Archivo mensual: julio 2009

Off-Topic: Llamada a las urnas… por dos frentes distintos!

Buenas tardes, equipo.

Permitid que aproveche hoy esta entrada en la Sociedad del Misterio para pedir vuestro voto… en dos frentes distintos a la vez. Tenemos hasta septiembre para ponernos en cabeza, así que vamos al grano.

El primer frente es posible que ya lo hayáis visto. En la columna de la izquierda tenéis un enlace a nuestra ficha en el concurso 20Blogs. De momento no se ha registrado ningún voto, Zalaya me ha dicho que él está teniendo problemas para votar, así que… los que ya lo hayáis intentado, ¿podríais avisar por los comentarios para que sepa si es que está habiendo algún problema con los votos? Que quizás debería ponerme en contacto con la organización del concurso para intentar solucionarlo.

Con respecto al segundo voto…

… a ver, esto es algo un poco más off-topic de lo normal, pero sólo un poco. Alguna vez os he comentado mi vinculación con el mundo de la publicidad, ¿no? Pues quisiera pedir vuestro voto para un certamen creativo de Cerveceros de España en el que he participado. Me haríais un enorme, ENORME favor, si cada día os pasáis por aquí y por aquí y me votáis… Como ya os he dicho, se puede votar una vez al día desde una misma cuenta, así que ya os digo que me haríais un favor enorme. En la categoría de video estoy entre los cuatro primeros, ¡creo que hay posibilidades!

De todas formas entiendo que esto último os puede parecer un poco fuera de lugar. A fin de cuentas, esto es la Sociedad del Misterio, no Cerveceros de España. Pero si me permitís que os muestre primero el video en cuestión…

… podréis ver a los tres “actores” del anuncio: Virginia, Vórtice Marxista, y vuestro humilde servidor 😉

¿Veis? ¡Al final todo queda en casa!

47 comentarios

Archivado bajo 20blogs, cerveza, off-topic, publicidad, un dedo de espuma dos dedos de frente, Vórtice Marxista, Virginia, votación

LOS ARCHIVOS SECRETOS DEL DOCTOR WATSON. Archivo Nº 003: El patrón oculto

Damas, caballeros, de momento tenemos una temporada tranquila. Parece que con el calor a los criminales les da perrera salir de casa, o algo así… pero lo cierto es que no nos ha entrado ningún caso nuevo todavía.

Pero no desesperéis, estamos preparados para esa contingencia. Creo que es un buen momento para sacar a la luz un nuevo Archivo Secreto del Doctor Watson. Los veteranos del lugar recordaréis que estos documentos, presentados aquí a modo de ejercicio práctico, son el testimonio que dejó mi difunto amigo y mentor, el doctor Juan “Watson” Garzón, de su último caso. Un caso de corrupción policial que decidió investigar por su cuenta, un caso que llegó a resolver pero que murió antes de poder cerrar. En la columna de la izquierda podéis consultar los dos archivos anteriores, si queréis poneros al día. Y quizás os interese… porque en este informe van a hacer su aparición un par de viejos conocidos. Uno de ellos es del primer Archivo Watson; pero al segundo lo hemos conocido en persona.

Bien, vamos allá. Como ya sabéis, el procedimiento es el siguiente: durante una semana, podréis ver la conclusión sacada por Watson pero me guardaré el párrafo en el que explica cómo llega a ella. Durante ese tiempo, activaré la moderación de conjeturas para que, aunque todas me lleguen, nadie pueda ver las de los demás. Cada día os avisaré de qué conjeturas se han recibido, y dentro de siete días… podréis verlas todas publicadas junto con la solución.

¿Listos?

ARCHIVO Nº 003: EL PATRÓN OCULTO
por el doctor Juan Garzón

El patrón parecía evidente. El asesinato de Fermín Bueno y la difamación de Ramón Varela lo indicaban con bastante claridad: alguien de dentro del cuerpo estaba eliminando a otros policías. Pero me faltaba el móvil. ¿Por qué un chico de azul mata a otro? ¿Qué podía tener nadie del cuerpo contra esos dos hombres?

Me enfrentaba a un problema bastante complejo, sin embargo: ¿cómo investigar? Los expedientes de las víctimas y los informes de las autopsias apenas podrían revelar nada acerca del motivo. La única opción era el interrogatorio… pero no sabía quién estaba detrás de todo esto, no podía arriesgarme a descubrir el objeto de mi investigación demasiado pronto. No, si quería indagar sobre este asunto necesitaba encontrar primero un buen pretexto.

Solicité consultar los expedientes de ambos agentes, con el pretexto de que había pequeñas inconsistencias en sus autopsias, nada serio, pero que quería verificar. Necesitaba encontrar conexiones entre ambas víctimas, algo que fuese evidente que no tuviera nada que ver con sus muertes, pero que justificase una investigación por mi parte. Busqué enfrentamientos con otros compañeros. Busqué posibles denuncias a Asuntos Internos. Busqué decomisos irregulares. Busqué indicios de corrupción. Pero no logré dar con absolutamente nada.

Fuera cual fuese el motivo, no había pasado por los registros. Nadie parecía poder tener nada en contra de Fermín Bueno o de Ramón Varela. Salvo algunas pequeñas irregularidades completamente pasables, se diría que los difuntos eran los policías menos problemáticos de la central.

Tres golpes en mi puerta me sobresaltaron. Pero llevo muchos años en el departamento como para perder la compostura en estas situaciones. Con un ademán de mi mano indiqué, sin mirar a quien esperaba al otro lado del cristal de la puerta, que esperase un momento. Guardé cuidadosamente los expedientes, asegurándome de que no quedase ningún nombre a la vista, y entonces invité a mi visitante a pasar.

El hombre que atravesó la puerta resultó no ser otro que el agente Gabriel Hernando, ex-compañero de la primera víctima. Con quien no había vuelto a hablar desde el juicio. Sabía que Hernando estaba furioso conmigo por no haber insistido todo lo posible para que encarcelasen a Carlos Bordes Ferrón por el asesinato del agente Bueno; pero creo que en el fondo era él quien me había estado esquivando a mí todo este tiempo. Suponía que ya iba siendo hora de asumir las consecuencias de mis acciones.

Pero la tarde aún me reservaba más sorpresas. Hernando se sentó frente a mí y, tras un incómodo silencio, acabó por pedirme perdón por su actitud. Claro que le indignó que yo no hiciera más por encarcelar al asesino de su compañero y amigo… pero, y aunque le costó casi un mes de reflexión, había acabado por ver la misma incoherencia que yo. Bordes no podía ser la mano detrás de la muerte de Fermín Bueno. Y de pronto le había preocupado estarse volcando en encerrar al hombre equivocado. Quería saber qué pensaba yo, de quién sospechaba, y si podía ayudarme en algo.

Escuché sus observaciones con gran interés. Pero no le dije que yo pensaba lo mismo. ¿Cómo saber que podía confiar en él? Quizás intentaba averiguar lo que yo había descubierto para saber si me había convertido en una amenaza. Me limité a decirle que le mantendría informado si averiguaba algo… cosa que pensaba hacer. Para bien o para mal, Hernando había contactado conmigo. Si era una artimaña podía utilizarla en mi beneficio, y si no lo era quizás había encontrado un aliado.

De cualquier manera, no estaba preparado para confiar en él. Pero no podía negar que esto me había dado una idea.

Consulté de nuevo los expedientes de ambas víctimas. Pero esta vez no buscaba nada sobre ellos… sino sobre sus entornos. Quería saber con quiénes habían trabajado. En qué misiones habían estado. Había intentado averiguar si ellos fueron acusados a Asuntos Internos, pero ¿y si fue al revés? ¿Y si estos dos policías, tan aparentemente incorruptibles, se convirtieron en el obstáculo de otros un poco más corruptibles? O aún más… ¿y si simplemente pasaron por donde no debían?

Encontré por fin un par de puntos en común. El agente Hernández, había sido el último compañero de Varela, y participó en la operación de captura de Carlos Bordes; y una redada a un laboratorio ilegal, hacía sólo tres meses, en la que ambos habían tomado parte (Varela sólo en el aspecto administrativo).

Analicé ambos puntos en común. Hernández no era tan honrado como las víctimas, pero tampoco parecía un mal poli. Al menos, según su expediente. Había algo que no me cuadraba, según su dirección vivía en uno de los mejores barrios de la ciudad, pero su sueldo no debería permitírselo. ¿Quizás se sacaba un sobresueldo? No obstante, su expediente aún no recogía nada sospechoso. Durante la captura de Bordes su actuación fue ejemplar. Nada relevante desde entonces, salvo que se había presentado un par de veces al examen para inspector.

La redada había perjudicado a un narco de los importantes, Emilio Moragas. Ese laboratorio era uno de sus principales; pero además, uno de los técnicos detenidos habló más de la cuenta y vinculó directamente el laboratorio con Moragas. En el momento de escribir estas líneas, la fiscalía ya está preparando su acusación, y parece bastante blindada. Lo que significa que todos los implicados con aquella redada, nuestras dos víctimas incluidas, se habían ganado un poderoso enemigo. Un enemigo tan poderoso, que podría perfectamente tener contactos en el departamento.

Después de estudiar detenidamente ambos casos, opté por quedarme con el tema de las drogas. Era muy visible, por lo que a nadie le extrañaría que yo lo investigara. Era un tema de actualidad, lo que implicaba que no me pedirían que pospusiera mis indagaciones. Y lo que es más importante… era claramente una pista falsa. Lo que me permitía investigar el auténtico rastro, el agente Hernández, sin levantar las sospechas de los responsables…

[…]

¿CÓMO SUPO WATSON QUE LA PISTA DE MORAGAS ERA FALSA?

18 comentarios

Archivado bajo asesinatos en serie, corrupción policial, Los archivos secretos del doctor Watson

Off-Topic: Un pequeño regalito

Buenas noches, equipo.

He estado preparando esto desde hace ya algún tiempo. Y en realidad aún no está terminado, de hecho le falta mucho para estarlo… pero quería que tuvierais una pequeña muestra. Un regalito para mis investigadores, por así decirlo. En la columna de la izquierda podréis ver que, justo encima de las Reglas del Investigador, se ha añadido un pequeño reproductor multimedia. No es ni mucho menos lo único que os estoy preparando, pero para empezar… ahí tenéis el tema principal de la que será nuestra propia BANDA SONORA ORIGINAL.

Esto no os lo esperabais, ¿verdad? 😛 Habrá más temas, dadme tiempo, estoy teniendo algunos problemas con la orquesta; pero así para empezar, ¿qué os parece el estilo del tema principal?

ACTUALIZACIÓN: Bueno, según parece hay problemas con el tema musical y con su reproductor. Por el tema del reproductor sólo puedo decir que está en flash, así que quizás tengáis que actualizar el plug-in. Pero por si acaso, y como me temo que me esperan un par de días algo liado y no sé cuánto voy a tardar en poder arreglar el reproductor… No quería hacerlo así, y más tarde o más temprano prometo tener el reproductor funcionando, pero hasta entonces podéis descargaros directamente el tema principal aquí.

Si pudiera comprobar alguien el enlace antes de las cuatro de hoy, me haríais un favor, la verdad 😉 Y una vez más, perdón por el contratiempo!

16 comentarios

Archivado bajo Banda Sonora Original, Música, off-topic, Orquesta