles: La playa, el restaurante y la casita de campo. Por cierto, me parece muy poco recatado el decir semejante barbaridad y hablar con tanta ligereza sobre un particular que, si no me equivoco, no sólo involucra su intimidad, sino también la intimidad de la señorita que le hizo compañía aquella noche.

    De la lectura del informa me surge una sola duda: ¿Le pagó las vacaciones? Pero ¿que no estaba llendo Cañisares por cuenta propia en su propio auto? O ahí se está refiriendo a que les pagó la estadía, los hoteles y lo que pudieran gastar (esto es porque no termino de entender qué será Portaventura).

    He pensado en el equipaje del que hablan arriba, y ya que el jefe comentó… Tengo una teoría. Sabemos que no sabemos nada. Es decir, no sabemos si ahí había equipaje o no había. Esto se produce por la ausencia. No por la ausencia del equipaje en sí, sino por la omisión de mención a la presencia o ausencia del equipaje en el auto…

    Ahora bien, tengo dos subhipótesis:
    a) No había equipaje. No lo sabemos y no conviene seguir por aquí.
    b) Había equipaje. Podemos sacar lo siguiente:
    1. El señor Cañisares puso todo lo que iban a llevar en el asiento trasero, o en el del acompañante, desatendiendo a la norma de tránsito que exige que todos los elementos deben estar guardados en compartimientos bien cerrados para evitar que se incrementen los accidentes en caso de choque.
    2. Puso el equipaje mucho antes de sacar a la niña de su cama. Recordemos que, como bien dijo Ceres, si lo que planeas es llevarte a la pequeña en el menor tiempo posible, ¿no sería lógico que hubiera sacado la funda de su auto mucho tiempo antes y que ya la hubiera dejado doblada? Lo mismo con el equipaje. ¿No sería lógico que hubiera puesto el equipaje un rato antes y que luego no prestara más atención al baúl?

    Con todo, el equipaje no es en lo que me quiero centrar ahora. Dice el señorito Salgado que se le reventó una cubierta de camino a la casa de su acompañante (vaya, llevar a una dama a su casa es una actitud más propia de un caballero que de un animal, pero bueno), que bajó a cambiar la llanta… ¿La llanta estaba dentro del maletero o fuera? Porque si estaba dentro… y si no notó nada extraño (nada extraño como un cadáver, claro), puede significar que no metieron el cuerpo durante su cita…

    Es todo lo que se me ocurre por el momento.

  75. Cita.

    —Yo no, desde luego. Pero no digo que sea lógico, sino que no deja de ser posible. Acuérdate del Exiliado y de lo inocente que parecía.
    —Hay una complicación añadida… he hablado con Irene, ha conseguido echarle un ojo al informe de la autopsia. Y hay algo que no termina de encajar… El cuerpo se ha empezado a descomponer a lo bestia durante el traslado. A día de hoy es imposible determinar exactamente cuándo se cometió el crimen.
    —¿Cómo ha ocurrido eso? —inquirió Zalaya.
    —Lo está investigando para nosotros, pero lo que sí que es cierto es que nos echa por tierra cualquier intento de cronología. Sabemos que ese cadáver se introdujo en ese maletero antes del accidente, pero no sabemos cuándo ni en qué momento lo mataron.
    —¿Lo que quiere decir?
    —Que aunque sepamos quién accedió cuándo al coche, no podremos relacionar eso con la fecha de la muerte. Necesitaremos algo más para descubrir quién lo hizo.

    Final de cita.

    Estaba en el informe preliminar del caso y lo he señalado con cursiva (espero haberlo hecho bien). Lo dice Jack después de contarle a Zalaya que Irene nos echa por tierra cualquier intento de cronología. He partido de eso como la verdad fundamental, por eso no he seguido la línea que dice que lo pudieran meter después del accidente. Además, cuando Dantés le muestra a Jack la fotografía del muerto, Jack dice algo como “esto no pudo haber sido hecho durante el accidente”. El hecho de que haya apenas un poco de sangre, además, indicaría que el muerto tuvo que estar allí un buen tiempo para dejar ese mínimo rastro (aunque el resto de la sangre evacuó en algún otro lugar que no hemos terminado de concretar).

  76. Nicolas, has dicho algo interesante si cambio la rueda del coche y es Chrysler 300C entocnes la rueda debería estar en el maletero y si el cuerpo hubiera estado ya allí lo habría visto. A lo mejor habria que investigar mejor ese taller y todo loque paso con el coche despues de su desaparición.

    Por cierto Port Aventura es algo parecido a Walt Disney con hoteles temáticos dentro y todas esas cosas.

  77. bueno, no sé absolutamente nada de automotores, así que confiaré en tu criterio 😛

    Yo creo que en este momento no hay que fiarnos de nadie. Recordemos las reglas del investigador: Las personas mienten, las pruebas no lo hacen”. Que él nos esté diciendo que cambió la cubierta hay que tomarlo por cierto, pero no olvidemos que él sigue siendo igual de sospechoso. Lo admito, no es muy común y no tiene mucha lógica ir a una cita con el cadáver en el maletero, pero hay tantos locos dando vuelta… Era probable, aunque yo lo veo poco posible, que el cadáver hubiera estado allí toda la noche. También existe la probabilidad, aunque no me jugaría mucho por ella de que, después de dejar a la señorita en su casa, hubiese metido el fiambre en el maletero y lo llevara al taller; esta no me termina de convencer, sin embargo, porque en el taller, por a o por b, podrían haber abierto el maletero y encontrado el cuerpo. Existe también otra probabilidad, pero la veo muy poco plausible porque yo mismo la puedo desmontar. Sabemos que el señorito Salgado fue al restaurante, a la playa y a la casa de campo. En todos estos lugares tuvo que haber dejado aparcado el coche. Existe, como mencionaba, la remota probabilidad de que alguien, un Y en este caso, haya metido el cadáver en el maletero; no obstante, esta teoría se cae a pedazos, porque en el momento en que bajó a cambiar la cubierta del auto tendría que haber visto el cadáver.

    Hay que esperar al informe de los tres escenarios que Jack pueda hacernos, pero creo que, y sólo basando nuestras deducciones en lo que ha dicho el señorito Salgado, tengamos más suerte estudiando el último sospechoso y el último escenario del crimen.

    Desearía, a ser posible, el día en que Salgado usó el auto, la hora a la que lo dejó en el taller y el momento en que Cañisares lo retiró y lo llevó a su casa (que si no entiendo mal, ese es el orden cronológico del coche antes de que partiera para la autopista).

  78. otra cosilla, como es posible que un tipo tan chulo y con tanta pasta y que parece un “ligón” no tenga lo menos un ferrari?

  79. Jack, no entiendo si la calera se encuentra en la casa de los Cañizares o pertenece a la urbanización y se encuentra en un espacio compartido, como el cuarto del conserje.

    Por lo que pude encontrar en internet la rueda de auxilio o de repuesto está alojada bajo el maletero, y se accede a ella desde EL MALETERO no deste la parte inferior del coche. Esto se puede ver en la imágen (http://motor.terra.es/addon/img/1ac5848chrysler300c_gal6g.jpg), que pertenece a un artículo sobre el Chrysler 300C Touring SRT (http://motor.terra.es/pruebas-coches/articulo/chrysler-300c-touring-srt-43118.htm) (una versión familiar del coche). Otras versiones vienen con kit de reparación de pinchazos (sin rueda adicional), pero ese no es el caso, por lo que dijo Jaime Salgado. En conclusión, el cadaver fue colocado después de que Salgado dejara el auto, o Salgado sabía del cadáver. Esto yo también lo veo difícil, porque el cuerpo podría ser fácilmente decubierto en el taller, me parece que llevar un cohce al taller con un muerto en el maletero es una estupidez.

  80. Buenas noches a todos.

    Leyendo el excelente informe de Zalaya, hay una cosa que me llama la atención por encima de todo. Lo de que la dirección “no fuera fina”. No entiendo mucho de coches, pero creo que si la dirección no está bien, el coche es bastante dificil de conducir. Y sabemos que Simón Cañizares cuidaba mucho su coche. Y me baso en las declaraciones del conserje y en la lona que había en el garaje. Y visto el modelo de coche que tiene, parece que prefería la seguridad,
    algo que cuadra con el hecho de tener una niña pequeña. Si la dirección no estaba bien, creo que lo habría notado y lo habría hecho reparar. Lo que me lleva a preguntarme si entre la última vez que Simón utilizó el coche y cuando lo cogió su amigo alguien pudo sabotear el coche. Y aquí el principal sospechoso sería el conserje. No quiero decir que lo hiciera para provocar un accidente, pero quizás accidentalmente tocó algo que desestabilizó la dirección. Quizás eso explicaría su nerviosismo y su ponerse a la defensiva cuando lo entrevistó Zalaya.

    Yo tampoco encuentro muy lógico llevarse un cadaver e una cita romántica (excepto que seas la novia cadáver, claro XD), pero cosas peores se han visto. Lo que no me parece lógico es que lleves el coche al taller con un fiambre en el maletero. No me imagino al mecánico diciendo algo así como: “Oiga, le he calibrao la dirección, cambio de aceite, la bujías y de paso le he limpiao el maletero que lo llevaba perdio de sangre seca y sesos desparramaos…”
    Lo que nos dejaría como posible introducción del cadáver en el maletero, entre el tiempo que estuvo en el taller y la salida del coche hacia Port aventura.

    También me ha llamado la atención que un tío como ese no tenga un coche molón. Quiero decir, es obvio que es todo un Casanova y que le gusta presumir ante sus conquistas de su status… Y ¿teniendo poder adquisitivo para permitírselo este tío tiene que pedirle prestado el coche molón a su amigo? No me convence…

    Para terminar. Zalaya ¿puedo pedirte un pequeño favor? ¿Podrías inspeccionar esa playa de la que habla? Sí es tan alucinante como alardea el sospechoso podríamos utilizarla para la celebración fin de caso 😉

  81. Buenas noches a todos.

    Leyendo el excelente informe de Zalaya, hay una cosa que me llama la atención por encima de todo. Lo de que la dirección “no fuera fina”. No entiendo mucho de coches, pero creo que si la dirección no está bien, el coche es bastante dificil de conducir. Y sabemos que Simón Cañizares cuidaba mucho su coche. Y me baso en las declaraciones del conserje y en la lona que había en el garaje. Y visto el modelo de coche que tiene, parece que prefería la seguridad,
    algo que cuadra con el hecho de tener una niña pequeña. Si la dirección no estaba bien, creo que lo habría notado y lo habría hecho reparar. Lo que me lleva a preguntarme si entre la última vez que Simón utilizó el coche y cuando lo cogió su amigo alguien pudo sabotear el coche. Y aquí el principal sospechoso sería el conserje. No quiero decir que lo hiciera para provocar un accidente, pero quizás accidentalmente tocó algo que desestabilizó la dirección. Quizás eso explicaría su nerviosismo y su ponerse a la defensiva cuando lo entrevistó Zalaya.

    Yo tampoco encuentro muy lógico llevarse un cadaver e una cita romántica (excepto que seas la novia cadáver, claro XD), pero cosas peores se han visto. Lo que no me parece lógico es que lleves el coche al taller con un fiambre en el maletero. No me imagino al mecánico diciendo algo así como: “Oiga, le he calibrao la dirección, cambio de aceite, la bujías y de paso le he limpiao el maletero que lo llevaba perdio de sangre seca y sesos desparramaos…”
    Lo que nos dejaría como posible introducción del cadáver en el maletero, entre el tiempo que estuvo en el taller y la salida del coche hacia Port aventura.

    También me ha llamado la atención que un tío como ese no tenga un coche molón. Quiero decir, es obvio que es todo un Casanova y que le gusta presumir ante sus conquistas de su status… Y ¿teniendo poder adquisitivo para permitírselo este tío tiene que pedirle prestado el coche molón a su amigo? No me convence…

    Para terminar. Zalaya ¿puedo pedirte un pequeño favor? ¿Podrías inspeccionar esa playa de la que habla? Sí es tan alucinante como alardea el sospechoso podríamos utilizarla para la celebración fin de caso 😉

  82. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  83. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  84. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  85. Vale, veo que no soy el único al que los comentarios le salen por duplicado.
    J Marple, mi tarea es interrogar a los sospechosos, así que depende de Jack echarle un ojo… o de mí, si consoderamos necesario entrevistar a la buena moza en ese escenario

  86. Sí, ya se que de las escenas se encarga Boniatus, pero lo tenemos de vacaciones (seguramente en alguna paradisíaca playa, bebiendo caipiriñas y mojitos y en inmejorable compañía). Sólo era una sugerencia.

  87. Hola sociedad, Gaston Varlett ha hecho otra de sus esporadicas apariciones (Espero en este caso y en adelante ser mas regular).
    MMMmmmm estos casos son dificiles, honestamente de momento no tenemos mucho en especial por la cantidad de información.
    Ultimamente me he dado cuenta que las personas son naturalmente egoistas, se mueven por el egoismo y la autoprotección. Por ello la mejor forma de sacarle información al conserje es la extorsion.
    Claramente esta ejerciendo una actividad ilegal donde no nos deja pasar, no sabemos exactamente que es, pero si sabemos o podemos presumir con casi absoluta certeza que es ilegal. Bastara con un: “oye, sabemos lo que estas haciendo atras de esa puerta. Tu nos dejas pasar y haremos la vista gorda frente a todo lo que no sea relevante al caso”
    * Si me preguntan tiene que ver algo con pornografia infantil talves.
    Y si quiere pruebas, podemos hacerle notar todo el tiempo que gasta en la caldera (mas del necesario sin duda).
    Respecto al caso.
    1. adhiero a la teoria del cuerpo congelado, pero el desgaste en las ropas debe ser causa por agentes quimicos de conservación.
    2. la cama desordenada y esas cosas son normales, el tipo seguramente tomo a la niña en brazos y fue directamente al auto, dudo que se diera la lata de dejar a la niña ahi mientras ordenaba todo.
    3. Me parece interesante la hipotesis sobre un accidente intencionado, hay que revisar sobre ese punto.
    4. ¿La grua segurmente dejo el auto en el taller, fue en el del sospechoso? Si es así, ¿En que momento se descubrio el cuerpo?

  88. ¿Por qué todos daís por hecho que el taller es de fiar? No digo ni que no ni que si pero puestos a dudar hay que dudar de todo/s.

  89. Buenos días a todos.

    Gastón, es un placer trabajar codo a codo nuevamente. Sólo una cosita referida al punto número cuatro: La grúa encontró el cuerpo en el maletero justo cuando se estaban llevando el auto. Sobre el punto número tres, la verdad es que no tenemos muchas evidencias que apunten a esa hipótesis (aunque la declaración de Salgado sobre la dirección del auto es un factor interesante que podría leerse de esa forma); pero en sí, si vamos más allá en el razonamiento de que pudieron haber trucado el auto en el taller en donde lo dejó Salgado para provocar un accidente, tenemos que tomar en consideración que este accidente fue producido no por un desperfecto en el coche, sino, y si el auto aquí hubiera sido trucado, tal vez por ese desperfecto que le dejaron en el taller, también por el camión que embistió. La dificultad se presenta en generar un accidente con dos vehículos en movimiento, y por el momento no sabemos nada más que nos indique que el camión se salió de su carril de forma intencionada para provocar un accidente. Estamos esperando que Jack se ponga al día.

    Pilar, nadie está dando por hecho que los del taller son angelitos. De hecho, yo he dicho que aquí todo el mundo es sospechoso hasta que se demuestre lo contrario. J.Marple, sin ir más lejos, ha hecho un monólogo en el que descalifica en cierta medida que Salgado haya puesto el cadáver en el maletero (dejando como sospechoso al dueño del taller). El problema es que aún no tenemos nada que sea incriminante en contra del taller. Si tuviéramos pruebas lógicas absolutas que determinaran que Salgado no tuvo nada que ver, y que el conserge no está metido en el asunto, entonces, aplicando la regla (“cuando has descartado lo imposible lo que queda tiene que ser la solución”), podríamos decir que fue el dueño del taller. Así en general, y sólo por el momento, veo más probable que el cadáver lo hayan dejado allí o el dueño del taller, o el conserge o, como todo el mundo es sospechoso, el mismísimo Cañisares.

    ¿Quién le llevó el coche a Cañisares, Zalaya? ¿Fue él a retirarlo o Salgado lo pasó a buscar por el taller y se lo llevó a casa? ¿Tenemos datos sobre la identidad del occiso? Una pregunta tirada al aire: ¿El cadáver, cuando estaba vivo, ejercía la medicina? Seguiré estudiando el informe. ¿Jack, crees que se puedan hacer aunque más no sea breves análisis de las escenas que el señorito Salgado visitó aquella noche con el coche? Me da la impresión de que es un soberano idiota, pero no sé… nunca hay que dejarse llevar por las impresiones particulares.

    Cambio y fuera.

  90. Lamento la tardanza. Este segundo informe me ha llevado más tiempo del esperado… En breve os lo publico, pero si os habéis leído el de Zalaya seguro que lo entenderéis.

  91. Esta vez tenía más tiempo. El segundo sospechoso estaba más dispuesto a cooperar, Zalaya me había llamado para pasarme una lista de lugares en los que éste había estado con el coche.

    Comencé por su casa. Y joder, si la del propietario del coche era elegante, ésta era… ésta era…

    … ésta era un picadero de lujo, ni casa ni hostias. La cocina ni siquiera tenía alimentos, sólo bebidas y fresas (MUCHAS fresas). No había ni un libro, ni un teléfono fijo, ni tan siquiera un ordenador. Era un lugar para alejarse del mundo por un par de horas bien empleadas.

    Igualmente, allí iba alguien a limpiar. Estaba claro que, para no ser un lugar que se usase a diario, no había tanto polvo como debería (por favor… dejemos el chiste fácil para la fiesta cuando hayamos cerrado el caso). Sin una orden de registro y un equipo de Científica, no íbamos a encontrar ni rastro de sangre allí. Pero eso no significaba que mi trabajo hubiera terminado… A veces, los esfuerzos que hace la gente por ocultar algo nos indican, si bien no nos revelan, en qué dirección debemos buscar.

    Dos habitaciones, y el camino que las conectaba, habían sido limpiadas más a conciencia: el dormitorio principal, y la sauna (¡tenía sauna, el tío!). En el dormitorio no encontré nada especialmente sospechoso; vale, sí, espejos en el techo, pero poco más que no esperase encontrar. La sauna, por su parte, atrajo mi atención… El avanzado estado de descomposición del cadáver podía haberse debido a elevadas temperaturas, así que quizás… Examiné la sauna desde fuera; estaba apartada de la casa, pero mirando por el cristal de la puerta aún se apreciaban un par de ángulos muertos. Puntos lo bastante grandes como para que, de haber un cuerpo ahí dentro, fuera imposible determinarlo desde el exterior. Decidí echar un vistazo desde dentro. La puerta se abrió sin dificultad, me alegró ver que esta vez no había ninguna llave que buscar. Un fuerte olor a desinfectante me alcanzó al entrar; claro, resultado lógico de limpiar a fondo un lugar y luego cerrarlo. Los controles de temperatura estaban por dentro, junto al pestillo; el suelo era de madera. Quizás necesitaría hacer algunas pruebas, pero… lo cierto es que a simple vista no se veía ni rastro, lo cual en la madera sería difícil de ocultar.

    (SIGUE…)

  92. El segundo lugar a visitar era el restaurante donde nuestro segundo sospechoso declaraba haber llevado a su cita a cenar. Allí habría poco que revisar. El aparcamiento era descubierto, por lo que no sería un buen escenario para cometer un crimen y luego pretender ocultarlo. Quizás en la zona más apartada, pensé; pillaba lejos de la puerta y de la carretera, por lo que era siempre la zona más vacía del parking. No obstante, estaba muy bien iluminada. Entré en el restaurante mostrando una foto de nuestro sospechoso, preguntando por la fecha en cuestión, y el maître confirmó su coartada. Por supuesto, me respondieron, que tenían congeladores industriales, pero por lo general no se permite el acceso del cliente a la cocina, así que la pregunta carecía de relevancia. Ya sólo me quedaba una cosa por investigar: los baños. Bien ventilados, desde luego… la ventana era lo bastante grande como para sacar un cuerpo de allí. ¿Una posibilidad?

    (SIGUE…)

  93. Finalmente visité el tercer lugar: la playa secreta de nuestro sospechoso. Desde luego el sitio era perfecto: impecablemente orientado para presenciar una preciosa puesta de sol, lejos de cualquier farola que pudiera contaminar el cielo con su luz, oculta de ojos curiosos para hacer lo que quisieras. El lugar perfecto para una cita romántica… o para cometer un crimen.

    Aparqué mi coche y descendí con cuidado la suave pendiente rocosa que conducía hasta la playa. Habíamos tenido unos cuantos días de viento entre el crimen y hoy, por lo que esperar que la arena siguiera toda donde había estado sería complicado; con todo, encontrar sangre en ella no debería ser demasiado complicado.

    O al menos eso esperaba. Tras un par de horas paseando por aquella playa, no había conseguido hallar ni un solo grano de arena más roja de la cuenta. Quizás el mar se hubiera llevado las pruebas… sería difícil saberlo. Volví a subir la pendiente rocosa (subir no era tan cómodo como bajar) y regresé a mi coche. O conseguíamos alguna que otra orden, o poco más íbamos a poder averiguar.

  94. Ni modo, necesitamos una orden para indagar todo más a fondo, para hablar con la señorita que acompañó a Salgado y para abrirle el cuartucho de la caldera al conserge. Zalaya, si consigues entablar contacto con la compañía de nuestro sospechoso número dos, necesito que le preguntes si aquella noche entraron a la sauna.

    Si había muchas bebidas… ¿Me figuro que esas bebidas tienen que estar bajo refrigeración, verdad? Pero, si en realidad había tantas, ¿sería suficiente un mueblebar o haría falta un lugar más espacioso?

    Quiero saber otra cosa. En el caso nº 23 recuerdo que para descartar a Nuria Copano vimos que no tenía oportunidad (creo que tampoco tenía móvil, pero no recuerdo bien el caso), porque ella había declarado que había estado en Francia la noche de la muerte de Leire Úbeda. Ahora bien. En ese momento, dimos por hecho que lo que nos decía Nuria Copano era verdad, para lograr llegar a una conclusión veraz; es decir, decidimos suponer que lo que nos decía Copano era verdad. Quiero saber dos cosas, pero por medios distintos. Si Zalaya obtiene permiso para hablar con la acompañante, además de la pregunta que quisiera formularle antes, quisiera que nos diga si de camino a su casa el señor Salgado tuvo que, efectivamente, cambiar la cubierta del coche. Y en segundo lugar, si tenemos oportunidad de hablar con el señor dueño del taller mecánico, quisiera saber si efectivamente se había utilizado el repuesto del auto, y si la llanta que había sido cambiada, la que según Salgado se había pinchado, estaba verdaderamente pinchada.

    El caso se complica. Sacaré el peine fino. Muchas gracias por el informe, jefe.

  95. ¿Estamos seguros de que Salgado cenó con una mujer? Habría que preguntar de nuevo al metre.
    Todo su sistema de picaderos, playas secretas y coches prestados… Me huele a que es más que posible que su ligue fuese un hombre (por ejemplo, el muerto).

    Como ya habéis comentado, es inverosímil que un tipo tan pijo no tenga un coche del que presumir y también resulta extraño que sea tan “caballeroso” ocultando la identidad de su ligue.

    La hipótesis “pijo que no quiere salir del armario” aclararía perfectamente estos 2 puntos.

  96. Bueno, con la sauna ya podríamos tener una causa del golpe de calor que pudo recibir el muerto.

    Sigo pensando

  97. No sé si voy a decir una estupidez o una cosa muy obvia pero creo que el sospechoso más lógico es el señor Salgado, lo de la sauna ya dice algo y que posiblemente fuera él último en tener acceso al coche, quizás como indica Nicolas lo del coche no fue más que una tetra para mantenerlo durante más tiempo hasta que congelaba al muerto.

  98. Laelo, me parece muy poco probable que Salgado hubiese salido con el muerto, ya que:

    1- Él nos infomó que había salido, y podría no aber dicho nada que no ibamos a ir a cada restaurante de la ciudad preguntando por él.

    2- Además nos facilitó los datos del restaurante, de manera que el maitre del mismo puede confirmar si fue o no con un hombre de 30 años.

    3- Hablamos de un hombre inteligente, que no se incriminaría de una manera tan obvia.

    Esto no quiere decir que no haya sido él el asesino, sino que su cita no era el muerto.

    Pilar, no sabemos si Salgado fue el último en tener acceso al coche, tal vez Cañizares lo buscó personalmente en el taller, pero desde luego sería un dato interesante.

    Me parece que en general estamos dando por sentado que el cadaver fue congelado, digo por lo de “… mantenerlo durante más tiempo hasta que congelaba al muerto.” Yo no lo veo tan claro, aunque es una posibilidad.

    Saludos

  99. ¡¡¡¡Pues si que estaba bien preparado el Sr. Salgado!!!! Todo un Casanova…
    También he pensado en que su cita no fuera una dama. Que o él o su acompañante no quieran salir del armario y que por eso el sr. Salgado no quiso facilitarnos la identidad de su cita. Digamos que Salgado tiene una cita con X (llamémosle así ya que no tenemos su nombre). Van al restaurante, a la playa y luego a la casita de la sauna. Pero por cualquier motivo discuten y X muere. Salgado deja el cadaver en la sauna, para ocultarlo y de ahí lo del golpe de calor que explicaría la anomalía en la descomposición. Esto nos dejaría con un crimen pasional. Pero aquí es donde la cosa ya no me cuadra.
    Apenas sabemos nada del cadáver. Sólo que es un hombre joven y que vestía zapatos y ropas caras, lo que encajaría con lo de la cita. Pero sabemos algo más: la causa de la muerte. Y un disparo en la cabeza no encajaría en un crimen pasional. A mí por lo menos me sugiere más un asesinato a sangre fría, una ejecución. Sería el tipo de modus operani que utilizaría un sicario. Uno no suele ir a una cita con un revolver, la verdad.

    Pero todavía nos queda hablar con el tercer sospechoso. El mecánico nos podrá confirmar si la dirección fallaba y si realmente Salgado cambio la rueda como afirma haberlo hecho. Podremos ver el taller y buscar allí probables causas para el golpe de calor.
    Que conste (por si no quedó claro en mi anterior comentario) que no descarto al mecánico. Bueno, no descarto a nadie. Como bien dice Grisom: “Las personas mienten, las pruebas no”…

  100. Uriel.E, es verdad he supuesto cosas sin prueblas concretas pero… lo de que lo congelaron lo dijo Irene-Jack cuando dijo que debido al golpe de calor tendría que haberse congelado despues para evita el mal olor: “Irene me ha dicho que una causa probable para semejante descomposición sería un golpe de calor considerable, pero un cuerpo así de descompuesto habría apestado. Congelar el cuerpo podría haber mitigado este efecto hasta que, al descongelarse, la descomposición volviera a su cauce.”, por eso lo he supuesto y sobre lo de que recogiese él mismo el coche parece lo más lógico que si se empeña en arreglarlo él y lo lleva a su propio taller de constumbre también lo recoja él para hacer el favor completo,no?

  101. Poderoso caballero es Dond Dinero… Una forma mucho más fiable, al menos que se me ocurra, de saber si el muerto era la verdadera cita de Salgado, además de preguntar al metre, sería ver si en los zapatos hay restos de la arena de la playa privada. Recordemos que la arena es lo que más se queda cuando uno va a la playa (al menos a mí siempre me ha pasado, las pocas veces que he ido), con lo que podría servinos de ayuda.

    Adhiero a lo que dijo J.Marple más arriba: El asesinato por disparo en la cabeza no es propio de un crimen pasional, mucho menos una persona tiene un revólver en su casa de campo.

    Haya sido o no su pareja el cadáver, el comentario de Pilar puede ser aplicado en cierta medida. Por eso pedía que se le preguntara a la acompañante que Salgado dice haber tenido esa noche si entraron a la sauna. El olor a desinfectante… la excesiva limpieza en esas dos habitaciones… me resulto todo muy sospechoso.

  102. Si y no, Nicolas. Podría significar que allí se cometió el crimen, pero no es concluyente. Con el uso que Salgado le daba a la casita y lo “preparada” que la tenía, seguramente tenía un buen servicio de limpieza… no como en el motel de mala muerte del caso Ruby. Sin pruebas físicas no podemos demostrar nada.

    Por otro lado, se me ocurre una pregunta que seguramente será una tontería pero… ¿la casita de Salgado tenía refrigeración (aire acondicionado)? ¿sería suficiente que el cadáver permaneciera en una habitación con el aire acondicionado puesto al máximo para frenar la descomposición por el golpe de calor?

  103. Un inciso más, estamos dando por hecho que todo lo que dice Salgado es cierto, o eso me parece a mi, no hay ninguna prueba de que estuviera en la playa ni en su casa con la chica, sólo hay la prueba de qeu ceno en un restaurante que igual fue lo que le sirvió de coartada y la excusa para hacerse con el coche del amigo, pero igual el otro ya estaba muerto y congelándose mientras él estaba en el restaurante…no sé es sólo una idea sin pruebas, así es que esperaré a que sepamos más cosas

  104. J. Marple respescto a tu pregunta de la climatización me temo que no es posible, para congelar un cadaver necesitas congelar el agua del organismo y neesitas una temperatura de 0ºC para ello, eso no lo da un sistema de climatización, al menos, normal. Y los conductos de la climatización me temo que tampoco alcanzan esa temperatura.

  105. Sí, eso es cierto Pilar. No podemos saber con certeza cuando falleció. Podría ser anterior a la cita de la que habla. Pero lo que no termino de ver es porque incriminar a su mejor amigo. Vale que le pida el coche para sus encuentros galantes… pero ¿le deja un fiambre en el maletero? Vale que en unos días no haya abierto el maletero, pero no es muy normal no abrirlo nunca.
    Me parece que la relación entre ellos no sea todo lo idílica que nos han hecho creer…

    Pilar, no me refería a congelar el cuerpo, sino a ralentizar la descomposición únicamente. Si creemos que la fuente del golpe de calor era la sauna, si no me equivoco lo que pasa en una sauna es que sudas, y no puedes estar demasiado tiempo porque puedes deshidratarte. De hecho tienes que beber líquido nada más salir de ella… Por lo que segun el tiempo que estuviera el fiambre, pudo perder muchos líquidos.

  106. Entoncesno tengo ni idea, he estado buscando por Internet y lo único que encunentro para ralentizar la descomposición es la congelación del cadaver, eso unido al comentario de Jack he supuesto que es lo que se hizo…quizás un baño en una bañera de hielos durante X tiempo fue suficiente…si Salgado tenía bebidas tendría hielo también

  107. Señores, en breves instantes el informe del tercer sospechoso, la última persona con acceso al coche, el Señor Carmelo Esteso, mecánico de profesión.

  108. El último sospechoso era Carmelo Esteso. Cuarenta y tres años, mecánico de coches. Sentado frente a mi como si fuera el dueño del lugar. Un poco demasiado crecido para un vulgar mecánico.
    —¿De qué coche estamos hablando? —preguntó—. ¿El Cupra? ¿El Coupe?
    —Este es el vehículo —dije, depositando sobre la mesa una foto del coche en cuestión, que Simón Cañizares le hizo cuando lo compró.
    —Oh —musitó—. Sí, lo recuerdo.
    —¿Está seguro?
    —¿Cómo olvidarlo? Casi todos los coches que me traen son para tunning. Éste era de los pocos que me trajeron para reparar.
    —¿Recuerda también en qué consistió la reparación?
    —Alineación de los ejes, recolocación de una rueda completa, y puesta a punto general. El cliente pagó a tocateja a cambio de que le diera prioridad.
    —¿Era el cliente este hombre? —dije mostrándole una foto de Simón Cañizares.
    —Hm, no. No, no, el otro estaba mucho más moreno… Tenía más pinta de triunfador, ¿sabe lo que le digo? No, éste es al que le devolví el coche.
    —¿Y cómo es eso?
    —Órdenes del cliente. Ofrecemos este servicio, ¿sabe?, entregamos el vehículo a domicilio por un pequeño extra.
    —¿Lo contrata mucha gente?
    —La primera vez no —respondió con una sonrisa—. Pero seamos sinceros, tengo el taller en un polígono algo apartado, y a la gente no le suele gustar visitar demasiado esa zona. Además, qué coño, siempre que llevas el coche al taller luego necesitas disponer de otro para poder volver a recogerlo, y no todo el mundo puede. ¿Qué le ha pasado al coche?
    —¿Disculpe?
    Me dí cuenta de que Esteso contemplaba la foto con ojo clínico.
    —Mire, no sé de cuándo será esta foto —te dijo—, pero los neumáticos no estaban así ni de
    coña cuando me los trajeron; y había una abolladura en el paragolpes trasero que en esta foto
    no sale. Sólo me preguntaba por qué me traen aquí para preguntarme por un coche del que sólo me enseñan una foto antigua.
    Mierda. Éste era más avispado de lo que parecía.
    —Me temo que no estoy autorizado a proporcionar esa información…
    —Un accidente, ¿verdad?
    —Lo siento, no puedo comentar detalles del caso.
    —Si le digo la verdad no me extraña del todo —prosiguió él—. La transmisión estaba algo tocada; no como para no circular, pero… Yo no me fiaba, yo desde luego lo habría cambiado.
    Pero el cliente me dijo que había prisa, yo no disponía de la pieza y no iba a llegarme a tiempo. Se lo dejé dicho al tipo ese de la foto, al que se quedó con el coche.
    —¿Y qué dijo ese hombre?
    —Que lo miraría cuando volviera y que hasta el momento nunca le había dado problemas.
    Tomé debida nota. Quizás sería interesante saber si eso tuvo algo que ver en el accidente.
    —Dice usted que el cliente le pagó al contado, ¿no?
    —Así es. Una buena suma.
    —¿Más de lo habitual?
    —¿Para un mantenimiento de rutina? Sí, tal vez —respondió revisándose las uñas—. Pero ya estoy acostumbrado a ver tanto dinero junto. El tunning da bastante pasta, si le interesa saberlo… No es sólo cambiar por completo todo tu coche, es que encima al poco tiempo los hay que deciden que ya no les gusta cómo queda y deciden volver a empezar. O sale algún
    equipo de sonido nuevo y me traen el coche para que les vuelva a desmontar el maletero y a montar el último modelo de ruido portátil.
    —¿Y no le pareció raro?
    —Oiga, ¿usted se quejaría si un cliente quisiera pagarle de más? Sí, vale, me llamó la atención, pero el cliente dijo que corría prisa. Supongo que lo consideró un plus.
    Me despedí del mecánico, que se ofreció para cualquier nueva pregunta que hiciera falta. Ya habíamos hablado con las tres personas que tuvieron acceso al coche… Esperaba que Jack encontrase algo más.

  109. Gracias por el informe Zalaya.

    De una primera lectura me extraña que el coche estuviera abollado, según Salgado no se dio ningún golpe y si Cañizares lo cuidaba mucho es raro que tuviera ese golpe.

    Y supongo que la persona que lo recogio y que pago si fue Salgado.

    Por ahora no se me ocurre nada más

  110. Veo sólo una pequeña y posible incoherencia entre la declaración de Salgado y la declaración del mecánico. Pero ya os digo, es sólo una incoherencia que veo muy endeble y que no tiene un gran fundamento.

    Salgado te dijo, Zalaya, que él no consideraba al auto como un objeto de lujo, sino como algo que debía servir para ir y venir y allí debe terminar toda la cosa. Ahora bien, también ha dicho que ese taller es taller de confianza y que llevó a reparar su auto allí las veces que lo necesitó… Lo que me escama un poco es… ¿si no te interesa tu auto a nivel estético, para qué llevarlo a reparar a un taller que está más especializado en el tuning y, que encima, queda en una zona bastante alejada de la ciudad y que, por lo que dice el dueño del taller, no es muy gustosamente frecuentada? Claro, Salgado puede decir que allí hacen buenas reparaciones, pero si es un taller que está más especializado en el tuning… me resulta, como mínimo, extraño, aunque nada concluyente.

    ¡Ese golpe en el parachoques era lo que estaba esperando! Quizás, y sólo quizás, la reacción nerviosa que tuvo Lucas Mendisábal cuando habló contigo, Zalaya, se debió a que fue él el culpable de esa abolladura, y al enterarse del accidente de tránsito, quizás se sintiera culpable por pensar que su negligencia habría sido un factor que produjera el accidente, como había señalado allá por la conjetura treinta XD

    El cambio de la rueda completa… puesta a punto en general… Sé que algo no encaja, sé que huelo algo que no me está gustando en toda esta historia, pero no sé qué es…

  111. Ahora que lo dices Nicolas, por cierto estas muy acertado ;), también es raro que fuera de su confianza y dónde siempre lleva el coche y que ni le dijera el nombre del cliente, hablo como si no le conociera de nada.

  112. Muchas gracias zelaya.
    Lo de la foto distinta al auto me esta molestando demaciado, mi hipotesis es que “existen 2 autos identicos” deberiamos buscar conforme a la declaración del mecanico, la existencia de dos autos identicos explicaria la gran cantidad de cuestiones que ha surgido.

  113. Pilar, no recordaba que Jack hobuera hablado de congelar al cuerpo, lo siento, seguro por eso todos daban por sentado eso del congelamiento, jeje.

    Tampoco había pensado en l del favor completo. Lo siento, he hecho el ridículo. No quería asumir nada, pero me he pasado.

  114. Como dijo Pilar, el mecánico no conocía a Salgado, y el taller no parece ser el taller habitual de alguien que no le concede una gran importancia al auto (ya lo explica mejor Nicolás).

    Además, me parece que alguien que no le da importancia a su auto NO PAGARÍA DE MÁS por el servicio de un auto que ni siuiera es suyo. Entiendo que quisiera prioridad, para devolver rápido el auto a su amigo, pero por lo que yo veo, pagó incluso más de lo que hacía falta para ello. ¿Tal vez pagara de más para que el mecánico hiciera la vista gorda en caso de que encontrara algo “inusual” (cadáver en el maletero)?

    Un tema más, el mecánico dice que la trasmisión estaba “TOCADA”, no en mal estado o desgastada, ¿Tal vez viera una avería causada de manera intencional? ¿Un precinto roto? ¿Una pieza limada? Soy de los que creen que el accidente fue simplemente un accidente, ¿qué ganaba un asesino que no fuera Cañizares al lograr que encontraran en el auto un muerto que evidentemente no murió del accidente?

    Bueno, ahora que lo pienso: ¿Y si el asesino quiso implicar a Cañizares en el asesinato? ¿Y si Cañisares sabía del asesinato y del asesino y quisieron silenciarlo con el accidente y la obvia incriminación?

    En cualquier caso, un problema en la transimisión del auto no pudo haber causado, directa o indirectamente que el auto volcara.

    Gastón, creo que Cañizares se hubiera dado cuenta del cambio, porque cuidaba su auto, por lo que dice el conserje, o minimamente por la patente. E incluso en caso de que la patente se hubiera cambiado, seguro que al momento del accidente, con el seguro y eso se verificarían los números de chasis y motor. Igual no veo el propósito del auto “doble”, a lo mejor sí le servía al asesino a pesar de las limitaciones que menciono.

  115. Mañana os publicaré mi informe sobre el taller mecánico del señor Esteso. Pero antes… Tendría que ponerme al día a responder conjeturas. Perdonadme una vez más por el retraso.

    Mi siguiente comentario será una selección de respuestas. No contestaré a todo, porque creo que parte ya ha sido respondido por informes. Pero voy a intentar responder a todo lo esencial. Si después creéis que me dejo algo importante, hacédmelo saber.

  116. Tranquilo jefe, entendemos que con la ausencia de Boniatus tiene doble trabajo…. Y nosotros conjeturando a diestro y siniestro, para darle más curro aún. Si es que no tenemos corazón. 😉

    Pero te necesitamos para que traigas luz a este oscuro caso…

  117. A ver, primero lo primero. Simón Cañizares llevaba algo de equipaje, pero no demasiado. Iban sólo a pasar el día, por lo que llevaba sólo lo esencial para la niña: bocadillos, toallitas, algunos medicamentos por si acaso, y un peluche de un perro. No iba en el maletero, como ya os habréis imaginado. Lo llevaba todo en un neceser que colocó en el asiento del pasajero.

    No me termina de convencer ninguna de vuestras ideas para ver lo que oculta el conserje. Pensad en lo siguiente: nosotros NO SOMOS la ley, NO TENEMOS autoridad legal para entrar ahí a hurtadillas. Mi primer intento fue un error que se nos ha dejado pasar, si lo volvemos a intentar y nos pillan nos pueden demandar y apartar del caso. Y para colmo, ahora mismo no querrá hablar con nosotros, se ha puesto a la defensiva… No, necesitamos algo que haga que el propio conserje acceda a mostrárnoslo. Algo que le haga ceder terreno, que le baje los humos si lo preferís. Si queremos entrar allí, tiene que ser él quien se baje del burro.

    La mujer del conserje, según parece, no murió: le dejó. Carecemos de momento de datos que aclaren el motivo, pero os notifico que no está muerta. Sata podría haber dado con algo… Yo también he estudiado algo de fotografía (pero hace ya bastante tiempo), y ahora que ella lo menciona ese olor sí que podría ser el del revelador, y más uniendo eso a las tres marcas en el suelo. Pilar, J. Marple, me gusta vuestra idea de atacar por el frente de la fotografía, pero así de buenas a primeras… Creo que primero necesitamos algo que nos consiga su atención. Decirle “¿Le gusta la fotografía?” sólo funciona si primero accede a hablar con nosotros.

    Ah, os lo confirmo, la caldera es de la urbanización, está apartada de la vivienda de los Cañizares.

    Planificar ESTE accidente en concreto puede ser, efectivamente, demasiado complejo como sugiere Nicolás. Permitid no obstante una reflexión: ¿y si sólo se estaba planificando UN accidente? Quizás, no sé, la intención era que el coche se estrellase matando al conductor, de forma que al encontrarse un cadáver en el maletero el conductor, ya muerto, se convirtiese en un sospechoso que nunca podría defenderse… Demasiado arriesgado, claro, porque ha quedado demostrado que Cañizares podía no matarse en el accidente. Pero quizás sólo hacía falta, como ha sugerido Uriel E., que hubiera alguien más cerca del cadáver que el asesino cuando encontrasen el cuerpo. Quizás sólo querían un cabeza de turco.

    Mera conjetura. Pero quería resaltarla porque, quizás, no hacía falta planificar el accidente a la perfección.

    Efectivamente, lo del neumático reventado cambia un poco las reglas del juego, ¿no os parece? Porque la rueda de repuesto iba en el maletero. ¿Qué os sugiere eso, ahora que tenemos las declaraciones de los tres sospechosos? Creo que Pilar y Nicolás han dado con algo útil, y también creo que Uriel E. y J. Marple han podido seguir el hilo en la dirección correcta. Al menos, tiene sentido.

    He hablado con Arjona. Está viendo si hay forma de conseguir esa orden para averiguar quién era el/la acompañante de Salgado, pero por desgracia él también piensa que lo de la rueda de repuesto lo convierte en un sospechoso poco probable, así que no sabe si el juez se lo aceptará. De momento, dudo que su pareja fuese nuestro cadáver por lo que ha apuntado Uriel E., lo de que no tenía por qué decirnos lo de su cita. Pero sólo digo “dudo”… no puedo descartarlo todavía. Aparte, está el corolario de Nicolás a la teoría autodescartable de J. Marple: ¿quién tendría una pistola en su picadero? En su casa de acuerdo, pero ¿en su picadero?

    (SIGUE…)

  118. A ver por dónde iba…

    Sobre lo de que Salgado tuviera el taller de Esteso como su taller de confianza, yo no lo veo tan extraño. Fijaos en dos cosas: que declara que no ha tenido que acudir demasiado a menudo, y que el taller trabaja con tunning pero no de forma exclusiva. Lo primero que os digo, también, explica que el mecánico no se conozca a Salgado por su nombre. Gastón, me he perdido, ¿cuál es tu teoría de los dos coches idénticos exactamente?

    Básicamente con eso creo que contesto a todo lo esencial. No olvidemos de todas formas la cronología: Salgado tuvo en préstamo el coche, de ahí pasó a manos de Esteso, podríamos pensar por tanto que fue él el último en ponerle las manos encima… pero Mendizábal tenía acceso al garaje en todo momento, incluyendo el tiempo desde que el coche volvió del taller hasta que salieron rumbo a Port Aventura. Tened ese factor en cuenta.

  119. La verdad es que de momento el que tiene acceso a todos los posibles escenarios es el conserje.

    Digamos que Mendizabal tiene un cadaver que esconder. Tiene acceso al garage de Cañizares, así que lo deja en el maletero y planea sabotear el coche lo suficiente para que tenga un accidente, pero sin que se note que es un sabotaje. Supongo que toca un poco la dirección, no es tan evidente como cortar los frenos o algo así. Cañizares coge el coche y tiene un accidente, encuentran el cadáver y es el principal sospechoso. Supongo que al trabajar como freelance, debe utilizar el coche a menudo para entregar los proyectos, pues no tiene oficina y no creo que los clientes le visiten en casa. Pero Mendizábal no sabe que Cañizares va a llevar a la niña al Parque temático. Luego, se entera de que la niña está en coma y le entra el remordimiento. Y su pregunta ¿que han encontrado? cuando Zalaya le preguntó por sus costumbres me parece que denota que esperaba que hubieran encontrado algo. Si el hallazgo del cuerpo en el maletero no se ha hecho público… ¿cómo podía saber que había algo que encontrar?

    Jack, gracias por aclararnos lo de “su” Ernestina. Me da la sensación que no lleva muy bien que su mujer le dejara. Deberíamos averiguar si hace mucho que le dejó, si ha sido una separación “amistosa”. Porque se me ha ocurrido una idea descabellada de las mías…

  120. Por cierto no entiendo nada de mecánica ni de coches… este caso es una tortura para mí…

    Otra cosa, el conserje tenía que conocer bien la rutina de Cañizares. Si utilizaba el coche para el trabajo, no creo que sea descabellado que no utilizaba el maletero. Si llevaba un maletín o portadocumentos lo llevaría en el asiento del copiloto, lo mismo que la ¿mochila? donde llevaba las cosas para el día en el parque. Por eso no había problema de que viera lo que contenía el maletero.

    Pero se me escapa una cosa… ¿El conserje tiene acceso al interior de la vivienda de los Cañizares? Lo digo por lo del congelador.

    ¿?alguien ha visto a Ernestina después de separarse de Mendizábal?

  121. ¡Creo que encontré algo!

    Lo he escrito con más prolijidad, en un instante os lo transcribo aquí.

  122. 1. Salgado toma el coche prestado y se va de paseo con su cita. Visitan el restaurante, la playa y la casa de campo.
    2. De camino a la casa de la cita Salgado nota que la dirección no funciona bien y revienta un neumático. Baja y lo cambia. Tras dejar a su cita en su casa decide que no es cuestión haberle tomado el auto a su amigo y devolvérselo en mal estado.
    3. Va a su taller de confianza, dice cuáles son los problemas y paga una sustanciosa suma para que el hombre lo atienda con urgencia.
    4. Le devuelven el coche a Cañisares, en perfecto estado, pero el mecánico dice que la transmisión está mal y luego Cañisares le responde que lo verá.
    5. El coche queda aparcado en el garaje hasta que Cañisares sale a la autopista rumbo a Portaventura.
    6. Se produce el accidente. Y por si fuera poco, se encuentra un fiambre con un tiro en la cabeza en el portaequipajes.

    Tenemos algunos factores a considerar. El cuentito sería este.

    En un momento y lugar indeterminado del espacio, un hombre mata a otro hombre con un disparo en la cabeza. Lo dejan airear un día (estado de de descomposición cuando lo encontraron los forenses), y después el cuerpo recibe un golpe de calor (¿intencional o accidental?). Luego lo mete en un congelador. Cuando llega su oportunidad, lo pone en el maletero de un auto y que Dios ayude al nuevo infortunado que tenga que cargar con el muerto.

    El hombre que mató al primero es uno de nuestros tres sospechosos: Mendisábal, Salgado o el mecánico. Aquí también podría incluirse el señor Cañisares, aunque sólo lo hago por adherirme al método, la lógico me indica que no hay muchas posibilidades.

    Los factores serían así:
    Mendisábal tuvo acceso al coche todo el tiempo antes de que se lo prestaran a Salgado.
    Salgado lo tuvo durante toda la noche de su cita. Lo dejó de tener cuando lo entregó en el mecánico.
    El mecánico lo tuvo hasta que se lo entregó a Cañisares.
    Y de ahí fueron Cañisares y el conserje quienes tuvieron acceso a él.

    Mendisábal no lo puso antes de que se lo entregaran a Salgado. De haber sido así, cuando este último hubiese ido a cambiar la rueda reventada, habría visto el cuerpo y habría dado la alarma.

    Es muy poco probable que Salgado metiera el cuerpo antes de dejarlo en el taller, por la brillante y divertida forma que ha tenido J. Marple de hacérnoslo ver; ¡ingeniosa y creativa, siempre lista para dar una sorpresa a la juventud!

    De hecho, creo que podemos hallar cierto grado de veracidad en el testimonio de Salgado en cuanto que ningún ser humano, por más rematadamente idiota que pueda llegar a ser, deja el cadáver en un maletero… y el maletero en manos de un mecánico que tiene que revisar todo el coche para la puesta a punto en general.

  123. Ahora bien, ahora nos encontramos con el meollo. Antes he dicho que es fácil demostrar que Salgado decía la verdad (tenía que decirle por su propio bien, porque si no iba a caer en manos de la ley desde el momento que el mecánico abriera el baúl), en cuanto que dijo que él cambió el neumático reventado de camino a la casa de su cita. Ahora bien… no estoy tan seguro de la veracidad de las palabras del mecánico. Él asegura que vio que la transmisión estaba tocada (sea lo que sea eso), pero Salgado jamás mencionó eso, y luego el auto no volvió a pasar por sus manos. Sólo contamos con el testimonio del mecánico. Es decir, en el caso anterior, contábamos con el testimonio de Salgado (él dijo que no había nada extraordinario en el maletero, salvo el neumático de cambio), y luego el mecánico debió haber visto todo el auto sin notar nada extraño, con lo que podemos pensar en la idea de que Salgado decía la verdad. Pero en este caso… sólo contamos con lo que nos dijo el mecánico. Recordemos que Salgado no hizo alusión a la transmisión (eso sí, no sé si un hombre que conduzca pueda notar ese desperfecto), y sin embargo, luego el mecánico sí la hace notar.

    Otra cosa. Por el momento sólo contamos con el testimonio del mecánico. Él dice que le dijo a Cañisares lo de la transmisión, y luego que Cañisares le dijo que lo iba a revisar pero que nunca había tenido problemas con eso.

    ¿Qué pasaría si el mecánico nos miente? En dos cosas:
    a) Él no encontró la transmisión tocada, sino que fue él quien la tocó para producir un probable accidente no del todo planificado (como comentó Jack más arriba);
    b) y él no le dijo absolutamente nada a Cañisares, y este último, sin prevención sobre la transmisión, salió a la autopista como si todo estuviera bien.

    Quizás sea cierto que nadie planificó que el camión saliera de su carril… pero ahora que lo he pensado mejor… Si bien es cierto que el estado de la transmisión no garantizaba que Cañisares hubiera podido esquivar una embestida (como dice Prachett, “ciertamente, una cota de maya no es la mejor defensa contra una flecha; sobre todo, si la flecha te está apuntando entre los ojos”), pero sí es probable que alguien haya pensado que si tocaba la transmisión del auto, habría habido mayores posibilidades de que el auto sufriera un accidente, de llamar la atención sobre el coche, de encontrar el cuerpo con el disparo de bala y a Cañisares muerto, y de que la policía sumara dos y dos y se diera por cerrado un caso de homicida, en el que la justicia cósmica le había devuelto la jugada al asesino (el chivo expiatorio, es decir, Cañisares).

    ¿Quién pudo tocar la transmisión (sea lo que sea esa cosa) y omitir este pequeño detalle a Cañisares? Esto pone en mi punto de mira al mecánico, pero hay que tomar en contemplación otros factores.

    Deberíamos saber si, efectivamente, a Cañisares el mecánico le avisó de si la transmisión estaba tocada o no. Y obviamente, aunque esto ponga en principal punto de mira al mecánico, no se puede descartar alianzas y complots con el conserje…

    ¡Jack, gracias por hacer luz sobre la oscuridad! Y sí, sé que puedo estar fallando rotundamente… pero es que me estoy equivocando convencido de que lo que digo está bien, y es una sensación tan hermosa XD

    P.S. Como siempre, cabe destacar que, si hubiese sido Mendisábal el que tocó la transmisión del auto, puede que Salgado, durante el transcurso de la noche, o en el mismo momento en que se dio cuenta de la dirección, notara ese desperfecto y se lo hubiera dicho tanto al mecánico como a nosotros, por lo que el pobre conserje no me parece muy culpable a estas horas.

  124. ¿Quien coloco la rueda al final, el mecanico o Salgado? Creo que ahi tenemos una incoherencia, salvo que… ¿Fue Salgado quien llevo el coche al mecanico? Me gustaría confirmar ese punto, se puede comprobar mostrandole una fotografía al mecánico.

  125. Ahora que lo releo, encuentro dos posibles puntos flojos a mi teoría que quiero pasar a reforzar para que quede completita, la pobre, que si no andará por allí sin estos dos elementos…

    Excepciones

    a) Fue Salgado el que tocó la transmisión sin decirle nada al mecánico para que este no la reparara. El problema es… ¿para qué? En teoría ellos dos eran (y siguen siendo, que sepamos lo contrario) grandes amigos, con lo que no cabría lógico pensar en que uno quisiera matar al otro, y mucho menos que Andrea, puesto que Salgado sabía del viaje a Portaventura, corriera peligro. Pero más allá de esto, que es demasiado subjetivo para mi gusto, está el hecho de que Salgado, después de dejar el auto en el taller mecánico, no tuvo más contacto con el mismo y no pudo haber introducido el cuerpo en el maletero, con lo que haber tocado la transmisión se convierte en algo totalmente inútil. Digo, si en teoría la transmisión se tocó por un X (Salgado o mecánico… a estas alturas dudo mucho del conserje) con el objetivo de que el coche sufriera un accidente, de que el conductor muriera y de que se le cargara el muerto encima, ¿para qué tocarle la dichosa transmisión y luego no poder poner el cadáver en el baúl del auto?

    b) Uno podría pensar lo siguiente.

    -Coño, he tocado la transmisión de este tío, se ha accidentado y me he librado del muerto… ¿Qué hago? Claro, le voy a decir a este tío que la transmisión yo la había encontrado mal, y luego le meto que le avisé al pobre infortunado que carga con el muerto…

    -¿Disculpe, Dond Detective?…
    -… ¿si?
    -… yo le dije al hombre que la transmisión estaba mal.
    -Espéreme que lo confirmo con el susodicho hombre.
    -¿Cómo? ¿No murió?

    En el informe, Zalaya parece no querer revelar toda la información que poseemos sobre el accidente, no sólo el hecho de que se encontrara el cuerpo en el maletero. Puede que este hombre ni siquiera sepa que Cañisares sigue vivo…

    Y hay una c).

    c) Puede ocurrir que el mecánico, en lugar de arreglar la dirección, hubiera tocado la transmisión y dicho que ya estaba todo a punto. De este modo, ponía el cuerpo en el maletero y cuando lo llevaba a la casa de Cañisares le decía eso de “tiene mal la transmisión, jefe”. Fue entonces cuando Cañisares le dijo: “Ya lo veré, pero es curioso”… Revisó la transmisión y puede que la haya arreglado, pero no se percató de que la dirección seguía dañada. En tal caso, al salir a la autopista, podía haber sufrido un accidente sin la necesidad del camión. Es un accidente planificado, pero no es est accidente planificado, como dijo Jack. Así este hombre se evitaría el peligro de la opción b… Él siempre podía decir que había reparado la dirección y que le había advertido al Simón lo de la transmisión. Esto, si las condiciones en que se haya el auto lo permiten, se puede verificar viendo qué estaba mal en ese auto… revisnado la dirección, por si tenía algún desperfecto, la transmisión, por si seguía teniendo un desperfecto o por si había sido reparada tras un desperfecto.

    Vuelvo a repetirme… Me estaré equivocando, pero nada más bello que equivocarse en la tierra que en aguas movedizas XD

  126. Cierto Nicolás, Salgado habría notado que le fallaba la transmisión de la misma manera que notó lo de la dirección. Entonces ¿la transmisión se fastidió cuando tuvo el reventón camino de casa de su ligue? Ignoro si eso puede pasar, como ya he dicho no tengo ni idea de coches ni de mecánica. La otra opción, como bien dice Nico es que la dejaran mal en el taller. ¿Para provocar un accidente? Podría ser, pero ¿para que avisar al cliente? Eso no tiene sentido. ¿Dice la verdad? No lo sabemos. Lo que sabemos es que tiene el taller en un polígono apartado y de no muy buena reputación. Que se dedica en especial al tunning de vehículos, negocio que da mucho dinero. Y que tiene un servicio de entrega a “domicilio” de coches (algo no demasiado corriente). Pero ¿podría ser este taller una tapadera para algo diferente? ¿algún negocio turbio? Hay mafias que se dedican a robar coches de alta gama que envían a países del este. Pongamos que en ese taller se dedican a modificar los coches robados. Y pongamos que tienen un cadáver del que tienen que deshacerse. Pongamos que lo meten en un maletero de uno de los coches, lo entregan en el domicilio, pero con algún elemento saboteado para que se produzca un accidente. Nada demasiado evidente. Así, cuando se encuentre el cuerpo, como dice Jack, se culpará al conductor y si este está muerto, mejor todavía.
    Muchas suposiciones, lo sé. Pero tenemos algunos indicios. Tenemos un cadáver sin identificar y que no podemos saber con exactitud cuando falleció (podría llevar tiempo congelado) y que parece ser que nadie había denunciado su desaparición,con un tiro en la cabeza (modus operandi de un sicario); y la actitud del mecánico cuando ve la foto antigua del coche, dando por sentado que había habido un accidente. Si lo unimos al hecho que está en un polígono apartado y de no muy buena reputación, a mi me da que pensar.

    Como siempre ¡¡¡¡me encanta teorizar sin pruebas!!!! Y que sería de un caso sin una de mis disparatadas teorías de la conspiración…

  127. Un posible fallo de mi teoría: si el dueño del coche abre el maletero la cosa cambia…
    Pero no olvidemos que al mecánico le pagaron mucho más porque corría prisa la reparación el coche.

    ¡¡¡¡Por favor… no me disparéis todos a la vez… sólo soy la pianista!!!!

  128. El mecánico es inteligente, por descontado (se dió cuenta de que el coche tuvo un accidente). No se va a incriminar con lo de la transmisión (conexión que pasa la fuerza del motor a las ruedas del coche, por medio de la caja de cambios), que es muy fácilmente verificable, preguntándole a Cañizares. El mecánico no se espera que Cañizares esté muerto, porque no sabe qué tipo de accidente occurrió, y es de esperar que luego Cañizares pueda confirmar o refutar lo de la transmisión.

    No sé si el problema de la transmisión es fáilmente detetable por el conductor (supongo que sí, por ruidos raros, o que el cambio no entra con facilidad). En cualquier caso creo que no por Salgado, que no conduce el auto de manera habitual.

    Un problema de transimisón puede inutilizar el movimiento del auto, que quedaría entonces parado, pero entiendo que ni siquiera inutiliza el aire acondicionado, no va a generar un accidente, salvo casos muy excepcionales (no se me ocurre ninguno). Mucho menos un accidente mortal. Simplemente será cuestión de llamar a la grua, para remolcar el auto. Tampoco eso serviría para incriminar, puesto que la grua no va a revisar el maletero, al menos no en el momento, y supongo que se puede pagarle a la grua para que sólo te lleve el coche a casa.

    Creo que no es fácil el acceso a la transmisión para tocarla, no creo que lo haya hecho el conserje, que sería sospechoso si Cañizares aparece en su garage y el conserje asoma de ahajo del coche con herramientas. Mucho menos lo habría hecho Salgado, no tiene sentido si va a darle el auto al mecánico para que lo arregle. Sería mucho más peligroso dejar sin arreglar el tema de la dirección, y no decirle nada al mecánico, que incluso hubiera arreglado la transmisión si hubiese tenido la pieza necesaria.

    Nicolás, me temo que un problema de dirección es MUY detectable, lo notas, en el primer minuto, porque girás el volante y el auto no dobla, o mantenés el volante fijo y el auto dobla sólo.

  129. Yo sospecho del mecánico por lo siguiente:

    – No muestra preocupación por la niña, que iba a viajar en el coche, y en cualquier caso se iba a quedar sin padre si este va a la cárcel.

    – El mecánico elimina (o casi) a posibilidad de que Salgado provocara el accidente o introdujera el cadaver.

    – Es el único que pudo tocar la transmisión, y hacerlo sabiendo que no tendría la pieza a tiempo para repararla (conjetura, porque no sabía si Cañizares estaba apurado por recuperar el coche).

    – Pudo introducir el cuerpo una vez que supo que la transmisión no sería arreglada, y cuando sería entregado el auto.

    Seguro hay huecos en mi teoría, pero bueno, son las 4.26 AM, no se puede pedir mucha más.

    Cambio y Fuera

  130. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  131. Buenos días,

    Para entrar en el cuarto sólo se me ocurre una cosa: Esta claro que si hay marcas del trípode es porque ha estado puesto en el cuartito del conserje durante horas y horas, es decir que desde ese cuartillo ha usado la cámara para hacer fotos, y no creo que fue la naturaleza lo que sacara, así es que igual se le puede intentar apretar diciéndole que sabemos que se ha dedicado a hacer fotos a los residentes violando su intimidad. Y que queremos revisar el cuartillo donde tiene el laboratorio.

  132. Después de leer el último informe sí que estoy liada.

    Por un lado tenemos a Salgado, tenía la sauna que podría ser la causa del golpe de calor, le planeó el viaje a Port Aventura, quizás para que el accidente fuera más probable y tuvo el coche en su posesión, pero resulta que después de salir del taller, el coche no volvió a sus manos y eso cambia algo la hipótesis de que fuera él el culpable, a no ser que el muerto estuviera ya dentro del coche en el taller, cosa improbable cuando dejas las llaves y el maletero puede ser abierto.

    Así que sólo nos quedan dos personas que pudieron meter el muerto en el coche, el mecánico o el conserje, eso descartando a Cañizares que lo veo muy poco probable.

    Entre estos dos, el mecánico tuvo la oportunidad pero él no conocía de nada a Cañizares ni tampoco sus costumbres, así que me parece un poco improbable de momento, además aviso a Cañizares de que había algo mal en el coche.

    Así que de momento nuestro sospechoso número uno creo que es el conserje, quizás se metió en un lío con su afición a las fotos y alguien le chantajeaba de alguna forma y acabo matándolo.

    Tengo que pensar más, ahora estoy descolocada hubiera jurado que era Salgado el asesino.

  133. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  134. Otra cosa más, sobre la mecánica del coche, sino me equivocó y corregidme si lo hago, el sistema de transmisión afectaría al cambio de marchas, creo que este coche es automático en todos sus modelos con lo cual podría hacer que el coche no redujera o acelerará todo lo rápido que debiera pero además también afecta a la velocidad con que las ruedas cambian de dirección. Un problema en el sistema de dirección lo que provoca es que las ruedas no giren bien cuando giramos el volante pero como eh dicho antes un problema de transmisión podría hacer el mismo efecto. Esto va porque quizás ninguno de los dos mentían y el coche tenía un problema (“provocado”) en el sistema de transmisión que Salgado identificó como un problema de la dirección.

    Sigo pensando que el más probable sigue siendo el conserje pero Salgado no me gusta nada.

    Jack, tengo una duda sobre lo del golpe en el parachoques trasero, pudo ocurrir al meter el muerto en el coche pero eso indicaría que el muerto se metió antes de llevarlo al taller y que tuvo que ser Salgado y no parece coherente porque entonces para que llevar el coche al taller, aunque es cierto en que insistió en llevarlo a su taller de confianza y que pagó una alta cantidad, igual para que no abriera el maletero y quizás no el quedo otra que ir al taller porque tenía que justificar esaabolladura ante Cañizares, pero podemos saber desde cuando estaba esa abolladura en el coche?

  135. Me acabo de percatar de una cosa: tanto Salgado como el mecánico son inteligentes, lo dice Zalaya, pero me parece que el conserje tiene menos luces, ya que se entregó sólo, por su miedo a ver qué habíamos econtrado.

    El hecho de que se entregara así me hace pensar en que no es un gran “trasgresor” (no digo criminal, puesto que no necesariamente esté haciendo algo ilegal), o debería saber disimular mejor, no me parece que sea el asesino.

    Tal vez su único “crimen” sea disponer del cuarto misterioso para cosas personales cuando pertenece a la comunidad, y ésta no le dió esa atribución. Eso explicaría su nerviosismo y su renuencia a mostrar el cuarto.

    Pilar, desde el 2004 (al menos), todos los Chryslers 300 tienen caja automática, como tu dices. Soy un gran detractor de la caja automática, y no conozco demasiado su funcionamiento, pero no entiendo cómo un problema de transmisión pueda tener el mismo efecto que un problema de dirección. Según lo entiendo, sólo afecta que la rueda gire hacia delante o hacia atrás y a que velocidad, pero no la dirección en la que apunta la rueda (dirección). (Seguro vuelvo a hacer el ridículo, como cada vez que te marco algo, pero bueno, así se aprende)

    Tampoco veo claro cómo el hecho de meter el cuerpo, congelado o no, puediera haber abollado el parachoquesgolpes. Para eso se necesita un golpe demasiado fuerte (en términos de fuerza humana y contundencia del objeto), y si el muerto hubiese estado congelado seguramente se habría partido por el cuello o alguna extremidad con un golpe de esa magnitud.

    Saludos!

  136. Hola Uriel.E,
    Seguramente tengas razón y lo de la dirección y el sistema de dirección sean completamente diferentes, tenía dudas sobre si el sistema de transmsión afecta al giro del volante de algún modo.

    Por lo demás creo lo mismo que tu, no creo que sea el conserje, y me inclinó por Salgado,el mecánico no tendría sentido a no ser que estuviera compinchado con Salgado porque en principio seria raro que Cañizares le hubiera dejado el coche o que lo hubiera llevado allí si normalmente era el conserje quien se encargaba de ellos.

    Sobre lo de la abolladura del parachoques lo dije porque el cadaver debe pesar lo suyo y un tio solo para meterlo igual le costó lo suyo y se le cayó sobre el parachoques, pero quizás eso no sea suficiente para hacer una abolladura, solo que esa abolladura no me cuadra mucho en un coche que esta tan cuidado como se insinua.

    PS. Las otras dos cosas que me comentastes al final no ibas tan mal encaminado, no fue Salgado quien lo recogio 😉

  137. Pilar, según yo lo veo (y puedo equivocarme aunque me gusten mucho los autos, no sabía lo de la caja automática excusiva del 300, por ejemplo), la dirección asistida (ayuda hidráulica o eléctrica, generalmente, que reduce la fuerza necesaria para girar el volante, entre otras cosas) y otro muchos sistemas del auto dependen del funcionamiento el motor, pero un problema de transmisión no frenaría al motor sino que afectaría la llegada de su fuerza a las ruedas. Es por eso que la dirección asistida y otros sistemas auxiliares del auto, como ABS, servofrenos o aire acondicionado, si se quiere, seguirían funcionando normalmente.

    Entiendo que el mecánico no esperara recibir el auto de Cañisares, pero puede igualmente haber puesto el muerto y todo en el primer auto que encontró, o el primer auto de un cliente no regular, que resultó ser el de Cañizares. Así como se pudo planificar un accidente pero no ese accidente, se pudo buscar un chivo expiatorio, pero no a Cañisares, no sé si me explico.

  138. Gracias Uriel.

    Entiendo lo que dices, pero sigo pensando que Salgado es el más sospechoso.

    Mi hipótesis, como dije desde el principio, es que el accidente se provocó para que el cuerpo fuese encontrado y culpar a Cañizares.
    Salgado se asegura de que Cañizares se pire de vacaciones con el coche y le pide el coche prestado para trucarlo, posiblemente sólo quería joder la dirección (de ahí lo de las ruedas que dice el mecánico), pero de alguna forma abolla el parachoques (quizás lo del muerto no cuela :p) y tiene que cambiar de plan, así que toca también algo la transmisión sabiendo que sería imposible de arreglar en tan poco tiempo y se asegura de que el coche se arregle en el taller de su confianza donde se saben que pagando bien no miraran en el maletero..pero me faltan pruebas para confirmar esto, asi que es una conjetura sin pruebas 😦

  139. Bueno, es posible. Ese es el problema de todas las conjeturas, jeje. La pega que le veo es que no me parece que Salgado supiera que el mecánico no iba a poder arreglar la transmisión, porque si hubiera tenido l pieza o le hubiera llegado a tiempo, lo hubiera arreglado.

    No se me ocurre cómo Salgado pudiera conocer el stock o tiempo de entrega de esa pieza.

  140. Ya te digo que mi hipótesis se cae por todos lados faltan pruebas y además seguramente estoy muy perdida, pero a eso tengo respuesta:p Si es un taller que hace tunning normalmente no tendrá habitualmente piezas de Chrysler o de coches de alta gama, además las piezas de esos coches normalmente hay que pedirlas a las casas ofciales, no creo que ea fácil conseguir una pieza tan específica de un Chrysler

  141. Pues vale, debería releer todo y analizarlo, pero justo ahora me da pereza, lo haré más tarde.

  142. Pues mientras se te pasa la pereza, Uriel, voy a publicaros el informe del taller mecánico. Estad atentos.

  143. Llegué por fin al polígono industrial donde se encontraba el taller de nuestro tercer sospechoso. Cuando me bajé del coche, me aplastó una vaharada de un olor nauseabundo. Miré a mi derecha y pude ver que, junto al taller, había una planta de procesamiento de productos cárnicos.

    Por suerte, es fácil entrar en un taller mecánico y tener que esperar tu turno, así que pude aprovechar para echar un vistazo antes de que nadie se preguntase qué hacía allí. El taller intentaba enmascarar los olores de fuera con su propia mezcla de soldador y pintura. Crucé la parte de mecánica sin perderme un detalle: había un par de fosos para revisar los bajos del coche, zonas bastante ocultas a la vista del público, donde quizás podría cometerse un crimen y nadie lo sabría. Podían verse mangueras a presión para la limpieza de vehículos y del mismo taller por todas partes… Y la propia suciedad de un taller hacía que detectar un rastro de sangre a simple vista fuera imposible.

    Me llamó la atención que, pese al dinero que parecía moverse en ese taller, había un par de máquinas fuera de servicio. Uno pensaría que el dueño se podría permitir el lujo de tenerlas en condiciones. Lo que sí que funcionaba perfectamente era el congelador del que los mecánicos sacaban sus refrescos… bien pensado, porque la verdad es que en ese taller hacía un calor de mil demonios. Me sorprendí al ver el congelador, la verdad; no por nada, sino porque era tan grande que ya deberías haberlo visto hacía rato. Pero no había ninguna ventana cerca, por lo que ese rincón estaba bastante menos iluminado.

    La parte de chapa y pintura estaba algo menos concurrida que la otra, pero aún así era bastante más grande. Aparentemente, la mayoría de coches que acudían allí para una buena sesión de tunning rara vez pasaba de la capa externa. Un mecánico que intentaba encajar como buenamente pudiese un carísimo equipo de sonido en un maletero no lo bastante grande me preguntó si buscaba a alguien, así que le di la matrícula de mi coche para que me lo fuera a buscar. Una vez que me lo quité de en medio pude echar un vistazo con más tranquilidad. Había dos grandes hornos para el secado de la pintura, lo que por supuesto atrajo mi atención antes que nada. Pero los suelos estaban cubiertos de pintura seca… sin un equipo de científica, sería imposible determinar si había sangre en ellos o no.

    ¿Qué más podría averiguar allí con un solo vistazo? Me fijé en que algunas ventanas estaban bien cerradas… pero una de ellas, una de la misma hilera que sus compañeras, estaba abierta de par en par. Con todo, la ventana estaba muy alta como para haber sido utilizada para sacar un cuerpo. Entonces, ¿qué significaba eso?

    (SIGUE…)

  144. Tomé nota para estudiarlo con más calma y miré a mi alrededor. La clientela de aquel taller parecía dividirse en dos clases: coches medianamente grandes que pasaban por una sesión intensiva de tunning para parecer todavía más grandes, y coches pequeños que al parecer sí que querían una puesta a punto de las de verdad. Ninguno de gama alta, ningún coche familiar, aquel taller parecía un punto de encuentro para conductores solteros de clase media. No era el perfil de nuestro cliente, pero en parte sí el de quien llevó el coche al taller (salvo por lo de la clase media, pero conociendo su coche…).

    El personal. Se les veía un poco descontentos, protestones y malhumorados. Pero sólo entre ellos, pude comprobar: con los clientes eran bastante más amables. Se referían al jefe como “El Carme”. De hecho, la frase que más a menudo sonaba entre los mecánicos era “Anda que al Carme ya le vale”. Lo comentaban entre risas. Observé que sudaban mucho, estaban muy acalorados.

    Más o menos en ese momento volvió el mecánico al que había dado la matrícula de mi coche diciendo que no constaba en el ordenador que lo tuvieran ellos. Esa era mi señal: sabiendo de sobra que sin poder decir “estamos en el mismo bando que la policía” no me dejarían registrarlo todo a gusto, tendríamos que trabajar con lo que pudiera ver. Salvo que encontrásemos algo digno de ser considerado “causa probable” y pedir una orden, aquí terminaban nuestros datos.

  145. Repito mi pregunta de hace unos días: ¿El congelador de donde sacaban sus refrescos era lo suficientemente grande para esconder un cuerpo retorcido o bien apretado?

    Hay dos hornos de secado de pintura. Y por si eso fuera poco, jefe, allí hace un calor de los infiernos, cosa que ya es sospechosa. Me llama la atención la planta de productos cárnicos, sería un buen lugar para ocultar sangre, ¿no? Y la ventana abierta… me llama la atención. Seguiré leyendo el informe y pasando el peine fino, a ver qué se me ocurre.

    Muchos datos… Quiero estudiar todo a conciencia.

  146. Gracias por el informe tan completo!!

    Parecía lógico que ibas a encontrar alli hornos para el secado ya que hace tunning y supongo que también el congelador iba a estar allí..pero si nos inclinamos porque fue el mecánico entonces es que fue todo una casualidad y que le aviso de lo de la transmisión para que fuera con cuidado y no se produjerá más que un pequeño accidente sin muertos, puff menudo lío.. Al final van a ser todos los asesinos…

  147. No se, el garaje me da muy mala espina, la verdad. Pero como bien dices, no somos la policía, y sin una orden no podemos investigar el lugar en condiciones.

    Pero me ha llamado la atención lo del congelador grande. Quiero decir que lo normal sería tener una nevera normal, para las bebidas de los empleados y eso. O una máquina de refrescos. No se, como ya he dicho no tengo coche, ni tengo ni idea de mecánica. Pero no encuentro muy lógico la presencia de ese tipo de congelador en el taller.

    Pero vemos que en el mismo sitio sería posible el golpe de calor y la congelación que hacen anómala la descomposición de nuestro cadaver desconocido. Y también tuvieron acceso al maletero del coche donde se encontró el cadáver.
    Me parece más fácil que fuera aquí que no en la urbanización de Cañizares por un motivo. Allí hay demasiados traslados. Del cuarto de la caldera al congelador, de éste al maletero. No se, creo que alguien al final podría haber visto algo sospechoso. Pero aquí en el taller podría hacerse todo de una vez. Por la noche, con el taller cerrado y sin ojos indiscretos. Fácil y sencillo.

  148. Pilar, sólo tenemos la palabra del mecánico de que avisó a Cañizares… y como dice Grisom: Las personas mienten…

  149. Sí, es cierto se me olvida Grisom siempre :p, desde luego lo más sencillo fue que fuera en el taller, pero demasiado evidente sería, no?

  150. Bueno, hay es donde entra el resto de cosas que sabemos… Como ya dije ayer, tenemos un cadáver sin identificar (o por lo menos no se nos ha dado su identidad, si no me equivoco, claro… mi memoria no es lo que era, cosas de la edad) con un tiro en la cabeza y que ha sido congelado con lo que no podremos saber con exactitud cuando fue asesinado. Y tenemos un taller en donde el olor de la sangre y la descomposición no sería demasiado anormal, pues está justo al lado de una fábrica de productos cárnicos. Un taller, que según su dueño da mucho dinero con el tunning, pero el taller en si está muy desastrado. Lo que me hace pensar en que el Carme, puede estar ganando ese dinero por otros métodos. No estoy diciendo que él sea el asesino, sino que quizás deje que en el taller, por la noche cuando está cerrado, se realicen otras actividades. Eso me lo sugiere lo de la ventana abierta justo a las que están bien cerradas. Dices, Jack, que no podría hacerse pasar un cuerpo, ¿pero podría pasar por ahí una persona? Quiero decir, que por la ventana podría colarse alguien, y abrir la puerta del taller. Carmelo no hace preguntas sobre lo que pasa allí y se gana una buena comisión. Quizás una mañana cuando llega se encuentra un cadáver, lo oculta de la vista de los operarios, pero ve que se descompone muy rápido y lo mete en el congelador. Pero tiene que deshacerse de él. Y la oportunidad le llega con el coche de Cañizares, que no olvidemos, tenía que darle prioridad porque corría prisa. Mete el cadáver en el maletero, le toca la transmisión, lo justo para provocar un accidente, y lo entrega al cliente.
    Si se encuentra en el coche, el sospechoso será el conductor.

    Sobre lo del golpe en el parachoques. Se me ocurre que pudo hacerse cuando Salgado tuvo el reventón. Creo que si eso pasa se pierde el control del coche, se pega un volantazo. Como ya he dicho sólo soy una ancianita que no entiendo de coches, pero podría haber chocado con algo y producirse la abolladura.

  151. ¡¡¡¡¡¡HE RESUELTO EL MISTERIO DE LA DUPLICACIÓN DE COMENTARIOS!!!!!

    Resulta que si haces un comentario muy largo, al darle a publicar, te sale una pantalla que te informa de un error y que no se ha publicado tu comentario, por lo que tú vuelves a publicar el comentario. Pero resulta que el comentario sí se había publicado. De ahí la duplicación del mismo.

  152. Ya sólo te queda resolver este caso!!!
    ummm hay algo que no me gusta, para que entrar por la ventana que esta alta y que me da que por lo que ha dicho Jack no pasaría un cuerpo pudiendo entrar por la puerta, si el dueño deja lo sabe podría dejar las llaves.

    Quizás fue en el taller, es lo más lógico pero sigo pensando en Salgado..

  153. Salgado no vuelve a tener contacto con el coche, una vez lo entrega en el taller. Si el muerto ya estaba en el maletero y le pagó al Carme para que hiciera la vista gorda y no abriera el maletero me temo que con el calor que hace en el garaje el cadaver se habría descongelado en el mismo taller y no en la carretera camino de Port aventura. Y además no encontramos congelador en la “casita para encuentros galantes” de Salgado.

  154. Camaradas, tanto tiempo sin vernos.

    Viendo todos los informes hasta hoy (no así todas las conjeturas; si repito algo sepan disculparme) me pongo a pensar.
    Primero, donde NO se cometió el asesinato.

    El restaurant: Imposible. Un disparo (sin silenciador, presupongo) no puede no oírse en un lugar tan público. Segundo, la sangre. Ya sea en el aparcamiento o en el restaurant mismo, la limpieza llevaría tiempo o sería necesario tener a todo el restaurant de cómplice. Por otro lado, es también imposible meter el cuerpo en un horno o un freezer del restaurant XD. Descartado.

    La playa: Creo que es también imposible. Que se haya mencionado no hay arena ni en baúl del auto ni en el cadáver. Además, Jack menciona la dificultad de subir por la pared rocosa que oculta la playa. Solo un hombre o dos, creo, no podrían subir el cuerpo sin lastimarlo. Irene lo habría notado. Improbable.

    La casita: Es un lugar posible. Alejado, nadie podría oír el disparo. La sangre se podría limpiar; después de todo, incluso Jack podría omitir una gota de sangre entre unas baldosas o donde sea. Creo que es posible.

    Aún así. Si Jaime Salgado cometió en uno de esos tres lugares un asesinato, ¿por que revelarnos el lugar donde lo cometió? ¿Vanidad? Posible en una persona como él, pero improbable de todos modos.
    Por otro lado. Sería una muestra de gran idiotez de este muchacho (que espero poder ser su amigo cuando termine este caso) enviar el coche con las llaves y con un muerto en el baúl al taller. Y creo que no es ningún idiota. (Pregunta: ¿como volvió a su casa Jaime luego de dejar el coche en el taller?)

    Otra cosa, “Alineación de los ejes, recolocación de una rueda completa, y puesta a punto general” lo que se hizo al coche según “el Carme” (me suena a ex presidiario si me preguntan). Recolocación de una rueda completa me suena a que tuvieron que agarrar la rueda de repuesto (o no, tampoco estoy seguro de haber entendido bien). Pero en todo caso, creo que está es una pregunta bastante importante: en el baúl ¿hay una rueda con la llanta pinchada, no hay ninguna rueda o hay una en buenas condiciones? Bah, es una pregunta importante solo si tiene una respuesta inesperada.

    En definitiva, creo que es lógico pensar que el cuerpo tuvo que ser colocado luego de que Jaime lo dejara en el taller. Lo que me lleva a pensar (dejando de lado concienzudamente el taller) como acceder al cuartito del conserje. Si descartamos todos las demás posibles locaciones del asesinato podríamos conseguir una orden para entrar al taller (que ahora mismo parece ser centro de las sospechas de la mayoría mis camaradas). Yo digo que el conserje se la pasa en su cuartito y no trabajando en la caldera, quizás si le comentamos esto logremos algo… o nos arriesgamos y le comentamos que es sospechoso de un asesinato… o averiguamos algo de su Ernestina y… no sé.

    Adieu.

  155. Bienvenido, buen Doctor, se le añoraba por aquí.

    Se me ocurre…. ¿Dónde mejor para ocultar y congelar un cadaver que entre otros muchos?
    Quiza en la cámara frigorífica que seguro hay en la planta de procesado de productos cárnicas de al lado del taller.
    Imagínate que alguien mata a alguien allí, y decide, para librarse del cuerpo meterlo en el taller anexo y dejarlo en el maletero de un coche cualquiera…

    ¿Qúe tal os suena?

    Incluso puede que la herida de bala no sea tal, sino una herida causada por una pistola hidraulica de las que se usan en los mataderos….

  156. ¡¡¡Hola Doctor!!!! Como dice Zalaya, se le echa de menos por aquí…

    Bueno, sí, eso sería posible. Pero creo que primero era el golpe de calor y luego lo congelaban. Además para meter el cuerpo en el taller, según el informe de Jack, la ventana era muy alta para sacar un cuerpo (bueno, en este caso sería meterlo). Y ¿para que meter el cuerpo en el taller, en un maletero que seguramente será abierto? Pero sobretodo, con el calor que hacía en el taller, ¿no se descongelaría antes de que le llegara el coche a Cañizares?

    Creo que el cadaver fue puesto en el coche justo antes de entregárselo a su dueño. Si no, se habría descongelado y en el accidente, al descubrir el cuerpo ya lo habrían encontrado con signos de descomposición.

  157. Me llama la atención el tamaño del congelador, como a J. Marple, pero si todos los trabajadores sacan de alli sus refrescos, todos tendrían que saber del muerto, es poco probable que lo pusiesen allí.

    Zalaya, digo yo, si alguien con el muerto tiene acceso al matedero, no sería más fácil deshacerse del muerto metiéndolo en alguna procesadora de carne? Bueno, igual no sé mucho de mataderos, no sé que hacen con los huesos, plenamente ientificables.

    El calor del taller no sería problema si se mete al cuerpo en el maletero justo antes de entregar el auto, pero vuelve el problema del cngelado público. Supongo que podrían dejar el cuerpo toda la noche y sacarlo congelado a la mañana, pero me parece un riesgo grande de parte de Carmelo.

  158. Se me ocurre una cosa. Sabemos que el cuerpo estuvo un día antes de ser congelado. Supongamos que por el día mientras los trabajadores estan en el taller el muerto está en alguno de los pozos, lejos de las miradas. Por la noche, Carmelo lo mete en el congelador. Dado el tamaño del congelador (que me supongo que debe ser como los congeladores de venta de hielo de las gasolineras, Jack, corrígeme si me equivoco), supongo que además de las bebidas de los trabajadores debe haber algo más. Se me ocurren bolsas de hielo o algo parecido. Carmelo mete al muerto en el fondo del congelador y encima lo demás. A la mañana siguiente, podría decir que el congelador esta estropeado y no se puede utilizar (sí, vale, esto lo he visto en una peli de Almodovar…). Luego le llevan el coche de Cañizares, ve el cielo abierto… no va a tener que enterrar el congelador y comprar otro, al precio que llevan esos trastos. Y justo antes de entregar el coche, saca el muerto del congelador, lo lleva a Cañizares y listo.
    Recordemos que él mismo es el que lleva el coche a su dueño. Algo que me llama poderosamente la atención. No envía a uno de los trabajadores, sino que lo entrega él a domicilio. Seguramente, espero a que no hubiera nadie en el taller para hacer la entrega.

  159. Así, si vemos que el mecánico es una persona tan inteligente, también habría podido llegar a planear la posibilidad de que Cañisares se estrellara con el auto y sobreviviera (como en efecto ocurrió). En tal caso, siempre habría podido decir en defensa propia “yo se lo dije”, y Cañisares podría haberlo corroborado. Pero al final, vemos que quien mete el cadáver en el maletero, haya o no un accidente, sea un accidente o este accidente, cumple con el cometido, que era deshacerse de un muerto y que le cargaran su muerte al primer desafortunado.

    Y lo segundo, que en la cita que he puesto al informe de Zalaya se ha resaltado con comillas y cursiva, es que el señor Cañisares, cuando el señor Esteso le dijo eso de “oiga tiene mal la transmisión”, le dijo que lo vería… cuando volviera. Me explico. Si fue Esteso quien le llevó el auto a Cañisares, ¿cuándo Cañisares volviera a dónde, si ya estaba en su casa? Podía referirse a que revisaría eso cuando volviera de Portaventura, ¿no? En tal caso, podríamos pensar que Cañisares salió a la autopista con la transmisión tocada de antemano (mis sospechas apuntan a Esteso, pero esto puede variar según como avance la investigación y qué diga Jack), y tendría pensado revisarlas cuando volviera de esas pequeñas vacaciones.

  160. Un momento. ¿Dijo Salgado que él les había pagado las vacaciones a Portaventura? No entiendo. Si Cañisares iba en su propio coche, si iban sólo por un día, si incluso llevaba bocadillos para comer allá… ¿qué fue exactamente lo que les pagó Salgado?

    Estoy dando vueltas en mi cabeza al factor Mendisábal… Él tuvo acceso después de que el coche fuera traído del taller por Esteso… Llaves… coche… cadáver… caldera y congelador… demasiados testigos… alimentos conservados…

    A estas horas estoy dudando. Creo que sí, Salgado debió haber podido percibir que la transmisión no funcionaba bien si esta hubiera estado fallada durante la noche o al tiempo que se le reventó el neumático. La otra explicación que surge de que no hiciera mención de la transmisiónn ni al mecánico ni a nosotros es, como queda evidente, que no la hubiera sentido en su momento (que no hubiera sentido el desperfecto en la transmisión). Si esa transmisión ya estaba averiada cuando llegó al taller de Esteso, y Salgado no lo dijo por no haberlo sentido, entonces mi teoría se desmonta… Eso sí, creo que cuando la transmisión funciona mal cuesta más cambiar las marchas o velocidades, pero quizás… teniendo que tener más cuidado con la dirección de los ejes… Menudo lío.

    Alguien nos está mintiendo. Esto es lo que creo yo. Por el momento no doy para más.

    Querido doctor, me alegro de tenerlo por aquí nuevamente. Como siempre, es un placer trabajar con usted codo a codo.

  161. Buenos días!!
    Sé que me seguramente me estoy equivocando pero me sigue extrañanado mucho que un coche que al parecer se usa poco y que además estaba según se dice en los informes perfectamente cuidado tenga un problema con el sistema de dirección como para que se vaya en la coducción produciendo que la rueda se reviente, alguien me puede aclarar esto? Yo siempre he creido que el sistema de dirección se puede desequilibrar por un golpe, además lo de que las ruedas no estaban como en la foto, no sé, claro que también puede ser que sea Esteso quien miente.

    Desde luego lo más lógico es que todo fuera en el taller como decís vosotros.

  162. Lo de la pistola hidráulica, encontré que inyecta un clavo en el cerebro, por lo que entiendo, no tiene fuerza para que atraviese la cabeza, pero hablamos de bovinos, más robustos que una persona. al parecer también hay otras que sólo dejan inconscientes de un golpe. Ninguna cuadra con la descripción.

    J. Marple, yo entiendo que los pozos están alejados de las miradas de los clientes, pero no de las de los trabajadores.

    Me parece, además, que si hay bolsas de hielo en el congelador los trabajadores lo seguirán usando por más que ya no genere frío, y sería muy sospechoso “prohibir su uso”.

    En cualquier caso se podría esconder el cuerpo en el fondo del congelador y taparlos con bolsas de hielos o refrescos. Supongo que la mayor cantidad de cosas en el congelador sería sospechosa, PERO si Carmelo es quien compra los refrescos para los trabajadores, podría meter el cuerpo, taparlo con hielo y refrestos y luego decirle a todos que acaba de llegar el pedido de refrescos y por eso el congelador está tan lleno.

    Pilar, lo de las ruedas de la foto creo que se debe a un cambio de cubiertas, necesario dado el tiempo pasado entre la foto (auto recién comprado) y el momento en que el auto llegó al mecánico.

  163. Gente, estuve releyendo todo (lamento haber caído en la pereza antes Jack, pero eran taaantos comentarios), y caí en la cuenta de Salgado no pudo introducir al muerto en el maletero. Prestad atención a la siguiente cronología:

    1- Salgado pincha una rueda, y la cambia para poder seguir circulando. (Deja la rueda pinchada en el maletero).

    2- Esteso revisa el coche y cambia la rueda pinchada (lo declara como reparación, pero igualmente es constatable), que estaba en el maletero.

    Ergo, revisó el maletero y no vio nada raro.

    Jack, podrías revisar que realmente haya una rueda nueva en el coche?

  164. Veamoes los sieguientes hechos:

    El muerto se encontró sólo un poco descompuesto (como de un día), pero al llegar la morgue estaba en un estado de descomposición demasiado avanzado como para reconocerlo

    Eso podría deberse a un golpe de calor para acelerar la descomposición y congelamiento (ratificado por Jack / Irene).

    creo que la cronología es la siguiente:

    1- Se asesina al hombre.
    2- Durante el primer día se le da un golpe de calor.
    3- Se lo congela.
    4- Se mete en el maletero.
    5- Se descongela pocoa antes de ser encontrado, ya que de lo contrario se habría encontrado en peor estado.

    MENDIZÁBAL NO TIENE ACCESO A UN CONGELADOR.

    Está el de Cañizares, pero tanto él como la niña pasan casi todo el tiempo en la casa (problema de meterlo en el congelador) y se alimentan principalmente de congelados (problema de evtar que lo encuentren).

    Me parace que esto exonera a Mendizábal.

  165. Uriel.E, mendizabal está descartado porque además de que no parece que tenga un congelador, no sabemos si en el cuarto hay uno o no, en principio no dispuso de tiempo material para meter al muerto en el coche, entiendo que Esteso llevó el coche y esa misma noche se iban apra Port Aventura, de ahí que dijera Cañizares que lo miraría a su vuelta.

    Nos quedan por tanto dos posibles candidatos o Salgado o Esteso. En cuanto a la razón de que Salgado no tenia congelador, pues no esta claro, tenía bebidas así que dispondría de hielos al menos y sobre que Esteso puso una rueda nueva, no se ha dicho nada, habría que confirmarlo, en ese caso estaría claro que fue el mecánico

  166. Pilar,sí se dijo que la rueda fue cambiada.

    Cita textual del encuentro de Zalaya con Esteso:
    —¿Recuerda también en qué consistió la reparación?
    —Alineación de los ejes, recolocación de una rueda completa, y puesta a punto general. El cliente pagó a tocateja a cambio de que le diera prioridad.

    Otra cosa es que Esteso diga la verda o mienta, por ello le preguntaba a Jack si alguna de las ruedas del auto se veía claramanete que fuera nueva (tienen esos “pelitos”, que enseguida se van de la parte que entra en contacto con el suelo, pero duran un poco más en el lateral de la rueda).

  167. Había leido eso peor lo interprete como que la rueda de repuesto que habia puesto Salgado no estaría bien colocada y él la montó bien, no con que pusiera una nueva, por eso lo de recolocación. Pero tiene más sentido que pusiera una nueva, además las de repuesto, no sé en este coche pero a veces no son iguales que las que lleva el coche sino que son más pequeñas.

  168. En este coche en particular depende de la versión, las hay con rueda normal, con rueda tipo galleta (mismo diámetro pero más fina) y sin rueda, con kit de reparación de pinchazos.

    Pero si Salgado hubiera colocado mal la rueda no habría podido circular hasta el mecánico.

  169. Ok, gracias por la información. En ese caso mienta o no mienta, nos elimina a Salgado, si miente porque entonces metería él al muerto en el coche, a no ser que Salgado le pagará por decir eso, cosa improbable y sino miente entonces abrio el maletero y el muerto no estaba allí. Sólo nos deja entonces a Esteso o al conserje. Y de moemnto el que más oportunidades tuvo y además tenía los medios era Esteso. Pero sigo buscando algo definitivo que nos lo indique y no lo encuentro. Lo de la ventana no sé si signficará algo o no.

  170. Pensé lo de que Salgado le pagara por que se callara la boca:

    Esteso podría haber visto el cuerpo y no decir nada, considerando que por eso iba el plus de efectivo PEEERO: para retirar la rueda de debajo del maletero es necesario vaciar el maletero, tendría que haber sacado el cuerpo, y los trabajadores lo habrían visto. En cualquier caso el plus de dinero no era tanto como para impresionar a Esteso, y seguramente tampoco como para comprar su silencio y el de sus trabajadores. Incluso si así fuera, Esteso no hubiera mencionado el plus, sería todo parte del silencio comprado.

  171. Bueno cuando dije lo del PLUS me refería a que hubiera pagado más por no abrir el maletero y decir que sí había repuesto la rueda, porque era lo que se esperaba que hiciera. No parece que haya sido Salgado, sería demasiado rebuscado pero unido a que en la última intervección de Jack, dijo que pareciamos que ibamos por buen camino y sólo habíamos buscado formas de inculpar a Salgado pues…

  172. Ahora que repaso todo, me he dado cuenta que cuadno Jack dijo eso aún no había visitado el taller de mecánica y no tenñiamos información sobre ello…entonces todo parece apuntar al taller hasta qeu no sepamos que esconde la puerta del cuarto de calderas.
    Necesitamos entar allí

  173. Tengo una idea con respecto al “cuarto misterioso” (cuarto detrás de la caldera):

    Que Jack se disculpa con el conserje por el comportamiento de Zalaya (o que lo haga Zalaya mismo), diciéndo: “sabemos que eres un buen hombre, pero la profesión de detective hace necesario sospechar de todo y de todos. En cualquier caso, ahora que hemos resuelto el caso que teníamos entre manos y sabemos tu no tenías nada que ver, nos pesa en la consciencia el trato que te dimos.”

    Luego, en medio de una charla intrascendente del clima, por ejemplo, se le dice: “yo soy un fotógrafo de hobby, y que me encanta sacar fotos de los amaneceres”, a ver que dice el conserje. Así sabríamos, al menos, si tiene montado un laboratorio o no.

    Si él no comenta nada entonces preguntamos inocéntemente: ¿Qué guardas en el cuarto tras la caldera? La curiosidad me ha quedd picando.”

    No es un plan perfecto, pero me parece muy bueno, y si cuela, cuela.

  174. Creo que estamos pasando por alto un dato importantísimo para descartar sospechosos. La congelación/descongelación del cadáver.
    Podemos descartar a Salgado porque como dije en mi último comentario, este deja de tener contacto con el coche en cuanto lo deja en las manos del mecánico. De haber sido él, el cadáver se habría descongelado en el taller. Recordemos que Jack en su informe menciona el calor que hacía en el taller. Como el cuerpo fue hallado en buen estado, es obvio que el asesino no es Salgado.

    Podemos descartar a Mendizabal por la misma razón. Para que el cadáver se encontrara como se encontró tuvo que meterse en el maletero muy poco tiempo antes de que éste saliera para Port Aventura. El conserje tendría que sacar el cadáver del congelador que está en la cocina de los Cañizares y meterlo en el coche. Pero no olvidemos una cosa, estamos en periodo vacacional. La niña está en casa todo el día y el padre, evidentemente, también pues trabaja desde su domicilio para cuidar de la pequeña. Muy arriesgado, alguien podía haberlo visto.
    Por lo que nos quedarían dos sospechosos: el mecánico y el padre. Pero de los dos, el único que tenía fácil acceso a fuente de calor y al congelador es el mecánico. Porque no olvidemos que el cuarto de la caldera está aparte de la casa de los Cañizares, y ya sabemos por propia experiencia lo muy celosamente que guarda el lugar el conserje. Si Cañizares hubiera guardado el cadáver en el cuartito de la caldera, el conserje lo habría sabido. Además tendría que trasladar el cadáver hasta su congelador. Se expondría a que alguien le viera hacerlo.
    Pero el mecánico tuvo el coche y acceso a la fuente de calor y el congelador fácilmente. Y pudo colocar el cuerpo en el maletero antes de entregarlo al cliente. Recordemos que nos dijo en su declaración que cuando avisó a Cañizares del problema de la trasmisión, éste le dijo que lo miraría cuando volviera. Y recordemos que la reparación del coche corría prisa.
    Creo que Carmelo entrega el coche a Cañizares ya con el cadáver en el maletero. Éste, que tiene prisa por marchar, prepara la bolsa con lo esencial para el día, la pone en el asiento del copiloto por lo que no necesita abrir el maletero, saca a la niña de la cama y emprende el viaje. Cuando lleva una hora tiene el accidente, y de que encuentran el cuerpo este está descongelado pero en buen estado lo que indicaría que hace poco que se ha descongelado, porque sino estaría ya con signos de descomposición. Y no es hasta que llega a la mesa de Irene que muestra una descomposición anómala con el periodo de tiempo que hace que se encontró el cadáver.

    Lo de provocar el accidente, lo veo innecesario por parte del mecánico. El siempre puede decir que en el coche no había nada cuando llegó, ya que tuvo que abrir el maletero para cambiar la rueda de repuesto, y que salió sin nada en el maletero.

  175. J. Marple, yo también descarté a Salgado, porque el mecánico necesitó abrir el maletero, pero también pensé en lo del tiempo para descongelarse.

    Pero como Pilar dijo, no sabemos si el conserje tiene o no un congelador en el cuartito. Lo de que use el congelador de Cañizares no me parece lógico, puesto que Cañizares lo vería al momento de la cena o del almuerzo.

    Yo descarto a Cañizares porque no es lógico llevar un muerto en el auto con una niña pequeña, los niños no suelen notar la diferencia entre algo que debe decirse y algo que no, y no suelen guardar secretos.

    Y como sabemos, la niña sólo dormía (no estaba sedada), podría despertarse en cualquier momento. Además, él no planificó el viaje, sino que se lo regaló Salgado, por lo que no planificó tampoco llevar al muerto en ese viaje.

    Yo tamién sospecho de Esteso, pero no descarto a Mendizabal hasta estar seguro de que no tiene acceso a un congelador (en el cuartido atrás de la caldera

  176. Buenos días,

    A ver y que os parece que la ventana abierta la usase Salgado para entrar al taller poco antes de que abrieran el taller y abrr por dentro el taller para poder meter el cuerpo en el coche? muy arriesgado, no? Vale a mi tampoco me parece coherente pero por otro lado me parece estupido que el mecánico que fue el último en tener el coche y además sabiendo que Salgado había abierto el maletero, dejara ahí el regalito porque estaba claro que todas las culpas irían contra él en el caso de que estuvierá claro que Cañizareds quedará libre, no sé demasiado estupido por su parte, pero la estupidez humana es infinita…

  177. Buenos días a todos!!

    Hay algo que me repatea cuando vuelvo de vacaciones, y no, no es el trabajo. Es encontrarme con un caso nuevo. Jefe, ¿es que los asesionos no se toman vacaciones como todo el mundo?

    El resultado, con una semana de diferencia, es de unas 170 conjeturas e intercambios de ideas. Chicoss…. Así no hay quién pueda. Jengibre, saca esos cafeses.

    Ayudadme por favor, no tengo energías para leerme toooodas vuestras inervenciones. Al acabar ya se habría cerrado el caso.

    Así que si alguien me puede resumir en qué andan las conjeturas se lo agradecería.

    También, saber si disponemos de los siguientes datos en concreto:
    – Identidad de la víctima,
    – Identidad del conductor del camión.

    Un saludo y gracias!

  178. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  179. Hola Gabriel,

    Intentaré hacerte un resumen, que espero que los demás completen si me dejo algo importante.

    A tus dos preguntas la respuesta es no.

    El caso es que tenemos a Cañizares que durante un viaje a Port Aventura tuvo un accidente y en el maletero de su coche se encontro un muerto, de modo que ha sido acusado. El acusado no abrió, que nos coste, en ningún momento el maletero del coche, el equipaje iba donde el copiloto.

    Hay tres sospechosos, además de él:
    Su mejor amigo: Salgado
    El mecánico de un taller: Esteso
    El conserje de la urbanización donde vive: Mendizabal

    Sabemos que el cuerpo sntes o depues de morir fue sometido a un fuerte calor y despues congelado.

    Salgado le regalo a Cañizares el viaje a Port Aventura y dispuso a cambio del coche antes de que este fuera al taller. Durante su uso estuvo con un “ligue” cenando en un restaurante (ha sido coloborado), en una playa y en su “picadero” una casa impresionante, con sauna y con sólo bebidas y fresas. La sauna y otras dos habiaciones según Jack, están especialmente limpias. Cuando fue a llevar a la chica se le fue el coche, dijo que la dirección estaba mal, y cambio la rueda (tuvo que abrir el coche). Antes de devolver el coche lo llevo a un taller de su confianza.

    Allí hace mucho calor y hay un enorme congelador para bebidas, el mecánico dice que sus tareas consitieron en la puesta apunto, reposición de una rueda completa, y que detectó que la transmisión estaba tocada y que como no tenía la pieza y corría prisa se lo no pudo arreglarlo pero se lo indicó a Cañizares. La reparación la pago Salgado y el coche se entrego por Esteso a Cañizares. Se pago por la reparación más de lo debido. Un dato quizás importante y sin resolver aún es que había una sola ventana abierta de todas una hilera, pero estas ventanas estan altas.

    Y Mendizabal, tuvo también acceso al coche ya que entra en el garaje de Cañizares sin problema, el coche lo mantiene normalmente él y sabemos que en la urbanización hay una caldera y nos falta por investigar un cuarto que usa Mendizabal, parece que allí tiene un laboratorio de fotografías (olor a embutido metálico, además de que en su cuarto de conserjería hay tres marcas de un equilátero perfecto=trípode) pero desconocemos más hasta que no entremos, necesitamos poder entrar allí y tenemos que decirle algo a Mendizabal que nos deje entrar.

    Las conjeturas en general van porque fue Esteso el que metió el coche en el cuerpo, aunque todavía queda por ver que pasa con Mendizabal. Las razones es que hace mucho calor ene l taller (golpe de calor) y dispone de un congelador y además fue el último con acceso al coche, quitando Mendizabal que tuvo también la opción pero que creemos que tenía poco tiempo material para hacerlo sin riesgos de ser visto.

    Si tienes más dudas pregunta. Cuál es tu opinión del caso?

  180. Gracias por el resumen 🙂

    Allá va mi teoría:

    Empiezo considerando que Cañizares no era consciente de llevar un cuerpo en el maletero, es decir, que el asesino fuera otra persona:

    – Si el asesino quería deshacerse del cuerpo, hay maniobras mucho más sencillas y mucho menos arriesgadas de deshacerse de un cuerpo que dejándolo en el maletero del coche de un tercero.

    Descartaría esta opción más que nada porque para matar a una persona meter su cuerpo en un congelador revelan un mínimo de inteligencia de la que hacer uso a la hora de deshacerse del cuerpo.

    – Si por otro lado quería inculpar a Cañizares, hablamos de algo más razonable. Aún así, orquestar y sincronizar esta serie de acontecimientos (descongelar cuerpo, depositar cuerpo, causar accidente) me parece bastante tirado por los pelos. Además, arriesgarse a que Cañizares abriera el maletero en algún momento (sobre todo si se va de viaje) y a que no notara nada raro mientras conducía (personalmente, me daría cuenta si llevara algo raro en el maletero) es aún más increíble.

    Pero no sería la primera persona con prisa por cometer errores que pisa el mundo, así que dejaría esta puerta abierta.

    Ahora pensemos que Cañizares SI era consciente de llevar un cuerpo en el maletero.

    – Que se llevara a su hija transportando un cuerpo no es una actitud que rija el sentido común. Pero si que lo es cuando la gente está acostumbrada a que le vean con ella. De otro modo, se arriesgaría a tener que inventarse una muy buena excusa.

    – Es más, sabemos que su hija “duerme como un tronco”. Si pensamos que tenía que deshacerse del cuerpo, no era muy dificil dejarla dormida en el coche un momento y que dehacerse de él.

    Conclusión: me inclino más a pensar que Cañizares era consciente de estar transportando un cuerpo en su maletero. Aunque no creo que fuera el asesino. Por ahora no existe ninguna razón para que Cañizares asesinara a nadie: ni deudas importantes, ni enemigos conocidos. Más aún, tiene una niña a la que dedicarle sus cuidados y su amor.

    Por crear un poco de romance, puede que le estuvieran presionando (utilizando a su hija, por qué no) a transportar un cuerpo y asumir él las responsabilidades. Y bueno, el más propenso a ello sería su amigo Salgado (dinero = poder = corrupción). Pero esto ya es más imaginación que otra cosa.

    De todas formas, pienso que nos ayudaría mucho saber la identidad de la víctima.

    ¿Qué opinais? ¿Hay algún dato importante que haya pasado por alto y que desmonte o fortalezca alguna de mis teorías?

  181. Jpe, el caso avanzando, y con con internet fastidiao >< !.
    En fin. En cuanto al taller, si el cuerpo hubiese estado en el taller, cerca de la ventana, se hab´ria mantenido a temperatura ambiente, ñ una vez muerto, se congela, y cuando se saca, golpe de calor por los hornos. Podría ser.

    En cuanto a que Cañizares si sabia lo que había en el maletero, también podríamos tener en cuenta, que Cañizares le debiera algo a Salgado y éste hiciera que cañizares le ayudara a deshacerse del cadáver. Se planea un viaje con la niña, por el camino se deshace del cuerpo y listo. Con coartada y todo.

    Una pregunta que me escama un poco…, Por qué Salgado, teniendo tanto dinero, no tiene un coche en condiciones?? Aunque sólo fuera para cuando tiene una cita.

  182. Jack, acabo de leer todo por tercera vez, pero casi no encontré nada. Casi.

    ¿Somos conscientes de la dificultad que tendría Mendizábal para meter el cuerpo en el auto?

    Si usó el congelador de Cañizares (algo que yo considero imposible):
    1- Meter el cuerpo al congelador sin que nadie se de cuenta (incluso si tiene las llaves de la casa ha de esperar que no haya nadie en casa),
    2- Evitar que lo encuentren,
    3- Sacarlo una vez que Esteso haya devuelto el auto y el auto esté en la casa para poder meterlo en el maletero (si el auto está en la casa, Simón y Andrea también: Mendizábal tiene que entrar en la casa con los dueños de casa allí),
    4- Meterlo en el maletero.

    Si tiene un congelador en el cuartito atrás de la caldera:
    1- Tiene que entrar en el garage cuando el auto esté allí (Simón y Andrea están en la casa). Recordemos que no sería sospechoso que entrara al garage, pero hombre, ¡que va a estar cargando un muerto congelado!
    2- Tiene que haber cargado al muerto desde el cuerto de la caldera hasta el garage de la casa de Cañizares, ¡a plena vista!
    3- Tiene que meter el muerto en el maletero y cerrarlo (hace ruido) sin que nadie se sorprenda por ello. Y a mí me sorprendería, porque según yo entiendo, el conserje se encarga de cuidar el garage, no el auto. abajo lo explico.

    Cita (entrevista Zalaya – Mendizábal):

    —Desde luego el coche lo tenía bien cuidado.
    —¿Ah, sí? —pregunté mientras pensaba “por aquí puedo atacar”.
    —Oh, sí, desde luego. Siempre que yo entraba en su garaje, luego tenía que dejarlo todo tal y como lo hubiera encontrado.
    —¿Y entra muy a menudo?
    —De vez en cuando. El señor Cañizares tiene poco tiempo para ocuparse de “él”, así que me lo deja a mí, ¿sabe? A cambio, me suele prestar sus herramientas para la caldera.

    Para mí aqui dice que se encarga del garage no del auto. Veamos: Mendizábal dice que Cañizares tenía el auto bien cuidado. Darle el auto al conserje para que te lo cuide no me parece cuidarlo demasiado, yo se lo daría a un mecánico. “él” hace alusión a algo mencionado con anterioridad, y lo que se mencionó justo antes no fue el auto, fue el garage. Veanlo.

  183. Eso Elimina a Mendizabal.

  184. Lo del coche de Salgado lo dice él mismo: “Mi coche no vale dos duros. Me lleva y me trae, pero sinceramente, nunca me ha gustado considerar un coche como un artículo de lujo”. Es raro, pero no imposible. Además, no era la primera vez que se lo pedía.

    Pero esto no quiere decir nada, a mi también me da mala espina que no lleve un coche para ir fardando. Y sabemos que le gusta fardar por la conversación que tuvo con Zalaya.

    Por otro lado, hay una cosa que no me encaja nada con la “coartada” de Cañizares. Eso de salir de noche, según se duerme la niña, para ir al Port Aventura no se sostiene.

    Si han ido a pasar el día (como dice Jack en alguno de sus informes) quiere decir que no tienen habitación en hotel. Así que, veo dos posibilidades dependiendo de la distancia que le separa del Port Aventura:

    – o le sobra tiempo y lo utiliza para descansar en el coche con la niña antes de que abra el parque,

    – o conduce toda la noche y llega justo para la apertura del parque.

    Y es que no me encaja ninguna de las dos opciones:

    – En el primer caso, ¿qué es eso de dormir con la niña en el coche?
    No sé, no me parece a mí la mejor de las opciones, ni la más segura, sobre todo teniendo en cuenta todo lo que se desvive por la niña. Pudiendo sincronizar la llegada al parque con la hora a la que más o menos se despierta la niña, bastaría con que hubiese puesto el despertador en el momento justo de la noche y listos.
    Vaale, también cabe la opción de que llegara antes al parque y de que se quedara despierto esperando. Pero entonces llevaría en el maletero dos cajas enteras de Red Bull para mantenerse despierto (y para el día de parque que le espera) y la caja de porno para pasar el rato.
    No quedaría sitio para un cadaver.

    – En el segundo caso, lo mismo, solo que sin la caja de porno, porque no es plan de utilizarla mientras vas conduciendo.

    Vamos, que el pobre hombre tendría que estar muerto de cansancio, en cualquier caso. Es un gran riesgo, suponiendo que luego se tiene que pegar el viaje de vuelta al cerrar el parque. Y sin embargo, salió en ese momento tan raro, arriesgando su vida y la de su hija.

    Esto me empuja a pensar que tenía alguna otra razón oculta más poderosa: la de generarse una coartada y justificar un viaje con la niña.

    Zalaya, no hemos hablado con todos los sospechosos. Creo que ya es hora de tener una conversación con el señor Cañizares, ¿no?

  185. Con todo lo que habeís dicho, podría ser que los dos amigos lo hayan preparado todo para culpar al pobre mecánico. No sé pero a pesar de todo sigo pensando que Salgado es culpable.

  186. Falta un comentario de J.Marple al que quería contestar 😦

    ¿donde se ha metido?

    Bueno, en todo caso, sería uy beneficioso saber en qué pueblo vive Cañizares. Quizás el trayecto que tenga que seguir para llegar a Port Aventura nos dé alguna pista. Etsoy pensando en un río por le que tirar el cadaver.

    ¿Alguien sabe en qué pueblo vive el serño Cañizares?

  187. ¡¡¡¡Ha desaparecido mi comentario!!! 😦

    Bueno, lo vuelvo a publicar.

    Mis razonamientos para descartar a Cañizares.

    1º¿Planea un viaje para deshacerse del cadáver y tras una hora de viaje todavía lo lleva en el coche? No lo encuentro muy lógico. No olvidemos que el cadáver se va descongelando y cuando lo haga volverá a descomponerse y apestar que no veas. Ergo si tiene que parar a repostar el olor del maletero podría delatarle.

    2º La niña iba dormida, pero no sedada. ¿de verdad creéis que un padre que es capaz de trabajar desde casa para cuidar a la niña tras el fallecimiento de su esposa, planearía deshacerse de un cadáver llevando a ésta en el coche? No, lo más lógico habría sido sedarla para que no se despertara. POrque claro, uno no va por la carretera, y tira alegremente el cuerpo en la primera curva que encuentra. Lo normal sería dejarlo en algún lugar un poco apartado y que no te vieran desde la carretera. ¿y creéis que habría dejado a la niña sola en el coche? Además, ¿se ha encontrado alguna pala o algo que sugiera que fuera a enterrar “algo”?

    3º Como ya he dicho, el cuarto de la caldera está fuera de su casa. Y custodiado por el conserje. Demasiados traslados, se arriesgaba a que alguien lo descubriera. Además tampoco sabemos si Cañizares tenía llaves del cuartito.

    Y sobre Mendizabal. No creo que pudiera meter el cadáver en el maletero, por una sencilla razón. Porque cuando entregan el coche desde el taller, Cañízares está en la casa, tal y como nos confirma Carmelo Esteso, cuando nos dice que le dijo lo de la transmisión averiada. Era imposible que el conserje pudiera acceder al maletero del coche sin ser visto u oído.

    Espero que ahora no vuelva a desaparecer…

  188. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  189. Bien J.Marple, ahora piénsalo de otra forkma, el golpe de calor ocurre en la sauna, Salgado translada en su coche el cuerpo del cádaver hasta la casa de Cañizares, por el garaje lo suben al congelador de Cañizares y después Cañizares sólo lo tiene que meter en el coche y dejarlo por ahí.

    No digo que haya sido así pero es que ahora mismo no tenemos nada determinante para descartar a nadie, o sí?

  190. Buenos días a toda la Sociedad del Misterio, aunque bueno, creo que por allá es de media tarde… En fin.

    Como decía el queridísimo Sherlock Holmes, nada mejor que descansar dedicándose a trabajar en otras cosas… Durante el fin de semana me he embarcado en una alegre investigación sobre las sales alógenas y, un poco apartado de este último tema, el uso del gas de la risa en intervenciones odontológicas, su composición y estructura y efectos en el organismo. Creo que tengo la mente más límpida, así que le daré una revisada general a todas las conjeturas y los informes.

    Por ahí he leído que Ceres ha recuperado conexión, Mauser Stick está haciendo un dousier y ha regresado Gabriel. Me gusta ver las oficinas con tanto personal!

    Pilar, hay cierto grado de verdad en lo que dices, pero a la vez hay una pequeña falla…

    a) Supongamos que el golpe de calor se lo dieron en la sauna del picadero de Salgado. Luego Salgado lleva el cadáver en el maletero hasta la casa de Simón Cañisares y allí lo meten en el congelador. De acuerdo. Luego Cañisares lo monta en el maletero y lo lleva en el auto para deshacerse de él.

    b) No sabemos cuándo murió el pobre hombre X (el cadáver), por lo que el golpe de calor se lo pudieron dar incluso un mes antes, con lo que es loable, en cierto sentido exagerado, que el cuerpo haya estado en el congelador durante un mes. El problema es que si tu teoría propone que Salgado cargó el cadáver en el maletero del auto de Cañisares, tuvo que haberlo hecho el tiempo del que dispuso de ese auto (es decir, la noche de su cita). Y no sé…
    -Oye, preciosa, iremos a un restaurante con una comida de lujo, luego daremos un agradable paseo por la playa y terminaremos en una de mis mejores propiedades. Allí hay una sauna, tendremos intimidad y todo el tiempo del mundo para lo que tú quieras. Eso sí, nena, cuando terminemos nuestra agradable velada de pasión y deseo desenfrenado tengo que cargar un cadáver en el maletero de mi amigo y llevárselo para congelarlo en su congelador, ¿no te molesta mucho, verdad?

    c) De acuerdo, supongamos que dan los tiempos de alguna forma y Salgado consigue cargar el cadáver en el maletero de Cañisares, se lo lleva a su amigo y allí lo montan en el congelador; el problema aparece luego, cuando todas las declaraciones coinciden en que el auto pasó por el taller mecánico. A ver. Monto el cadáver en el maletero después de estar con mi ligue. Llevo a mi ligue a su casa. Se me revienta un neumático. Cambio por el repuesto intentando que no se vea el cadáver. Dejo a mi cita en su casa, y ahora voy a casa del Simón para congelar el fiambre que tengo detrás (que ya comienza a apestar fiero por el golpe de calor de la sauna). Luego llevo el auto al mecánico para que le repare la dirección y lo deje a punto. No sé, lo veo algo lioso.

  191. d) En todo caso, tu teoría apuntaría a un solo final: que ambos hombres quisieran deshacerse del cadáver. Con eso, ¿no es más lógico desembarasarce del cadáver sin tener que congelarlo? Los tiempos del golpe de calor no son ni siquiera alagüeños. Piensa que el cadáver estuvo en descomposición cosa de un día y luego recibió el golpe de calor. Piensa que ese golpees lo que produce la acelerada descomposición. Quien le dió el golpe de calor tuvo que haberlo congelado casi de forma inmediata, de lo contrario, el lugar habría comenzado a apestar a cementerio en menos de lo que canta un gallo. Si el golpe de calor lo sufrió en la sauna, el congelamiento tuvo que haberse hecho casi inmediatamente, y al no haber una cámara refrigerante lo suficientemente grande como para entrar el cadáver en la casa de Salgado… Si, además, Salgado traslada el cuerpo en el coche de Simón a la casa de Simón después del golpe de calor, el cuerpo ya habría llegado descompuesto a la casa de Cañisares. Y si, además, en última instancia, el objetivo final es deshacerse del cuerpo, lo más lógico es tirarlo a la carretera después de haber dejado a tu ligue en su casa… Conducir un poco más, dejarlo por allí y si te he visto no me acuerdo. Me parece muy engorrosa la idea de andar con un muerto en un avanzado estado de descomposición enn el maletero por media ciudad para congelarlo y luego deshacerse de él.

    Como idea, me gusta, el problema está en lo antes aludido. No tiene mucha lógica y los tiempos no lo permitirían.

  192. Hola Nicolas,

    Sobre tu punto b)quien colobora que realmente estuvo en la playa y en la casa? de momento esa coartada esta sin probar y el punto d)creo que lo mismo.

    De todas formas no creo que fueran los dos pero sigo pensando que fue Salgado lo que aún no veo es como metio el cadáver allí.

    Quizás por eso simplemente no lo hizo él

  193. Si yo soy el asesino, no me interesaría esconderlo en un coche con el que me he estado relacionando recientemente sin que se enterase su dueño. Sería de idiotas: si el cuerpo llegase a descubrirse, sería uno de los principales sospechosos (tal y como está ocurriendo ahora).

    Así que, por eliminación, nos quedarían las siguientes posibilidades:
    – Mendizabal como único implicado.
    – Cañizares como cómplice (voluntario o involuntario).

  194. Uf! Era yo el que insistía con lo de un nuevo caso y llego 10 días tarde!!!
    Pero ya he recibido mi castigo: me he quemado los ojos leyendo. Pese a todo ¡Zvarri! ¡La verdad vuelve a presentarse elegantemente ante mi”
    🙂

    O lo hará…

    Llevo dos días queriendo preguntar esto: ¿el maletero o la ropa del cadáver estaban mojados cuando lo sacaron? Si efectivamente lo congelaron, se iría descongelando poco a poco, y eso genera un montón de agua, como sabe cualquiera que -y perdon por la comparación- haya descongelado alguna vez un solomillo.

    También he estado barruntando la posibilidad de que el aire acondicionado ayudara a manteer el cadaver fresco, puesto que el maletero y el habitáculo no estaban separados. Pero no sé que conclusión sacar de esto.

    Alguien ha sugerido la teoría de un segundo coche. Al principio me parecía disparatado, pero la abolladura detectada por el mecánico bien pudiera indicar que es cierto.

    Pero puesto que el coche lo llevó el mecánico mismo a su dueño, Creo que se pudo dar el cambiazo en el garaje del propio señor Cañizares. Y para esto, el cómplice necesario sería el conserje y su evidente cargo de conciencia que, creo yo, debe ser por algo más grave que una abolladura.

  195. Como parece que los asesinos últimamente son muy cortitos de mente, no me cierro a que el asesino pueda ser Salgado y/o Esteso.

    Aunque sigo pensando que Cañizares sí sabía lo que llevaba en el maletero.

  196. Tenemos que ceñirnos a quienes tuvieron la posibilidad de congelar el cadaver: en casa de Cañizares no cabe en el congelador. Y por lo que Jack cuenta de ese cuartito del fondo, puede ser una despensa o una fresquera. Ambas productoras de un frío insuficiente para congelar algo tan grande. Nos queda el taller y el picadero.

    Pero lo cierto es que me sigue gustando la teoría de los dos coches, porque el mecánico no puede haber sido tan lelo de meter un cadáver en un coche que ha pasado por su taller.

    PREGUNTA: ¿Como tiene la TRANSMISIÓN el coche accidentado?
    Si está arreglada, es un coche distinto.

    PD: ¿Qué transportaba el camión con el que se accidentaron?

  197. Hola Mauser,

    Lo que pensamos hasta ahora que hay detrás del cuartito, gracias a Sata, es un laboratorío fotográfico, como relacionas eso con la “despensa o una fresquera”. Además para congelar un cuerpo que ademas ya está muerto, creo que sólo se necesitan 0ºC, no? que sería la temperatura de congelación del agua.

    En cuanto a que en el congelador de cañizares no entra el cuerpo, creo que nunca se ha dicho ni que si ni que no, corrigeme si me equivoco, por favor eso eliminaría a Cañizares

  198. Bien creo que lo dices, por que Jack dijo: “La nevera tenía un congelador enorme… lo que explicaba cómo se alimentaba esa familia.” Y por muy enorme que sea el congelador si es una nevera no sería ñlo suficeinte como para meter un cuerpo a no ser que lo troceemos. Con lo cual creo que Cañizares, al menos él sólo no fue el responsable del asesinato.

  199. Bueno, no sabemos si cabe o no cabe en el congelador de Cañizares. En su primer informe, Jack decía que “La nevera tenía un congelador enorme”. No se sabe nada más.
    Jack, ¿cabría un cuerpo en el congelador de Cañizares?

    En cuanto al cuartito del fondo de la caldera, efectivamente, no parece que sea un cuarto muy frío. Si no, Jack nos lo habría dicho.

    En cuanto a la teoría de los dos coches, sigo sin entenderla. ¿Es para darle el cambiazo a Cañizares? No sé, me da como que se habría dado cuenta, es su coche.

  200. La teoría de los dos coches me parece improbable, ya lo comentó Jack que no creía que fuera probable.

    GAbriel en el cuartito de la caldera lo que queda por ver es si hay algún cogelador tipo arcón, desde luego él en si no es una cámara de frio, esos seguro.

  201. Me he tomado la libertad de investigar un poquito el tema de la limpieza y mantenimiento de saunas.
    Los pocos artículos que he encontrado coinciden en que para desinfectar una sauna correctamente hay que utilizar un desinfectante anti-bacterias y anti-hongos con poco o ningún olor. Y en caso de tener que usar un desinfectante tradicional, ventilar la sauna. Más que nada, para que la siguiente vez que entres a la sauna no tengas que pelearte con el mal olor.

    Por otro lado, en el informe de Jack acerca de la sauna de Salgado puedo leer: “Un fuerte olor a desinfectante me alcanzó al entrar; claro, resultado lógico de limpiar a fondo un lugar y luego cerrarlo”.

    Si Salgado tiene una sauna, debe ser consciente de los cuidados que implican. Además, si yo fuera Salgado el Fardón, al traer a un amigo a mi sauna, lo menos es que dicha sauna huela en condiciones. Es un descuido que no encaja con su forma de ser.

    Imaginando que Salgado hubiera asesinado (o almacenado) a la víctima en su sauna, ¿podría ser que el subconsciente de Salgado le hubiese traicionado después de limpiar, cerrando la puerta tras de sí para “ocultar” el suceso, aún sabiendo que tenía que airear la sauna?

    Jack, si tu informe es completo, en el picadero de Salgado no existe ninguna cámara frigorífica.
    Así que tendría que haberlo transportado a algún otro lugar para congelarlo.

    Pero, ¿porqué congelarlo? No lo entiendo. Salgado podía haber metido el cadáver en su coche y haberse deshecho de él.

    Bueno, ¿a alguien le gusta mi historia? ¿se os ocurre alguna continuación? 😀

  202. Creo que Jack comentó en algún momento que el congelador no era lo bastante grande. Pero puedo equivocarme: razonar cuando te pican los ojos es dificil.

    Lo de que el cuartito sea una despensa o fresquera es una hipótesis de nuevo basada en que Jack mencionó un olor a embutido (aunque igual lo he soñado) Ignoro medicamente si un cuerpo se puede congelar a solo 0º: le preguntaré a un biólogo.

    La teoría de los dos coche tal como yo la entiendo, implica que el culpable sería el amigo de la agencia de viajes, que lleva el coche verdadero al taller -sin cadaver- y paga para que el propio mecánico se lo devuelva a Cañizares.
    Luego, nuestro sospechoso entraría en la urbanización con un coche del mismo modelo y color (con el muerto ya en el maletero), y sobornaría o coaccionaría al conserje para que le ayudara a dar el cambiazo con el coche de Cañizares.

    Por desgracia solo tengo dos patas para apoyar esta teoría: la incongruencia entre la foto y el coche que encontró el mecánico, y la actitud defensiva del Conserje. Por eso he preguntado lo de la transmisión: si está bien, es que es otro coche.

    Eso suponiendo que no pueda comprobarse con el número de Bastidor, pero igual hace falta una orden para eso.

  203. Mauser, según un comentario de Sata, el olor de embutido metálico del cuarto podría corresponderse con un laboratorío fotográfico y eso ha sido medio colaborado por Jack que recordó de los conocimientos de fotografía que tiene que un laboratorio de este desprende ese olor, además en el cuarto donde esta el conserje había tres marcas en el suelo que hacían un triángulo perfecto y que podrían ser debido a un trípode que tuviera instalado ahí durante tiempo (lo digo porque ha dejado marcas) y con el que a saber que fotos ha hecho, yo porponía presionarle diciendo que con sus fotos ha violado la intimidad de los vecinos de la comunidad, porque me da que fotos a la naturaleza desde ahí no habrá hecho.

    Es verdad que Jack no menciona que en el picadero de Salgado haya cámara pero si que dice que había muchas bebidas, o había cámara y no la vió o tenía que tener hielos que en una bañera pueden hacer el mismo efecto.

    Sobre tu idea Gabriel, yo también creo que fue Salgado, aunque nadie esta de acuerdo conmigo, yo propuse que lo de ir al taller era para que no se le asociará con el último que tuvo el coche y que quizás la ventana abierta la uso para entrar en el taller de noche, abrir la puerta y meter el cadaver en el coche o quizás le pago un plusal mecánico para prevenirle de abrir el maletero, pero no hay nada que me confirme mi idea.

  204. Después del informede Jack de la casa de Cañizares, Nicolás preguntó: “¿qué probabilidad hay de que un cuerpo retorcido y comprimido quepa en el congelador de la nevera?”

    Más adelante, respondiendo a Nicolás, Jack dice al final del todo: “El cuerpo podría haber entrado en ese congelador, sí.”

    Hmmmmmmmm…. Esto va cuajando.

  205. Gabriel,

    me da que spospechas de canizares y es posible, pero te respondó a porque Salgado no se eliminaría del cuerpo por si mismo, porque yo creo es que la idea era que el cuerpo se encontrase cerca de alguien para inculparle, algo que luego repitió alguein más por ahí y que a Jack parece que la idea le encajaba.

    Es decir, supón que el accidente fue provicado de alguna forma con objeto de que cuando se encontrará el cuerpo se le pudiera culpar a Cañizares.

  206. Tres cosas:

    El desinfectante inadecuado puede tapar olores como el de un cadáver descomponiéndose.
    Además de mi pregunta sobre la transmisión del coche, habría que comprobar si tiene o no la abolladura en la que se fijó el mecánico
    Si lo congeló debía ser o bien para que no se descompusiera… o bien porque YA SE ESTABA DESCOMPONIENDO. Lo que explicaría porqué “empezó a descomponerse tan rápido”. Porque al terminar de descongelarse, el tejido ya estaba en mal estado.

  207. Realmente, no sospecho de Cañizares como asesino, sino como cómplice (voluntario o forzado).

    Para mi no tiene sentido la historia del parque: conducir toda o parte de la noche, para luego estar todo un día en un parque de atracciones y por la noche volver, me parece una actitud muy irresponsable al volante, pese a que su abogado está seguro de que “él conducía con todo el cuidado del mundo”. Poner en riesgo a su hija de ese modo no cuadra con lo que nos han descrito de él. Debía tener una razón más poderosa para hacerlo.

    Y sospecho muy mucho de Salgado por el descuido de la limpieza y desinfección de la sauna.

    Es más, opino que Cañizares fué forzado a hacerlo, amenazando a su hija o algo así. Esto explicaría que no fuese Salgado el que transportara el cuerpo y que Cañizares se llevara a la niña en el viaje.

  208. Y así, Salgado se curaría en salud.

    Si Cañizares se deshiciera del cuerpo en condiciones (por ejemplo tirando el cuerpo en el Ebro de camino a Salou, imaginando que vive por Valencia o por Murcia), pues genial.

    Si le pillaran con el cuerpo en el maletero, pues también perfecto; Cañizares no hablaría por temor a que le ocurriera algo a la niña, y Salgado quedaría exculpado.

    Lo malo es que hacerle eso a tu mejor amigo …

  209. Mauser, sobre lo de la descomposición ya ha sido tratado. Al parecer el cuerpo sufrio un golpe de calor lo que provocó una rápida descomposición que fue frenada cpon la congelación, el resto ya lo conoces 😉

    Y sobre la abolladura a mi también me mosquea, yo pensé que lo podría haber hecho Salgado al cargar el cádaver en el maletero pero me comentaron que se necesitaría un golpe más fuerte que una caida brusca del peso de un cádaver, a sí que no sé a que se debe esa abolladura pero me gustaría saberlo

  210. Gabriel, y quien te dice que son realmente tan buenos amigos, de hecho piensa que él se retiro a trabajar a su casa y que ya no puede contratarle de forma indirecta, quizás eso le ha hecho perder a Salgado mucho dinero, sólo tienes su palabra de que siguen siendo muy amigos.

    A mi también me gustaría que se interrogase a Cañizares, como ya se pidió por ahí arriba.

  211. Pues si, espero impaciente su declaración. Creo que nos va a despejar un montón de dudas.

    🙂

  212. Gabriel, a Jack la historia del parque le parece creíble, y a mí también. En cualquier caso en ningún lado encontré (y ya leí todo 3 veces) que Cañizares necesitara conducir toda la noche para llegar al parque, ni que saliera al momento en que la niña se quedó dormida, sino solamente “—Simón metió a la niña en el coche cuando ya estaba dormida.” (cita de la primera entrada de Jack). Cañizares puede haber descansado unas horas antes de salir a la carretera.

    Pilar, te recuerdo que el mecánico necesitó cambiar la rueda, y para ello, abrir el maletero. Salgado le puede haber pagado para que cierre la boca, pero no para que no habra el maletero. Además, si se cambia la rueda debe previamente vaciarse el maletero, Esteso tendría que mover el cuerpo y los trabajadores del taller también lo verían.

    En cualquier caso, me parece que te basas en el plus de efectivo que Esteso menciona que Salgado pagó, pero yo te pregunto: si alguien te sobornara para no hacer algo y luego viene un detective a hacerte preguntas, ¿mencionarías el dinero del soborno? Me parece francamente suicida, especialmente si no sabes qué estas encubriendo. Además Esteso menciona que no era tanto dinero.

    Gente, el auto puede tener hasta màs de 6 años (incluso siendo el último modelo), y la foto mostrada al mecánico (la que muestra las diferencias) se sacó cuando el auto estaba nuevo. La abolladura puede deberse a que Cañizares dejara el auto estacionado, y el que estacionara atrás lo golpeara, o a que alguien lo golpeara en un semáforo.

    Pilar, ¿por qué creer que contratar a Cañizares de manera directa sea más costoso que contratarlo de manera indirecta? en realidad debería ser al reves, puesto que ya no hay un intermediario que tenga que cobrarse una parte.

  213. Uriel,

    Sobre lo de que el mecánico cambio la rueda, aún no hemos visto con nuestros ojos esa rueda, y yo si no veo, no creo 😉

    En cuanto a que el mecánico le dijo que no le había pagado mucho, dijo que para una revisión rutinaría sí pero que él estaba aconstumbrado a ver esas cantidades ya que se dedicaba al tunning y la gente pagaba mucho, es decir, hizo sólo una revisión rutinaría o hizo más cosas como indicó más arriba, se contradice o me equivocó y son mis ganas ;).

    Y sobre que lo de contratarle a traves o no de una agencia, no tengo dudas de que el consulting es más caro pero es que a partir de ese momento dejó de disponer de sus servicios por completo y parece ser que Cañizares es bueno en su trabajo.

  214. Pilar, Salgado contrataba las campañas conla empresa de Cañisares, no la tenía contratada de manera permanente, sino campañas, son trabajos puntuales, es decir, que antes tampoco disponía de los servicios completos de Cañizares.

  215. Ya Uriel, no conozco muy bien el tema de la publicidad, sólo de refilón, pero creo que nadie contrata a una empresa de publicidad de forma permanente sino solamente para campañas, que es cuando la necesita. De todas formas no creo que eso nos lleve a nada, sólo buscaba una razón para explicar porque podrían haber perdido esa amistad que Salgado asegura.

  216. Uriel, en una de las respuestas que te da Jack al principio de la investigación dice: “Hicieron el viaje de noche, en cuanto la niña se quedó dormida, y llevaban como una hora de camino antes del accidente”.

    Vamos, que aún sin saber donde vive, la hora de salida es un poco rara:

    – tanto si vive en la otra punta de España, (unas 10 horas de viaje en coche) como si vive a un término medio (unas 5 horas), es de incoscientes. El cansancio al volante es muy peligroso. Y más de noche. Y sobre todo para una persona que vive solo con una niña de 5 años y debe seguir en la medida de lo posible su ritmo de sueño.

    – y si vive cerca (2~3 horas), salir según se duerme la niña carece de lógica. Te pones el despertador para salir unas 2 o 3 horas antes. Vamos, no sé, yo soy un padre dedicado y prefiero que la niña de mis ojos duerma en su cama tranquila, en un lugar protegido, antes que en un coche, sin saber si me voy a quedar dormido esperando a que amanezca y pueda pasar algo malo.

    Y bueno, obviamos que la hora de dormirse de una niña son las 10, 11. Aunque la verdad, daría igual, si me dices que se acuesta a las 7 PM te diría: “en una hora no ha anochecido, alguien miente”, y si se acostara a las 4 AM (pasando por alto el descuidado horario que le haces seguir a tu hija): “¿y qué haces conduciendo a esas horas si mañana vas al parque de atracciones?”

    Jack también dice: “La historia de la niña dormida… yo me lo creo, a mí de pequeño me lo han hecho alguna vez”. La historia es creíble y por eso funciona. Pero no lo es cuando te paras a pensar un poquito en la hora a la que ha salido de su casa.

    Yo sigo pensando que el hombre llevaba bastante prisa.

  217. Gabriel, en eseo tienes razón. Es algo que también debería explicar Cañizares. Las horas no cuadran, porque si sólo va por un día parece lógico que viva cerca de Salou, así que para que salir tan pronto?

  218. No sé, la verdad. Me faltan datos para llegar a nada concluyente.

    Sono todos “me parece”, empezando por los míos.

    Igual no se molesten, sólo trato de encontrar algo que sea concluyente, pero todo hace agua. A ver cuándo tenemos nuevos datos, que ya me dejé la cabeza pensando y pensando, pero no sale nada.

  219. Uriel eso mismo me pasa a mi, que me faltan datos y no sé descartar nada 😉

  220. Hola a todos,

    Con el permiso de Jack Ryder voy a narrar el caso nro 25 de La Sociedad del Misterio. Por ello quería pedirte que me mandaras al mail (uriellascano@hotmail.es) una foto o descripción tuya y unos datos básicos como profesión, edad y lugar de residencia, para caracterizar al personaje. No es necesario que sean datos reales, incluso, si lo prefieres, puedo inventarlos yo. En ese caso te pido que así me lo indiques por mail.

    Saludos.

  221. También se me ocurre, que al haber un gancho que probablemente sostuviera las llaves del coche en el garaje de Cañizares, Mendizábal pudo haberlas cogido y haber movido el coche para limpiar el garaje o algo así. Y sin querer se lo abolló y/o le jorobó la dirección.

    Aunque no sé, supongo que si hubiera pasado se lo habría comentado a Cañizares. De todos modos no sabemos ni si se lo ha comentado, ni si ha dejado de hacerlo.

    De todas formas, no es muy importante, aunque así le daríamos explicación al el sentimiento de arrepentimiento del conserje.

  222. Porque tampoco creo que el chapista haya fabricado un coche nuevo en tan poco tiempo.

  223. Me temo que disculparme por la tardanza se está convirtiendo en una costumbre… algo me dice que la Historia me recordará como “Jack Ryder, el Detective Impuntual”.

    Con todo, esta vez creo que os alegrará el retraso… ya que puedo decir que, en general, mientras yo no estaba habéis ido bastante bien encaminados. Permitidme que resuma muy brevemente hasta dónde diría yo que hemos (léase “habéis”) llegado:

    – Mendizábal es un sospechoso extraño pero probable, de momento no tenemos nada que lo incrimine directamente pero tampoco tenemos nada que lo descarte de forma irrefutable. Sabemos que sería difícil trasladar el cadáver desde el congelador de Cañizares hasta el coche, pero nadie nos ha dicho que no tenga un congelador en lo que suponemos (y me gustaría recalcar el “suponemos”) que es su laboratorio fotográfico.
    – Salgado queda descartado. Lo siento, Pilar, sé que es tu teoría principal, pero tengo que coincidir con el resto del equipo… cronológicamente, es el que tiene menos sentido. No sólo porque tendría que llevar el cadáver al taller y esperar que no lo vieran (lo cual, dicho sea de paso, cambiando la rueda por la de repuesto es esperar demasiado); también porque el cuerpo se habría descongelado mientras estaba en el taller.
    – Esteso podría ser. Es el que tiene más cerca el congelador de la fuente de calor y del maletero. Eso lo convierte en el más probable… pero no por ello en el culpable de forma indiscutible.

    Así pues, uno menos. Nos quedan dos sospechosos, y no podremos acusar ni descartar a Mendizábal mientras no encontremos la forma de acceder a esa habitación.

    … Le he estado dando vueltas a ese particular. El problema de todo este caso es que no somos la ley, no tenemos autoridad ninguna, y dado que Mendizábal me pilló hurgando en sus cosas hemos perdido cualquier mínimo atisbo de superioridad moral. Ahora, cualquier intento de acusación que hagamos podrá perfectamente ser respondido con algo del estilo de “¿Se atreven a acusarme a mí, precisamente ustedes que intentaron entrar en una propiedad privada sin permiso?”.

    Si queremos que Mendizábal nos muestre qué hay detrás de la puerta, tenemos que recuperar esa posición ventajosa que, por fallo mío me temo, hemos perdido. Ahora mismo nosotros somos los malos y él un pobre hombrecillo inocente. Tenemos que pillarle mintiendo en algo, bajarle los humos, para que se digne a hablar con nosotros.

    ¿Qué se os ocurre?

  224. Pues se me ocurre hincharo a host…aaa, preguntas, si eso, a preguntas.
    No se sabe donde esta la caja de herramientas de la que habla, y dice que le dejan, he estado en un posible escenario de un crimen, por lo cual es sospechoso, y ademas, podemos segur su consejo.
    Preguntar, podemos preguntar en la urbanización, si en algún momento, ha tenido algun fallo. Parece tener remordimientos de algo. Preguntemos el motivo.

  225. Umm. Si sumamos el olor a embutido metálico del cuartito más las tres marcas de la habitación de Mendizábal que pertenecen, pienso yo, al trípode de una cámara filmadora o fotográfica, tenemos un posible estudio de pornografía en el lugar de trabajo. ¿Eso podría ser suficiente?

  226. Hombre, Jack, ya lo tengo:

    Es evidente que Mendizabal ha estado tomando fotografías en la urbanización. Si quisiera fotos de la naturaleza o de la arquitectura se iría a algún lugar más propicio (bosque/centro de la ciudad), con lo cual concluyo que su objetivo son los vecinos, ya sean niños o adultos.

    No podemos afirmar que sus fotos sean pornográficas, pero indudablemente quiere mantenerlas en secreto, ya que las revela él mismo, y encubre el tiempo utilizado en ello por medio de los arreglos de la caldera. Con lo cual, como mínimo ha roto la confianza depositada en él por los miembros de la urbanización, que lo despedirían si se enteráran, pudiendo incluso emprender acciones legales ensu contra.

    Y a alguien de La Sociedad podría llegar a escapársele este dato, no sé si me explico, señor Mendizábal…

  227. No se me ocurre en que puede a ver mentido ni en que pillarle, a parte de lo de las fotos que parece que hace desde su cuartillo, pero hay algo que me extraña, Mendizabal dice que Cañizares tenía el coche bien cuidado y que cuando él entraba tenía que dejarlo todo como estaba, eso da a entender o yo creo que era Cañizares quien se ocupaba de su garage pero por otro lado dice que como Cañizares no tenía mucho tiempo se ocupaba él, no sé quizás lo este interpretando mal.

    Sí Jack, el que Salgado sea inocente ha sido un golpe bajop, pero bueno al final será verdad que es un buen amigo y todo.

  228. Ceres, te comento que en el vecindario nadie tiene quejas sobre él. Lo he verificado, pero la verdad es que me lo imaginaba… no se habría arriesgado a hacernos hablar con sus vecinos si pensara que eso no era seguro para él.

    Doctor Rasudoque: por desgracia no podemos demostrar que se dedique a la fotografía pornográfica (sería lo más lógico, en este caso aún no ha aparecido la caja, pero vete a saber). A menos que se nos ocurra alguna forma de probar que una posible afición a la fotografía (que es, de momento, lo único que tenemos: la posibilidad) se sale de lo decente, no sé si podremos usarlo en contra de nuestro sospechoso.

    Uriel E: Sí, más o menos a eso me refería en la respuesta anterior 😛 Por desgracia, me temo que te has perdido en el camino. Es fácil suponer que las fotos las tomaba de sus vecinos, pero ¿podemos probarlo? ¿Cómo demostramos, además, que se haya traicionado la confianza de nadie? Otra cosa: un aficionado a la fotografía revelaría su propio material por el puro placer del revelado; un profesional, incluso, porque en el revelado se pueden corregir defectos producidos durante la toma de la fotografía (Sata os lo podrá explicar mejor, que puede que yo ya lo tenga algo oxidado). ¿Sería eso algo siniestro? Es decir: querer revelar porque te gusta revelar o porque así lo puedes mejorar, ¿es querer mantener las fotos en secreto? Con todo, ojo, creo que no vas nada mal; sabiendo esos detalles, a ver si se os ocurre algo mejor.

    Pilar: Comprendo tu razonamiento sobre el garaje, pero por desgracia existe una segunda interpretación posible: Cañizares mantenía su garaje tan ordenado porque casi nunca lo utilizaba, y por eso pedía a Mendizábal que, cuando se encargase del garaje, lo dejase tal cual él lo había dejado. No digo que sea esto lo que ocurre, sólo que podría ser cualquiera de las dos. Y tranquila, que por mucho que Salgado pueda ser un buen amigo de nuestro cliente, no por ello tiene que dejar de ser un cerdo 😉

  229. 2 cosillas, podríamos mirar en la basura del conserje, para ver si hay carretes de revelado.

    Podemos preguntar si en el vencindario hay algún club de fotografía? Y si es así, si el conserje suele ir.

    Sigo pensando…

  230. Una cosa en la que acabo de caer.., dice que se pasa el día arreglando la caldera, pero.., no es un poco raro, ahora en verano con la ola de calor que hay, que arregle la caldera???, la usa alguien?¿

  231. ¿Jefe, si yo ahora doy el grito de “¡adhiero!” al último comentario de Ceres y añado “dos tortones bien dados terminarían con toda resistencias”, cree que esa idea cobre la fuerza necesaria para ser la que se va a aplicar? Porque si es así yo soy capaz de decirlo.

    ¡¡¡Adhiero!!!

    Listo, ya lo he cantado. ¿Podemos ir a pegarle dos tortones?

    Me he extrujado la cabeza pensando en una mentira, una incoherencia o en algo que nos permita entrar al cuarto número uno… Algo que, en definitiva, nos ayudará a descartar a Mendisábal de la lista o corroborarlo… Aún no encuentro algo lo suficientemente sólido, algo lo suficientemente conciso como para destacar una incoherencia entre lo que Mendisábal dijo y lo que nosotros hemos visto. Sólo necesitamos un pequeño hilito que se ha salido de la madeja para comenzar a desmadejar el ovillo (es que sé tejer a dos agujas desde los ocho años).

    Cuando tú revisaste los escenarios que luego consignaste en el informe de la casa de Cañisares, la caldera, el garaje y el cuartito de Mendisábal, por lo que entiendo, Zalaya estaba con Mendisábal, ¿verdad? Tú escribiste tu informe, quizás, luego de haber leído el informe de Zalaya, ¿no? En todo caso, tú, al momento de escribir el informe sobre Cañisares, sabías que el conserje dedicaba toda su vida a la caldera, y al rememorar la caldera escribiste algo así como que estaba sucio, como cabía esperar, pero todo impecablemente ordenado, y se notaba que alguien abogaba por mantener el lugar en condiciones.
    Sé que no es sólido, que no tiene un fuerte asidero, pero…
    … ¿si Mendisábal pasaba todos sus días ocupándose de la caldera, no le habría convenido, además de tener todo perfectamente ordenado, limpiar un poco para hacer menos fatigosa su estancia allí? Sí, una caldera despide ollín y es bastante difícil que no ensucie, pero me figuro que si deseas pasar todo el tiempo al lado de la caldera, cuidándola y amándola para que la vecindad no se te tire encima por falta de agua caliente, querrás poder estar sentado en un lugar que no esté tan sucio… Al menos limpiar un poco, quitar lo más fácil de limpiar (no sé bien qué tipo de residuos puedes acumular en una caldera). Quizás ordenar sea signo de querer hacer habitable ese lugar en donde te la pasas llorando… es decir, cuidando a tu preciosa caldera en reposición a tu esposa (lindo pasatiempo). Pero quizás también sea necesario hacer la limpieza para hacer aún más confortable tu estadía allí.

    Estoy buscando desesperadamente una incoherencia, así que excusadme si es que sueno desesperado de aquí en adelante.

    ¿Si Mendisábal le cuidaba el garaje a Cañisares, no se molestaba en limpiarle el polvo de las estanterías? ¿Por qué había algo de polvo, aunque no demasiado?

    ¿Dónde está la dichosa caja de herramientas?

    ¿No le parece que un hombre de sesenta y tres años no puede exponerse a altas temperaturas durante tanto tiempo durante el verano? De acuerdo, en invierno es aceptable que estés metido de cabeza en la caldera, porque incluso te ayuda a sobrellevar el frío, pero ¿en verano? Allí te mueres asado. ¿Que este hombre no piensa en su salud, en su longevidad, en su seguridad, en su bienestar? ¿Acaso quiere suicidarse poco a poco para intentar apagar la agonía de haber sido abandonado con la agonía de la muerte? ¿Acaso quiere que llegue la fría garra de la tenebrosa y la macabra para que le dé un último abrazo, en recuerdo de los abrazos que solía darle su Ernestina? Si no me detenéis, os juro que voy a terminar haciendo poesía trágica.

  232. Con todo esto creo que podríamos llegar y comenzar a empujarle suavemente y decirle: “Oye, ¿no te parece que hace demasiado calor en la caldera como para estar ahí encerrado? Oye, ¿por qué hay polvo en el garaje de Cañisares, no era que tú lo cuidabas? Oye, ¿por qué no limpias más amenudo la caldera, no es que tú te la pasas aquí día y noche, cuidando de que todos los vecinos tengan agua caliente, y sin embargo parece que no te importas mucho la limpieza de este lugar? ¿No es sospechoso, eh, eh? ¿Eh? ¿Eh? Anda, déjanos ver el cuartito de la caldera y nosotros no diremos que a) te la pasas revelenado fotografías viejas de tu Ernestina, b) te la pasas revelando fotografías de los miembros de la comunidad, c) te la pasas revelando fotografías de vayaasaberqué y comiendo chorizo, si? Anda, ¿nos dejas? Haremos todo lo que quieras. Incluso somos capaces de traerte a tu Ernestina”.

    Para lo último podríamos pedirle a Rasudoque (lo siento, viejo amigo, pero la Sociedad reclamaría tus excelentes cualidades para la actuación), lo maquillamos un poco y… Vale, como aquí Rasudoque está proponiendo que sea yo el maquillado, retiro lo dicho y propongo como carne de cañón a Jack Rabbit, ¿qué os parece? El doc me dice que le parece mucho mejor.

    ¡Quisiera encontrar una mentira sólida!

  233. Ceres, con el calor y todo yo uso algo de agua caliente, que la fria sóla es muy fría, igual brillante la observación, que no lo ví.

    Jack, ¿que tal mi sugerencia anterior?

    Disculparse con el conserje por la forma de tratarlo, diciéndo: “sabemos que eres un buen hombre, pero la profesión de detective hace necesario sospechar de todo y de todos. En cualquier caso, ahora que hemos resuelto el caso que teníamos entre manos y sabemos tu no tenías nada que ver, nos pesa en la consciencia el trato que te dimos.”

    Luego, en medio de una charla intrascendente del clima, por ejemplo, se le dice: “yo soy un fotógrafo de hobby, y que me encanta sacar fotos de los amaneceres”, a ver que dice el conserje. Así sabríamos, al menos, si tiene montado un laboratorio o no.

    Si él no comenta nada entonces preguntamos inocéntemente: ¿Qué guardas en el cuarto tras la caldera? La curiosidad me ha quedado picando.”

    Es que me parece una muy buena idea hacer que deje de estar a la defensiva, antes de intentar presionarlo más.

    Igual sigo buscando un error de su parte, que hay que conseguir respuestas, y el cómo, bueno, mientras sea legal…

  234. Jack, si demostramos que fotografía a los vecinos, entonces traicionó su confianza, vamos, que yo no quiero que un empleado de mi urbanización me saque foto en la intimidad, que si vivo allí es para sentirme tranquilo, tanto ante robos como ante la divulgación de la intimidad.

    Veo otra incongruencia: ¿Dedica todos sus días a la caldera pero sólo entra de vez en cuando a buscar las herramientas? ¿Y qué tanto mantenimiento necesita una caldera? Entiendo que pueda ser vieja, pero ¿mantenimiento diario? Y además, ¿una caldera vieja y estropeada en una de las mejores urbanizaciones de la ciudad?

    Está clarísimo que la caldera no requiere tanto tiempo, la está usando de tapadera, él pasa tiempo en el cuartito de atrás, y sin importar a qué se dedique, lo he pillado mintiendo, olé.

  235. Bueno, y un refuerzo a mi conjetura, cito:

    “—Desde que mi Ernestina… desde que mi mujer me dejó, tengo demasiado tiempo libre, ¿sabe? Ayudo a los vecinos que tienen problemas, y bueno… el resto del día lo ocupo en la caldera. Una caldera en buen funcionamiento es una comunidad de vecinos contenta.”

    Mendizábal habla de tener tiempo libre, pero arreglar una caldera no es precisamente tiempo de ocio, si se pisa sólo hombre, ¡¿cómo no lo ví antes?!

  236. al preguntar si se usa, es por que me he fijado en que la caldera también puede servir para dar calefacción, por eso, me ha extrañado, además, es lógico que uses un poco de agua caliente, pero no necesitaría repararla tanto ahora que se usa bastante menos que en invierno.

  237. Jack,

    ¿qué hay del desinfectante de la sauna?

    ¿o de la inesperada hora a la que sale Cañizares con la niña?

  238. Hola

    Soy Antonio de la Pluma Afilada (www.laplumaafilada.es). Os escrino a través de un comentario debido a que no he encontrado ninguna dirección de correo por la que me pueda comunicar. He observado vuestro blog, y me ha parececido muy interesante por lo que me gustaría proponeros dos cosas a modo de colaboración. Una es invitaros a formar parte de un proyecto que estoy llevando a cabo que es Territorio Ñ, un directorio de páginas y blog´s escritos en castellano. Os pongo aquí el enlace para que le echéis un vistazo, esperando que os parezca interesante:

    http://www.laplumaafilada.es/index.php?option=com_content&view=category&layout=blog&id=13&Itemid=19

    Por otra parte, preguntaros, ¿qué os parecería publicar vuestros casos en la Pluma Afilada? Me ha parecido un blog interesante, y enriquecería mucho la página web.

    Espero vuestra respuesta.

    Un saludo.

  239. Bueno, equipo. Nos queda hasta el lunes a mediodía para cerrar este caso. Veo unas cuantas ideas prometedoras pero no sé si completas… Si de aquí al lunes no tenemos nada más concreto, trabajaremos con ellas y confiaremos en que el conserje hable; pero ya sabéis cómo soy con estas cosas, me gusta poder pillar al culpable de un solo golpe, así que vamos a intentar hacerlo lo mejor que podamos.

    Ceres, ideas anotadas, lo investigaré. Lo de la caldera que sugieres y que Nicolás adhiere (además entre exclamaciones) suena raro, sí, pero quizás poco concluyente: conozco a gente que sigue trabajando por mucho que sepan que eso les va a afectar a la salud, sólo por la tradicional cabezonería de “alguien tiene que hacerlo”.

    Uriel, el problema con tu sugerencia es, como ya he dicho, que ahora mismo Mendizábal no se dignará a hablar con nosotros. Presentarnos con una disculpa no va a servir de mucho, tenemos que presentarnos con algo que lo desarme. Algo contundente. Algo… ehm… voy a parar, que al final va a parecer que adhiero la sugerencia de Ceres de forrarlo a hostias XD. Lo de que dedique su tiempo libre a arreglar la caldera… sí, suena raro, pero por desgracia te lo puedo rebatir con lo mismo que ya han dicho Ceres y Nicolás: en invierno tiene sentido, pero en verano no tanto. Conclusión: la caldera NO NECESITARÍA mantenimiento en verano… Mendizábal lo hace porque quiere.

    Gabriel, lo del desinfectante lo investigaré, aunque sería una pista en contra de Salgado contra dos o tres pruebas a su favor. En cuanto a lo de la hora intempestiva… bueno, ya he dicho que a mí me lo han llegado a hacer, no lo veo tan raro. Desde luego siempre es mejor conducir estando descansado, pero también te puedo decir que hay mucha gente que prefiere hacer los viajes medianamente largos de noche porque hay menos tráfico.

    Antonio, te agradezco tus sugerencias, y comprendo que las formules por aquí dado que me las he arreglado para ocultar bien mi correo 😛 Veo en La Pluma Afilada un mínimo de dos direcciones de correo, una de info y otra de publicidad; ¿sería posible contactar contigo por medio de alguna de las dos? Así ya hablamos con más tranquilidad.

    Bueno, gente, tenemos algo menos de cuarenta y ocho horas. Creo que vamos por el buen camino pero que nos estamos complicando demasiado; si nos han mentido en algo, tiene que ser en algo que ya sepamos. ¿Qué se os ocurre?

  240. Voy a volver a probar suerte 😛

    En la conversación que mantuvo Zalaya con Mendizabal dijeron:

    “Los accidentes ocurren, señor Mendizábal.
    —Desde luego el coche lo tenía bien cuidado.
    —¿Ah, sí? —pregunté mientras pensaba “por aquí puedo atacar”.”

    Mendizabal aseguraba que el coche estaba bien cuidado pero el mecánico vino a decir lo contrario cuando hablo de la abolladura, y si el accidente de Salgado era cierto, para que hubiera un problema de dirección es porque no es un coche muy bien cuidado.

    No sé si esto nos lleva a algo o no pero es lo único que veo

  241. Hm…

    … pues no sé, Pilar, pero desde luego es interesante. No concluyente, me temo, porque bastaría con que Mendizábal se refiriese a “por fuera”, es decir, a chapa y pintura, para que esta historia dejase de ser tan rara; pero sí que es interesante, sí.

    Lo apunto. ¿Alguna otra idea?

  242. Bueno, Jack el coche tenia una abolladura, eso es chapa. Pero seguiré pensando en algo más determinante.

  243. A ver mi último intento, que ya estoy seca de ideas, según Mendizabal la caja de herramientas la cogía para arreglar la caldera, pero según el informe que has hecho, Jack, la caldera parece estar funcionando, por tanto por qué esa caja de herramientas está perdida? o es que la usa para algo más?

  244. ¿Qué le está ocurriendo al Blogger? Ese comentario yo lo había publicado casi a la una de la tarde de Argentina (eso creo), y luego me fijé y no estaba.

    Espero que ahora no se vuelva a borrar. Con todo, lo he rescatado gracias a que estoy suscripto a los comentarios.

  245. A ver, os seré sincero: creo que vamos bien, pero que nos estamos complicando demasiado. Intentamos encontrar mentiras que partan de las incoherencias, lo cual normalmente está bien; pero al intentarlo, estamos alejándonos un poco de la base y, por así decirlo, “inventándonos” el siguiente capítulo.

    Os pondré un ejemplo. Un niño le dice a su madre “He estado en clase toda la mañana”, pero la madre descubre que eso no es verdad. A partir de ahí empieza a especular: ¿la mentira es que en realidad se ha ido con sus amigos? ¿O tal vez a robar? ¿Se mete drogas? ¿Se está yendo con mujeres de mala vida, mi niño?

    Y claro, decirle cualquiera de esas cosas al niño muy probablemente derivará en un “Mamá, tú estás zumbada”. Porque la madre se ha desviado del punto principal: la mentira ya descubierta. “Hijo mío, sé que no has estado en clase”, sin ir más allá, sin intentar encontrar el resto de la historia. Eso es algo que el niño no puede negar, no si ya lo sabemos, y si queremos conocer toda la verdad ESA es la forma de conseguir que el mentiroso nos la cuente.

    Centrémonos en eso, equipo. No intentemos descubrir qué es lo que nos oculta el conserje. Bastará con demostrarle que SABEMOS que oculta algo. Que sabemos que nos miente y que podemos decirle exactamente cuál es la mentira y cómo lo sabemos. Descubramos eso, y él nos contará el resto.

  246. Una pregunta, no hay camaras de vigilancia en la urbaniacion???? Ninguna?, para que el conserje pueda tener controlada la finca un poco.

  247. vale Jack, mensaje comprendido…lo único que se me ocurre es que si es buen hombre como dice, por qué le dejo su mujer? En algo no es tan buen hombre (aunque lo lanzo como posibilidad no me lo creo ni yo que sea esto)

  248. Solo una apreciación sobre el señor conserje, ¿cuanto tiempo puede dedicar a una caldera en verano en plena ola de calor?

    Además, el cuarto de calderas estaba sucio, no se dedica a limpiarlo, ¿a qué dedica su tiempo? Porque a mantener el cuarto limpio esta claro que no, y a hacerla funcionar, estos días, tampoco.

    ¿Crees que se le puede atacar por ahí?

  249. Bueno, creo que podemos ir y decirle que sabemos que nos ha mentido con eso de que se pasa su tiempo libre arreglando la caldera, poco mantenimiento hay que hacerle en verano. Que sabemos que utiliza el cuartito para su propio uso. Eso sumado a las marcas del trípode y el olor a embutido del cuartito y a la ausencia de la caja de herramientas en el garaje de los Cañizares debería bastarnos para que el conserje nos lo confiese todo. Es lo único que veo, y eso que me he repasado 500 mil veces las declaraciones…

  250. Es la tercera vez que publico el mismo comentario. Iré a ponerlo en Facebook, pero quiero ampliar aquí (por si en esta ocasión no se borra de forma milagrosa) el punto número tres, tras haber leído el comentario de Jack.

    El niño sería Mendisábal. La mentira es “yo no tengo nada que ocultar porque soy un buen hombre y un honrado conserje”. Jack es la madre (¡felicitaciones, ya es madre, jefe!) y descubre que sí hay algo que ocultar. El hecho de que te sacara a patadas de allí, de que no te dejara entrar al cuarto número uno (y de que no le molestara que se revisara el resto de la caldera, el garaje y su propia habitación), indican que allí sí tiene algo que ocultar.

    Somos la madre. Nos hemos enterado, quizás porque nuestro niño no ha traído nada en la carpeta que corresponde al día, de que él no ha estado en clases.

    Somos los detecitves. Hemos descubierto que el sólo hecho de que Mendisábal no quiera que entremos al cuartito es suficiente para pensar que algo oculta. Algo que no sabemos qué es pero que él no quiere que se sepa.

    Y si somos la madre y los detectives al mismo tiempo, entonces… entonces vemos que nuestro niño nos ha dicho que es un hombre que no tiene nada que ocultar.

    Allí radica la mentira de Mendisábal. No importa qué oculta, como no importa qué hace el niño cuando no está en el colegio, pero lo importante es que él dijo que no oculta nada y la verdad es que sí oculta algo. Y cuando alguien dice algo que sustituye el otro algo, eso se llama mentira.

    ¡No puedo pensar más!

    Espero que el comentario anterior se quede publicado.

  251. Jack, ya lo mencioné antes, pero me parece que es lo único que tenemos:

    ¿Mendizábal dedica todos sus días a la caldera pero sólo entra de vez en cuando a buscar las herramientas? Por vieja que pueda se la caldera (que yo no lo creo) ¿Requiere mantenimiento diario?

    Tengo otra duda: ¿Una caldera está operativa mientras recibe mantenimiento? Quiero decir, mientras Mendizábal la está arreglando, ¿calienta? Yo creo que no, y en ese caso arreglarla todos los días sería contraproducente para ganarse a los vecinos:

    – Mamá ¿no hay agua caliente?
    – Es el conserje, otra vez arreglando la caldera.

    En ese caso, si los vecinos no se quejaron, es que esto no pasa, ergo (si es que no estoy equivocado con la operatividad de la caldera) el conserje NO pasa sus días arreglando la caldera.

    Para mí está clarísimo que el conserje no pasa ese tiempo en la caldera, sino que la usa de tapadera, y pasa el tiempo en el cuartito de atrás.

  252. Además, me parece curioso que mantenga una foto de la mujer si ésta lo dejó, yo no lo haría, pero sólo es curioso, nada más.

    Jack, he tocado fondo, no encuentro nada más.

  253. Creo que Nicolas ha dado en el bingo, es así de sencillo si dice que no oculta nada por qué no nos deja ver el cuarto? qué es lo que teme?

    Lo confirmará Jack, pero creo que era tan tonto como eso.

  254. Nos seguimos complicando demasiado, equipo. Que no nos deje ver esa habitación no convierte a ese hombre en mentiroso, nos convierte a nosotros en allanadores. No conocemos el mantenimiento que requeriría la caldera en verano, por lo que argumentar que no la puede estar arreglando es un poco inventarse las cosas. Y que sólo acuda pocas veces a por las herramientas no es concluyente porque, para empezar, tampoco sabemos cuánto tiempo las tiene cada vez que las toma prestadas.

    Ya hemos pasado por esto antes. No intentemos buscar nuevas pruebas, intentemos encontrar la mentira más básica en lo que ya nos haya dicho. Trabajemos con lo que tenemos.

    Së que el caso debería cerrarse mañana, para cumplir con nuestro plazo estándar de dos semanas; sin embargo, dado que esta vez el cliente es particular y la policía no va a apartarnos de la investigación, vamos a darnos un día más. A ver qué podemos sacar.

  255. A ver que te parece esto, Jack. La caja de herramientas: sabemos que el conserje la toma prestada a cambio de limpiar el garaje pero… ¿Dónde está la caja de herramientas ahora? No está en la sala de la caldera, no está en el garaje, no está en la casa de Cañizares. Si las usara simplemente para arreglar la caldera tendríamos que haber visto alguna herramienta, y sin embargo no vimos ninguna. Podríamos simplemente ir y decirle que necesitamos la caja de herramientas para nuestra investigación y que no nos iremos sin ella. Si la caja está en el cuartito con olor a embutido, podemos hacerle notar que el Chrysler fue deliberadamente dañado (esto solo si lo consideras necesario, Jack) y que, curiosamente, el andaba por ahí ocultando una caja de herramientas que no le pertenece. O bien, solo le hacemos notar que sabemos que no dedica su tiempo solo a reparar la caldera, ya que utiliza sus herramientas para otros asuntos.

    Seguiré pensando un poco más sobre esto. Saludos.

  256. Ahora que lo escribe el Doc, ¿cogía la caja de herramientas por limpiar el garaje? Pero… si se notaba donde estaba la caja por el polvo acumulado en la balda, ¿no la cogería más bien “por su cara bonita”?

    No se, voy dando palos a las posibles incongruencias, a ver que os parece.

  257. Sólo se me ocurre algo de tanto releer las cosas. Y ojo, ahora he tratado de verlo todo como un observador externo. Ya no soy más un investigador de servicio en esa escena. Ahora desconfío de todo. Y ahora intento no complicarme la vida.

    ¿En la escena había una lona bien doblada, no? Suponemos que si un hombre tiene esa lona bien doblada allí es porque suele cubrir el coche con la lona, ¿verdad? Vale, ahora lo único que resta hacer es ir y decirle a Mendisábal: “Si el coche estaba todo el tiempo cubierto con la lona, y si usted sólo se ocupaba del garaje, cómo demonios sabía que el coche estaba en buen estado, estando este último cubierto por la lona todo el tiempo?”.

    Seguiré buscando incoherencias y mentiras. Pero creo que aquí Mendisábal habló de más. Comenzaré a desconfiar tanto de todo que estoy a punto de creer que A. K. es Mendisábal.

  258. Mendisábal habló d más. Creo que encontré otra cosa. Estoy verdaderamente cansado.

    Dice Mendisábal que siempre que iba a atender el garaje luego debía dejar todo como lo había encontrado. Mi comentario va encaminado a que si Cañisares le exigía que dejara todo como lo había encontrado, y dado a que el metal ya estaba convado, señal evidente de que era ese el lugar de las herramientas, por qué Mendisábal no volvió a dejar la caja de herramientas allí, como exigía Cañisares? Pero bueno, ahora que releo el último comentario tienes razón en decir que no sabemos cuánto tiempo las debería tener en su poder para usarlas. Pero bueno, la mentira puede ser que Cañisares le exigía dejarlo todo como lo había encontrado; que nosotros sepamos, Cañisares es meticuloso y ordenado, pero si no tiene demasiado tiempo para el garaje… no lo sé, quizás Mendisábal mienta en que Cañisares le pedía dejar todo en su sitio.

    No estoy escribiendo con lógica. Quiero jubilarme.

  259. Ahora que releo. A Pilar le había parecido extraño que Mendisábal dijera que el coche estaba en buen estado siendo que el mecánico había encontrado hasta la transmisión tocada. Luego Jack dijo que el conserje podía hacer alusión a chapa y pintura, y luego Pilar dice algo como que la abolladura se contaba entre chapa y pintura. Quizás siga errando garrafalmente, pero… si Mendisábal era sólo el conserje, sus tareas sólo incluyen el mantenimiento, no la reparación de los autos. Si el automóvil de Cañisares dormía cubierto por la lona que menciona Jack en su informe, como ya pregunté antes, ¿cómo diantres pudo haber notado Mendisábal que el auto estaba en condiciones, al menos en lo que a chapa y pintura refiriese? Allí podría encontrarse otra incoherencia. Si suponemos que Mendisábal dijo eso de “el coche lo tenía bien cuidado”, y si añadimos que (como señaló Jack) podía estar haciendo alusión sólo a chapa y pintura, ¿no notó el golpe en el parachoques? Si el auto hubiese estado destapado (sin la lona), Mendisábal sí habría visto en qué condiciones estaba el coche en lo tocante a chapa y pintura; pero como el coche estaba cubierto, entonces él no podía saber cómo estaba, a menos, claro, que levantara la lona que lo cubría, y aún así, si lo hubiera visto, para qué decir que estaba en buenas condiciones con la abolladura en el parachoques?

    Mentí. En realidad yo soy A. K. Pero lo que ocurre es que todos somos A. K. Todos somos el topo. ¡He descubierto la verdad!

  260. Buenos días,

    A ver si acierto con el engaño, Mendizabal dijo que pasaba todo su tiempo ayudando a los vecinos, y en la caldera, pero las tres marcas del suelo de su cuartillo de conserje, si suponemos que es un tripode, hacen suponer que él ha pasado mucho tiempo en el cuartillo, así que quizás ahí este la mentira, en que tiene un hobby del que aún no ha dicho nada.

  261. Jack, no hay manera de que aparezca mi conjetura. La he publicado 5 veces, pero nada, la borra toda las veces.
    LO curioso es que cuando la publico, como estoy suscrita a los comentarios, me llega a mi correo como publicada. Pero claro, no se si te ha llegado a ti.

  262. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  263. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  264. ¡¡Jack, creo que ahora si que lo tengo!!!! Seré idiota, como no lo he visto antes, yo que llevo todo el caso diciendo eso de que “las personas mienten, las pruebas no…”·

  265. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  266. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  267. ¿qué prueba tenemos de que el conserje tiene permiso para cuidar del garaje de Mendizábal o “ayudar” a los demás vecinos? Ninguna, sólo su palabra.

  268. Y cuando Zalaya sugirió que preguntaríamos a los vecinos, este se puso nervioso y nos dijo eso de que no encontraríamos nada. Esa es la mentira, los vecinos no saben que el conserje entra en sus casas.

  269. Por eso nos dijo que cuando entraba en el garaje de Cañizares tenía que dejarlo todo tal y como estaba. Para que no supiera que había entrado. ¿cómo entraba en las casas? Muy fácil… ¡¡¡tenía todas las llaves en la conserjería!!!!

  270. ¡¡¡¡Por fin he podido publicar la conjetura!!! Perdona por haberte llenado la página de comentarios, pero he tenido que fragmentarla para que me dejara publicarla. Jefe, no me odies, porfa…

  271. J. Marple, lo siento, pero tu conjetura (por interesante que resultase) estaba construida sobre un dato erróneo. No fue Zalaya quien propuso que preguntásemos a los vecinos. Fue el mismo Mendizábal.

    Con todo, creo que ya tenemos datos suficientes para dar el caso por cerrado. Si me dais un momento, podréis ver qué había tras la puerta número uno… y quién cometió el auténtico asesinato.

    ¡Estad atentos!

  272. -Nos ha mentido –dije.
    -¿De qué habla? ¡Son ustedes los que me han engañado a mí!
    -Y por ello nos disculpamos. Pero investigamos una muerte que podría afectar a Andrea y a su padre, y nos resulta más difícil si usted nos oculta información.
    -Yo no les he ocultado nada.
    -Nos ha dicho que se dedica por entero a ayudar a sus vecinos y a mantener en funcionamiento la caldera.
    -Y así es.
    -Nos ha desafiado a preguntar a sus vecinos.
    -¿Y bien?
    -Confirman su versión.

    Mendizábal respiró aliviado, y comprendió demasiado tarde que no debía haberlo hecho. No es que nos sirviera de nada, no era una prueba concluyente, pero tampoco le ayudaba a él.

    Carraspeé.

    -¿Para cuál de esas tareas usa el trípode?
    -¿Cómo dice?
    -El trípode –proseguí-. Bueno, no lo hemos encontrado, pero en su garita se pueden apreciar las marcas en el suelo.
    -Oiga…
    -La fotografía no tiene nada de malo. Es un arte muy digno. Pero comprenderá que nos preguntemos… ¿por qué, si no es nada de lo que avergonzarse, nos lo ha ocultado?
    -¡Yo…!
    -El padre de Andrea podría ir a la cárcel por un delito que no ha cometido. Necesitamos conocer todos los datos.

    Lucas Mendizábal forcejeó unos segundos con su propia versión de los hechos, pero finalmente se derrumbó. Se sacó del bolsillo la llave de la habitación cerrada.

    -Ahora siempre la llevo encima –suspiró-. Si hacen el favor de acompañarme…

    (SIGUE…)

  273. La habitación cerrada resultó ser, tal y como sospechábamos, un laboratorio de fotografía. Dos hileras de cubas con los productos químicos de revelado, paro y fijado; cuerdas de tender con las últimas fotografías reveladas secándose; una vieja ampliadora que había sido reparada más de una vez; armarios con rollos de película; cubas de revelado de negativos; el trípode que estábamos buscando. Y en un rincón, una caja con varios sobres.

    -Se lo enseño porque sé que lo necesitan. Pero les suplico que mis vecinos nunca se enteren.
    -Esto es… -dijo Zalaya observando las fotos tendidas.
    -Ya lo he dicho. Mi Ernestina me abandonó. Me he sentido muy solo desde entonces. Y mis vecinos, bueno… No siempre cierran las ventanas.
    -¿Espía a sus vecinos mientras hacen el amor?
    -¡No es lo que cree! –se excusó, pero luego se dio cuenta de que era exactamente lo que creíamos-. Pensará que soy una persona horrible, pero… Es lo único que hago mal. Nunca he querido nada más que, bueno… Recordar. No me cuelo en casas de mis vecinos para espiar, ni para robarles cosas… ya saben, ropa y eso… No fantaseo con mis vecinas. Sólo me gusta recordar.

    Zalaya y yo intercambiamos una mirada.

    -Tendremos que llevarnos esta caja como prueba.
    -¡Pero…!
    -¿Algún problema?

    Mendizábal agachó la cabeza.

    -No. Sólo, bueno… No se lo digan a nadie.

    (SIGUE…)

  274. Volvimos al coche y soltamos la caja en el asiento de atrás. Zalaya sacó uno de los sobres y fue ojeando las fotografías de su interior mientras yo conducía.

    -Las tiene perfectamente catalogadas. Cada sobre es de una casa, las ha ordenado cronológicamente… Si sus vecinos se enteran y le despiden, siempre podríamos contratarle para nuestro almacén de pruebas.
    -¿Tú qué crees? ¿Fue él?
    -Muy poco probable. Se habría resistido a que nos llevásemos las pruebas. Habría mostrado un comportamiento violento. Aparte, en el laboratorio no había ningún congelador, y ya hemos descartado la posibilidad de que usara el de Cañizares.
    -Sabes lo que eso significa.
    -Que no volvemos a la oficina, ¿verdad?
    -Llama a Arjona –dije tomando un desvío-. Tenemos un caso que cerrar.

    (A CONTINUACIÓN… LA RESOLUCIÓN DEL CASO)

  275. -Será una broma, ¿verdad? –escupió Esteso.

    Nuestras miradas permanecieron inmutables. Acabábamos de acusar a un hombre de asesinato… ahora no podíamos echarnos atrás.

    -Miren, vamos a hacer una cosa. Mis clientes no les han oído. Si se van de aquí y no vuelven a decir una tontería de ese calibre, no les denuncio por difamación.
    -El cadáver fue encontrado en el maletero de ese coche. Y el último lugar en el que el coche estuvo antes del accidente fue aquí.
    -¿Y? Yo se lo devolví a su propietario. ¿Qué sé yo qué hizo ese tío después?
    -Ese tío metió a su hija en el coche y se la llevó a un parque de atracciones –terció Zalaya.
    -Con un fiambre en el maletero… Hay gente muy enferma.
    -Los tres sabemos que no fue eso lo que ocurrió –dije.
    -Mire, esto es lo que yo sé –argumentó-. Un muerto tiene la mala costumbre de oler. Mucho. Si yo hubiera entregado un coche con un cadáver en el maletero, el cliente lo habría sabido nada más recibirlo. Y si él no lo notaba porque tuviera, yo qué sé, sinusitis o algo así, seguro que sus vecinos se habrían dado cuenta y habrían llamado a la policía. ¿Ocurrió algo así?

    Comencé a rondar por el taller, fijándome en cada detalle. Terminando de encajar las piezas en mi mente antes de enseñarle el puzle completo a nuestro sospechoso.

    -Sabemos que el cuerpo no estaba apenas descompuesto cuando se encontró –dije.
    -Luego no pudo haber pasado mucho tiempo. Tuvo que matarlo él, no yo antes de darle el coche.
    -También sabemos que, a pesar de eso, el cuerpo llegó terriblemente descompuesto a la sala de autopsias.
    -Viaje largo –repuso Esteso encogiéndose de hombros.
    -La causa más probable para explicar este fenómeno es que el cadáver recibiera un golpe de calor, que acelerase la descomposición… pero que fuese congelado, lo cual detuviera el proceso de putrefacción durante un tiempo.
    -Fascinante. Pero eso sigue dejándonos como estábamos.

    Sonreí.

    -Sus empleados pasan muchísimo calor, tienen mucha sed y le echan la culpa a usted.
    -¿Qué coño tiene eso que ver?
    -Hay un enorme congelador ahí mismo. ¿Por qué sus empleados no pueden sacar bebidas de él?

    Silencio tenso. Me encantaban esos momentos.

    (SIGUE…)

  276. -Eso no prueba nada.
    -Prueba que es usted un sospechoso probable. El resto podemos probarlo por un simple proceso de eliminación. Los demás sospechosos, o bien no tenían la fuente de calor y la de frío lo bastante cerca, o bien directamente no la tenían a mano, o en su defecto no fueron los últimos en ver el coche. Sumemos a eso que usted disponía de las herramientas necesarias para estropear el coche y favorecer así la posibilidad de que tuviera lugar un accidente.

    Me miró con gesto desafiante.

    -Eso nos sigue dejando con el dueño del coche, ¿verdad? No creo que ese tío esté en esa lista suya de gente descartada. Y de hecho sigue siendo el más probable, ¿verdad? Todo lo que usted dice no me convierte en el asesino.
    -No, eso es cierto –respondí con total normalidad.
    -Pero al empezar este caso, el único sospechoso era el dueño del coche –aportó Zalaya-. Ahora tenemos un nuevo sospechoso.
    -Y todo lo que hemos mencionado son pruebas que apuntan en su contra.
    -Seguro que a la policía le encantaría venir aquí con una orden y un equipo de la Científica. Ahora tienen causa probable para pedir esa orden. Me pregunto qué encontrarían en el congelador y en su horno de secado.

    Por un momento, los gestos de Esteso se contrajeron en una mueca de odio. Y entonces estalló.

    -¡Me cago en la hostia! ¡No es justo! ¡No puede ser! ¡Ese hijo de puta ya debería haber dejado de joderme la vida!
    -¿Señor Esteso?

    Se llevó las manos entonces al bolsillo trasero del pantalón y sacó una pistola. Con una mano temblorosa nos apuntaba a uno y a otro sin darnos a ninguno tiempo de atacar.

    -Si disparo –gruñó-, nunca se sabrá.

    Y en ese momento, las sirenas de la policía acercándose le convencieron de lo contrario. Con un rugido de rabia, tiró la pistola y se dejó caer de rodillas al suelo.

    (SIGUE…)

  277. -No es justo, joder…
    -¿Quién era? –pregunté.
    -Un mierda. Un ricachón de mierda sin familia, heredero de un fortunón, que no paraba de cargarse su propio coche y traérmelo para que se lo arreglara.
    -¿Qué ocurrió?
    -Que después de una reparación carísima, el niñato se volvió a estampar, me culpó a mí y decidió que no me iba a pagar por el trabajo. Sólo comprar las piezas para ese trasto casi me había llevado a la ruina.
    -Continúe.

    Suspiró. Siempre me ha parecido curioso lo comunicativo que se vuelve un asesino cuando sabe que ya no tiene escapatoria.

    -Se me fue la cabeza. Ya me habían atracado un par de veces y desde entonces llevo siempre encima la pistola… La saqué y disparé, sin pensar. El tío cayó dentro del horno. Me entró el pánico y me fui. Pero cuando me serené un poco, comprendí que lo que tenía que haber hecho era meterlo en el congelador hasta que encontrase la forma de sacarlo de aquí.

    La policía irrumpió en el taller. Reconocí al inspector de homicidios al cargo y le hice una señal para que viniera.

    -Oigan, no me jodan más –suplicó Esteso-. Sí, quería que ese coche tuviera un accidente para que sospecharan de un muerto y me dejaran en paz a mí. Cargarme a ese niñato fue un error que no debí haber cometido.
    -Eso significa que fue un asesinato en segundo grado, seguido de una conspiración para cometer asesinato, y obstrucción a la justicia de postre. Va a pasar más tiempo en la cárcel del que habría pasado sólo por el primer asesinato.

    La policía le puso las esposas y se lo llevaron. A nuestro alrededor se desplegó un equipo de científica para analizar el congelador y los hornos. Pero ya teníamos la confesión del asesino.

    Andrea volvería a tener a su padre a su lado cuando despertara.

    CASO CERRADO

  278. ¡Lo tenemos, damas y caballeros! En breve, en cuanto tenga tiempo de recopilarlas todas, retomamos nuestra ya sagrada tradición de las condecoraciones. Hasta entonces…

    … Salgado dice que nos presta la playa para la fiesta post-caso 😉 Así que hale, a pasarlo bien!

  279. ¡Lo tenemos, damas y caballeros! En breve, en cuanto tenga tiempo de recopilarlas todas, retomamos nuestra ya sagrada tradición de las condecoraciones. Hasta entonces…

    … Salgado dice que nos presta la playa para la fiesta post-caso 😉 Así que hale, a pasarlo bien!

  280. ¡Lo tenemos, damas y caballeros! En breve, en cuanto tenga tiempo de recopilarlas todas, retomamos nuestra ya sagrada tradición de las condecoraciones. Hasta entonces…

    … Salgado dice que nos presta la playa para la fiesta post-caso 😉 Así que hale, a pasarlo bien!

  281. ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡YUJUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUU!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    Me encanta cuando dices eso de “caso cerrado”. Y este caso me deja satisfecho en dos puntos (juro que es la última vez que hago esto):
    a) Hemos regresado a la actividad con todo.
    b) Hemos ayudado a “desculpar” a un inocente y hemos metido al verdadero asesino entre rejas. Ya me parecía que el mecánico sabía más de lo que aparentaba. Y Forrest Gump nunca se equivoca XDDD

    ¡Al fin! ¡El porno! ¿Jack, me dejas ir a pegarle a Mendisábal? Sí, será un pobre hombre que no tiene nada que ver, pero su mutismo nos ha tenido media semana con el cerebro aguado, se merece uno que otro electroshock, ¿no?

    Jack, Zalaya, es momento de que ambos abran con esas llaves que les dejaron hace un par de semanas la bodega en donde está el grog, el caba y el helado de chocolate. ¿Porque ustedes la siguen teniendo, verdad? ¿Porque los retrasos en contestar a las conjeturas no se han debido a haber estado ocupado en la bodega, verdad? ¿Porque ese primer día que Zalaya se ausentó por motivos profesionales no fue una tapadera para robaros el grog, verdad? Bien, mejor así.

    Y por si fuera poco, me he conseguido un autobús particular para transportar a todos los investigadores ahora mismo a la playa de Salgado (que no se acerque Salgado, por favor). Así que a recoger las reposeras y lo que haya más a mano y a la playa se ha dicho (y podéis quedaros tranquilos, el autobús no tiene ningún desperfecto). Que alguien consiga otros móviles para transportar el grog y las demás bebidas. ¡Que además hay que celebrar el retorno! Y si las circunstancias lo permiten, podríamos extender las celebraciones hasta hacer una megafiesta por el diecisiete de septiembre, ¿qué le parece la idea, jefe?

    P.S. Ya llevo el órgano de San Conrado y llevo a los Caribeños del Caribe con tres ukuleles.

  282. Bieeeen!!!:D, le podriamos mandar unas florecilals a la peke.:P. por el mal trago que ha pasao.
    Y nosotros…, al a fiesta!!!!!:D

  283. Por finnn! Caso cerrado!

    Quería contarles a todos que con el permiso de Jack voy a narrar (o intentarlo al menos) este de La Sociedad del Misterio, y pedirles que me mandaran al mail (uriellascano@hotmail.es) una foto o descripción de cada uno y unos datos básicos como profesión, edad y lugar de residencia, para caracterizar al personaje.

    No es necesario que sean datos reales, el que lo prefiera que me avise, y yo invento sus datos.

    Saludos! Nos vemos en la playa de Salgado!

  284. Mira que bien, mis motivos personales (exámenes varios) me han mantenido ocupado justo hasta el momento en que mi preciosa llave es necesaria.

    Enhorabuena, Chicos. Por fín hemos encontrado el porno…

    ¡Ah, si! Se me olvidaba que también hemos absuelto a un inocente. Con la emoción del descubrimiento….

    Voy hacia el albacén para casar el Grog y demás, ¿alguien me echa una mano?

  285. Zalaya, cuenta conmigo para esa nobilísima tarea. Ceres, ve encendiendo el autobús y llamando a un remolque para la bañera de grog.

    Zalaya, todos hemos pasado por las épocas de crisis personal a la que aludes (si son exámenes que pongan a prueba tus conocimientos), así que estoy contigo en el sentimiento; si, por el contrario, son exámenes de índole clínico… (aunque descarto esta opción), espero que todo haya ido bien.

    Cuando escribí “desculpado” me olvidé de que existía el término “exculpado” y también “absuelto” XD

    ¡A celebrar se ha dicho!

    P.S. ¡Tenemos a un nuevo narrador en la Sociedad del Misterio! En fin, veré si puedo escribirte con datos imaginarios para verme en la investigación narrada XD Claro, si el jefe conciente.

  286. ¡¡¡¡bien, caso cerrado y ya podemos celebrar!!!!!

    Tengo el cava fresquito. Diferentes tipos de té (verde, rojo, azul y blanco) ya preparados y el traje de baño puesto. ¡¡¡¡Estoy lista para la fiesta!!!!

    Por cierto… ya que Salgado tenía su cabañita tan bien acondicionada… ¿sería mucho pedir que nos la cediera por una noche? No olvidemos que hemos exculpado a su mejor amigo… Bueno, y ya puestos, le pedimos que se una a la fiesta… Me da a mí que no se lo iba a pensar demasiado…

  287. ¿Traje de baño, Jengibre, en una cala semi-desconocida?
    Lo veo sumamente innecesario!!!

  288. Ke esta feo ir en bolingas hombre…XDDDDD
    Jefe, bañera preparada, furgoneta en marcha, nos vamos????

  289. Ah, si. Si hay algo que me agrada de la Sociedad del Misterio es como poco a poco se va convirtiendo en pornografía pura. Saber que soy uno de los responsables de tal obscenidad me enorgullece. XD

    Felicitaciones, por cierto, y ya corro para la playa. Les aviso que yo sí voy desnudo. No se emocionen demasiado chicas.

  290. Vale, vale… prescindamos del traje de baño. Pero vosotros os lo perdéis, era un modelito impresionante y tremendamente sexy de Victoria's Secret.

  291. OK. OK. Pero por el bien de la seguridad y el prestigio de la Sociedad del Misterio, os suplico que esperéis (los que lo deseáis) a… bueno, despojaros de toda prenda, cuando lleguemos a la playa secreta. Como que si alguien viera una furgoneta llena de nudistas llamaría demasiado la atención y la playa de Salgado dejaría de ser un secreto.

    Mi buen doctor, por el momento digámosle algo así como “erotismo”. El problema es que después no habrá calcetín perdido XD

    OK. Atención, Sociedad del Misterio. Os habla quien será copiloto de la furgoneta que nos llevará a la fiesta post-caso Abrochaos los cinturones de seguridad y preparaos para e viaje. Descansad confiado en que este conductor que me he elegido tiene muchísimas horas de experiencia (¡y sin descansar!). Esta línea trabaja siempre con el mismo confort, la misma seguridad y con la misma furgoneta desde hace cincuenta años. Si véis que partes del techo caen sobre vuestras cabezas… abrid la ventanilla y arrojadlas fuera (cuidad de que estas partes no caigan sobre otras personas, exceptuando a cierto detective llamado Mendoza).

    Y como añadido, he tomado todas las precauciones necesarias para que en esta fiesta no haya ningún inconveniente tecnológico/mágico/sobrenatural que altere el causal orden del descontrol. Ni siquiera ese dragón azul que está saliendo por la ventanilla, ni ese extraterrestre que intenta sabotear las llantas de la furgoneta, ni esa águila gigante que trata de cazar a la nube con forma de jabalí, ni el semáforo que se ha puesto a pegar palos a todo el que pase por su lado, ni siquiera el pulpo gigante que abraza a la ciudad, sofoca con su calor y recubre el sol. Ah, no, que eso lo daban en la película que están pasando por la furgoneta (lo del pulpo).

    Señores, la fiesta está a punto.

  292. Bueno, esta vez creo que al menos en esto he tardado algo menos de lo habitual. Así que, antes de que ocurra algo que me obligue a tardar tres meses en publicar… damas y caballeros, las condecoraciones.

    Sr. Marrón: Primer golpe. Marrón fue quien primero se incorporó a la investigación… y como veréis en la próxima condecoración, el tío vino con las pilas cargadas.
    Sr. Marrón: Sobre la pista. Nuevamente Marrón fue el primero en apuntar en la dirección del cuerpo congelado. Esto nos puso sobre la pista correcta, nos ayudó a definir un curso de investigación, ya que ahora necesitábamos averiguar quién tenía acceso a fuente de calor y a fuente de frío y, sobre todo, cómo era ese acceso.
    Investigadoras Sata y Pilar: Pista clave. Ya ha quedado confirmado que la habitación con “olor a embutido metalizado” era clave para la resolución del caso. Sata fue quien identificó ese olor… lo cual por sí solo no nos bastaba. Necesitábamos algo que sí hubiéramos podido ver para relacionarlo, para anclar ese hipotético laboratorio de fotografía en el mundo real; las marcas en el suelo, identificadas por Pilar como las de un trípode, sirvieron a tal fin.
    Investigadores Pilar, Nicolás, Uriel E. y J. Marple: Descartes. Este caso se resolvía por eliminación. Los tres sospechosos podían ser culpables… necesitábamos descubrir qué hacía inocentes a dos de ellos. Descartar a Salgado fue mucho más fácil tan pronto como estos cuatro investigadores ataron cabos y comprendieron que, si reventó un neumático del coche mientras él lo conducía, en el taller habrían tenido que abrir forzosamente el maletero.
    Investigadora Pilar: CASO CERRADO. Eliminado Salgado de la ecuación, aún faltaba determinar si el asesino era Esteso o Mendizábal. No podíamos saberlo mientras no pillásemos mintiendo a Mendizábal. Pilar fue quien cayó en que “Tengo un trípode y posiblemente también un laboratorio de fotografía” no cuadraba con “Dedico todo mi tiempo a ayudar a los vecinos y a mantener la caldera”. Eso fue lo que nos permitió abrir la puerta misteriosa… y descubrir quién de los dos era realmente el asesino.

    ¡Ya está! ¿Ya está? Por supuesto que no, aún faltan las dos condecoraciones especiales.

    Investigadora Jengibre: ¿Dónde está Wally? Obviamente todo investigador veterano de la Sociedad del Misterio ha volcado todos sus esfuerzos en encontrar la caja de porno (que los recién llegados no se sientan discriminados… es que quizás ellos no conocieran aún la suerte que tenemos para dar con este tipo de cajas cada vez que investigamos un caso :P). Sin embargo, Jengibre ha sido la primera en sugerir que podía estar en la habitación secreta del conserje… que es, exactamente, donde la encontramos.
    Investigadores Mycroft, KilFer, Sata y Cangazeiro: ¡CUCU! Nuestra otra más sagrada tradición, junto con el Wally: el premio que se otorga a todos aquellos investigadores que se asoman una vez, saludan y desaparecen en misteriosas circunstancias. Esta vez ha sido bastante curioso… ya que Mycroft y Sata han participado básicamente para decir que no participan. Y para más inri, va Sata y aporta un dato clave para la investigación. ¡Así da gusto, gente!

    A los premiados, ¡enhorabuena! A los demás, ¡buen trabajo! Y ahora, un consejo a todos los que estáis de fiesta post-caso: echad el cálculo de cuándo necesitaríais parar de beber para estar despejados para el viernes; porque el próximo viernes 17 de Septiembre, como algunos de vosotros ya habéis apuntado… ¡¡¡la Sociedad del Misterio cumple tres añazos!!!

    (y esta vez me niego a deciros lo que tengo preparado; que cada vez que os lo digo, va y se muere alguien y nos tenemos que quedar currando XD)

  293. ¡¡¡¡¡¡¡Jefe ¿dejar de beber para empezar otra celebración? ¿Porque celebraremos el “cumple” como se merece, verdad? Y eso incluye bañera de grog, bebidas espirituosas varias y estrechamiento de lazos por parte de los compañeros…

    Claro, que tal y como suelen terminar las fiestas últimamente, mejor que algunos investigadores se mantengan sobrios, y los dejamos de guardia… Por lo que pueda pasar. (es una suerte que Nicolas y tú no bebáis ¿no?)

    Yo voto porque Nico y Pilar, nuestra flamante ganadora de la Caso Cerrado, se queden de guardia por si a AK le da por hacernos uno de sus regalos especiales…

    Por cierto, ¡¡¡¡Felicidades a los premiados!!! Os toca pagaros una ronda. ;-P

  294. Pues enhorabuena a todos los premiados, y a los demás también, que todos lo intentamos.

    Yo no bebo alcohol ni “bebidas espirituosas”, así que me ofrezco a hacer un turno de guardia, pero UNO, que luego me dejan olvidado en la puerta y me pierdo todo.

    ¿Invitaros una ronda? Vaaale, pero ¿os dije ue yo no bebo? Os invito a una ronda de té frío, ¿qué tal?

    PD: soy un investigador bastante nuevo, ni siquiera sé quién es AK, así que igual no valgo mucho para guardia.

  295. Tranquilo, Uriel, si a estas alturas y después de tantos enfrentamientos todavía ninguno de nosotros sabe qué cara tiene A. K. 😛

  296. Pues entonces Jack, igual se puede colar en nuestra fiesta como un invitado más, no va a servir de mucho hacer guardia pero me gusta respirar el aire de la noche, tomar un poco de fresco, yo hago la guardia igual. ¿Alguien se apunta en mi turno para charlar un rato?

  297. En principio, ¡enhorabuena a los premiados! Y en segundo lugar, ¡gracias!

    Ainss, jefe, dígame, qué sería del aniversario de la Sociedad del Misterio sin un cadáver para endulzar la velada XD

    Me gusta la idea de Jengibre. Yo estoy fresco como lechuga para cualquier investigación, así que, si lo deseáis, contad conmigo para las guardias de Pilar y de Uriel. ¡Eres uno de los míos, Uriel! XD Y vale, te hago compañía en la guardia para que no te sientas tan solito, que a estas alturas del año es necesario estar atentos a los ataques de A. K. PSSS, no lo digas en voz alta para no dar la alarma, la principal teoría es la del topo infiltrado, así que con cuidado.

    P.S. Jefe… después de publicar (y sólo después de publicar) se me ocurrió cambiar la letra del medio. Juro que jamás se me ocurrió, pero bueno… comenzaré a estar más atento para no comerme ninguna letra a.

  298. Enhorabuena a todos los premiados y a los demás!!! Y he de añadir que este ha sido el caso en que la aportación de todos ha sido muy valiosa, creo que hemos hecho un muy buen trabajo de equipo.

  299. Pingback: Los Archivos de la Sociedad del Misterio: Casos 00021 a 00030 | La Sociedad del Misterio

Plantea tu conjetura

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s