MIENTRAS TANTO EN EL MUNDO: La Prueba Irrecuperable

Nuestro trabajo se basa en atar cabos. Eso es algo que todos sabemos. Disponemos de los hechos, de los testimonios y de las pruebas, y debemos descubrir cómo encajan unos con otros y, sobre todo, qué es lo que no encaja. Hallar la incoherencia en un misterio es siempre el primer paso para su resolución.

¿Pero qué pasa si una de las pruebas, digamos la pista clave, desaparece de forma irrecuperable?

Hace ya algún tiempo abrimos en La Sociedad del Misterio una nueva sección titulada “Mientras tanto en el mundo”, en la cual tendrán cabida sucesos policiales que podamos encontrar en los medios de comunicación y que nos puedan resultar, como mínimo, educativos. Lo cierto es que últimamente hemos tenido esa sección un tanto aparcada, y aunque llevo ya tiempo queriendo retomarla hemos tenido una cierta escasez de noticias interesantes.

Por suerte, desde los Estados Unidos, nos ha llegado la asombrosa historia de la Prueba Irrecuperable.

Streetsboro, Ohio. Banco FirstMerit, alrededor de las diez de la mañana. Sin llamar la atención, un hombre entra caminando tranquilamente, llega a la ventanilla y entrega al cajero un pedazo de papel en el que exige que se le entregue dinero en efectivo. No tengo más datos acerca del contenido exacto de la nota, como más adelante podréis comprender, pero debió de ser lo bastante amenazadora, ya que poco tiempo después el hombre salía del banco con una buena cantidad de billetes en su poder, se introducía en un Ford Escort oscuro y se alejó del lugar. En ningún momento se supo que portase arma alguna.

Pocos minutos después, la policía de Twinsburg intercepta a un Ford Escort negro en la interestatal 480. El conductor, John H. Ford (35 años, de Cleveland, sospechoso de dos atracos más), es inmediatamente esposado y registrado. No se encuentran armas en sus ropas, pero se halla una pistola del calibre 38 en el asiento del conductor y una pila de billetes cubiertos de tinta roja en el del pasajero. Tiene que ser él.

John H. Ford es entregado a la policía de Streetsboro, que inmediatamente hace la pregunta clave, la que ha de cerrar el caso en una sola jugada: ¿Dónde está la nota?

Los agentes de Twinsburg se miran unos a otros. Nadie tiene la nota. El pequeño pedazo de papel que el atracador entregase al cajero del banco para intimidarlo no está.

La cosa es que, durante el registro del sospechoso sobre el capó del coche patrulla, apareció un papelito por alguna parte. Y los agentes que lo detuvieron lo saben. Quizás sea la nota que buscan. Así que, dado que los coches patrulla estadounidenses van equipados con videocámaras, deciden revisar la grabación del registro y averiguar qué ha sido de dicho papel.

Esto es lo que encuentran:

De inmediato comprenden la situación. No se vio ningún arma en el banco durante el atraco, no se sabe si el atracador llevaba alguna o si sólo pretendía intimidar con la notita, así que el hallazgo de la pistola no demuestra nada; lo único que podría situar al sospechoso en la escena del crimen es la nota amenazante. Una nota que bien podría ser el papelito encontrado en el bolsillo del sospechoso. Un papelito que el sospechoso no dudó en comerse mientras lo registraban. En menos de tres segundos.

Ahora es imposible saber qué había escrito en ese papel. La cámara no lo recoge, y cuando la evidencia sea (ejém) “expulsada” del cuerpo del sospechoso, las fibras del papel ya se habrán disuelto y no será posible su reconstrucción. La prueba, la que la policía confiaba en que fuese la clave para la solución de este misterio, ha desaparecido para siempre… y ha dejado atrás un video para demostrarlo.

Todavía no sé cómo acaba la historia, tengo alguna idea de cómo se podría resolver aunque voy a pedir que el primero que descubra algo nuevo por favor aporte más información; pero lo cierto es que, aunque tenemos la incoherencia, no tenemos la prueba a la que va vinculada. Sí, es demasiado sospechoso que el detenido, así por las buenas, se coma un papel; pero sin saber qué había en el papel, ¿qué demuestra todo eso?

Aparte de que resulta mucho más práctico atracar por medio de notas intimidatorias que a punta de pistola, claro; porque menuda indigestión habría supuesto comerse el arma. Al final va a resultar que lo de “Mi perro se comió mis deberes” funciona mejor cuando te detienen por atraco.

Anuncios

28 comentarios

Archivado bajo Amenaza, Atraco, Mientras tanto en el mundo, Prueba, robo

28 Respuestas a “MIENTRAS TANTO EN EL MUNDO: La Prueba Irrecuperable

  1. Tenemos un video… ¿Es una opción mostrarselo a la cajera pare ver si reconoce la cara del Glotón?

  2. No es mala idea eso de mostrarle el vídeo a la cajera. Pero me temo que sin la nota amenazadora el sospechoso podría negar los hechos, y sería su palabra contra la de la cajera.

  3. Buenos días a todos los compañeros. [Final de la aventura, lo estoy terminando].
    HMMM… lo único que se me ocurre, ahora mismo, es que se verifique la cantidad de dinero que sustrajo el maleante con la que tenía el detenido en su auto. Las coincidencias no existen, pero es cierto que, sin esa prueba determinante, no se puede demostrar nada. Aunque… ¿No sería demasiado sospechoso que ambos tipos cargaran con el mismo monto de dinero encima?
    ¿Y qué tiene que ver la tinta roja? ¿Por qué estaban cubiertos de tinta roja?
    ¿El cajero que los atendió, sabe cuánto es el monto que le dió al asaltnte?

  4. Nicolás, supongo que la tinta será de esas “trampas” que ponen en los fajos de billeta para que marquen a los ladrones con una tinta indeleble y así poder detectarlos.
    Supongo que así podremos tambien comprobar si la tinta coincide por la utilizada en los fajos del banco. o si los números de serie coinciden…. entre todas estas cosas, creo que podemos pillarlo.

  5. HM… no sabía lo de la tinta para detectar a los criminales. “Nunca te acostarás sin haber aprendido algo nuevo”, suelen decir. ¡Cuánta razón hay en ese dicho!
    Adhiero. Creo que con los datos de la cantidad de dinero y los códigos de serie (así como los datos sobre las comparativas de tinta), podrán servirnos para pillarlo.

  6. Mi teoría desde luego era la de la numeración de los billetes. Imagino, no lo sé pero imagino, que ese es un tema que los bancos tienen que tener más que controlado, un cierto registro de qué billetes son exactamente los que tienen en sus cajas. Pero dado que este es un caso en el que no estamos participando (y no sé por qué, la verdad, ya podían contratarnos desde Ohio alguna vez :P), me temo que tendremos que esperar a ver si a ellos se les ocurre la misma solución… y si finalmente es viable o no.

    De todas formas, no me podéis negar que como método para la eliminación de pruebas éste ha sido, como mínimo, original.

  7. ¡Bufa! me despisto un momento (o dos) y quedo de pena por no dar las gracias por el caso anterior. Con vuestro permiso, le pongo remedio, ¿vale? ¡Gracias, me lo pasé genial!

    De este caso… me recuerda al final que solían tener las chuletas cuando estudiaba.

  8. Sçi, supongo que con la numeraciçon de los billetes se puede detener al atracador.
    Pero sin la nota intimidatoria ¿cómo prueban que realmente intimidó a la cajera? Quiero decir, que el tipo podría decir que la cajera de dió el dinero por que quiso.

    Lo que no me negaréis es que los policías que lo registraron metieron la pata hasta el fondo. ¿cómo se les ocurre dejar pruebas al alcance del detenido? Una no deja de preguntarse si estos dos polis estudiaron en “Loca academia de policía”. XDDD

    Por cierto Jack, ya se que esto siempre suele decirlo Nicolás, pero:

    ¿para cuando tenemos caso nuevo? 😉

  9. Una verdadera lastima, pero si hay video en el banco de la existencia de la nota, y podemos saber que son los billetes por la numeracion y lo numeros de series no habria problema.
    En EEUU seguramente el proceso sera asi: en el caso que el tipo “pudiera” salir libre de los juzgados de primera instancia lo mas seguro es que el caso sea llevado a la corte suprema de EEUU, donde los jueces tienen casi absoluta libertad para juzgar lo que se les de la gana.

  10. ¿Una forma original de destruir una prueba? Pues peude que sí, pero no me parece inteligente.

    ¿Por qué no se deshizo de la nota antes? ¿Pensaba reutilizarla? Porque no me diréis que desde que se va del banco hasta que le atrapan no tuvo tiempo y forma…

  11. Quizás si que pretendía reutilizar la nota y emplearla en otra sucursal bancaria, visto el resultado que le había dado en ese banco. A lo mejor se sentía muy orgulloso de su nota, había conseguido escribirla sin faltas de ortografía… o posiblemente había convencido a alguien para que se la escribiera, y no era plan que para cada atraco tuviera que pedirle a alguien que le escribiera la nota.

  12. Pues vaya usted a saber por qué no se deshizo de la nota antes. Lo cierto es que salió del banco, se metió en el coche, y en poco tiempo le cogieron. Se supone que fue una persecución corta.

    En cuanto a lo de los policías… ellos mismos declaran que le estaban registrando en busca de armas. Ni pensaron que el papel sería importante, ni que durante un registro sirviera de nada vigilar la cabeza del sospechoso (dicho por el agente que lo detuvo en persona).

    (por el mismo agente, por cierto, que describe la jugada del sospechoso como “lo trincó con la boca, como Pacman”).

  13. jajaja, lo de pacman esta muy bien pero… ¿estamos idiotas? como se les ocurre dejar cosas al arcance del delincuente…? deberian aprender de nosotros hombre ya! nosotros nunca olvidamos ni una sola revista de porno en la escena del crimen! XD

    señores, los bancos suelen tener camaras exteriores, rezando para que aparezca la matricula del coche… tachan, detenido!

    Agur!

    PD: para cuando otro caso?!

  14. A mi me van a hacer una prueba que se llama cápsula endometrial que saca fotografias, poniendote un cinturón, yo le haría comerse esa cápsula y ver si se consigue fotografiar algo.

  15. Cielo santo, dónde están mis modales… Gente, de verdad, os pido mil perdones, últimamente no sé qué me pasa que ando así como despistado, no sé por qué…

    … en fin, que olvidaba las formalidades. Celdelnord, a mi despacho, por favor. Ya sabes, contacta conmigo en javiperillas@gmail.com, que tengo yo que hablar muy seriamente contigo.

    (¿veis? por esto, entre otras cosas, estaríamos mejor en un foro :P)

  16. Pero es que no hay duda de que es culpable.
    Vamos, su piel es oscura. ¿Que más prueba necesitan? Estoy seguro que el jurado va a tener eso en cuenta. 😛

  17. Saludos desde mi nueva y desordenada oficina.

    Con el dinero que ganamos con el anuncio de la cerveza (panda de mamones) hemos montado un pequeño negocio de Trapicheos Varios y Menudeo al por mayor. En fin, que hacía ya por lo menos desde la última vez que no pasaba a verles.

    ¿Qué tal, señores?

    Y sobre el tipo de la nota… se me ocurren varias cosas, y como esto va de conjeturar sin pruebas (bien por mi!!), ahí van:

    OPCIÓN 1. En la nota ponía “Atuce con naturalidad. Tengo un al volver”, y claro, la cajera (o cajero) premió la inventiva del maleante.

    OPCIÓN 2. La nota contenía un pormenorizado análisis de todos los movimientos del cajero/a en cuestión, datos personales, su familia, horarios, etc… y añadía algo del estilo de “bueno, ya sabes cual es el sistema… dame dinero y no le prendo fuego a tus figuras de StarWars sin salir del envoltorio original”.

    OPCIÓN 3. La nota era un fragmento del Necrotelecomicón, escrito por Solo Son Jaquecas Abdel. Un fragmento impronunciable e inpensable que hizo retroceder el cerebro de la cajera/o a la más absoluta pasmosidad primigenia.

    Y respecto a cómo resolver el caso:

    OPCIÓN 1. A lo House!
    Bien, Vitalidad ya ha apuntado al tema de la cápsula endometrial. Buena idea. Aunque House no lo haría así. Sería una fórmula similar a laxantes+paciencia+visita-a-la-casa-del-enfermo/sospechoso/a. Una vez “expulsado” el “papelamen” comprobar el tipo de papel, ejemplo: bloc de notas con aritos. Colarse en la casa del susodicho malincuente, buscar el susodicho cuadernete y, aluego, utilizar la Novedosísima Técnica Propia del C.S.I. de Pasar un Lápiz por la Última Página en Blanco.
    Eficaz, trepidante y absurdo. Genial!

    OPCIÓN 2. Razonar con el ladrón. Esto es: explicarle las razones por las que le sería conveniente revelar el contenido de la nota de marras. Úsese para mejor entendimiento del caco ejemplos visuales usando bates de béisbol, vaselina, baterias de coches con sospechosa tendencia a engancharse en los pezones, discos de Ramon Thing y/o/u muñecos dummies. El poder de la razón, ya saben. Y como es cierto eso que dicen de que la pluma puede más que la espada, se le podría atizar hasta que “cante” con un saco lleno a rebosar de patos (con plumas, claro).

    OPCIÓN 3. ¡¡¡¡¡PREGUNTARLE AL PUÑETERO CAJERO/A QUÉ PONÍA EN LA PUÑETERA NOTA/O!!!!!
    Es que nadie le ha preguntado??
    Es que nadie ha pensado en eso??
    Es que nadie piensa en los niños??

    En fin, eso es todo. Seguiré a la escucha.

    Vórtice Marxista

  18. PD: Doctor Rasudoque… no digas que su piel es oscura, eso es políticamente incorrecto. Prefieren que les llamen personas bajitas.

    Vórtice Marxista

  19. Se te echava de menos, Vórtice.

  20. 😉

    Cosas del directo.

    Yo también a vosotros.

  21. La verdad es que sí, entre el caso anterior y esto, me alegra ver cómo algunas caras conocidas vuelven a asomarse por aquí. Bienvenido de nuevo, Vórtice… y me ha gustado eso de que ahora os identifiquéis directamente como “Doble V” 😛

  22. Graacias!

    Me alegro de volver a veros a todos. Echando de menos retomar la acción con un casito. Por cierto, como os podeis imaginar la cantidad de cosas que me he perdido en todo este tiempo… y la pereza que me da ponerme a leer todos los casos con sus trillomes de respuestas… ¿hay algún alma caritativa/de cántaro que me haga un resumen muy básico de lo que ha sucedido últimamente (digamos… un año vista). Sobre todo me interesa el tema de A.K.A., pero vaya, lo que sea. Me conformo con unas dos o tres líneas, nada más.

    Gracias de antemano.

    Bueno, señor Ryder, para cuándo caso nuevo?

    PD: ¿He resuelto el asunto de la nota tragada a lo PacMan o no?

  23. Veo que se avecinan buenos tiempos para la sociedad cuando los insignes investigadores históricos de la misma se reincorporan al servicio activo. 😉

    Vórtice, me ha gustado tu razonamiento, ¿porqué no le preguntaron al cajero/a? Creo que es la única persona (a parte del atracador, claro está) que vio la nota, creo que su testimonio es decisivo. El podría aclarar lo que ponía en la dichosa notita.
    Pero también podría tratarse de un atracador mudo, por eso tenía que recurrir a la nota, porque sino ¿cómo le dice al cajero que le de todo el dinero? Y claro, con un cencerro a lo Milikito es un poco menos discreto. XD

    Vórtice, es un placer conocer a un miembro destacado de la sociedad. Creo que no he coincidido contigo en ningún caso. Sólo hace un año que me uní a vosotros. Y en este año han pasado muchas cosas:

    AK nos dejó un fiambre en las oficinas, lo que nos creó un montón de problemas. Pero nos dejó alguna pista, un nombre (Korv).

    En junio tuvimos un caso curioso, buscamos un tesoro escondido. Al mas puro estilo Indiana Jones. Y nos reportó beneficios inesperados.

    A finales de Agosto evitamos que asesinaran a un antiguo jefe de policía en el congreso de criminología al que habíamos sido invitados, pero al que, por culpa de Mendoza y una declaraciones suyas, no nos dejaron asistir. Y lo resolvimos en un tiempo record.

    Y por último,a un abogado anti pena de muerte sólo se le ocurre asesinar para salvar a su defendido de la silla eléctrica. Contradictorio.

    Esto es a grandes rasgos lo que ha pasado.

    ¡¡¡Se me olvidaba!!! También tuvimos un crimen en un sex-shop llamado La Caja del Porno. Un caso hecho a medida para nosotros. Creo que nunca he visto tanto celo procesando pruebas por parte de nuestros queridos jefes de departamento… Por no habar de la posterior fiesta fin de caso en el local.

    Eso sí, las fiestas son cada vez más locas…

    Espero que te haya servido de algo este pobre resumen. Siempre puedes pedirle a Nicolas que te haga uno más pormenorizado. Creo que pasa más tiempo en los archivos que nadie en esta sociedad…

    Saludos.

  24. Insigne, Histórico y Destacado… ejem… yo no me habría descrito mejor, vaya.

    😛

    Un placer reintegrarme a las filas, y un placer conocer a los Nuevos Insignes Colaboradores. Gracias por el resumen, Jengibre, me ha sido de gran utilidad.

    Así que Nicolás es ahora algo parecido al Bibliotecario, ¿no? Por eso de que anda más tiempo que nadie en los archivos. Oook, le preguntaré a él mismo si necesitara más información. Por lo pronto creo que me sirve para comprobar que las cosas siguen más o menos como las dejé. Muchas cajas de porno, A.K. todavía a sus anchas dando guerra y los investigadores cada vez más rápidos y avezados.

    Genial!

    Ansioso me hallo por un Nuevo Caso.

    Saludos a Todos de nuevo.

    Insigne, Histórico y Destacado… je je je…

    Vórtice Marxista

  25. Eso de comerse las pruebas lo vi una vez. Era un video donde pillaban a un poli corrupto recibiendo un soborno, y al tio solo se le ocurrió comerse el dinero XD Pero aun asi no se los tragó todos.

  26. yo creo que lo mejor sera abrile en canal,

    bien ahora en serio, me temo que me queda discutir alguna de las teorias mendionadas

    1º -> Pese a que la celulosa no es ingerida por el organismo, es triturada, hasta quedarse practicamente en trozitos minusculos. Por lo que la lavatina me parece que no va a hacer efecto.

    2º Con respecto a la cajera, es la palabra de el contra la de ella, si ella dice que era una nota intimidatoria el puede decir que era el resguardo de una transación… no se sostendria.

    Bien, despues de esto, creo que lo mejor seria, es comprobar la matricula, si habia alguien mas en el banco que pudiese situar al ladron en el banco. Comprobar la ropa que tendria en las camaras de seguridad… vamos, hacer que , pese a que falta el papel, el caso se sostenga por todos los medios

    agur! me voy a tomarme un chocolate!

  27. Podríamos llevarlo a ver a House y convencerle de que, como se ha tragasdo la nota, solo nos quedan dos opciones: que confiese o que le abramos. Tenemos una orden (mentira, tenemos una carpeta verde con un sello, pero él no lo sabe) 🙂

    Perdón por perderme tanto tiempo, pero pasó alguna cosa rara con el caso anterior, y no sé si yo dejé de ver entradas o si se colgó algo.

    Saludos a los que no me conocen

  28. Key

    Uf… un blog que alimente mi cerebro medio paranoico enganchado a csi, lo que me faltaba…
    En los bancos hay cámaras, ¿no? Debería haber alguna grabación en la que se viera toda la escena, y se tiene que ver en la cara de la cajera que ahí pasa algo raro (que llamen al tipo de la tele que lee las expresiones de la gente). Así además se tiene que ver si es el hombre del coche o no, ¿no?

Plantea tu conjetura

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s