Caso nº 00010: EL CASO DEL TOMO TRANSFORMADO (CERRADO)

Como ya sabéis por el caso anterior, el inspector Arjona es un viejo amigo de cuando trabajaba con el doctor Watson. Lo que puede que no sepáis (se podía deducir de nuestro último caso, aunque como era el primero en el que trabajabais con él no teníais con qué comparar) es que Arjona tiene un sentido del humor un tanto peculiar. Trabaja en homicidios, pero intenta enterarse de todos los casos que pasan por su comisaría. Y cuando encuentra alguno que le hace gracia, le gusta llamarme para ver qué soy capaz de hacer.

Uno de esos casos es el que nos ocupa en esta ocasión. He pasado una semana de viaje con mi encantadora novia (a la que espero poder presentaros algún día), así que apenas he abierto el correo. Pero a mi regreso he encontrado sobre mi mesa un sobre tamaño folio remitido por Arjona. Picado por la curiosidad, sin siquiera quitarme el sombrero me senté y lo abrí.

“Buenas tardes, Jack”, me saludaba, “y buenas tardes a tu equipo. Probablemente ya estés informado del asunto del robo en el museo Sonia Smith. Mis compañeros de Robos llevan un par de días trabajando en el caso sin resultado, y finalmente, hartos como están de oírme meterme con ellos, han decidido escucharme y hacerte partícipe de los datos de la investigación. Te envío el atestado. Te hará falta, al menos, para comprender por qué les he insistido tanto en que cuenten con tu equipo… ya que hay un dato que se ha ocultado a la prensa para evitar una mayor vergüenza al museo. ¡Que lo disfrutes!”

Antes de sacar el atestado del sobre, repasé mentalmente lo que había podido oír del robo al museo. Según tenía entendido, un antiguo tomo de valor incalculable, expuesto en la sala principal y protegido por un sistema de seguridad de última generación, había sido robado en plena noche. Dado que hasta que no me llamasen no tenía por qué distraer mi atención de mi viaje, no quise saber más del caso; por supuesto, sabía que la alarma había saltado al intentar escapar el ladrón, lo que parecía apuntar a un robo desde fuera; pero aparte de eso, no quise enterarme de nada más. Ahora que había vuelto de mis breves (y muy gratas) vacaciones, me parecía que sería un buen momento para dedicarle por fin algo de atención.

Entonces leí el atestado. Y en poco tiempo encontré qué era lo que le había hecho tanta gracia a Arjona. A continuación os incluyo todos los datos que puedo del mismo (algunos aparecen tachados para garantizar una cierta confidencialidad):

En la ciudad de XXXXXXXXXX y en su Jefatura de Policía Local, siendo la VEINTIDÓS horas y DOCE minutos, del día VEINTITRÉS de ABRIL de DOS MIL OCHO, por el funcionario perteneciente a este éste Cuerpo con número de identificación profesional número 007, que actúa como Instructor y Secretario-Habilitado, se extiende la presente para hacer CONSTAR:

Que a la UNA hora y TREINTA Y SIETE minutos del presente día, se recibe una llamada del Museo Sonia Smith alertando del robo del objeto central de la exposición, un antiguo tomo chino del siglo XV encuadernado en bambú, encontrándose en su lugar una caja de cartón llena de revistas pornográficas.

El vigilante de seguridad ELÍAS MONJE PÉREZ, que se identifica con Documento Nacional de Identidad número XXXXXXXXX, nacido el DIECISÉIS de FEBRERO de mil novecientos cincuenta y tres, en XXXX, provincia de XXXX, hija/o de XXXX y XXXX, con domicilio en XXXXX, en XXXX, provincia de XXXX, informa que en el interior del recinto se encuentran TRES personas, las cuales no deberían estar ahí.

Que debido a la proximidad del museo, el instructor se acerca al lugar de los hechos para investigar lo sucedido.

Que una vez personado en el lugar de los hechos se procede a la identificación de los susodichos, siendo además del vigilante ya identificado, el restaurador, quien mediante Documento Nacional de Identidad número XXXX, le acreditar ser y llamarse SIMÓN OLAZÁBAL YUSTE, nacido el TRES de MARZO de mil novecientos setenta, en XXXX, provincia de XXXX, hija/o de XXXX y XXXX, con domicilio en XXXXX, en XXXX, provincia de XXXX. La secretaria quien mediante Documento Nacional de Identidad número XXXX, le acreditar ser y llamarse NURIA OSASUNA PELÁEZ, nacida el CINCO de OCTUBRE de mil novecientos ochenta y dos, en XXXX, provincia de XXXX, hija/o de XXXX y XXXX, con domicilio en XXXXX, en XXXX, provincia de XXXX. Y el becario quien mediante Documento Nacional de Identidad número XXXX, le acreditar ser y llamarse CASIMIRO PINO MARTÍNEZ, nacido el CATORCE de JULIO de mil novecientos ochenta y cuatro, en XXXX, provincia de XXXX, hija/o de XXXX y XXXX, con domicilio en XXXXX, en XXXX, provincia de XXXX.

Que el (restaurador) estaba realizando labores propias de su oficio y declara no haber oído nada desde su taller, pues se encontraba absorto en la restauración de una tablilla sumeria. Que su taller está muy alejado de la puerta de entrada del museo, y que ya que fue en dicha puerta donde se disparó la alarma, él no pudo haber visto ni oído a nadie. Que estaba preocupado por el tomo robado, en cuya restauración había trabajado durante tres años, y que estaría dispuesto a ayudar proporcionando información sobre las necesidades especiales de traslado y conservación del citado objeto.

Que la (secretaria) se había quedado para preparar una reunión del director del museo con un coleccionista privado, organizada para el día siguiente al día de autos. Informando el vigilante que no conocía de que se encontraba en el museo, creyendo que se había ido. Que podría asegurar que informó al vigilante de su presencia, pero que la negativa del mismo la ha puesto en duda. Y que oyó pasos alejándose del despacho y en dirección a la puerta de salida, a la UNA hora y VEINTE minutos aproximadamente.

Que el (becario) decía que había entrado para recuperar unas notas que había olvidado en el interior del museo y que necesitaba con urgencia, y que después de recuperarlas no había sabido cómo salir. Que decidió ocultarse en lugar de buscar al vigilante de seguridad porque, al ser el nuevo, es habitualmente el blanco de las burlas del personal del museo, director incluido, y quiso ahorrarse el bochorno.

Que el (vigilante) aseguraba que desconocía de la presencia de estas tres personas, aunque ha reconocido que el restaurador se quedaba algunas noches hasta tarde con el permiso del director, y a veces a instancias del mismo. Que sabía de la tensión existente entre el director y su becario, por lo que no se sintió demasiado extrañado al saber que el citado se había pasado toda la noche escondido para evitar las burlas. Y que no consta que la secretaria hubiera notificado que permanecería en el museo hasta tarde.

Que no se han encontrado huellas en el escenario del crimen, pero sí se ha hallado una sábana de tejido grueso y opaco en el suelo. Que tras unas pesquisas preliminares, se ha determinado que es el mismo tipo de sábana que se utiliza para cubrir las cajas aún sin desembalar.

Que en las inmediaciones del museo, no hubo ningún testigo que viera ni oyera a nadie entrar en el recinto después del cierre, ni salir de él tras la alarma.

Comprenderéis ahora por qué os he hecho llamar. Habiendo una caja de porno de por medio, este caso es un trabajo para la Sociedad del Misterio.

Anuncios

149 comentarios

Archivado bajo museo, robo, seguridad, una caja de porno

149 Respuestas a “Caso nº 00010: EL CASO DEL TOMO TRANSFORMADO (CERRADO)

  1. Estos son los hechos, comienza la investigación. Boniatus ya está en el museo, procesando la escena bajo la supervisión de Arjona. ¿Soy yo, o las cajas de porno nos persiguen?

  2. Nos persiguen Jack… Esas cajas nos persiguen…Al igual que Jack conocia los datos que la prensa divulgo del caso… Antiguo tomo religioso chino del siglo XV encuadernado en bambu, su valor es incalculable, la alarma salto al salir y no al entrar…Curiosamente tanto Jack como Arjona insistian que habia un detalle que preferian que descubriese yo mismo cuando inspeccionase la escena (me intrigo y mosqueo a partes iguales que se rieran por lo bajo cuando lo decian…) Aqui teneis los datos de la escena:Hay cuatro salas entre la puerta principal y la sala central. Todas tienes camaras de vigilancia. Moviles que enfocan a los accesos y estaticas que enfocan a los objetos mas valiosos. El objeto mas valioso de cada sala esta protegido por un sensor de presion extremadamente preciso y sensible. Si cualquiera de esos sensores activaba la alarma la sala se sella automaticamente. Analizando las camaras de las salas he detectado varios puntos ciegos. Con un poco de destreza y conociendo el lugar da la impresion que una persona podria cruzarse el museo entero, aunque las camaras fijas podrian ser un problema a la hora de acercarse un poco a las piezas expuestas.Como bien dice el atestado habia cuatro personas en el museo esa noche: El vigilante, la secretaria, el restaurador y el becario. asi que he procedido a investigar las zonas donde se encontraban en momento de los hechos.El taller del restaurador esta en el exptremo mas apartado de la entrada principal del museo(que fue donde se disparo la alarma). El taller se parece mucho a mi despacho… Caos ordenado. Pilas de cajas, estanterias llenas de objetos y libros, luces a baja altura dejando el techo en penumbra, dos o tres mesas de madera maciza llenas de obras a medio restaurar y fotos del tomo robado durante el proceso de restauracion. Es bastante grande y parece pesado. La sala cuenta con una salida de incendios que solo se puede abrir desde el interior y que da al callejon donde estan los contenedores de basura. Solo oliendo el aire del taller y observando las botellas de alcoholes y acetonas que poblaban el las estanterias te das cuenta que una salida de incendios en dicha zona es totalmente necesaria. Podria haber sido el punto de entrada del ladron, pero abria necesitado que le abriesen desde dentro.El despacho del director es una habitacion pequeña, bastante recargada y tan llena de objetos lujosos que podria pasar por otra sala del museo en formato comprimido. Escritorio de madera noble, ordenador de ultima generacion (Barra espaciadora y cursores bastante desgastados… ¿Jugon de videojuegos Quizas?), butaca de cuero rojo, trofeos de caza asomando entre las librerias… En una esquina una mesa un poco mas modesta para que la secretaria tome notas… El despacho tiene su propio aseo, como iba acompañado del inspector Arjona se me ha permitido entrar brevemente aunque el director es muy escrupuloso con el hecho de que alguien mas utilice su baño. Las revistas porno que he encontrado detras de la cisterna me han hecho sospechar porque… El aseo no tiene ventanas y esta ventilado por respiraderos.El baño en el que el becario dice que se escondio tampoco tiene ventanas, solo respiraderos, es un baño menos lujoso que el del director pero igualmente elegante. Tiene tres cubiculos con sus respectivos retretes, tres lavabos y una hilera de urinarios. En ese aseo no he encontrado porno. Una camara enfoca a los lavabos pero evidentemente no hay ninguna dentro de ellos. Quizas pedir los planos de los conductos de ventilacion no estaria de mas…En la sala central… Majestuosa, encima de un pedestal donde antes se hallaba el tomo estaba… Una caja con revistas porno. Despues reirnos Arjona y yo durante un buen rato he procesado la escena.Una camara movil enfocando a cada puerta una fija enfocando al pedestal. En el suelo, cerca de esta camara hay una sabana bastante gruesa. Arjona me informa que la sabana ha sido cuidadosamente procesada en busca de fibras e indicios y que no han encontrado nada, por lo que la vuelto a dejar en su lugar para que podamos ver la escena completa. Un vistazo a las fotos de la sabana muestran que no la han dejado exactamente como estaba pero han hecho un trabajo bastante aceptable.La moqueta esta llena de huellas, logico tratandose de un museo. No hay huellas dactilares en torno al pedestal, logico tambien, los visitantes no pueden acercarse y el personal del museo siempre utiliza guantes.Donde si hay huellas es en el porno. Tras pedirle al director que desconectase el sistema de seguridad hemos logrado sacar una identificacion positiva, lamentablemente las huellas son las del director del museo. Un vistazo a las portadas y al estado de las paginas indica que las revistas son antiguas. El director nos ha confirmado, tras apretarle un poco, que son revistas antiguas que se canso de “leer” hace tiempo y de las cuales se deshizo.Revisando las cintas de seguridad. Compruebo que el vigilante seguia su rondo habitual, la secretaria habia estado trabajando todo el rato en el despacho del director, el restaurador trabajaba y dormitaba en su taller y ele becario habia entrado en el baño y se le podia ver dando vueltas nervioso y consultando su reloj.Cuando las cintas llegan a la hora del robo, ocurren dos cosas, la primera es que la camara que enfoca al tomo se queda de golpe a oscuras, la segunda es que en ese momento ninguno de los cuatro sospechosos aparece delante de las camaras…Eso es todo… Vuelvo a mi despacho para asimilar todo esto y ver si se me ocurre algo…

  3. buenas noches jack, bueno la verdad este caso es muy particular, dirijiria la investigacion en:-ver si existia tal acuerdo entre el directos que areglaba la secretaria.-buscar los planos de ventilacion como dijo boniatus y revisar estos en caso de pruebas-el tomo es grande y pesado como dijo, no existe la posibilidad que siga en el museo?-quien tiene acceso a las camaras?-podriamos tener un grafico un plano que exprese bien las posiciones de cada habitacion, las entradas, el estudio del restaurado, piesa del director y respectivos planosespero ser de ayuda :D, la verdad mis sospechas estan ante el guardia por el acceso a las camaras, habia que conocer los puntos ciegos.

  4. Buenos días! Bienvenido sea el caso, ya tenía yo ganas!!Esta vez, ni se han tomado la decencia de esconder el porno jejeje. Bueno, sin más dilación me pongo a ello.Salvando la caja de porno (que considero una “broma” o pequeña venganza al director por parte del ladrón), hay varias cosas que me intrigan:– La sábana; en un primer momento he pensado que podría haberse usado para cegar la cámara (ya que es opaca y se encontraba cerca) pero me parece absurdo usar algo tan grande para tapar algo tan pequeño… De todos modos, me huele que va a ser clave para averiguar cómo se cometió el robo-¿Por qué estaba tan segura la secretaria de haberle dicho al vigilante que se quedaba? ¿Podría ser que simplemente hubiera supuesto que a quien se lo dijo era al vigilante? Me explico, si estás en el despacho y ves pasar una sombra, das por hecho que es él y le anuncias “me quedo un poco más para preparar tal o cual”… Por eso me gustaría ver si el restaurador o el becario sabían que la secretaria estaba allí, o todos ignorabam que el resto estaba dentro-¿Cuánto tiempo pasó desde que saltó la alarma hasta que llegó el visitante? Es para ver hasta dónde podía llegar, tanto andando como corriendo, para esconder el libro. Como Gastón, no creo que haya salido de allí

  5. Buenos días a todos.Señor Ryder, espero que haya vuelto usted tonificado de las vacaciones 😉Veamos… yo como siempre apunto teoría desde el principio, que me gusta a mi eso de teorizar sin pruebas: me suena a que nos han hecho el famoso “shuffle de Kansas City”. Baile consistente en que cuando todos miran para un lado Bruce Willis se levanta de la silla de ruedas y te atiza una tollina. Me suena a eso, a que la alarma saltó intencionadamente para que, aprovechando el despiste se cometiera el robo de verdad. Por otra parte, ahora buscando pruebas, yo presionaría al becario. Él tuvo que ver lo que sucedió, o al menos notar algo extraño, pero al ser “el nuevo” no querrá meter la pata. Sugiero poli bueno y poli malo con él. Yo me he comprado unos alicates nuevos, ¿alguien quiere hacer de poli bueno?¿Qué más? Ah, sí, completamente de acuerdo con la intuición de Scherezade… me ha parecido un tiro certero. Ella está segura y el otro lo niega categóricamente. ¿A quién le diría esta señorita que se quedaba hasta tarde?No me sorprendería nada ver que una de las cintas graba a un fantasma (con sábana) acercándose al tomo.Bueno, es todo de momento. Permanezco a la escucha.

  6. Muy buenas a todos! Primer caso en el que llego temprano, así que iré al grano.Coincido con Vórtice Marxista en que la alarma parece haber saltado para despistar. Por qué sino saltaría al salir pero no al entrar? Así pues, creo que hay que mirar:1. Cintas de seguridad de la entrada principal en el momento en el que saltó la alarma (pues supongo que no tendrán una entrada al museo sin vigilancia), así como de los otros accesos al museo.2. Comprobar si la alarma salta al abrirse las salidas de emergencia. En muchos lugares es así para evitar que se conviertan en un punto de acceso desprotegido.3. El vigilante asegura que había tres personas sin permiso para estar. Había alguna persona con permiso para estar, y que no haya sido interrogada?4. Creo que es lo mismo que ha dicho Sherezade, pero habría que mirar el tiempo que transcurre desde que las personas no están frente a la camara hasta que desaparece el libro. Si tuvieron tiempo para llegar a la sala o no, en el fondo.Ahora luego seguiré investigando un poco más. Mi estomago ruge hambriento, y con hambre se pierden los detalles de vista.

  7. Bueno, después de repasar el caso hay algunas cuestiones que me van surgiendo.1. A qué hora se oscurece la cámara de la sala? Sabemos que el robo se detecta antes de la 01:37 (llamada a la policia) y tenemos unos pasos a la 01:20. Esos pasos se oyeron antes o después del robo?2. Si el sistema de sensores estaba activado (y se desactivó para acceder al porno), cómo se pudo producir el cambiazo? Si el sensor es tan sensible, hacerlo a lo Indiana Jones no funciona. Habría que examinar el sensor para ver si funciona correctamente o se ha alterado. Además, salta si se añade peso o sólo si se quita?3. El restaurador afirma que no <>pudo haber visto ni oido nada<> porque su taller está al otro extremo. Como supo entonces que la alarma saltó en la puerta principal, y no en ningún otro lugar?4. El atestado dice que <>en las inmediaciones del museo, no hubo ningún testigo que viera ni oyera a nadie entrar en el recinto después del cierre, ni salir de él tras la alarma<>. Eso quiere decir que no había testigos, o que los había y no vieron salir a nadie? Hay una diferencia.5. Hay que comprobar si el becario conocía la situación de las cámaras. Si quería que nadie supiera que no supo salir (y por eso no buscó al vigilante) por qué se escondió donde había una cámara de seguridad? No lo sabía o quería que su versión cuadrara cuando llegase la policia?6. Una razón para utilizar una sábana para cegar la cámara es que la colgasen del techo, por lo que era necesario que fuera grande. Hay algún indicio de ello, y de como se pudo provocar su caída para ocultar la visión de la cámara?Y ya por último algunas paranoias raras.Está la tablilla sumeria en la mesa del restaurador?Hay algún libro particularmente voluminoso en las estanterías de despacho y taller?Por casualidad tiró el director las revistas al contenedor del callejón, y cuales son los títulos de las revistas?Se ha examinado con una linterna el techo en penumbra del taller?Se han examinado detenidamente los conductos de ventilación y las cisternas de los baños?Durante cuanto tiempo se guardan las grabaciones, y quienes lo saben? Se ve en días anteriores a alguien practicando a moverse por el museo sin ser detectado?Bueno, ya está. Espero que me disculpeis por escribir un texto tan largo, pero ya sabeís que puedo tener ideas muy retorcidas y muy variadas…

  8. ¡Hola a todos! ¡Qué emoción!Para empezar, os informaré que hago estó en colaboración con un compañero al que le ha interesado el caso.Dicho esto, sugerimos que es muy probable que el restaurador haya tenido que ver con el robo. Me explicaré:– El restaurador conoce -como él mismo ha admitido- cómo transportar el libro.– Su despacho tiene una salida al exterior del edificio (aunque es cierto que sería interesante comprobar si haría saltar las alarmas).– Por su relación con los miembros del personal del museo, puede que conozca tanto la existencia de tramos ciegos a la videovigilancia (por el guardia) como la existencia de revistas porno del director (punto que podría dar mucho de sí).– Su condición profesional le predispone a tener cierto interés sobre el libro, además de darle cierta ventaja a la hora de buscarle salida en el mercado.Además, esto explicaría algunas cosas:– Que la secretaría creyera haber avisado al segurata de su presencia en el museo: en realidad, confundió a Olazábal con el guardia. También es posible que fueran los pasos de Olazábal (o los del becario) los que oyó cerca del despacho. (De todas maneras, habría que comprobar la coartada de la secretaría, como dijo el señor Varlett.)– Que la alarma saltara <>sólo al salir<>: en realidad, <>nadie entró en el edificio<>.La teoría que sostengo -y esto ya es cosa mía- es que el restaurador cogió el libro desde dentro. Utilizó la salida de emergencia (evitando que se cerrara con algún objeto) para sacar el libro del recinto y, rodeando el edificio, disparar la alarma de la entrada, para despistar. Eso si, como indica Parmacenda, no había testigos en el exterior.Probablemente, el restaurador usó la sábana para ocultar la caja de revistas, <>que podía ya estar en la sala<>. Nadie se abría fijado en ello. Habría que comprobar qué dicen las cámaras sobre la sábana. O bien, pudo haberla usado para tapar la cámara. Que sea desproporcionado no es excusa: sencillamente, usó el objeto más cercano que encontró en su propio despacho, lleno de cajas, objetos y, supongo, más sábanas como esa.En cuanto al paradero del libro, habría que registrar el despacho y los alrededores del museo. Quizás ya esté muy lejos.

  9. Se que todo lo dicho con anterioridad no se sustenta en pruebas, por eso apruebo las medidas indicadas, muy acertadamente, por los demás investigadores. Especialmente…– Que se busque el libro en el propio museo. Es posible que el ladrón (quizás el restaurador) no lo pudiera esconder en otro lugar.– Que se haga una cronología más exacta de lo ocurrido en los momentos en torno al crimen: ruido de pasos, oscurecimiento de la cámara, alarma de la entrada, llamada a la policía. E incluso el tiempo de total vacío de las cámaras (durante el cual nadie estuvo visible) y qué ocurrió después de llamar a la policía, si es posible. Las cámaras pueden ser la clave, especialmente si las había en la entrada y las más antiguas (en las que quizás se vea cómo cuelgan la sábana, o alguna mierda parecida).– Que comprueben lo de la sábana en el techo.– Que nos digan más sobre las características del sistema de seguridad de la entrada, para saber cómo se puede hacer saltar la alarma.– ¿Había o no había testigos en el exterior?– Un plano del lugar no estaría de más.– Y saber qué fue de las revistas porno desde que el director dice haberlas tirado hasta que volvieron a aparecer, también.Sin embargo, creo que las siguientes pesquisas no nos llevarán a ninguna parte:– Creo que el becario, realmente, no sabe nada. Que alguien le enseñe el foso de las pirañas y lo comprobaremos.– El restaurador pudo saber de mil maneras diferentes que era la alarma de la puerta sin tener que ser necesariamente el criminal. Habría que averiguarlo, de todas formas.– No había más personas en el museo, ¿verdad? No, supongo que no…Y ahora, después de haber resumido todas las comprobaciones inteligentes que yo y mi colaborador no supimos idear pero vosotrossí… ¡una nueva suposición!:¿Y si el restaurador, que ya había trabajado con el tomo, <>ya había cambiado el libro auténtico antes<> y ahora sólo tuvo que deshacerse de una copia barata, posiblemente tirándolo a la basura? Eso nos da un hipotético nuevo orden de acontecimientos: 1) Olazábal roba el libro falso cambiándolo por las revistas; 2) Olazábal lo saca por la puerta principal y lo tira a la basura;3) Olazábal vuelve a su despacho por la puerta de emergencia de su despacho (que ha bloqueado de alguna manera).Que alguien registre la casa de Olazábal. Si descubrimos un tomo allí, será el auténtico.¡Suerte a todos!

  10. Sé que me he tirado a la piscina con esas dos hipótesis explicativas que me he sacado, con más o menos base, de la manga, pero es que casi todas las comprobaciones obvias o más o menos perspicaces ya estaban echas…

  11. Gastón, Scherezade, Vórtice, Parmacenda y Vitrubius: bienvenidos a la investigación. Profesor, un informe muy completo, buen trabajo. Y ahora, vamos a irnos poniendo al día:-GASTÓN VARLETT: La reunión que la secretaria decía estar organizando existe, efectivamente; aunque lo cierto es que no parecía quedar mucho por organizar. Los conductos de ventilación parecen lo bastante grandes como para que pase una persona, pero parece difícil llegar desde cualquiera de las ubicaciones de los tres sospechosos hasta la sala central en el tiempo de que disponían. Se ha registrado el museo, no se ha encontrado el tomo. El personal de seguridad es quien tiene acceso a las cámaras, aunque están a la vista y cualquiera podría llegar a calcular los puntos ciegos con precisión si tuviera tiempo (Boniatus ya hizo un cálculo aproximado); con todo, sólo el personal de seguridad tiene acceso a los monitores.-SCHEREZADE: Yo no descartaría que se utilizase la sábana para cubrir la cámara. Parece un poco burdo, pero yo de todas formas no lo descartaría tan pronto. Buen apunte el de que la secretaria pudiera haber confundido al ladrón con el vigilante. En cuanto al tiempo entre la alarma y la llegada del… ¿visitante? Lo siento, necesitaría que precisaras esa pregunta.-VÓRTICE MARXISTA: No termino de entender tu teoría del todo, ¿qué te hace estar tan seguro de que el becario tiene que saber algo?-PARMACENDA: No te lo vas a creer… La cámara de la entrada principal llevaba tres días estropeada en el momento del robo. Estaban esperando al técnico. En cuanto a los otros accesos, sólo se ve al restaurador salir por su salida de incendios, horas más tarde, para sacar la basura con total tranquilidad. Parece que al abrir las salidas de emergencia no saltan las alarmas. Las únicas personas autorizadas para estar allí eran el personal de seguridad. En cuanto al tiempo que pudieran tener los sospechosos desde que desaparecen de las cámaras hasta que el tomo desaparece… todos tuvieron tiempo de llegar (al menos andando). La cámara de la sala se oscurece a la 1:21, poco después de los pasos. Interesante pregunta la del sensor de presión, ¿cómo pudo hacerse el cambio? En cuanto a la declaración del restaurador, parece que el vigilante nocturno le mencionó el lugar en el que había saltado la alarma. No había testigos (a esas horas, lo raro es que hasta la fecha los hayamos ido encontrando). El becario asegura que conocía la posición de algunas de las cámaras, pero que todavía no se ha ido fijando en todas. En cuanto a tu pregunta sobre la sábana, me temo que no hay indicios en el techo ni en ningún tipo de objeto expuesto a una buena altura.-VITRUBIUS VOLANTE: ante todo, salude al compañero 😉 Piensa que el hecho de que el restaurador conozca cómo transportar el libro no implica nada: nadie nos dice que el libro haya sido transportado correctamente. La salida desde su despacho sí parece apuntar más a él, pero no basta para condenarle. Como ya se ha dicho, cualquiera con tiempo y dedicación podría conocer la existencia de los puntos ciegos de las cámaras. En cuanto al porno, parece que el director lo intentaba mantener en privado hasta que este acontecimiento lo ha hecho público. Lo de su posición profesional suena interesante pero, una vez más, me temo, no nos sirve de mucho por ahora. Con respecto a tu posible explicación de que “nadie entró en el edificio”… bien observado, pero ¿te das cuenta de que, si el restaurador (o alguno de los demás sospechosos) es el ladrón, TAMPOCO SALIÓ NADIE? Por desgracia no podemos registrar la casa de Olazábal sin pruebas más sólidas, sin nada que pueda sostenerse en un tribunal. Veo que eres consciente de que estás teorizando sin pruebas (le pasa a todo el mundo, sobre todo al principio, créeme). Procura no basarte en nada que no puedas probar, sólo se convertirá en un obstáculo para tu razonamiento cuando aparezcan pruebas que se contradigan con lo que crees saber. Pero no te desanimes, que has hecho algunas observaciones bastante acertadas, diría yo.Vamos bastante bien para acabar de empezar, equipo. Arjona tiene que estar descojonándose a costa de sus compañeros de Robos. ¡Ánimo!

  12. “En cuanto al tiempo entre la alarma y la llegada del… ¿visitante? Lo siento, necesitaría que precisaras esa pregunta.”Perdona Jack, metedura de pata XD! Me refería al tiempo que tardó en llegar el vigilante desde donde se encontraba cuando sonó la alarma a la sala donde se cometió el robo… para acotar el terreno a registrar :p y ver si podemos descartar a algún sospechosoDe todos modos, creo haber notado algo sospechoso, pero tendré que releer dos veces el caso antes de arriesgarme a decir nada…

  13. Saludos Jack… Muchar cosas me trae a la memoria este caso… (Vortice, ¿El caso Slevin?), pero principalemente, un c´pítulo de John Doe, en el que tambien robaban la pieza central de una colección. Hablando de memoria, lo que el ladron hacía era mover cada dia un poc la camara de vigilancia, para que asi no apuntara a la urna. Por eso quiero comprobar que todas las camaras apuntan donde deberían. En este caso, el ladron era la vigilante, pero no saía muy bien parada. Me gustaría preguntar a los cuatro sospechosos si reconocen la sábana, o creen saber de donde ha salido.Tamben debemos comprobar como de sensible es el sensor de presión del tomo. Necesitariamos un facsimil del mismo, y la caja de porno (¿Alquien anotó los numeros? Tengo algunos huecos en mi colección…) y veamos si podemos, como dijo Parmanceda, usar el metodo Indiana Jones.En que me relea el caso y rellene algunos huecos, volveré por aqui. Un saludo y suerte!

  14. Gracias por la aclaración, Scherezade. No sabía si te referías al vigilante o al policía que realizó el atestado, de ahí la pregunta. El vigilante tardó aproximadamente dos minutos en recorrer, a buen paso, la distancia entre la sala en la que estaba y la puerta de entrada.Zalaya, bienvenido al caso. Sábanas como esa las hay a montones en el museo (no muy a la vista, pero dado que todos los sospechosos son parte del personal, todos la han reconocido sin dificultad). En cuanto al sensor de presión… no sé yo si vamos a conseguir una copia, pero ¿de verdad creéis que es una buena idea probar el método Indiana Jones? Porque o a mí me falla la memoria, o a Indiana Jones le falló el truco (¿no le cayó la piedra rodando detrás de todas formas?)

  15. Me estoy matando la cabeza para ver como pudo ser desconectado o burlado el sensor, pues creo que, una vez averiguado eso, estaremos un paso más cerca.Mis dos ideas son:El restaurador tiene que tener alguna forma de acceder a las piezas para restaurarlas, ya sea directa (Usando una llave o un codigo para desactivar los sensores) o indirecta (Avisando al guardia para que desconecte la alarma). Me inclino por la primera posibilidad…Y la otra, mucho más peregrina… Me da mala espina el becario.. No se, es mucha coincidencia que justo la noche que se queda encerrado sin avisar a nadie roben algo tan valioso. ¿Podemos comprobar su historial o estudios? Puede que se hiciera pasar por becario para entrar en el museo unas semanas y fijarse en las medidas de seguridad antes de dar el golpe… Igual es un Joven maestro ladrón.En todo caso, mis teorías apuntan a alguien desde el interior, y que no debió tener ocasión de salir, por lo que el tomo seguirá dentro, y a salvo. Quiero decir, nadie que se tome tantas molestias para robarlo, se arriesgadía a dañarlo…Averiguemos que condiciones ambientales necesita el tomo para su conservación y veamos si se cumplen en algún otro punto o sala del museo.Otra cosa que digo casi sin pensar… La caja de porno… ¿creeis que es más que una simple caja de porno? Quiero decir, hay alguien ahí fuera que nos conoce bien, y puede estar al tanto de nuestra racha de “pornicidad”.¿A.K. de nuevo? ¿O tanto tiempo sin un desafio ha hiper-excitado a mis neuronas y veo conspiraciones?Un saludo.

  16. Un saludo cordial a los habituales y a las nuevas incorporaciones.La sabana me perturba… me explico, aunque mi opinion es que se puede cruzar el museo esquivando las camaras, si añadimos la dificultad de llevar una sabana de gran tamaño la cosa ya se pone complicada… Mi suposicion es que la manta estaba alli. ¿Habria alguna manera de averiguarlo Jack?Tambien estamos dando por supuesto que taparon la camara con la sabana, pero podria haber sido desconectada desde el puesto de vigilancia…Bien. La secretaria dice que los pasos hacia la salida los escucho a la 1.20, pero la camara se oscurece a la 1.21… ¿El ladron se escapaba antes de cometer el robo? Necesitamos saber la situacion del despacho del director… me explico, ¿Esta en el trayecto de la sala del tomo hacia la salida, retirada de ese camino…etc? Como a Vortice a mi me da tambien en la nariz que la alarma era una maniobra de distraccion. Otra cosa. ¿Aque hora sono la alarma exactamente? Si sono a la 1.21 exactamente seria logico que nadie saliese en las camaras, tres de los sospechosos estarian dirigiendose a la puerta de salida a ver que pasaba mientras el cuarto cometia el robo. En este escenario descartariamos al restaurador ya que el ladron sacaria el tomo por la puerta de emergencia (Que no hace sonar las alarmas cuando se abre).Como ves Vitrubius, los veteranos tambien teorizamos sin pruebas.

  17. Perdon por el doble comentario, pero se me habia quedado una duda en el tintero…¿Podemos preguntarle al director de que manera se deshizo de las revistas antiguas?… La falta de porno en el otro lavabo tambien me perturba….

  18. Hola, soy nueva en esto, asi que dare muchos palos de ciego, pero intentare aprender de vosotros. Bueno, esto es lo que he pensado:Si el vigilante y alguno de los otros dos hombres tienen una complexión parecida, la secretaria podría haberlos confundido al avisar de que estaba en el despacho. Las pisadas igual le sonaban.¿La reunion con el coleccionista era para comprar o para venderle algo? Sólo lo sabían la secretaria y el director?, me explico, al haber pasado tres años restaurando el tomo, el hecho de que ahora se vendiera a “cualquiera”, podría no hacerle mucha gracia al restaurador.La manta, o sábana blanca, podría estar puesta a posta, ya que el restaurador seguramente tendrá bastantes en su taller, podrían intentar incriminarlo a él. No me queda clara la coartada del becario. Si entró antes del cierre del museo, el vigilante debería haberlo visto. Si entró después ¿cómo lo hizo? ¿Tiene alguna llave para abrir? Se podría preguntar al director, dónde se deshizo de las revistas, para tener una idea de dónde estaban antes de tomar el puesto del tomo.Y por último, se sabe a qué hora desaparecen las ersonas de las cámaras?, me refiero a si alguien desaparece antes de que la alarma suene, o todos se marchan después.Bueno, esas son mis ideas, seguiré el caso con entusiasmo.Saludos y besos a todos.

  19. Saludos, hermanos. Ya leído el caso a velocidad supersónica, comienzo a participar…Umm, Boniatus, dices que has revisado las grabaciones de las cámaras de vigilancia. Yo pregunto ¿Qué registran las cámaras cercanas a la oficina del director a las 1:20, aproximadamente (cuando la secretaria escucho los pasos)? La cámara de la sala del tomo chino se oscurece, la de la salida no funcionaba hace tres días. Pero, igualmente, si alguien paso por ahí hacia la salida, alguna cámara tendría que haberlo registrado ¿O no? Un mapita no vendría nada mal. ¿Quien tiene acceso a las cámaras y sistemas de seguridad además del vigilante y desde donde tiene acceso? ¿Tenía acceso el director? ¿Se puede acceder desde la computadora del director, quizás?Todo lo visible lo han dicho los demás colegas así que… Adieu. En un rato lo volveré a leer más tranquilo y veré que pasa.P.D.: ¿Sigue desaparecido el Señor Marrón? Es preocupante.

  20. O DIOS MIO!!!! LO TENGO JACK!!! UNA EXPLICACION LOGICA A LA SABANA!hace unos meses vi un programa que se llama cazadores de mitos, en el se intento burlar un sensor de movimiento, entre los miles de metodos que se usaron, uno fue el de ponerse una sabana y caminar letamente, este lograba un 100% de exito 😀sabiendo esto podemos decir que la hora donde se activo la alarma es falsa😀

  21. Gastón, siento desilusionarte, pero en el museo no hay sensores de movimiento, con lo cual esa tecnica no serviria de nada. Ademas piensa que las camaras habrian grabado a un fantasma moviendose lentamente por las salas.

  22. Buenos dias a todos!Aqui uno se relaja un poco, pierde el contacto con internet un par de dias y ya te tienen pisado el terreno… Vaya que si. En fin, solo decir que es mi primera intervencion en un caso real en la sociedad, asi que espero no patinar demasiado y aprender lo mas rapido posible de mis errores. Alla vamos:Despues de todo lo dicho y del empacho de información entre el informe del caso y las teorias de mis compañeros, a mi me resulta interesante la teoria de que el libro hubiera sido sustituido un tiempo antes y en este caso se hubiera robado una copia que se habia colocado en el lugar del original (como bien decia Vitrubius, aunque yo tambien reconozco que sigue siendo una teoria sin pruebas en las que apoyarse). Pero esto no implica directamente al restaurador, puede que en algun momento alguno de los otros se la jugara dandole el cambiazo antes de que devolviera el libro a su lugar, y asi mata dos pajaros de un tiro: robar el verdadero libro cuando nadie se de cuenta y hacer que todas las sospechas se dirijan al restaurador por el hecho de haber trabajado previamente con el libro.Bueno, ya se que he dicho poca cosa y que no tengo mucho por donde tirar. Solo una pregunta: ¿Alguno de los presentes en la escena tenia rencillas personales o algun problema con el restaurador?¿Tal vez el becario con ganas de trepar a toda costa? Estaria bien que hablaramos con los presentes sobre sus relaciones entre ellos.Seguire el consejo de mis compañeros y volvere a releer con mas detenimiento el informe y las teorias del resto para ver si saco algo mas en claro.

  23. Leticia, bienvenida a la investigación. Buena pregunta la de la coartada del becario… en principio decía que había entrado después del cierre, pero tras un poco de presión ha acabado confesando que se quedó encerrado en el museo. No tiene llave, y además debería poder desconectar la alarma para poder entrar después del cierre. En cuanto a la hora a la que desaparecieron todos… digamos que no desaparecieron todos a la vez, pero sí todos antes del robo, y en el momento del mismo ninguno estaba ante las cámaras.Rasudoque, bienvenido tú también a la investigación. En las cámaras no se ve a nadie camimando en dirección a la puerta de salida desde el despacho… ¿puntos ciegos de las cámaras, o mentira de la secretaria? Habría que estudiarlo. La sala central, ya que lo habéis preguntado, sí está entre la puerta de entrada y el despacho del director.Charlie, aparte de bienvenido a la investigación, espero que no te importe que utilice parte de lo que has dicho como ejemplo de por qué es arriesgado teorizar sin pruebas 😉 A ver. La teoría del libro sustituido por una imitación y luego robado no se fundamenta en absolutamente nada. Dado que no hemos visto el tomo robado, y dado que tampoco lo conocíamos de todas formas, no podemos saber si era el original o no. No podemos probarla. Sin embargo, y sabiendo que estamos trabajando con una hipótesis que no se sustenta sobre nada sólido, ya ha salido el comentario de “De todas formas eso no prueba que fuera el restaurador”. Pensad que algo que no se puede probar tampoco puede ser utilizado como prueba, así que ¿qué sentido tiene seguir avanzando en esa teoría? Encontrad primero una forma de demostrarla, y si lo conseguís podemos seguir desde ahí.Sé que me dejo preguntas en el tintero, y os pido algo de paciencia. Intentaré responder esta tarde.

  24. Bien, examinemos la situación.Mmmm.Interesante.Necesito algunos datos y coincido con los demás investigadores en que un mapita, plano o dibujo no vendría nada mal (podías incluirlo en la entrada original) para orientarnos.Quiero saber:-¿Qué puerta es la que hizo saltar la alarma y cual es su situación exacta tanto en lo referido al pedestal del tomo chino como a la última posición probada de cada uno de los sospechosos?-Datos de los sospechosos. Historial. Curriculum Vitae. Antecedentes, si los hubiera.Y una cosa más. Me decanto a pensar que el tomo aún estuviera dentro del recinto. ¿Han abandonado los sospechosos la escena y han vuelto a casa? ¿Están detenidos? Si siguen allí hasta esclarecer todo ¿se les puede obligar a permanecer allí? Si están en comisaria,podemos presionar para que los retengan más tiempo? Si el libro sigue allí el plan estará ideado para volver a recogerlo. Ah, el becario. Le aclaro, señor Ryder, lo último que dije de él. Probablemente sea inocente (de hecho lo es hasta que se demuestre lo contrario 😉 ) pero dada su situación de “hombre escondido” si creemos su coartada, el ladrón pudo pasar mil veces delante de su escondite sin ocultarse pensando que no había nadie más en el recinto. Es más, aunque no hubiera sido así, el becario es la única persona que al estar escondido ante el resto (nadie sabía que estaba allí) pudo ver, oír, oler, presentir, algo extraño y estar callándolo por no ser objeto de burlas. Quizá no quiera teorizar sin pruebas 😛 . Pero si se le aprieta un poquito igual dice algo.Ah, otra cosa (se me ocurren cada vez que voy a dar a “publicar comentario”. ¿Qué le parece si incluímos entre las preguntas de los interrogatorios la siguiente pregunta:-¿Qué sabes de A.K.??Por si las moscas. Igual alguien titubea o tiene miedo o vaya usted a saber qué cosas. No tiene nada que ver con la investigación, pero sería ideal para adelantarse al archienemigo que siempre parece que sale a la luz cuando ya se ha resuelto el caso, ufano de que nadie haya pensado siquiera en que él estuviese detrás. Si no surte ningún efecto tampoco perdemos nada. Bueno, le doy tiempo a que piense en todo esto.

  25. Bien, vamos a intentar contestar a las preguntas que me faltaban.-ZALAYA: Estoy de acuerdo en que el sensor parece ser la clave. Sabéis que siempre os digo que empecemos trabajando con lo que tenemos antes de pedir pruebas nuevas. Averiguemos cómo lo hicieron, y quizás podamos descubrir quién lo hizo. Al restaurador normalmente le llevan las piezas al taller, siempre bajo las condiciones específicas de transporte que él dicta, así que no tiene una forma de anular los sensores. En cuanto al becario, su historial está de su parte: estudiante de Bellas Artes en su último año de carrera. En cuanto a que el ladrón no tuviera oportunidad de sacar el tomo de allí porque no tuvo ocasión de salir… os recuerdo que ya había pasado media semana antes de que nosotros entrásemos al caso. Y en cuanto a una posible participación de A. K… no sé, no hay pruebas, yo personalmente no me lo creo 😛-PROFESOR BONIATUS: No es tan difícil cruzar el museo cargado con una sábana si la llevas doblada, ¿no te parece? Aunque también es posible que ya estuviera allí. Las grabaciones de la sala central antes de que se oscureciera la imagen no la muestran, pero todo dependerá de si estaba en algún punto ciego. En cuanto a una posible desconexión… tú mismo has visto los videos. Esa cámara grabó en negro. Si se hubiera desconectado, no se habría grabado nada. En cuanto a las revistas, el director dice que las tiró a la basura.-VÓRTICE MARXISTA: La puerta que hizo saltar la alarma es la puerta principal. Estaba a cuatro salas de distancia del tomo, a tres de la última posición conocida del vigilante, a siete de la de la secretaria, a seis de la del becario y en la otra punta del museo con respecto al restaurador. Ninguno de los sospechosos tiene antecedentes penales… necesitaría saber qué buscas en los demás datos. En cuanto a si han salido o no del museo, como ya he dicho antes, tened en cuenta que cuando nosotros entramos en la investigación el tomo ya llevaba desaparecido una semana.

  26. En que momento, o de que forma, le avisó la secretaría al vigilante que ella estaba dentro del museo. ¿Se lo dijo a los pasos que pasaban delante de la puerta?, ¿cara a cara?, ¿por teléfono? A lo mejor había dos vigilantes y uno era un impostor… a lo mejor… emm… que la secretaria identifique al guardia por las moscas. Si quieres dame el número de la secretaria y le pregunto yo.Saludos.

  27. Releyendolo todo se me ocurren las siguientes pregutnas…Según la secreteria, ella avisó al guardia de seguridad de que se quedaba, y hemos supuesto que lo confundió al ver a alguien pasar. Se sabe en qué momento cree ella que lo avisó (si fue cuando oyó los pasos, antes o después).Hay sólo un guardia, o ¿pudo haber habido un cambio de guardia?Sobre la caja, sabemos el peso?, si pesa más o menos que el objeto robado, podríamos hacernos una idea de cómo funciona el aparato de seguridad.¿Quién tiene acceso a los objetos?, tiene el vigilante llaves para quitar las alarmas?¿Cuánto tiempo llevan trabajando en el museo los sospechosos?La caja de porno, ¿fue tirada a los contenedores del museo?(los que hay en el callejón cerca de la salida del restaurador). Si es así cualquiera podría haberlo visto, si le preocupaba tanto que nadie se diera cuenta, ¿por que fue tan descuidado? Me intriga. Bueno, a ver si repaso todo otra vez, y me aclaro.

  28. Perdon por el doble comentario, soy Leticia, cambie mi nombre en el perfil. jejeUna ultima pregunta:Se ha verificado la situación del becario con respecto a los compañeros y el director?, me refiero a que, si sólo el director se burla, (o el que mas lo hace) o si los compañeros también lo hacen. Podría ser una razón para el robo.Se sabe sobre qué artículo iban a hablar el director y el coleccionista?Saludos.

  29. Muy buenas. Saludos a todos los investigadoresYo me voy a centrar por ahora en el aspecto ingenieril del caso: El estudio del sensor de presión.En primer lugar, me gustaría preguntarle al vigilante que sabe del dispositivo: Desde el modelo (Que puede usarse para buscar las especificaciones técnicas) hasta posibles fallos del dispositivo que ocurrieran en el pasado: Anécdotas de falsas alarmas provocadas por el mecanismo, o eventos que deberían haber saltado la alarma pero que no lo hicieron.Tambien me gustaría saber el peso combinado de la caja de porno, y el peso estimado del tomo (Este último dato preguntado al restaurador. Me imagino que es un dato conocido puesto que es necesario para calibrar el sensor de presión)De ahi pasaremos a la fase práctica: de nuevo con la colaboración del vigilante y de la policía, hacer pruebas con el sensor: Si realmente se activa, y que variaciones de presión ignora.En resumen, quiero averiguar de forma fiable:¿El sensor de presión funciona ahora?¿El sensor de presión funcionó como es debido el dia del crimen? (Diferencia de presión entre la caja y el tomo)¿Alguien que conociera a fondo el mecanismo podría haber robado el tomo o es imposible?

  30. Hay una duda que me reconcome desde hace algún tiempo, y que por más que intento pensar en como puede ser, no logro imaginarmelo.Boniatus nos cuenta que en las cintas de seguridad se ve que <>la camara que enfoca al tomo se queda <>de golpe<> a oscuras<>. Es decir, que no se ve nada que bloquee la vista?Si suponemos que se usó la sabana o algún otro objeto para tapar la cámara, se debería de empezar a ver un poco del objeto que la tapa. Así podríamos confirmar si se usó la sabana o no. Y si no se ve ningún objeto, cómo dejó de grabar la cámara?Por cierto, la sabana es blanca? Alguien hizo un comentario al respecto, pero la cámara grabó en negro, así que necesitaría confirmación…Luego hay otra cosa, más tontorrona. He comprobado en otros casos que cosas que parecen triviales y tontorronas luego resultan no serlo, así que preguntaré. Si eso, ya me regañará Jack por perder el tiempo 😛El ordenador del director tiene muy desgastados la barra espaciadora y los cursores. Si el ordenador se usa para trabajar, es raro que sean esas teclas las más desgastadas, y la mayoría de videojuegos usan el ratón y el famoso AWSD. Así que, para que usa el director su ordenador, y en particular esas teclas? Se le puede preguntar al respecto?Y en cuanto al sensor de presión, si el método Indiana Jones fuese factible (sé que al arqueologo le falló, y por eso preguntaba por el funcionamiento del sensor) para que no saltase la alarma el peso de la caja tendría que ser exactamente el mismo que el del libro. Quién conocía el dato del peso exacto? El restaurador seguro, pero informó a alguien más?Se ha dicho que se vé al restaurador salir a tirar la basura por la salida de emergencia. Hemos podido examinar esa bolsa de basura, o ya se dá por perdida? Y si una cámara enfoca la salida de emergencia, se abre en algún otro momento?Y ahora que lo pienso… <>sólo se ve al restaurador salir por su salida de incendios, horas más tarde, para sacar la basura con total tranquilidad.<> Si sale horas más tarde, quiere decir que la policía ya había llegado al lugar de los hechos e iniciado la investigación. Si el restaurador declaró estar preocupado por el tomo robado, y suponemos que alterado por los hechos, cómo pudo actuar con tanta normalidad y tranquilidad a la hora de sacar la basura? Quisiera preguntarle al respecto, así como al agente 007 (no se llamará Jaime, no?) si el restaurador estaba intranquilo y preocupado.Debería preocuparme, cada vez que empiezo a escribir una duda me surgen veinte más, cada cual más disparatada. Sé que estas preguntas no parecen acercarnos al cómo se hizo (y con ello al quién) pero son dudas que quizás puedan aclarar las cosas…

  31. Se me ha ocurrido otra linea de investigación sobre las revistas porno. En primer lugar, aunque creo que es totalmente obvio, quiero afirmar que <>quien recogió las revistas de la basura es la misma persona que cometió el robo<>. La falta de otras huellas indica que no se volvieron a usar de la forma habitual por otra persona.El ‘ciclo vital’ de las revistas es bastante evidente: El director las compraba, las ocultaba en su cuarto de baño personal y, a medida que se iba cansando de ellas, las iba tirando. Como poca gente tira cajas enteras de revistas de golpe (Y menos si quiere pasar desapercibido), lo mas probable es que la adquisición de las revistas tiradas se realizara poco a poco. Este punto puede verificarse preguntando al director. Ergo, ya que la motivación del reciclaje ha sido descartada, eso quiere decir que el uso ilícito de estas revista fue planeado hace bastante tiempo. ¿Cuanto tiempo? Pueden hacerse dos estimaciones independientes: La diferencia entre la fecha de publicación entre la revista mas antigua y la más moderna del montón hallado en la escena del crimen (Muy poco fiable, usado si es imposible usar la otra medida) y dividiendo el número de revistas encontradas en la escena entre la cantidad de revistas que el director tiraba cada mes. (De nuevo, dato preguntado al director.)Del tiempo mínimo calculado de recolección de estas revistas, se pueden inferir los siguientes datos:– Cualquier sospechoso que no trabajara en el museo antes del inicio más tardio posible es, con toda certeza, no culpable en solitario del robo.– Si la fecha de entrada en el museo del tomo chino es posterior al inicio más tardio, entonces el motivo del crimen no era el robo, sino la de perjudicar al director del museo.– Es bastante posible que la causa del robo este cercana a la fecha de inicio de la recolección. Si se puede averiguar con precision esta fecha, preguntar al director sobre eventos en ese periodo.Eso es todo por ahora.

  32. Magnífica deducción, Farsan, brillante, me quito el sombrero ante usted.Por otra parte se me ocurren un par de teorías descabelladas de las mías. Teniendo en cuenta la distancia entre todos los implicados (entre sí me refiero) se me ocurre que podían haber hecho una cadena humana para que, una vez saltase la alarma las cámaras les grabaran lejos del crimen. Es decir, uno tapa la cámara, el otro da el cambiazo con la caja de porno sobre el sensor, le lanza el libro al becario (ya colocado en ángulo ciego), el becario se la pasa a la secretaria (tb en ángulo ciego) y ésta se la lanza al restaurador que la esconde o la tira por laventana (la que no tenía alarma 🙂 ). O bien en sentido inverso, siendo el último eslabón de la cadena el vigilante que posteriormente lo tiró a la basura tranquilamente donde cualquiera de los que ya estaban fuera pudiera recogerlo con parsimonia (igual que si lo arrojaron por la ventana, claro).Por otra parte y volviendo a mi teoría inicial me gustaría comprobar personalmente los cuartos de baño poniendo especial atención a los respiraderos. Como bien dijo el inefable Boniatus NO ESTARÍA DE MÁS PODER ECHAR UN OJO A LOS PLANOS DE LOS CONDUCTOS DE VENTILACIÓN. Pero si el libro aún está allí quizá sea un buen escondite. Me inclino por el baño donde se escondía el becario. Podía estar nervioso dando vueltas y consultando el reloj porque esperaba la hora del robo (y en un momento dado la coreografía preparada que relaté antes de lanzarse el libro de unos a otros). Lo de A.K. , señor Ryder, me parece muy bien que usted no se lo crea, pero por sino entendió bien a lo que me refería se lo explico de nuevo:En el interrogatorio colar una frasecilla como ¿”de qué conoce a A.K.?, así, directamente, sin titubeos puede conseguir que, en caso de estar implicado alguien dude. Eso sería genial. Por otra parte, si nadie duda pero sí que resulta estar implicado me quedaría mucho más tranquilo. ¿Por qué? Pues porque si resulta estar detrás de todo cuando el caso acabe habrá un apéndice con una carta en la que, con sorna, nos dirá que, como siempre no la hemos visto venir. Pues sí, la habríamos visto venir. Bueno, al menos dimos un palo de ciego, pero igualmente efectivo tanto como si funciona como sino, al menos para nuestra conciencia.Digo yo, vaya.Resumiendo:-Revisar cuartos de baño y ventilación. Me ofrezco voluntario.-Plantearse por un momento que TODOS los sospechosos sean culpables (además de excelentes coreógrafos y ejecutantes).-Colar la pregunta de A.K por si cuela.Todo eso.He dicho.

  33. que lastima, pense que tenia la clave, supongo que crei que eran censores de movimiento y no a presion. Veamos…-reafirmo pedir un mapa detallado del lugar(todabia no se en cual de las 4 habitaciones estaban las tablillas) y la revision de la ventilacion.-podriamos hacer una comparacion detenida de las filmaciones y lo filmado(no tengo muchas esperanzas pero tal vez descubramos algo jack)-si el restaurador no escucho nada como supo que era lo que robaron? me parece sospechoso.-hace cuanto tiempo lleba trabajando el becario…digo…es de confianza? o llego el dia que se consiguieron las tablilals?

  34. Pequeña broma sin ánimo de molestar, sin ningún ánimo de molestar, lo juro. Es que lo he leído, se me ha ocurrido y llevo media hora partiéndome de la risa:CENSORES DE MOVIMIENTO: Dícese de funcionarios que, en algunos regímenes políticos, velan por la ética y la moral castrense presentando y aplicando leyes que exijen que los ciudadanos se queden quietos (así no pecan). Grito de guerra: 1, 2, 3, pollito inglés (pero en latín, que es más inquisitivo).xDDDisculpen la coña, pero mi cabeza anda regulera.Saludos.

  35. emmmm…mejor dedicate a investigar, creo que te va mejor que comediante :).

  36. Sí, creo que sí.Gastón, sé que no te has molestado, pero por si acaso, que conste que era solo una broma sin intención.No obstante, mil perdones de corazón si en lo más mínimo te ha molestado.Un abrazo.

  37. No hay ningun problema en utilizarme como ejemplo Jack (ya se que voy con un poco de retraso con respecto al comentario en que se referia a mi, pero bueno). La verdad es que el vertiginoso ritmo que esta llevando esta investigación me esta saturando un poco y por entrar en el asunto añadiendo algo nuevo, me temo que me he cometido el error de agarrarme a algun “castillo en el aire”, asi de simple.Seguire intentando buscar algo de lucidez para con todo esto, pero no estoy en circunstancias ni horarios apropiados para ello ahora mismo. Animo compañeros!

  38. Parmacenda, creo que puedes haber dado con un punto clave. Con todo, aún necesitaremos confirmarlo.Esta es la situación. Como ya os he dicho, la famosa jugada de Indiana Jones le salió mal al propio Indiana Jones porque no calculó bien el peso. Sin embargo en esta ocasión el sensor de presión no disparó la alarma. Lo que sólo puede significar dos cosas: alteraron el sensor de presión, o la caja de porno pesaba exactamente lo mismo que el tomo. Por desgracia no tenemos el tomo para comparar el peso, pero os puedo decir que la caja de porno tenía el peso exacto al cual estaba calibrado el sensor.Así que ahora nos falta verificar si alguien, aparte del restaurador, conocía el peso exacto del tomo, o si hay alguna forma de descubrir si el sensor de presión fue alterado. ¡Vamos, equipo, que ya casi lo tenemos!

  39. No se porqué, pero a mi me parece mas factible que alguien tenga acceso a los controles de seguridad (donde aparte de las camaras estara tambien el sensor de presión) y modifique los niveles de alteración del sensor para permitirse un mayor margen de error en el peso del objeto que lo sustituya, que el hecho de conocer el peso exacto de la pieza a robar e ir calibrando tan meticulosamente una caja con revistas hasta dar con el peso exacto. Seria un proceso mucho mas lento y en el fondo arriesgado, porque aun asi podría fallar ligeramente el peso y saltar la alarma de todas maneras…De todas formas sería interesante hablar tanto con el vigilante sobre el funcionamiento del sensor de presión, y si recientemente alguno de los compañeros ha venido a hacerle alguna visita interesandose por el sistema de seguridad en general o sobre el libro en particular. Y si es necesario, ir por nuestra cuenta a investigar con detalle en la sala de control de seguridad. Y por otra parte hablar con el restaurador con respecto a cuantas personas podían conocer el peso del libro.

  40. el restaurador dijo haber estudiado la tablilla por mucho tiempo, creo que es la persona mas indicada para preguntar el peso de la tablilla.

  41. Estoy con Parmacenda: la clave puede residir en el momento en el que el restaurador sacó, tranquilamente, la basura del edificio, horas después del robo. También a mí me olió a chamusquina cuando lo mencionaste, Jack, en parte porque encajaba (jajaja, risa de superioridad intuitiva) con mi teoría inicial: puede que no se registrase correctamente el lugar durante el tiempo inmediatamente posterior al robo. De esta forma, el restaurador pudo sacar el tomo del edificio sin ningún problema. El único problema que le encuentro a esta teoría es que es difícilmente verificable.Pero así encajarían muchas de las piezas:– Los pasos que oyó la secretaría.– El hecho de que creyese haber avisado al guardia.– La puerda de emergencia que no hace saltar la alarma.– El conocimiento que el ladrón tenía de los puntos ciegos.– El hecho de que las revistas fueran recuperadas del contenedor.– El conocimiento que el ladrón debía tener del peso del tomo y del funcionamiento de los sensores.– El hecho de que el restaurador saliese tranquilamente a sacar la basura.– Que no hayamos encontrado el libro en el interior del edificio.Sólo no sé cómo encajar dos puntos en esa teoría:– El hecho de que fuera la alarma de la puerta principal la que sonase.– El oscurecimiento de la cámara.Si me dejo algo, vosotros mismos os daréis cuenta.Enhorabuena a todos. Sé que estamos a dos pasos de la solución de este caso.¡Nos vemous!

  42. Bueno, estoy un poco perdido, asi que voy a intentar describir una teoría de como ocurrio todo a partir de los datos que sabemos.Básicamente el ladron, suponiendo que sean uno de los cuatro sospechosos principales, se escabullió de las cámaras en el mismo momento que los otros sospechosos tambien se perdieron de vista. Esta sincronización no puede ser casualidad. Posiblemente, al activarse la alarma de la puerta principal los sospechosos se dirigieron hacia ella para ver que es lo que pasaba (reacción natural) y, como se sabe, la cámara de la zona de la puerta está desactivada. Mientras tanto, el ladrón aprovechó el desconcierto para ir hacia la sala del tomo, sorteando las cámaras, colocárse bajo la cámara que enfoca el tomo y lanzando hacia arriba la sábana para que se quede colgada de ella.A continuación, el ladrón se acercó al pedestal del tomo, y dio el cambiazo por la caja de revistas. Dependiendo de las características técnicas del sensor de presión, esto <>tuvo<> ser una tarea fácil, o si no es muy probable que o hubieran saltado las alarmas, o que hubiera tenido que gastar mucho tiempo en hacerlo, lo cual no encaja con lo ocurrido. Por tanto, el método usado probablemente fue el del cambiazo a lo Indy, como se sugirió anteriormente.Con el botin seguro en sus manos, solo queda la tarea de quitárselo de encima: La extracción de la basura no es un mal camino, pero fácilmente se podría ocultar dentro del mismo museo, ya sea en un punto solo conocido por el (por ejemplo, aunque no es la única opción, dentro de los respiraderos) o en un lugar en el que pudiera pasar desapercibido (Cajas cerradas en el almacén, entre otros libros similares, etc) Como comenté antes, este paso tambien tuvo que ser realizado rápidamente.Al final, el ladrón volvió al punto en el que le encontraron cuando vino la policía.Con este modus operandi, se ve que el ladrón tuvo que saber las siguientes cosas:– Conocer el museo de cabo a rabo– Conocer la disposición de las cámaras, y como evitarlas– Conocer el funcionamiento de los sensores de presión– Saber el peso exacto del libro, ya sea por conocimiento previo (Datos que dispone por lo menos el restaurador) o extraido de las características del sensor (Tuvo que ser calibrado para el peso del libro)– Tener un buen escondrijo/ruta de salida para el libro– Tener conocimiento del ciclo vital de las revistas porno del director, y medios para recuperarlas sin que nadie se diera cuenta.– Conocimiento sobre la alarma de la puerta, y de la averia de la cámara.¿Me dejo algo?

  43. Más que dejarte algo, Farsan (bienvenido por cierto, que me olvidé de saludarte en tu anterior conjetura), te confundes en algo. La cronología vino a ser la siguiente: para la una y veinte, todos los sospechosos habían ido ya desapareciendo de las cámaras; a la una y veintiuno, la cámara que enfoca al tomo queda en negro; la alarma suena después de eso, a la una y treinta y siete; el vigilante nocturno llama a la policía y corre a la puerta de entrada; al no ver a nadie allí, invierte el tiempo que tardará la policía en llegar en registrar el museo y encuentra a los sospechosos. Al llegar la policía, se descubre el robo.Por tanto, parece improbable que la alarma se activase para hacer que todo el mundo fuese hacia la puerta y así tener vía libre hacia la sala central. Hubo un buen lapso de tiempo entre la desaparición de los sospechosos ante las cámaras y la alarma, y en ese espacio de tiempo la cámara de la sala central permanecía a oscuras. Yo también creo que se disparó la alarma para despistar, pero no para cometer el robo en ese preciso momento. Diría que el robo ya había sido cometido antes de que la alarma se disparase.

  44. Ok, error mio.A ver si lo tengo claro ya: ¿El vigilante tardó dieciseis minutos desde que sonó la alarma en llamar a la policía e ir a la puerta? No se tu, pero a mi me parece un tiempo excesivamente largo.Tambien tengo dudas sobre el comportamiento del vigilante: ¿Por que llamó a la policía ANTES de ir a la puerta? No pudo ser porque vio que faltaba el tomo, puesto que se descubrió al llegar la policía. No pudo ser por encontrarse con alguien que no debía estar allí, porque registró el museo y se encontro con el resto de los sospechosos despues de llamar a la policia.Por cierto, manda huevos que el vigilante registrara el museo y no se diera cuenta de la falta del tomo.

  45. Pues no, no lo tienes claro 😛 La alarma suena a la una y treinta y siete, y EN ESE MISMO MOMENTO llama a la policía. Y sí, la verdad es que un poquito sí que manda cojones que no se fijase en que el tomo chino se había convertido en una caja de porno, pero en fin 😛

  46. Umm, no, Farsan. La cámara que vigila al tomo se oscurece a la 1:21 (curioso que nadie se haya dado cuenta de esto, por cierto) y a la 1:37 suena la alarma de la puerta principal. Cuando suena la alarma (1:37) el vigilante llama a la policía y se dirige a la puerta. No sabemos cuanto tardó en hacer el llamado y llegar a la puerta. Los dieciséis minutos entre las 1:21 y las 1:37 no sabemos que estaba haciendo el guardia (CREO que no sabemos) pero si sabemos que no había escuchado la alarma, por que todavía no había sido disparada.En cuanto a quien puede saber el peso exacto del tomo chino debemos estar todos pensando en que todos, de una manera u otra, podrían tener acceso a esa información. Pero en principio los que tendrían que saberlo directamente son el restaurador y la persona que programó el sensor de presión. Sería bueno saber quien es esa persona, ¿no?

  47. Y no se dio cuenta el vigilante de que la cámara del objeto mas importante del museo, estaba apagada, o tapada?Podríamos preguntarles a los sospechosos qué hacían en esos momentos, se sabe desde cuando trabajan en el museo?

  48. Hmm… No necesariamente, Ceres. Es posible que, cuando el vigilante se paso por la sala en su registro, la cámara ya estuviera destapada. (Eso si, suponiendo que el vigilante no sea culpable del robo)El ladrón pudo tirar de la sábana en cuanto terminó el robo, de nuevo a salvo bajo la cámara, o la sábana pudo caer por si misma algo más tarde si no estaba bien colocada (Menos probable).De todos modos, este es un hecho facilmente verificable: Viendo las grabaciones de las cámaras, y comprobando la hora en la que la cámara que apunta al pedestal del tomo deja de estar en negro.Si deja de estar negra algo antes de las 1:37, lo mas probable es que el ladron destapara la cámara.Si se destapa tras esa hora, es posible que el vigilante la destapara, y se abre la posibilidad de su complicidad (poco probable, no tiene sentido esa accion por ese camino) o negligencia (bastante probable, puesto que la sabana canta mucho si siguiera puesta.)Investigar posible negligencia del vigilante: ¿El director jugaba a los marcianitos? Si no, alguien usaba regularmente su ordenador para ese fin, y me suena algo propio de un vigilante aburrido.

  49. Si, podria ser.En cuanto a lo de los marcianitos, el ordenador del director no tiene contraseña alguna?, y si como dices, fuera por el aburrimiento del vigilante, y estuviese acostumbrado a ello, habría visto a la secretaria, ya que estaba en el despacho. Me parece poco probable que sea el vigilante, pero supongo que viendo alguna grabacion de algun otro día podría confirmarse si el vigilante entra normalmente en el despacho del director, no?Una pregunta, hay alguna cámara dentro de las habitaciones donde estaban los sospechosos (aparte de la del baño que sabemos que sí).

  50. Sabemos que había cámaras en el baño (aunque enfocadas sólo a los lavabos), en el despacho (aunque no enfocan el cuarto de baño), en cada sala del museo (aunque con sus puntos ciegos) y una en el taller del restaurador, así como otra en el exterior de su salida de incendios. Por eso sabemos que todos habían desaparecido de las grabaciones antes de la hora del robo.En cuanto al tema del peso del tomo… el sensor fue calibrado por un técnico de la empresa de seguridad que instaló el dispositivo. Siguiendo el procedimiento estándar de la empresa, pesaron el tomo in situ, calibraron el sensor en base a la información obtenida y luego no conservaron esa información (garantía de la empresa de que no la utilizarían para otros fines).

  51. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  52. Entonces, mas o menos teniendolos a todos ubicados, ¿podríamos saber, quién desapareció primero y en que orden desaparecieron los demás?¿No se les ve en ningún momento desde algo antes de las 1:20 hasta las 1:37 en ningún sitio del museo?Y una pregunta más, el baño donde estaba el becario pasa por el despacho del director?. Podría ser fortuita la alarma, me refiero a que aparte del robo, el becario, viendo las horas que son, y pensando que no hay nadie, saliese del baño, y se dirigiera a la entrada, pasando por el despacho. (pasos que oyó la secretaria), y buscara la salida, al encontrarla, trató de salir, y la alarma se activó.¿Se sabe si el becario ha tenido acceso al tomo mientras era arreglado, o desde cuando está el en museo? ha trabajado antes en algo?Cuando el tomo fue calibrado, ¿hubo alguien más presente?

  53. Jack se me ocurrio una idea con este razonamiento:¿que evento pudo haber hecho que todos los sospechosos abandonen sus lugares y que deje una camara en negro?creo que la sabana pudo haber sido puesta para despistar, tal vez lo que hizo que se fuera a negro fue un corte de la luz.Se que suena totalmente descartable 🙂 pero hay que considerar todas las opciones

  54. pero si hubiese habido un corte de luz, las cámaras se habrían apagado, no?

  55. Lo había pensado, pero lo he descartado. De haber habido un corte de energía no sólo se habría apagado la cámara (y dejado de grabar, en lugar de grabado en negro): también se habrían cortado todas las demás. No, tal parece que la cámara había quedado cubierta.

  56. Después de el restaurador y del que instaló el censor de presión, en la lista de los que conocen el peso del tomo, el siguiente debería ser el director del museo. Se supone que todo lo concerniente al museo tiene que pasar por sus manos, incluyendo esos datos. Por consecuente la secretaria también podría tener acceso a este dato y quien sabe si el becario podría llegar a estos datos también. Como para eliminar posibilidades… ¿Cuál es la coartada del director?Y por cierto, ¿Qué trabajo cumple específicamente el becario en el museo?

  57. Me corrijo, “Sensor de presión”, no “censor de presión”. No sea que venga Vórtice con sus chistes. 😛

  58. Saludos,gente.Pasaba aqui para saludaros,y deciros que me he leido el caso,y debo decir que se os han escapado varios detalles:.-analizad si el material pornografico tiene rastros de pelo de wookie..-mirad las grabaciones para ver si la caja de porno la movia alguien…o era movida…por la Fuerza.Buen blog éste,desde luego.Sherlock holmes estaria contento.

  59. pta que me dios risa lo del wokie xDacabo de leer algo que me inquietala secretaria dijo que estaba concertando una cita entre el director del museo y un “coleccionista privado”, extraña coincidencia habiendo un robo en el museo. Propongo mandar a algunos investigadores haber que sucede en esa cita.pd:talvez si sedusco a la secretaria este nos de mas informacion 😉

  60. perdon de antemano por el doble post 😀el restaurador dijo que no escucho la alarma, entonces como en su declaracion supo que se robo? tal vez es solo paranoia xD pero mejor ser precavido(la clave siempre esta en los detalles)

  61. Hola a todos. Creo que ya es un poco tarde para incorporarse, pero más vale tarde que nunca. Me ha dado mucha rabia que conforme me iban surgiendo ideas iba viendo que ya se le había ocurrido a alguien, pero qué se le va hacer. Tampoco voy a aportar ninguna teoría revolucionaria, pero voy a hacer alguna observación de los datos que tenemos. A lo que vamos:– Parece bastante claro que la sábana fue utilizada para tapar la cámara. Que sea blanca no tiene nada que ver: la cámara se oscurece por la falta de luz que provoca la sábana opaca, no importando su color.– ¿Se le ha preguntado a los sospechosos dónde demonios se metieron cuando desaparecieron de las cámaras? Y por otra parte, cuando el vigilante los encuentra están cada uno en su sitio (eso creí entender): ¿En qué momento exacto vuelven a aparecer delante de las cámaras?– Mucha gente exige un mapa. Creo que si fuera imprescindible ya nos lo habrían proporcionado (tan sádicos no sois…¿verdad?…¿¿verdad??)– Lo de las teclas del ordenador del jefe…en fin, me parece una tontería. Junto con las revistas y su afición por putear al becario, lo único que me indica es que quizás sea un incompetente y encima, un cabrón. Aunque bien pensado esto no es una tontería. Son buenas razones para darle un escarmiento.– Lo de lanzar el libro de ángulo muerto a ángulo muerto…debe ser imposible. Es pesado y además, veríamos un libro volando de vez en cuando por las cámaras. Sin embargo…las cámaras me parece que pueden dar una información tan vital que…¿seguro que no se os ha escapado nada? Un segundo visionado no vendría mal. Y por último algo que no me queda nada claro: el peso del libro puede ser igual al de la caja de porno, pero al realizar el cambio tenemos que levantarlo ¿eso no dispara la alarma? (lo siento no me acuerdo de esa escena de Indiana Jones).Suerte

  62. Amigos!!!He estado fuera el fin de semana y andaba preocupada por si a la vuelta esto ya estaba finiquitado, pero parece que nos hemos atascado.Tenemos muchas hipótesis, y pocas pistas o, peor aún, no las aprovechamos.Veamos, me he intentado poner al dia rapido, a ver si saco algo en claro.De momento, querría saber a que hora vuelven a aparecer los sospechosos en las cámaras de seguridad, y si es en la misma de la que desaparecieron. Esto es, si el becario volvió a aparecer en el baño, la secretaria en el despacho, etc…¿Alguno de ellos desapareció antes de la 1.21? Podrian ser de esa persona los pasos que oyó la secretaria…Un saludo!

  63. Preocupado, andaba preocupado.Muy preocupado, mi sexualidad me juega malas pasadas…Perdón por el doble post.

  64. Siendo para aclarar un punto tan crucial como si eres niño o niña, Zalaya, se te dejará pasar 😛Bien, vamos a irnos poniendo al día, que reconozco que últimamente no respondo tanto como debería. Todos los sospechosos reaparecieron ante las cámaras en el siguiente orden:1- El vigilante apareció cruzando varias cámaras, desde el último punto en que se le vio hasta (o hacia, mejor dicho) la puerta de entrada. Esto fue inmediatamente en el momento en que sonó la alarma.2- La secretaria reaparece en el despacho. No se la ve entrar por la puerta. Todo apunta a que estaba en el baño. Aproximadamente veinte segundos después de sonar la alarma. Dato curioso: cuando desapareció llevaba el pelo recogido, cuando reapareció lo llevaba suelto.3- El becario reaparece en el cuarto de baño, agitado y algo más desarreglado que cuando desapareció (la camisa sin remeter). Aproximadamente un minuto después de que sonara la alarma.4- El restaurador es quien más tarda en reaparecer ante su cámara, emergiendo del punto ciego en el que se sitúa la entrada a su taller. Tarda tres minutos. Declara que, cuando oyó la alarma (antes de que alguien pregunte, nunca se ha dicho que no la oyera, sino que no vio ni oyó a nadie acercarse ni a la sala central ni a la puerta principal), salió de su taller para ver qué pasaba.Dado que también lo habéis preguntado, el orden de desapariciones es el siguiente:1- El restaurador bosteza, se frota los ojos, sale del ángulo de la cámara de su taller. Declara haberse echado un sueñecito en la silla que tiene junto a la puerta. Faltan diez minutos para el robo.2- El becario entra y sale del ángulo de la cámara, dando vueltas con nerviosismo por el cuarto de baño. En un momento, aunque no se le ve claramente, su reflejo en el espejo parece mirar el reloj. Entra en uno de los cubículos y no vuelve a aparecer hasta después del robo. Faltan ocho minutos.3- La secretaria está concentrada en su trabajo cuando de pronto levanta la mirada hacia el baño. Está de espaldas a la cámara, no se puede saber con seguridad si algo le ha llamado la atención o si simplemente está pensando en ir. Finalmente se levanta y desaparece. Faltan seis minutos.4- El vigilante nocturno hace su ronda según su itinerario marcado. En varias ocasiones entra y sale del ángulo de las cámaras. La última vez que desaparece, tres minutos antes del robo, no vuelve a aparecer hasta que saltan las alarmas.Espero que esto os ayude. Sobre cuestiones de planos del museo y de sus respiraderos… podría ser complicado, pero quizás podamos agilizar los trámites; ¿qué esperáis encontrar, exactamente?

  65. ¿Hay forma de llegar del baño del becario al de la secretaria? ¿Se puede llegar de uno a otro en, digamos, 40 segundos sin ser captado por las camaras? Si es asi, aunque sea por los respiraderos, opino que la secretaria se zumbaba al becario.Si conseguimos demostrar eso, mirando sos registros de llamadas, para ver si el la llamo a ella para que fuera, o son complices, o podemos descartarlos como sospechosos por estar…. empleando su tiempo en otros asuntos.

  66. Y si, parecería que se cruzaron los tubos de ventilación para darse al placer carnal.Probemos suerte. Vayamos directamente con el becario o la secretaria diciéndoles que sabemos que esa noche se encontraron. Los asustamos con que si no nos cuentan lo que estaban haciendo les mutilaremos sus genitales. Atemorizarlos con meterlos presos también podría servir.

  67. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

  68. Apoyo la teoría de que el becario fue a zumbarse a la secretaria, y me da un poco de pena la secretaria, el becario dura demasiado pokito, no?Sería posible inspeccionar el baño un poco más a fondo, para ver si se dejaron algo, o cayó algun fluido?, asi los podríamos descartar.Nos quedan dos supuestamente. Voy a volver a leerlo a ver si saco algo en claro.

  69. pero descartarlos totalmente?mmm amenos que inspeccionemos los tubos de ventilacion no adelantemos nada(aunque parece lo mas acertado zalaya)incisto que debemos infiltrarnos en la reunion del director con el coleccionista privado.tengo una duda. Fue necesariamente activada la alarma en la habitacion del libro? lo digo porque a lo mejor el sistema esta conectado pudiendo lebantar cualquier otra cosa en su lugar. siendo asi pudieron haber sido complices el becario y la secretaria golfa.

  70. El becario y la secretaria, ¿eh? Muy interesante: de probarse que esos dos estuvieron <>zumbándose<>, como bien decís todos, creo que sería suficiente motivo para descartarlos como sospechosos o, al menos, para sacarlos de la primera línea. Nadie hace eso durante un robo, excepto quizás, Nicholas Cage.Reduciríamos nuestros sospechosos a asesinos del Dr. Lemmon al vigilante, el restaurador y una hipotética tercera persona. El vigilante parece por momentos un incompetente, pero, al igual que el restaurador, tiene una coartada bastante sólida. Y seguimos sin pruebas.Qué asco.

  71. Ceres, en defensa del becario diré que, con las alarmas berreando por todo el museo, a cualquiera se le cortaría el rollo 😛Muy bien, se ha comprobado, los conductos de ventilación podrían servir para llegar de un cuarto de baño al otro en poco tiempo (en bastante menos que lo que se tardaría en ir andando), pero no cabrían los dos a la vez. Al menos, no uno encima del otro. Y definitivamente, no si además se tenían que mover. Hablaremos con ellos, a ver si este hallazgo les hace cambiar su versión. ¡Buen trabajo!

  72. Jajaja, bueno, dejaremos de dudar de que dure poquito por que me parece buena razon el susto d elas alarmas.XDX cierto, no creo que tuvieran que moverse dentro de los conductos, sino que el becario pienso que llegó al baño y tocó la puerta o susurró a la secretaria que ya estaba allí (las camaras no graban sonido, no?) y pienso que se lo montaron en el baño del director, ya que es el sitio mas seguro si el director no solia dejar que entrara nadie.(sabemos si graban sonido las camaras, y si es asi, se escucha algun sonido o golpe antes de que la secretaria mira hacia la puerta del baño?

  73. Una teoría muy interesante la del becario y la secretaria… Además podría explicar el nerviosismo del becario (no podía esperar a ese momento) y que mirase el reloj. Esperemos que se pueda confirmar, pues eso nos ayudaría mucho en la investigación.En cuanto a las coartadas sólidas, después de ver los tiempos de desaparición y aparición de las cámaras, es el restaurador el que tiene la peor coartada. Esta 13 minutos fuera de cámara, siendo el que antes desaparece y el que más tarda en reaparecer. El vigilante, por contra, al aparecer en cámara casi a la vez que la alarma es el que mejor coartada tiene, siempre y cuando no se pueda hacer saltar la alarma a distancia (Se podría comprobar este punto?)Así pues, me parece que es el restaurador quien peor coartada tiene. No solo sabría el peso del tomo y tiene acceso directo al exterior (y a las revistas tiradas) sino que tiene el tiempo suficiente como para actuar.Por desgracia no hay pruebas que le incriminen ni que le descarten, así que toda esta teoría coincide con los hechos, pero no se puede demostrar…Odio cuando pasa eso.

  74. Es un poco raro que la secretaria y el becario fueran a encontrarse en un baño por los conductos del aire, estando en un museo casi desierto, pero bueno, supongo que no querían que los viera el vigilante ni que quedara registrado en las cámaras.Es obvio que el becario no se quedó encerrado “sin querer”. Al vigilante se le ve atravesando varias salas hacia la entrada desde un punto ciego en el que había desaparecido. Pudo haberse parado allí un rato de pie, pero es sospechoso. Podría haberse movido por los ángulos muertos hasta el lugar donde se desconectan las cámaras. La secretaria oye sus pasos (1.20) pero las cámaras no registran a nadie. Oscurece la cámara a la 1.21. Si el vigilante y el restaurador dicen haber acudido a la entrada cuando sonó la alarma, y los dos dicen que no se encontraron a nadie, alguien miente. Al vigilante al menos lo vemos yendo en aquella dirección. Pero ¿y el restaurador? Va a hecharse una siesta a la silla colocada en un punto ciego junto a la entrada de su despacho. Luego dice que cuando suena la alarma sale a ver qué pasa. ¿Llega a atravesar las salas (si lo hace es por ángulos muertos) o es que sólo asoma la cabeza por su puerta? Luego vuelve a aparecer desde el mismo punto muerto. Pero desde que desapareció bien pudo haber robado el tomo. Es el primero en dasaparecer y el último en aparecer. En concreto tiene 29 minutos para hacer lo que le plazca moviéndose por ángulos muertos. Como por ejemplo robar el tomo y hacer sonar la alarma a la 1.37. El vigilante desconecta la cámara y el restaurador comete el robo. El plan es perfecto. Pero seguro que hay algo que no cuadra. Decidme qué es por favor, me estoy volviendo loca. Por cierto, ¿hay conductos de ventilación en la sala donde se cometió el robo? Sería interesante.

  75. Los hay, Poison Ivi (a quien por cierto creo que no he dado la bienvenida… a Han Mas Solo que la Una tampoco, a todo esto!), pero justo sobre la sala central se estrechan y se interconectan con otros cuantos, por lo que habría sido imposible transitarlos.Bien, el becario y la secretaria han confesado. No el robo, vale, pero al menos han confesado el polv(eeehmm…) el encuentro furtivo. Él cruzó los conductos de ventilación porque quería hacerse el héroe, quería demostrarle a ella cuánto estaba dispuesto a hacer (se ve que a ella le gustan estas demostraciones). Están dispuestos a someterse a las pruebas médicas necesarias para demostrar que, efectivamente, hubo sexo entre ellos la noche del robo, si es que aún se puede demostrar. El interrogatorio ha sido a título personal, así que me han pedido que por favor sea discreto ya que los trabajos de ambos peligran. Por el momento les he garantizado que no diré nada hasta, como mínimo, la resolución final del caso, y que después de eso no les puedo prometer nada (naturalmente ya hay un agente de la Sociedad del Misterio vigilándoles, no sea que ahora pretendan aprovechar esa confidencialidad para escapar o algo).Bien. Parmacenda, tienes razón, no termina de haber pruebas. Sabemos que el restaurador debía conocer el peso exacto del tomo (aunque no tenemos constancia de que aún lo recuerde); sabemos que su coartada es la peor de las cuatro; sabemos que tenía acceso al exterior, y suponemos que también a las revistas porno. Luego la pregunta clave es: ¿hay alguna forma de que todo esto se sostenga para una acusación formal?

  76. Ante todo buenas tardes y perdonad que haya desaparecido tantos dias… me he dedicado a recorrer las provincias en bicicleta acompañado de una bella dama…Revisemos toda la historia del restaurador… Seguro que hay algun dato incongruente. El detalle de que dijese que estaba restaurando una tablilla sumeria hace que mi cabeza de vueltas… pero no logro adivinar el porque…El unico detalle que se me ocurre es que las inscripciones en dichas tablillas estaban grabadas (con alguna punta afilada o similar) en arcilla o piedra…Quizas estoy divagando pero… ¿Un restaurador de telas (o bambu o papiros…) osea de algo pintado, puede restaurar tambien grabados en piedra o similar?Sigo dandole vueltas al tema… Creo que casi lo tenemos….

  77. ¿La cámara que registra la sala donde trabaja el restaurador tiene dentro de su ángulo de visión la ventana?

  78. Bueno, creo que me confundí ventana con salida de incendios. Perdón. “La sala cuenta con una salida de incendios que solo se puede abrir desde el interior y que da al callejón donde están los contenedores de basura. Solo oliendo el aire del taller y observando las botellas de alcoholes y acetonas que poblaban el las estanterías te das cuenta que una salida de incendios en dicha zona es totalmente necesaria. Podría haber sido el punto de entrada del ladrón, pero abría necesitado que le abriesen desde dentro.”Y creo que dijiste en algún momento que si había una cámara. Afuera por lo menos.

  79. El restaurador odia al director. El director es un idiota, se la pasa todo el día masturbándose, jugando con la computadora o insultando a los nuevos empleados del museo. Siempre odió al director, pero cuando se enteró que planeaba vender el tomo chino en el cual había estado trabajando durante tanto tiempo, no pudo soportarlo. Decidió darle una lección.Su plan para robar el tomo era el siguiente: Se quedaría a trabajar hasta tarde como había hecho ya varias veces. A cierta hora después del cierre se saldría de la visión de la cámara de la sala donde trabajaba simulando sueño. Con su conocimiento adquirido previamente de los puntos ciegos de las cámaras y de las rondas de vigilancia del guardia se dirigiría a la sala del tomo para tapar la cámara que apuntaba al tomo chino con una sábana. Se dirigiría luego a la puerta principal para crear la distracción que le permitiría llevarse tranquilamente el tomo, la alarma de la puerta principal. Una vez hecho todo esto, reemplaza el tomo por unas revistas porno del director (símbolo del castigo que le quería dar), se lo lleva y lo esconde en cierto lugar donde no lo encuentre la policía cuando acuda a la llamada del vigilante. Horas después de la llegada de la policía, luego de interrogatorios y demás, sacaría el tomo por la puerta de emergencia en una bolsa de basura que luego él u otra persona recogerían más tarde.No es común que ande tirando conjeturas. De este tipo creo que es la primera vez. Ya sé, puras conjeturas sin pruebas y no sumo nada a la resolución del caso. Además, seguramente hay fallos en el por que y en el como por igual, sino es que es todo erróneo, pero bueno, igualmente tenía que hacerlo.

  80. Uhmmm, ya me arrepiento de haber escrito el comentario anterior. Le encuentro puntos flacos por todos lados…

  81. no seas duro contigo dr. la vdd es que tu teoria de un venganza al director me parece la mas acertada eso explicaria porque la caja de porno…digo porque usar eso si tienes miles de cosas mas faciles a la mano por ocupar.bueno el polvo entre los 2 amantes los descartaria como sospechosos. Que lastima que no tenemos un video de eso 😛oye jack…cuanto duraron tus vacaciones?no viene al caso xD

  82. Doctor, es cierto que este tipo de especulación no es propia de ti. Sin embargo, no creo que vayas tan desencaminado. Has elaborado un perfil del director del museo que, hasta donde sabemos, es bastante correcto (no has aportado nada que no supiéramos, de acuerdo; pero lo has recopilado todo con bastante buen hacer). De cualquier manera, y aunque a grandes rasgos soy de la opinión de que todo ocurrió como tú lo cuentas, te veo dos puntos débiles.En primer lugar, el móvil. En ningún momento se ha dicho que la reunión entre el director y el coleccionista privado (en la cual, por cierto, pedís infiltraros, así que convendría recordar que la susodicha reunión tuvo lugar el día después del robo y, por tanto, hace ya más de una semana) tuviera nada que ver con el tomo chino. Os confirmo que el coleccionista tenía la intención de prestar al museo una serie de cuadros (algunos de ellos interesantes, otros obra del propio coleccionista que el director no quería ni ver, pero la colección se prestaba entera y a condición de ser expuesta toda a la vez). Así pues, el tomo chino no peligraba.El segundo punto débil que te veo es el orden. Piensa que el restaurador tuvo diez minutos antes de que saltasen las alarmas… pero sólo tres después. Veo poco probable que alguien invirtiera diez minutos en activar la alarma de la puerta principal, sólo para disponer de tres minutos para robar el tomo. Posible, de acuerdo, pero poco probable.Aún así, no ha sido para nada un mal análisis. Entiendo que la desesperación empieza a hacer mella, pero pensad que estamos ahora mismo en ese punto en el que acabamos estando al final de casi cada caso: sabemos quién lo hizo, pero sabemos que no podemos probarlo. Encontrad algo que sirva para empujar un poco las cosas con el restaurador (el único lógico, el vigilante no tuvo tiempo, pero necesitamos probar que no había una persona más en el museo aquella noche), y tendremos el caso resuelto.Ah, y Gastón… cinco días que se me han hecho cortísimos, ¿por?

  83. Una buena forma de incrimar al restaurador sería encontrando el tomo en sus manos. Como su casa no se puede registrar sólo podemos buscar en el museo. Ya sé que se ha registrado, pero no sé si se ha revisado bien su despacho, porque con todos los trastos que hay, igual puede estar en las estanterías más altas, donde está en penumbra.Es un intento desesperado, lo sé.

  84. Vale, puede que no tenga la cronología correcta en la cabeza, pero voy a ser breve, lo que hará que la estupidez que pueda decir no moleste demasiado.Estoy con el doctor Rasudoque: el restaurador hizo sonar la alarma de la puerta <>antes<> de robar el tomo. Por eso, creo, la alarma del sensor de peso no sonó: ya estaba sonando otra alarma, y no tiene mucho sentido que se informé de dos robos simultáneos en el mismo edificio. ¿Sabemos por qué no saltó la alarma del sensor? Por eso. Por otro lado, hay una cosa que no me encaja: ¿no nos habían dicho que la alarma del museo activa de inmediato el cierre de seguridad de la sala central? Eso echaría por tierra esta teoría.Sigo sosteniendo, por otro lado, que es muy probable que el tomo robado el día de actos fuera falso y que el restaurador dio el cambiazo cuando trabajó con el tomo original. De esta manera, no tuvo que preocuparse de la integridad del objeto después del robo: lo tiró a la basura, y punto. Quizás hecho pedacitos. Y luego se lo llevó el camión de la basura al vertedero. Eso explica que no hayamos encontrado el tomo. Seguramente esté en la casa del restaurador desde hace tiempo, o tal vez ya le haya dado salida.Sin más.PS. Confieso que yo también estoy un poco desesperado por la falta de pruebas que incriminen claramente al restaurador.

  85. Ah, otra cosa: os recomiendo a todos que veáis la peli <>El secreto de Thomas Crown<> (si es que no la habéis visto ya). Creo que guarda bastante parecido con nuestro caso actual. Además, tiene una gran banda sonora. (Y hablo del <>remake<> moderno, con Pierce Brosnan, no del original con Steve McQueen. Puede que esa sea mejor, pero no la he visto.)¡Adious!

  86. No desesperéis, equipo, no puede ser tan complicado. Poison Ivy, encontrar el tomo en manos del restaurador desde luego serviría para incriminarle, pero ya han pasado dos semanas desde el robo (justo hoy, además). Me temo que no es muy probable que el restaurador siga teniendo el tomo en algún lugar fácil de encontrar. ¿Hay algo más que podamos usar para inculparle?Vitrubius, hasta donde sabemos, las alarmas que sellan la sala central son las de la sala central; la idea no es que si alguien fuerza la puerta principal no pueda llegar a esa sala, sino que si alguien roba algo de la sala central luego no pueda salir. Con todo, eso invalida tu teoría de que el ladrón aprovechó la primera alarma para hacer saltar la segunda: habría quedado atrapado.¿Qué podemos deducir de esto, equipo?

  87. En qué punto desaparece el vigilante?Mi teoría, sería, de la siguiente manera..Mientras la pareja está a lo suyo, intentando no hacer mucho ruido (un museo tiene k ser silencioso, asi k se les escuxaria..) El vigilante hace su ronda. El restaurador, conociendo el itinerario que sigue, epera a que desaparezca de su vista, echa la sábana en la cámara (que previamente ha cogido de su taller) y cambia con cuidado el tomo por la caja de porno. supuestamente tiene unos 10 min para hacerlo,o tiempo d sobra si esta acostumbrado a tratar con objetos así.Sale de la sala, y esconde el tomo y luego, se acerca a la puerta principal, da la alarma, y vuelve un poco el camino, unos minutos mas tarde, aparece con los demas en la puerta.Lo malo, es que sigo sin poder probarlo. Y que también podría estar compinchado con el vigilante, y éste una vez sabe que el tomo está escondido, da la alarma.Se sabe algo de la relación del vigilante con el director?, y del restaurador?

  88. bueno sabemos que la relacion entre el director y el restaurador es pesima(que se puede esperar de un adicto al porno y a lo videojuegos…tipico pituto).creo que todo apunta a nuestro restaurador, tiene el movil y la ocacion, pero lo que no tenemos son pruebas :S.jack tengo una duda, en un momento dijiste que cuando se calibro el censor de presion se hizo en base a la informacion del peso del libro…quien les dio esa informacion(no recuerdan el peso pero si seguro quien les dio esa informacion, tal vez un restaurador llamado “james bond”pd:TEORIA EXTREMA. que tal si fue arjona el complice :p(ajaja eso si que es un dardo al aire)

  89. Me he dado cuenta de una cosa, a lo mejor es una tontería, pero es que hay algo que no entiendo: si la secretaria y el becario se estaban liando en el baño, ¿cómo pudo la secretaria escuchar pasos a la 1.20? Según las horas de apariciones y desapariciones, a la 1:20 la secretaria no está en su despacho.En cuanto a lo del sensor, Gastón, yo más bien entendí que se calibraba con el libro encima, o que lo pesaban los propios técnicos en el lugar, no que alguien les diera la información, pero no estoy muy segura. El caso es que el ladrón o sabe el peso exacto, o recalibró el sensor con las revistas. Saber el peso exacto no sebe ser imposible con una báscula de precisión (no tendrá el restaurador una por ahí ¿no?) En el caso de la recalibración…¿Es posible hacer el mismo procedimiento que los técnicos sin ser un técnico?

  90. No sé, me da la impresión de que estamos proponiendo un número excesivo de especulaciones sin forma de comprobarlas, yo el primero. Quizás deberíamos dejar de elaborar teorías que más o menos encajen con la información que tenemos e intentar buscar alguna prueba, algún sustento físico o algún razonamiento necesario que nos ayude a confirmar o descartar las que ya tenemos, como hicimos con el <>affaire<> entre la secretaria y el becario y la conducción del aire entre los servicios del museo.También creo que podemos llegar a algún lado considerando las sugerencias del jefe. Jack, preguntaste en tu última intervención que qué conclusión podemos sacar de que el ladrón no pudiese utilizar la alarma de la salida para cometer el robo. Creo que la conclusión que podemos sacar es que el ladrón utilizó la alarma de la salida -si es que la utilizó intencionadamente- <>después<> de realizar el robo. ¿Eso es algo nuevo o interesante a lo que nos podamos agarrar? ¿O es, sencillamente, un error?

  91. ahora lo mas importante es encontrar pruebas que inculpen a cualquiera de los 2(el guardia y el restaurador…eventualemente el director pero es poco probable)tengo una idea, se basa en la camara de la habitacion principal(la que es tapada con la sabana)-estas camaras suelen estar en lugares altos, la pregunta es cuanto miden el restaurador y el guardia, tal vez no logremos nada si miden lo mismo pero no es una mala idea.-en caso del que el restaurador fuese mas pequeño no presentaria problemas ya que estaba sentado en una silla antes de desaparecer pudiendola ocupar para alcanzar la camara ya que es joven, no mas de 38 años(claro si es que la silla en que se sentaba desaparecio con el, inculpandolo inmediatamente)-si estos 2 miden lo mismo o son capaces de alcanzar la camara sin problemas…bueno ese ya es un problema pero no perdemos nadaPor lo menos seria un comienzo 🙂

  92. El vigilante lleva guantes en su trabajo?Si recordamos la sábana, no había nada en ella, estaba limpia, si la usaron como creemos, para tapar la cámara, deberían haber huellas de quien robó el tomo, pero no estaban, los restauradores suelen usar guantes para no dañar las obras, y para no mancharse ellos.Eso nos diría el por qué de la falta de huellas. Lo siento, creo que aporto algo obvio, pero bueno, ahi queda.Saludos!

  93. A ver, no quiero extralimitarme, pero creo, Ceres, que podemos decir que si no hay huellas en la sábana, como es el caso, es porque, quien la manipuló -fuera o no el mismo que robó el tomo, actuase o no en connivencia con le ladrón- llevaba guantes. Y cualquiera tiene acceso a unos guantes. Esa idea es otro callejón más sin salida. Que alguien me diga que me equivoco, por favor…

  94. POISON IVY: repasa las horas. La alarma se disparó a la una treinta y siete. La secretaria desapareció de las cámaras seis minutos antes, así que pudo perfectamente oír pasos a la una y veinte. De cualquier manera, recuerda también que dijo que esa era la hora “aproximadamente”, así que vete a saber. En cuanto a lo del sensor de presión… cierto, se podría saber el peso exacto del libro con una báscula de precisión, pero ¿cómo lo pesas sin hacer saltar la alarma? ¿Y cómo preparas la caja de porno para que tenga el peso exacto en el tiempo de que dispones?VITRUBIUS: Tu conclusión es útil pero aún se le puede sacar algo más de jugo (no mucho más, diría yo).GASTÓN VARLETT: Bien pensado. El vigilante mide 1’73, el restaurador 1’85. Sigue sin ser concluyente, pero estamos cerrando bastante el cerco en torno al restaurador.CERES: Me temo que tengo que darle la razón a Vitrubius, el ladrón se puso guantes para manipular la sábana, el tomo y la caja de porno (y el porno, a todo esto, a menos que el ladrón sea el propio director); eso no significa necesariamente que los llevara puestos de antes. Pero no ha sido un mal intento, ojo. Creo que de aquí todavía se puede sacar algo.Centrémonos, equipo. Sólo hay dos caminos posibles: o encontramos algo que haga más plausible la implicación de uno de los dos, o encontramos algo que exculpe al otro.

  95. Te doy la razón en los puntos flojos de la conjetura, Jack. Sugerí que el ladrón primero había preparado lo de la alarma de entrada por que estaba considerando los pasos que había escuchado la secretaria al formar la conjetura… 1:20 aprox. pasos hacia la salida, 1:21 cámara del tomo se oscurece, 1:37 alarma.La declaración de la secretaria me resulta desconcertante. Pero no sería absurda si me dijeras que la oficina del director está entre la sala donde trabaja el restaurador y la sala del tomo… ¿es así, Jack? Si fuera así tendríamos otro punto que apuntaría hacia la culpabilidad del restaurador.No es quizás suficiente para culpar indiscutiblemente al guardia (quizás si para allanarle la casa) pero según las cámaras creo que dijiste que todos aparecen inmediatamente en la ultima cámara que fueron vistos menos el restaurador que tarda 3 minutos en hacerlo. Hagamos un experimento: Cuanto se tarda en llegar de la puerta principal, moviéndose por los puntos ciegos de las cámaras, a toda velocidad (siempre tomando en cuenta que estamos tratando de inculpar a un hombre de 40 años de estado físico desconocido).

  96. Estamos cerca de la solución, pero también tan lejos…Si suponemos que el restaurador es el culpable (y todo parece indicarlo) resulta que exculpar al guardia es casi imposible. Así que queda poder demostrar que el restaurador es el culpable.Una pregunta. Por qué saltó la alarma de la puerta principal? Es que alguien la abrió? Se rompió uno de los cristales de la zona? Se provocó un corto en los cables de la alarma? Es posible que, si el robo estaba tan bien planeado como para que no se activase el detector de presión, el fallo se cometiese al hacer saltar la alarma, al estar confiado (pues sabía que la camara estaba estropeada). Yo tengo la impresión de que se hizo saltar la alarma aposta, pero… No estaba la puerta principal cerrada con llave?Si ya han pasado dos semanas desde el robo, no es probable que el tomo siga en el museo. O está en el despacho del restaurador (donde debe de haber materiales para su conservación) o ya ha salido, así que tratar de encontrar el tomo puede ser muy dificil. Si se nos dá permiso, habría que probar a registrar ese taller, pero no lo veo fácil.Por último, y fuera de programa, me ha surgido una de esas dudas paranoicas extrañas… Puede ser que el coleccionista privado sea A.K. y le ofreciera al restaurador comprar el tomo? Es absolutamente descabellado, lo se, pero creo a nuestro archienemigo capaz de presentarse así ante nosotros, sin que podamos hacer nada por cogerle…

  97. Porfin logre aportar algo importante en este caso ^^, ahora ya casi tenemos a ese restaurador.Parmacenda yo pense igual que tu pero el coleccionista estaba vendiendo sus cuadros, no compraba :S.Creo que es de gran importancia cuando se demoraria un hombre de 38 años en estado de fisico comun(probablemente malo por la cantidad de horas en un estudio) recorrer todo el museo por los puntos ciegos. Creo que la clave esta en la puerta ya que no puede ser coincidencia que la respectiva camara estubiese descompuesta. El culpable indudablemente paso por hay, la pregunta es…¿cuando?

  98. en cuanto a los guantes los guardias de museos tambien suelen usar guantes no? :S a menos que la sabana tubiese polvo o algo asi no hay forma de saber si fueron estos o otros los usados :(.

  99. Una cosa, a lo mejor es una chorrada mas, pero puede arrojar alguna luz interesante sobre algo. ¿Se ha investigado bien la zona cercana a la entrada, y la propia puerta principal en si? Es por si encontramos algun rastro o algun detalle que se nos hubiera escapado y que pueda delatar al causante de que saltara esa alarma. Supongo que el Prf. Boniatus podra informar mejor sobre esto, si lo considera relevante, por supuesto.

  100. Creo que se comentó que el vigilante tardó 2 min a buen paso en recorrer las tres salas que le separaban de la entrada principal.¿Cómo pudo el restaurador recorrer mucho más camino, y retrasándose para no salir de los puntos ciegos, en 3 min? Parece que el no puede haber hecho saltar la alarma.

  101. si lo que dices es verdad incrimaria al guardia :S

  102. Hola de nuevo! Perdonad por la ausencia, pero hay ciertos asuntillos q no perdonan…A ver, una cosa q me escama: cómo hizo el restaurador para sacar la basura y volver a entrar si no se puede abrir la salida de incendios desde fuera? Y Jack, una pregunta: Cuánto se tarda en ir por fuera del museo desde el taller del restaurador a la puerta principal? Quiero decir, x fuera no hay cámaras, así q se puede correr, y además la cámara de la puerta principal estaba estropeada… se puede hacer saltar la alarma de la puerta principal desde fuera?“. En cuanto a los otros accesos, sólo se ve al restaurador salir por su salida de incendios, horas más tarde, para sacar la basura con total tranquilidad. Parece que al abrir las salidas de emergencia no saltan las alarmas”Vale, si fue horas después, no pudo ser el restaurador… Pero… hay otra salida de emergencia q no tenga cámara fuera y a la q se pueda acceder desde los ángulos muertos de las cámaras??Sé q estoy dando palos de ciego, pero es q estoy sin ideas, y además estoy casi segura de q la alarma se disparó desde fuera…Lo único, cómo hizo para llevar la caja de porno?

  103. Scherezade, un apunte con respecto a tu primera pregunta, seria muy facil de solucionar dejando cualquier trasto para que hiciera tope con la puerta antes de salir y no cerrara para volver a entrar por alli sin problemas. Lo de Poison Ivy tiene bastante sentido sí, como para incriminar al menos en parte al vigilante(yo es que soy de letras puras y nunca tuve mucha maña para retorcerme la cabeza con calculos, y a veces no les presto la debida atencion que debiera).

  104. Ya había pensado yo en lo de que el restaurador recorriera el museo por fuera, pero la única vez que se le ve salir es a tirar la basura, y no cuadra nada. Porque “horas más tarde” supongo que se refiere a partir de la hora del robo. Por cierto, ¿sale a tirar la basura con la policía ya en el museo? ¿Llega en algún momento alguien a recoger la basura?

  105. A ver, como veo que estáis trabajando todos sobre una misma base, permitid que os la desmonte un poco ahora que estamos a tiempo 😛Se podría salir del museo por la salida de incendios, dejarla atrancada con algún pequeño objeto (o grande, para el caso), recorrer el museo desde el exterior y tirar de la puerta para hacer saltar la alarma; pero las cámaras del taller del restaurador y el exterior apuntan en todo momento a ambos lados de la salida de incendios. Lo habríamos visto. Y cierto es que el guardia estaba más cerca de la puerta, pero pensad que, en cuanto suena la alarma, el guardia reaparece ante las cámaras, corriendo en dirección a la entrada a tres salas de distancia.

  106. Otra idea: He estado pensando en alguna manera efectiva que haya podido tener el restaurador para esconder el tomo chino, y viendo que en un su despacho no pudo encontrado, me parece que es bastante posible. Digo que podría haber disfrazado el tomo muy efectivamente haciéndolo pasar por otra pieza del museo, como digamos la tablilla sumeria en la que estaba trabajando. Dado su libre acceso a la tablilla podría crear una copia hueca, o una modificación del original, en donde meter el tomo y esperar el momento adecuado para finalmente sacarlo del museo. ¿Las dimensiones de la tablilla permitirían hacer esto, Jack (o Boniatus)?Si realmente existe la tablilla y no nos mintió el restaurador sobre su existencia, entonces me gustaría revisarla. A ver que piensan ustedes.

  107. no pudo SER encontrado…

  108. Pues eso, que si no pudo hacer saltar la alarma ni el restaurador porque no le da tiempo a reaparecer en su despacho, ni el vigilante porque se le ve corriendo hacia ella, y al becario y la secretaria ya los hemos descartado, ¿¿quién fue??. ¿Un cómplice quizás? Espero que no porque complica aún más las cosas. Pero no se me ocurre otra explicación.

  109. honestamente tengo una teoria sobre que pudo haber pasado claro que tiene nemaciados puntos flascos :S pero en fin.el restaurado sale en direccion al tomo1:20 lo ve pasar la mina1:21 tapa la camara y roba el tomo remplazandolo con el porno(logrando que no salte la alarma, despues de todo es restaurador, para su oficio hay que ser exacto y buen pulso ademas de conocer el peso del tomo)1:37 sale por la puerta de forma aproposita para hacer sonar la alarma y hacer sospechar a cualquiera de menos habilidadluego de alguna forma entra de nuevo al museo probablemente con el argumento de haber sacado la basura, la pregunta es..fue visto salir del museo con la bolsa o solo fue visto entrar?

  110. Encaje o no esa teoría (más bien no), no hay pruebas, Gastón. Centrémonos en buscarlas y excluir otras posibilidades. Yo estoy ya sin ideas, a ver si se os ocurre alguna idea por la que tirar.Lo que me huele a chamusquina es lo de la basura.

  111. ¿No tenemos acceso a las grabaciones de días posteriores, o anteriores también? Podríamos revisar si alguien retira la bolsa de basura que sacó el restaurador. Podríamos revisar también como dejó de funcionar la cámara de la puerta principal. Podríamos revisar si alguna figura misteriosa se roba revistas porno del director de la basura. En fin, algo que nos de alguna pista más fuerte que lo que tenemos.Y si, es cierto, no tenemos ni una prueba de nada. Estamos estancados. Nos sucede cada tanto. Tendríamos que revisar cada detalle del caso desde el principio.

  112. a que hora se hace la limpieza usualmente en el museo?si ya habia sido hecha antes que el restaurador la hiciera, podriamos comprobar que estaba mintiendo y no era basura lo que teniaes lo unico que se me ocurre de momento.no tenemos suficientes causas para una orden jack?

  113. Disculpad el retraso. Confieso que mi encantadora novia ha logrado sacar un hueco este fin de semana para hacerme una visita… pero aunque no hubiera sido así, mi conexión a Internet ha estado inoperativa hasta hoy mismo, así que tampoco habría podido asomarme por aquí.Bien, vamos a lo que vamos. El problema principal lo tenemos con lo de la puerta principal, ¿no? Y cuantas más vueltas le damos, más convencidos estamos de que nos falta algún dato para poder resolver esa interrogante. Quizás hayamos llegado a ese punto en el que el culpable es quien tiene que contarnos lo que pasó, pero para eso necesitamos hacerle confesar. Y para hacerle confesar, necesitamos estar absolutamente seguros de lo que ya tenemos, de forma que no le quede más remedio que admitir cuanto menos su implicación.¿Qué tenemos? Que el restaurador tuvo tiempo para llegar hasta el tomo, como indican las cámaras, aunque no sabemos si realmente lo hizo; que trabajó durante años con el tomo y que por tanto debió conocer el peso exacto, aunque no tenemos constancia de que aún lo recuerde; y que tuvo la oportunidad de llevar el tomo fuera del museo al sacar la basura, aunque a estas alturas eso es difícil de probar.Encontremos la forma de probar algo de todo esto, para que nuestra acusación tenga más peso, y yo me encargaré de hablar con él.

  114. Había pensado en que si a la persona a la que la secretaria le aviso que se encontraba dentro del museo fue al restaurador, le podíamos hacer a este último una pregunta tramposa sobre si sabía que ella estaba allí esa noche. Se supone que si estaba aislado en su oficina no tendría que saberlo pero incluso si no la vio el mismo día del robo, y viendo que ya paso tanto tiempo desde el robo, me imagino que ya está enterado de que ella estaba dentro del museo, ¿no?El restaurador tiene un gran número de hechos en su contra desde los que dijiste tu, Jack, hasta lo de su altura para tapar la cámara y que podría haber tenido acceso a las revistas pornográficas del director si estas estaban en el famoso contenedor… pero pruebas debo decir que no encuentro, creo que este es mi ultimo intento en este caso, Jack. Me parece que tendrías que entrar tú en acción, pero no se que dirán los demás.Saludos.

  115. Buenas de nuevo, tras tan largo tiempo.No basta con el hecho de que los demás implicados tengan una coartada muy buena? La parejita estaba ocupada, y el vigilante aparece nada más saltar la alarma, por lo que no la pudo hacer saltar…Y si no, hay algo en la puerta principal que nos pueda dar una pista nueva? Algún cambio en el comportamiento del restaurador? Algún resto en la caja de porno de los materiales que utiliza el restaurador en su trabajo?– – –En un aparte completo.He recibido ya dos avisos informandome de que hay un nuevo caso, el caso 00003. Se debe a modificaciones en el post original, o se desconoce la razón por la que he recibido tal aviso?

  116. Con respecto a los avisos sobre el caso 00003: yo también los estoy recibiendo y tampoco sé por qué. Si esto se repite, estoy considerando buscar un nuevo servicio de notificación de actualizaciones; llegados a ese punto, os avisaré para que os volváis a suscribir.Y con respecto a las coartadas de los demás: a mí me vale, yo lo habría aceptado ya, pero necesitamos alguna prueba de que el ladrón no entró desde el exterior. De que es uno de los cuatro sospechosos. Si encontramos algo que certifique que el restaurador PUDO haberlo hecho, tendremos suficiente para formular una acusación.

  117. Podemos asegurar a ciencia cierta que nadie entra en el museo? Las ventanas tendran detectores, y habrá camaras apuntando a las puertas, ¿no? ¿Podemos pomprobar todas las cintas de seguridad? Se que es una matada de trabajo, pero creo que es necesario hacerlo; especialmente, la de la puerta del restaurador, y la del exterior. en un plazo de, digamos un dia antes del robo. Bien podría haber entrado el ladrón aprovechando cuando el restaurador tiró la basura el dia de antes…SE que son palos de ciego, pero estamos en un punto en el que poco ya puedo dar.Un saludo.

  118. Bien… si había terminado con la restauración del tomo, no sé que hacía con fotos de este sobre la mesa. Si no había terminado con la restauración podía muy fácilmente averiguar el peso del tomo. Solo una persona que supiera el peso exacto del tomo podía burlar el sensor de presión… eso más que los demás tienen coartada, que no se vio a nadie salir, que no se vio a nadie entrar, que la sábana que tapaba la cámara salió del mismo museo, que para burlar el sensor de presión se utilizaron revistas porno del director del museo, etc, etc. Eso parece indicar que el ladrón es una de las personas que estaban dentro del museo, y, dentro de este grupo, sobre todo al restaurador. Si eso no es suficiente… me rindo.

  119. Hmmm… casi es suficiente, Rasudoque, casi. Nos falta hacer una única comprobación, pero no os preocupéis que yo me encargo. Tengo que asistir a otro seminario sobre criminología (estoy en el descanso para el café), así que tardaré un poco; pero para esta tarde, creo, podríamos tener el caso cerrado… o perder al sospechoso. Estad atentos. ¡Buen trabajo, equipo!

  120. Cerré la puerta del taller de Simón Olazábal a mis espaldas. Arjona tuvo la deferencia de permitirme hablar con el sospechoso antes de entrar. El restaurador, de espaldas a mí, medía y tomaba notas sobre la tablilla sumeria en la que trabajaba.—Estoy trabajando —gruñó.—Le robaré poco tiempo, señor Olazábal —respondí—. Sólo necesito saber por qué lo hizo.—Estoy trabajando.—Sabemos que fue usted, señor Olazábal. Sabemos que usted robó el tomo.—¿Han encontrado mis huellas?—No.—¿Me ha visto alguien?—No.—¿Me ha grabado alguna cámara de seguridad?—No.—Entonces lárguese, no tengo tiempo.—Precisamente.Me senté en la misma silla en la que Olazábal declaraba haber descansado la noche del robo. Esperé unos instantes hasta que el restaurador soltó un gruñido de exasperación.—Como ya le he dicho…—Tiempo —interrumpí—. De todos los sospechosos, usted es el único que tuvo tiempo de llegar desde donde estaba hasta la sala central y volver. Si fue un robo desde dentro, tuvo que ser usted.Se volvió hacia mí con mirada serena.—La alarma se disparó desde el interior —explicó él—. El ladrón intentaba escapar.—Se disparó al “salir”, pero no al entrar. El ladrón ya estaba dentro del museo. Si tenía un buen escondite, ¿por qué no volvió a él? Y si no necesitaba esconderse, ¿para qué huir? La única explicación lógica es que el ladrón activase la alarma para atraer todas las miradas hacia la puerta.»El ladrón conocía los puntos ciegos de las cámaras. Esto también confirma que se trató de un robo desde dentro. Quien lo hiciera sabía por dónde debía pasar y en qué momento para burlar la vigilancia. Sólo tuvo que cubrir una cámara fija con una sábana. Su altura se corresponde, señor Olazábal. —Todo circunstancial. —Está la cuestión del tiempo. Tuvo más tiempo que nadie desde que desapareció de las pantallas de vigilancia y más hasta que volvió.—Estoy dispuesto a admitir que pude desaparecer bastante tiempo antes, ya le digo que di una cabezada y no sabría decir cuánto pasó entre ese momento y el robo; pero estoy seguro de que no tardé mucho en reaparecer ante las cámaras.—Cierto. Tuvo diez minutos desde que desapareció hasta que saltó la alarma, pero sólo tres entre ese momento y su reaparición.—¿Y cómo explica eso?—Simple. No necesitó los diez minutos para cometer el robo. Llegó hasta la sala central burlando las cámaras en aproximadamente un minuto, puede que dos, cometió el robo y puso el tomo a buen recaudo antes de ir hacia la puerta de entrada. El museo no es tan grande, caminando a buen ritmo es posible hacerlo.—Chorradas. No puede probar nada, y como le digo, estoy trabajando…—Muy concienzudamente, si me lo permite —volví a interrumpir—. Ya he visto cómo anota hasta el mínimo detalle. Se puede ver que ama su trabajo. Por eso no entiendo por qué lo hizo.—¿De qué está hablando?—La caja de porno y el tomo robado al que sustituyó pesaban exactamente lo mismo. Era la única forma de burlar al sensor de presión sin desactivarlo y reprogramarlo. Alguien conocía el peso exacto del tomo. Y usted trabajó con ese libro durante cuatro años.—¿Memoriza usted las estaturas de todos los sospechosos con los que trata en su vida, detective?—No, por supuesto que no. Como mucho, retengo las estaturas de las personas implicadas en el caso en curso.—Entonces, por favor, deje de formular esas acusaciones tan estúpidas.Se volvió de nuevo hacia su tablilla sumeria, observó detenidamente uno de los símbolos grabados, y comenzó a tomar notas. Entonces soltó el bolígrafo y se volvió hacia mí.—Mis notas —musitó.—Ya han sido revisadas, señor Olazábal, el inspector Arjona ha estado presente en todo momento. Al igual que nosotros, usted toma notas de todos los hechos relevantes para su trabajo. Y las fotografías del tomo que aún tenía sobre la mesa nos confirmaron que había estado repasando la información que tenía sobre él recientemente. Junte eso con todo lo demás.Se desplomó en su silla.—¿Por qué lo hizo? —pregunté.—Dinero —explicó—. No ponga esa cara, detective, a mí también me gustaría pensar que hubo un móvil más elevado, pero lo cierto es que robé el tomo por dinero. Hay coleccionistas privados que pagarían grandes fortunas por objetos de este tipo.—No, hubo algo más. Me creo que fuese por dinero, pero tuvo que haber algo más.—¿Despreciar al burro ignorante que tenemos como director cuenta como móvil? Lo cierto es que, de no ser por sus… “publicaciones divulgativas”, no habría podido cometer el robo. Y ya que nadie sabía que yo las había ido rescatando de su destierro, me pareció una buena broma.—¿Dónde escondió el tomo después del robo?—En el interior hueco de una réplica de esta tablilla. Me deshice de la réplica, lo siento.Llamé tres veces a la puerta desde el interior. Arjona abrió con una sonrisa de oreja a oreja e invitó a pasar a sus avergonzados compañeros de Robos.—Sabía que podríais con este caso —me dijo Arjona.—Gracias por tu voto de confianza.—Bueno, a ver… aquí mis compañeros se vieron derrotados por una caja de porno, lo suyo era llamar a profesionales.<>CASO CERRADO<>

  121. ¡Lo conseguimos, equipo! Y no me refiero sólo al cierre de este caso… me refiero a que, con éste, hemos conseguido cerrar diez casos con éxito. ¡Buen trabajo a todos!Próximamente, las condecoraciones.

  122. Si es que no hay nada como estar entrenado para lidiar con cajas de porno… Debería ser un curso CCC.Enhorabuena, Jack, en este caso nos quedamos “ligeramente” atascados. Tus pesquisas nos han abierto los ojos.Y yo siento no esperar a las condecoraciones, pero tengo una cena con el nuevo rector de mi universidad y con diez o doce decanos… y aún no se que pinto yo alli.Un abrazo y felicidades a los premiados!! (Por adelantado)

  123. asi que la clave estaba en su libro de notas xDbueno jack estubimos bastante cerca :), felicidades a todos.(= tengo sospechas sobre Arjona ¬¬)

  124. La verdad es que fuimos bastante brutos, nos obcecamos en plantear teorias y teorias que no se sustentaban en nada, a dar vueltas por todos los rincones del museo y a nadie le dio por revisar a conciencia la mesa de trabajo del restaurador para ver si habia alguna información relacionada con el libro, cuando lo tenia todo esparcido por ahi, menudos pardillos estamos hechos. Tambien es cierto que la ofuscación se hizo presa de muchos de nosotros y esa apatia general se contagio a casi todo el equipo. Este caso esta resuelto gracias a la intervencion funal de Arjona y tuya, Jack. Nosotros nos dedicamos a acorralar a la presa, pero tuvistes que rematarla tu. A ver que nos deparan las condecoraciones… Ah, y felicitar a todos mis compañeros, por supuesto! 😉

  125. Gastón, Charlie, vosotros sois nuevos en esto, así que no seáis tan duros con vosotros mismos. Pasa mucho en la Sociedad del Misterio que nos ponemos a buscar datos nuevos antes de sacar todo lo posible de los que ya tenemos. Pero aunque siempre recomiendo trabajar primero con lo que hay antes de buscar nada más, lo cierto es que en ocasiones la búsqueda de nuevas pistas ha dado sus frutos. Ya estoy preparando una futura lección para la Academia del Misterio sobre ese tema, tranquilos 😉Como he visto algunas caras nuevas por aquí, permitid que os haga una advertencia: las condecoraciones suelen tardar en estar. Sobre todo cuando superamos las cien conjeturas en un caso. Hace falta un análisis bastante exhaustivo (generalmente basado en ver a quién le doy la razón en mis propias conjeturas) para descubrir quién ha hecho bien qué. Así que espero que seáis comprensivos si tardan en salir…… vaya, que a nuestro buen Zalaya le da tiempo a volver de cenar ;P

  126. Volví, Jack, aunque en un estado lamentable. Un consejo, NUNCA intenteis seguirle el ritmo a un alto cargo…. no sabeis donde podeis acabar. Yo en casa de mi jefa con una compañera de curro… y no se como llegué hasta alli. Ella dice que en taxi (¿Es un misterio digno de ser investigado?)Voy a seguir estudiando para los examenes, que falta me hace. Un saludo!

  127. ¡Ooh, siempre pasan las cosas divertidas cuando no estoy! Primero se me escapa el comienzo del caso, ahora el final. Y encima…qué rabia, siempre pensé que las fotos estaban encima de la mesa porque la policía había pedido ver la información que hubiera del tomo, y luego las habían dejado ahí. Para otra vez ya sé que no debo dar por supuesto nada. ¡Enhorabuena a todos!

  128. A todo esto, hace siglos que no se sabe nada de Boniatus, ya esta de viaje por algun lugar del mundo en compañia femenina? Se le echa de menos por aqui…

  129. Charlie, ojala hubiese estado en compañia femenina… La verdad es que este caso se me ha atragantado mucho… Llevo casi una semana de bloqueo total, no sabia como enfocarlo, sabia que el restaurador era el culpable, pero no veia nada a lo que agarrarme… No me veia con animo de hacer ningun comentario porque todo lo que se me ocurria eran divagaciones sin sentido… Y para no aportar nada util segia vuestras pesquisas en la distancia, esperando que alguna me diese la clave que buscaba…En fin, lamento no haber sido de mucha ayuda en este caso.Emn otro orden de cosas… ¿Donde montamos la fiesta esta vez? Tengo una bañera llena de Grog casero esperando a que la vacien…

  130. El grog, como es bien sabido, no sabe bien si no es de bañera.Ando de examenes, pero siempre hay hueco para grog… es mejor que llenarlo con datos que olvidaré justo antes del examen.Pero deberíamos esperar a las condeciraciones, ¿no?Un saludo!

  131. ¡Felicitaciones!…Vamos a la casa de mi madre que se fue de vacaciones una semana con un gigoló brasilero. O si no a la casa del restaurador, total no la va a necesitar.Fue un caso difícil. Festejemos que lo merecemos.¡Pásame una botella de grog! ¡YO, HO, HO!

  132. yo puedo aportar con 50 litros de chicha que me sobraron del 18 :pfalta el lugar, propongo el museo que tantos dolores de cabeza nos dio xD(yo pido el baño con la secretaria)

  133. Bien, equipo, perdonad el retraso (últimamente ando más liado de lo que me gustaría), pero ya la espera ha terminado. Con todos ustedes… las condecoraciones:<>Investigador Gastón Varlett:<> <>Primer Golpe.<> Gastón atendió la llamada antes que ninguno. <>Investigador Parmacenda:<> <>Sobre la Pista.<> El sensor de presión era la clave para la resolución del misterio. Para poder cometer el robo, era necesario conocer el peso exacto del tomo y hacer que el de la caja de porno coincidiera con él. Parmacenda fue quien primero observó que el ladrón debía conocer el peso en cuestión.<>Doctor Rasudoque:<> <>Recopilación.<> En esta ocasión este premio no se entrega a quien logra establecer una cronología, como habitualmente, sino a quien ha logrado reunir datos sueltos y aparentemente inconexos (las burlas hacia el becario, la amplia presencia de pornografía en el museo y el desgaste de según qué teclas de un ordenador) para elaborar el perfil de uno de los implicados. Buen trabajo, doctor.<>Investigadora Ceres:<> <>Punto débil.<> Gracias a la intervención de Ceres, anteriormente conocida como Leticia, desmontamos la coartada del becario y pudimos descubrir por qué estaba realmente en el museo. Eso nos ayudó a descartarle tanto a él como a la secretaria, y nos dejó sólo con dos sospechosos.<>Investigador Zalaya:<> <>El Nexo.<> Si bien Ceres desmontó la coartada del becario, fue Zalaya quien primero planteó que las mentiras de éste y la secretaria estuvieran (ejém) íntimamente relacionadas al preguntar si se podía llegar de un baño al otro sin ser visto. Su ya clásico “opino que la secretaria se zumbaba al becario” remató la jugada.<>Doctor Rasudoque:<> <>CASO CERRADO.<> Un último dato, la presencia de material de estudio acerca del tomo robado sobre el escritorio del restaurador, era lo que necesitábamos para incriminarlo. Con esto, nuestro buen Borislaw Rasudoque, que habitualmente se queja de recibir sólo condecoraciones “especiales” (de las que vendrán a continuación), se alza con su primer caso cerrado. ¡Buen trabajo!Por esta vez no podemos hacer entrega del premio “¿Dónde está Wally?”, ya que se lo tendríamos que dar al funcionario 007 que fue quien encontró la caja… o a Arjona, que fue quien nos llamó. Pero siempre hay alguna condecoración especial que entregar:<>Investigador Han más solo que la una:<> <>¡CUCU!<> Debe ser la primera vez que otorgamos un premio de nombre tan corto a un investigador de nombre tan largo. Y sin lugar a dudas, es la primera vez que otorgamos este premio a alguien cuya única participación en el caso (motivo por el que se impone la condecoración) propone como nuevo sospechoso a un wookie y/o como nuevo medio de cometer el crimen al nivel de midiclorianos en sangre. Vivir para ver 😛¡Enhorabuena a los premiados! A todos los demás, ¡buen trabajo! ¡Bien! ¿Dónde es la fiesta entonces?

  134. En el museo, Jack. Ya hemos tapado las cámaras con mantas, y el pobre Profesor las ha pasado canutas para entrar por la puerta trasera la bañera de Grog.

  135. Uhmm… me gustaban más las condecoraciones especiales… 😛

  136. buen trabajo a todos 😮mi primera condecoracion ^^heeeeeeeea que hora la fiesta?espero esta no termine como las otras que he leido(personas despertando en noruega y calcetines perdidos)

  137. Enhorabuena a todos, y especialmente a los condecorados, por supuesto.Bueno, algunos supongo que nos tendremos que moderar un poco en la fiesta, que la alargada sombra de los examenes de junio ya se nos echa encima… :S De todas formas, por alli estaremos, que aun así habra que celebrarlo, jeje.

  138. Enorabuena a todos!!!Me alegra ser de ayuda, yupi, tengo condecoracion!, jiji.La fiesta pre-examenes?, jajaja, entonces habra que disfrutarla.., recordare ir sin calcetines.jajaja

  139. Tampoco lleves ropa interior… este, ehmm, suele desaparecer también en las fiestas. ¿Alguien ha visto mi tanga?

  140. Desaparece solo la interior o la de fuera tambien?XDDD, jajajaja.Has mirado en la maleta donde estaban las camisas hawaianas?.

  141. me he amarrado un pasaporte en caso de terminar en un pais como ghana o camboya :S

  142. Camisas Hawaianas!!!! han aparecido por fin!!! Ha vuelto el Sr. Marron??? Para los recien iniciados.. En una de las fiestas de final de caso anteriores, acabamos con El Sr. Marron en Groenlandia, Jack Perdio un calcetin pero casi todos los de la fiesta habiamos encontrado uno que no era el suyo, lo que nos da un resultado de un calcetin perdido y (creo que eran..) 7 encontrados, Rasudoque murio y resucito y yo acabe viajando por medio mundo por culpa de una pista cutre que me dejo en el testamento…ASi que… Srta Ceres puede venir perfectamente sin ropa interior… Todos vamos a estar tan terriblemente borrachos que creo que su honra va estar completamente a salvo…

  143. >>> ¿Desaparece solo la interior o la de fuera también?¿Es eso una proposición? Por que yo puedo hacer desaparecer cualquier prenda femenina.Si es una proposición, acepto, acepto, acepto. Quitémonos nuestra ropa (te puedes dejar las botas si quieres) y saciemos nuestra lujuria. Xd

  144. Mmmm, bueno, pero son botas de tacón alto, vale?jajajaj.pero tiene que ser en el baño del director (si al final se hace en el museo),que por lo que se ve está bien acondicionado para rales fines.jajaja.asi se comprueba si las coartadas eran tangibles….

  145. ¿Tacón alto? Uhmmm, me encantan las botas de tacón alto. ¿En el baño? ¡Maravilloso! Acepto, acepto, acepto. Voy a llevar unas velas para que sea más romántico. Y ya sabes, si quieres puedes invitar una amiga… o dos…o las que quieras. 😛

  146. rasudoque, yo me ofresco como voluntario para ayudarte con las amigas de ceres 😉(espero que tambien vengan de tacon alto :p )

Plantea tu conjetura

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s